El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Vie Jul 29, 2016 9:18 pm



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

Era un día precioso, pero cual no lo era si estaba al lado de Gou y al fin eramos libres? Nadie en aquella ciudad nos conocía, eramos completamente libres para hacer lo que quisiéramos. Podíamos besarnos libremente, podía acariciar su piel tantas veces como quisiera y podía decirle tantas veces como quisiera que la amaba sin tener que mirar quien nos escuchaba o miraba. Todos podían morirse de envidiaba mientras que yo la estrechaba entre mis brazos hasta el fin del mundo.

No llevábamos mucho tiempo instalados en la isla pero la verdad es que llevábamos retrasando salir de la casa y explorar otros lugares unos días, pero no era momento para eso teníamos que disfrutar de todo aquel mundo que ahora era nuestro y estaba ahí para comérnoslo y que mejor sitio que ir a la playa? Sabía que veníamos de una zona pesquera donde había mar y era un paisaje conocido para nosotros, pero estaba seguro que para adaptarnos a aquel lugar sería bueno empezar por un lugar “conocido”.
Suspiré con fuerza y me revolví el cabello. A quien quería engañar? Yo lo que quería era ver a Gou en traje de baño, la verdad es que se veía tan bien con el bikini… De repente me golpeé contra el marco del puerta-auch…-susurré por lo bajo sobándome la ceja donde me había golpeado y luego sonreí levemente. Me había quedado tan absorto con aquel pensamiento que ni si quiera había visto la puerta, era un autentico pervertido, pero cuando se trataba de ella no podía evitarlo.

Ingresé a mi habitación y me quité el pijama para empezar a vestirme y adecentarme un poco. Una vez estuve listo me volteé y fui a la cama moviendo un poco a Gou-ey...vamos dormilona…-la llamé por lo bajo robandole un beso a la vez que acariciaba su cabello-hoy tengo una sorpresa para ti, así que vamos perezosa-sonreí feliz de verla dormida, la verdad es que se veía muy tierna de ese modo y aunque me quedaría con ella todo el día metidos en cama, como había pasado todos esos días entre besos y caricias, hoy debíamos salir o nos haría mal tanta cama-estaré abajo preparando el desayuno, ven cuando estés lista y no te olvides de ponerte el bikini-sonreí levemente volviendo a besar sus labios y me levanté saliendo de allí antes de que despertara mas ya que sabia que si lo hacía me atraparía volviendo a meterme en cama y de nuevo no saldríamos de casa.

Preparé tortitas para desayunar mientras Gou no bajaba y una vez lo hizo todo estaba listo para comer, aunque no demoramos mucho ya que no dejé de meterle prisa y sin perder tiempo una vez hicimos la bolsa de la playa salimos sin perder tiempo.
No sabía porque estaba tan emocionado por eso, pero la verdad es que hacer planes de ese tipo con Gou los dos solos sin tener a nadie que nos controlara o gente que nos mirara mal por nuestra gran unión siendo hermanos, tal y como pensaban en nuestra ciudad de origen, me llenaba de ilusión por poder hacer al fin todos esos planes que algún día cuando eramos pequeños le había prometido. Y aquello solo era el principio, ahora por fin podría cumplir todas aquellas promesas que Gou siempre quiso.

Tomamos el tren y en menos de una hora estábamos en la playa, la verdad es que la capital era una pasada, llegabas a todos lados en cuestión de segundos. Bajamos y sin perder tiempo al cabo de andar un par de minutos ya estábamos en la preciosa playa.
El sol brillaba con fuerza y la playa estaba llena de gente jugando y disfrutando del perfecto día que se nos brindaba-sorpresa!-exclamé como si fuera obvio que íbamos allí-pensé que seria un buen día pasarlo en la playa y refrescarnos, no crees? Así podemos incluso cazar unos cangrejos-le piqué en la barriga y luego eché a correr-venga vamos Gou! O nos quitaran el sitio!-reí con fuerza mostrando mis dientes serrados sin dejar de correr igual que un niño pequeño. No podía evitarlo estaba demasiado emocionado por aquello. La libertad estaba a nuestro a alcance e iba a disfrutarla para siempre a partir de ese día, a su lado.

Shine shine.



Última edición por Rin Matsuoka el Lun Ago 07, 2017 3:58 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Gou Matsuoka el Lun Ago 01, 2016 4:35 am



Finalmente, luego te tanto tiempo, de tantos años junto a Rin siéndonos el tipo de relación que manteníamos negada a ojos extraños, debiendo de ese modo permanecer oculta, éramos libres de disfrutarnos al 100%, sin nuestros padres o vecinos analizándonos, sin tener que ocultar lo que sentíamos, mintiendo a todos aquellos a nuestro alrededor fingiendo que solo éramos hermanos muy unidos cuando la realidad era otra más profunda y oscura a ojos ajenos.

Pero, ahora que estábamos en la capital de Myr donde nadie sabía de nosotros, donde el apellido podía negarse o simplemente a nadie le interesaba meterse en tus asuntos, no podía dejar de aprovechar a Rin por completo, simplemente no lo dejaba salir de casa, cosa curiosa porque a muchos les parecería la carcelaria de mi amado hermano, sin embargo no es como si tuviera más fuerza o realmente un poder de control mental. Rin se quedaba conmigo, besándome, acariciándome y amándome tal cual hacia yo con él, porque realmente lo quería, ambos lo deseábamos, ambos nos amábamos y eso nadie podría romperlo.

Debido a tantos cariños mutuos, ni siquiera había estrenado mi cuarto, prefería mil veces ingresar al de Rin para acurrucarme a su lado, durmiendo abrazados en el calor mutuo como el buen par de felinos que éramos, sin embargo, en mi mayor momento de paz, unos suaves pero cálidos labios, seguidos de la grabe voz de onii-chan acabaron por despertarme lentamente, debiendo parpadear un par de veces para acostumbrarme a la luz. No lo negare, tenía toda la intención de jalarlo conmigo a la cama, pero él fue más rápido, desapareciendo del cuarto con tan solo pedirme que me colocara un bikini, dándome una perfecta idea de a donde deseaba ir.

Entre bostezos no tuve más opción que acceder a su petición, entrando a mi cuarto, mismo que permanecía completamente ordenado, sin un muñeco fuera de su lugar o tan siquiera la cama desarreglada, todo porque la habitación de Rin era prácticamente la mía también, y la que se suponía de mi pertenencia casi podría llamarse una especie de curioso deposito con fachada de cuarto femenino. Tallando mis ojos abrí el guardarropa, buscando un bikini en tono celeste claro que no tarde en colocarme y cubrir con una chamarra de lunares y pantaloncillos cortos, segura de que esas prendas rápidamente serian removidas para poder disfrutar del agua, porque si bien no sabía nadar, nada me privaba de chapotear o mojarme en la orilla del mar, después de todo sabía que estaría bien teniendo a Rin a mi lado. Finalmente vestida baje al comedor intentando peinar la larga y rojiza cabellera característica en nuestra familia, inhalando el delicioso aroma del desayuno que prácticamente engullí debido a la prisa de Rin sobre mí, no entendía porque tenía una necesidad tan grande de irnos, quizás temía que lo hiciera quedarse de nuevo, pero esta vez no, necesitábamos respirar aire fresco y por lo mismo salir un poco nos alegraría la tarde.


-Hermano... espera un poco -intente seguirle el paso lo mejor posible hasta el tren, debiendo abordar con prontitud, porque de perderle tendríamos que aguardar un buen tiempo antes de que otro con el mismo destino arribara a la estación. El paisaje que se vislumbraba por los cristales era cada vez más conocido para mí, puede que no se tratara de nuestro pueblo pesquero, pero aun así el aroma del mar, la calidez del sol y el sonido de las olas chocando contra la costa era algo que no podías olvidar, prácticamente se llevaba en la sangre quedándose arraigado por siempre, aunque esta vez todo sería diferente porque no era nuestra costa, aquellas personas que contemple al bajar del tren y caminar a la playa poco antes de oír a Rin anunciar el porqué de ir a ese lugar, viéndolo correr, no eran las mismas, nada era igual y por esto yo tampoco debía ser tan recatada como antes, solo necesitaba sonreír confiadamente y seguir a mi hermano durante toda la vida, como siempre había sido -¡Rin no corras tan rápido! -estire la diestra al cielo para indicarle mi posición conforme corría entre las personas, soltando pequeñas risas de emoción, sosteniendo fuertemente con la zurda el bolso que acarreaba, brincando con fuerza hacia la espalda de mi hermano cuando finalmente le tuve cerca, era mío y nadie podría quitármelo -Rin... -lo llame suavemente, restregando la punta de la nariz en su espalda, con el corazón palpitando a mil por hora debido a lo que deseaba pedirle, deshaciendo de a poco el abrazo hasta posarme frente a él, mirándolo a los ojos sin interesar lo caliente que estaba mi rostro. Seguramente me encontraba sonrojada, era evidente aquello pero, yo lo necesitaba... quería saber que todo era posible para nosotros en Berlín -Hay mucha gente... ¿No? -tome sus mejillas sonriendo algo nerviosa -¿Crees que... si te beso, alguien se enfadara con nosotros onii-sama? -susurre el onii-sama solo para que él me escuchara, no me arriesgaría tan rápido al repudio generalizado -Realmente... quiero saber... si todo es cierto -no espere un segundos más antes de terminar de acortar las distancias, probando sus labios con lentitud, saboreándolo como tantas veces antes había hecho pero entreabriendo de vez en cuando la mirada ante la idea de vernos interrumpidos, sin embargo fuera de un sonrojo de un infante, o una risilla de una pareja mayor que parecía recordar viejos tiempos, parecíamos ser invisibles al mundo, solo con saberlo me emocione como nunca, separándome de aquel tierno beso para verlo a los ojos sin dejar de sonreír -¡RIN TE AMO! -gritando a todo pulmón acabe por derribarlo en la cálida arena, frotando nuestras mejillas antes de esparcir miles de besos en su faz y labios.
Estaba feliz.
A su lado siempre era feliz porque con Rin.
Absolutamente todo, era perfecto.


_____________________________________
Bikini
Ropa sobre el bikini

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Miér Ago 10, 2016 5:52 pm



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

Corría sin darme cuenta que dejaba atrás a Gou, al menos por unos instantes, pero es que estar en aquel sitio, ser completamente libre junto Gou era demasiado emocionante después de haber estado 6 años reprimiéndonos delante de todos, sin poder expresar realmente nuestro amor, como nos sentíamos.
Escuché como me llamaba y eso fue suficiente para que ralentizara mi paso casi parándome recibiéndola al instante en mi espalda. Sonreí feliz al tenerla allí y me giré para acariciar con cuidado sus cabellos-perdón Gou me emocioné demasiado-volví a sonreirle notando como sus manos poco a poco soltaban mi cuerpo. Había hecho algo malo ahora?-Gou? Pasa algo?-pregunté sin entender que era lo que le ocurría por lo que puse mi mano en su mentón sin querer forzarla a que me mirara por lo que solo permanecí acariciándolo-si la hay-dije tranquilamente sin aun entender nada cuando de golpe tomó mis mejillas haciendo que abriera con fuerza los ojos-Gou?-volví a preguntar para de golpe callarme al notar que sus labios volvían a abrirse preguntándome aquello que causo una gran ternura en mi interior.
Una sonrisa se dibujó en mi rostro pero sin que me diera opción a responder noté sus labios contra los míos que aun dibujaban una sonrisa pero no tardaron mucho en aceptar los suyos con total naturalidad. Mis labios se movieron contra los suyos totalmente tranquilo sin percatarme de nada mas ajenos a nosotros.

Nos separamos poco a poco abriendo mis ojos de nuevo y de golpe me derribó haciendo que riera con fuerza abrazándola con mas fuerza rodando sobre la arena hasta parar con ella sobre mi-y yo Gou-dije por lo bajo volviendo a besarla con cuidado mientras acariciaba su cabello totalmente feliz con aquello.
Reí cuando ella siguió dándome miles de besos-sabes? Ahora pareces un perro pero en vez de lametazos me das besos, tal vez Shinya te pegó algo de la ultima vez que nos vimos-bromeé para luego volver a besarla-es broma, sigues siendo una preciosa gatita-sonreí ampliamente sin dejar de mirarla-una gatita que hay aprenderá a nadar-sonreí feliz-no te dejaré en ningún momento, pero ahora que estamos solos los dos cada vez que lo hagas bien te daré un beso-susurré sobre su oído totalmente divertido para después morderle la oreja con cuidado.
Me incorporé con cuidado aun sujetándola por la cadera y después una vez estuvimos erguidos la tomé de la mano guiándola cerca del agua para tomar un sitio en la arena.
No caminamos mucho hasta que encontramos un buen lugar-te parece buen sitio aquí?-pregunté aunque la verdad es que era un sitio bastante bueno. Desplegamos las toallas y yo me saqué la camiseta para mostrarme solo en bañador esperando por Gou-empezaremos poco a poco si? No tienes que tener miedo Gou-me acerqué a ella para insuflarle mas confianza-no te voy a saltar en ningún momento-sonreí ampliamente acercándome a ella para besar sus labios lentamente a la vez que tomaba su mano de nuevo encaminandola hace el agua.

Estaba un poco fría pero refrescaba mucho ya que afuera hacía demasiado calor. Me dí la vuelta quedando de espaldas al agua tomando ambas manos de mi hermana guiándola poco a poco hacia adentro a la vez que hacia de muro contra las olas para que no sintiera que al elevarse estas se iba ahogar por no hacer pie-vamos solo hasta la cadera vale?-sonreí de nuevo sin dejar de caminar hasta que estuvimos a la altura mencionada-bien-sonreí y me acerqué un poco mas a ella-todo bien hasta ahora?-sabía que Gou siempre se quedaba en la orilla y que nunca había estado tan metida. No sabía si estaba asustada o no, pero aun así quería comprobar como estaba pues siempre podíamos volver atrás y dejarlo para otra ocasión, o bien volver al principio e intentarlo mas tarde, no me importaba en absoluto, solo quería su bienestar por encima de todo-si no te sientes bien podemos salir Gou, solo tienes que decírmelo, si? Cualquier cosa por tonta que crees que es, me lo dices si?-volví a acariciar su cabello para después besarla con cariño sin perder la preocupación que tenía por ella.
Yo sabía que no la iba a soltar pasara lo que pasara, no iba a dejar que le ocurriera nada, pero aun así, no podía evitar preocuparme por ella.

Sigue nadando,
sigue nadando.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Gou Matsuoka el Jue Ago 18, 2016 6:00 am



Estar con Rin era una de las cosas más divertidas y fáciles que llegue a experimenta a lo largo de toda la vida, y no decía fácil como un insulto, sino todo lo contrario, porque el poder ser uno mismo encontrándote con otra persona al lado, por más que fuera tu familia o ese ser a quien tanto amas, no era sencillo, ya que sin importar la persona, pueden llegar a juzgarte, tarde o temprano siempre era de ese modo, pero con Rin las cosas siempre fueron diferentes, a su lado no necesitaba fingir nada, solo bastaba con mostrarme tal cual, porque onii-san me amaba como era, conociendo todo lo bueno y malo de mi personalidad, desde la más dulce y temprana edad.

Y ahora que estábamos en completa libertad de mostrar nuestra relación como era en verdad, se volvía sencillo besarnos, expresar nuestro amor e incluso rodar en la arena sin que ojos curiosos nos tacharan con acusaciones que, si bien tenían su grado de verdad, ellos no comprendían como todo había surgido y dudaba llegaran a hacerlo en realidad.

Pero antes de continuar pensando en nuestra vida, en los labios de Rin o la felicidad que podía darme en un parpadeo, su voz me indico que era mejor continuar con la misión principal a la cual fuimos a la playa, que era en principio buscar un buen sitio para las toallas y nuestros objetos, para luego ingresar a la fresca agua, a pesar de que realmente no supiera nadar, pero según mi hermano eso cambiaría el día de hoy, por fin me enseñaría a nadar, algo que parecía había tenido miedo de mostrarme con antelación y no sabía porque, pero eso era una mera suposición mía. Quizás y si se lo hubiera pedido adecuadamente me hubiese enseñado sin el menor problema, pero el tiempo no se regresa y debía aprovechar ahora lo que me mostraría.


-Tienes razón Rin, si es un buen lugar -no podía dejar de sonreírle, o tan siquiera apreciar su figura portando el clásico traje de baño con el cual tantas veces antes le había visto, procurando quitarme con cuidado mis propias prendas, intentando no desatar el nudo del bikini en el proceso. Cuando estuve lista le seguí al agua, la misma estaba tan fría que me hizo temblar y su aroma salado me recordara a los peces y cangrejos que solíamos atrapar para cocinar en aquella que fue nuestro supuesto hogar familiar de cuatro personas, donde solo dos vivían -Todo bien Rin -regrese a la tierra cuando me hablo, dándome cuenta de lo alta que estaba el agua a comparación de lo que conocía, llegándome a sorprender porque las olas no me elevaran, pero seguramente era un truco de onii-san, ya que él conocía todo al respecto del mar -Estoy bien, en serio -rectifique, siendo acallada por su beso, buscando apegarme a su cuerpo para sentir algo de calor conforme correspondía al contacto, separándome al poco tiempo -Si estás conmigo, no le tengo miedo a nada, onii-sama -el ruido de las olas, impedía que las demás personas nos escucharan, por ello tome la oportunidad para emitir ese mote, como muchos podían decirle, y no es que yo le llamare así casi siempre por el morbo de estar con mi hermano, sino como muestra del respeto que siempre le había tenido sin importar el tiempo -¿Que sigue ahora hermano? -busque su mirada conforme aguardaba algunas instrucciones, ya que si bien siempre le había visto nadar, nunca antes me plantee como era el aprender, quizás solo debía chapotear o similar. Pero entonces, a través de las traslucidas aguas pude apreciar una pequeña caracola de colores sumamente vibrantes, agachándome a tomarla, a pesar de que con ello el agua tocara la punta de mi nariz, sin embargo de no hacerlo no podría conseguirla y mostrársela a Rin -Mira.. ¿No te parece preciosa? -realmente amaba todo lo que el mar traía consigo, desde aquello que podría fácilmente comerse, a lo que solo mostraba su grandioso encanto, pero no por eso dejaba de darme cierto recelo conforme la profundidad de aquel océano iba en aumento, era casi como tirarse en picada libre sin un paracaídas, al menos para alguien que como yo no sabía ni flotar sobre la superficie.


Lentamente busque de nuevo sus ojos, pero lo que me tope fue una enorme ola tras Rin, que no me dio tiempo de advertirle antes de que chocara contra nosotros y nos llevaba de nuevo a la orilla. Por un momento realmente creía que me ahogaría, pero tras volver a tener la arena en mi espalda y mi hermano cubierto en algas, no pude hacer otra cosa que reírme de tamaña sorpresa.


Podría estar asustada de todo y todos
Pero contigo, siempre sonreiría
Porque eres mi sunshine

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Sáb Ago 27, 2016 1:42 am



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

Al ver como Gou daba su visto bueno sonreí levemente haciendo que volviera a acariciar su pelo sin alejarla de aquel brazo en el medio de aquellas suaves olas que nos mecían-no me separaré de ti Gou, de eso puedes estar segura-aseguré volviendo a darle otro pequeño beso olvidando por completo lo demás. La verdad es que estando con ella olvidaba todo lo demás, incluso lo peligroso que podía ser no estar mirando hacia las olas en aquellos momentos sobre todo estando con Gou. Se suponía que siempre tenía que estar pendiente de ella, ella era mi todo, como podía no fijarme en esas cosas si era por su seguridad? En mi defensa diría que ella me cegaba y opacaba el resto de las cosas a mi alrededor cuando la miraba.
Ella era la única que me llevaba de ida y de vuelta a cualquiera de los dos lados y tanto como me llevó al 'cielo' rápidamente regresé para continuar con nuestra instrucción. Sacudí mi cabeza intentando centrarme-bien, lo primero que haremos será…-dije con énfasis estando casi a punto de soltarla cuando de repente Gou se agachó a tomar una caracola del fondo haciendo que sonriera levemente soltando solo una mano de su cadera tomándola entre mis manos-es muy bonita Gou, pero no intentes librarte de las clases-reí por lo bajo distraídamente sin darme cuenta de la ola que venía a por nosotros hasta que nos arrolló.
Mis brazos tomaron con mas fuerza a Gou sin querer perderla a la vez que luchaba contra esa fuerza para salir a flote con ella sin lograrlo. Abrí los ojos bajo el agua intentando ubicarla para ver como se encontraba, pero en ese momento chocamos contra la arena fuera de peligro pudiendo respirar, aunque eso no me importó-Gou, Gou estas bien?-fue mi primera preocupación notándoseme bastante alterado debido, entre otras cosas por la falta de aire, pero solo conseguí una sonora risotada por parte de ella haciendo que frunciera el ceño-que pasa, eh? Te hace gracia casi haber muerto ahogada?-aquello realmente me enfadó, yo tan preocupado y ella riéndose de la situación no tenía sentido. Pero de golpe comprendí el porqué de su risa.

Un alga se deslizó por mi cabello hasta caer a la arena, al principio la miré con desaprobación pero al final no pude evitar reírme completamente divertido teniendo que disculparme a su vez con ella-esta bien esta bien-dije ente risas-he de reconocer que era gracioso-suspiré intentando calmar aquel sonido estridente que salía de mis labios Me acerqué a ella y acaricié su rostro-pero estas bien?-pregunté realmente preocupado acariciando su mejilla sin dejar de mirar sus ojos mientras que el agua aun seguía bañando nuestra piel.
Ya no estaba tan seguro de volver a intentar enseñarle a nadar, tal vez sería mejor que lo intentara en otro lugar, la piscina era mas seguro sin duda para aprender y después en el mar podría desenvolverse bien. Suspiré con fuerza, solo a mi se me ocurrían aquellas cosas, hubiera sido mejor idea ir a la piscina, pero sabía que Gou prefería el mar, además era un ambiente conocido para ella y eso seguro la animaba a aprender más, así que lo intentaríamos de nuevo, siempre y cuando ella quisiera.

La miré-Gou-susurré con cuidado sin dejar de acariciar su rostro-quieres volver a intentarlo?-pregunté a pesar de que aun no estaba muy seguro de que fuera una buena idea-entenderé si no quieres volver a intentarlo, pero siempre podemos hacer castillos en la arena o buscar cangrejos, puedo enseñarte en la piscina si allí te sientes mas segura-susurré por lo bajo acariciando su pelo-no te presionaré con nada Gou, ya lo sabes-susurré por lo bajo acercándome a ella para volver a besarla con cuidado disfrutando de su sabor natural junto el agua de mar sonriendo a la mitad-ahora sabes salado…-susurró por lo bajo-como un pescadito-murmuró sin dejar de besarla-mm…-siguió imaginando-te comería ahora mismo Gou-se quejó lamiendo sus labios de nuevo distrayéndose del punto principal como siempre acababa sucediendo cuando estaba con Gou.
Tenía que controlarme y dejar de hacer eso pues si estaba asi cada 5 minutos no haríamos nada mas que eso volviendo al 'problema' principal de salir de casa-bien-me separé un poco de ella-entonces que es lo que prefieres Gou?-preguntó entusiasmado sonriendo ampliamente-hoy es tu día Gou, así que escoge, aunque ya sabes que tu hermano te dará todo lo que quieras cuando quieras-comentó sin perder su sonrisa volviendo a besarla con cuidado acabando por tumbarse de nuevo en la arena con ella encima bañados por el agua del mar. Una escena realmente romántica.

Por y para siempre.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Gou Matsuoka el Mar Sep 06, 2016 10:47 pm



Si en esos momentos debía de admitir algo, era que el enfado de Rin, acompañado por aquel regaño era algo que no me había esperado, y realmente termino siendo impactante en grados enormes, terminando por acallar por momentos mi risa, pero de repente y como siempre la situación se relajó cuando se percató de porque me reía, brindándome una sensación de tranquilidad que creí haber perdido durante unos cuantos minutos.

Sus palabras cambiaron de timbre vocal, ahora siendo más cariñosas, tranquilas, simplemente era el Rin que tanto amaba de pies a cabeza, mismo que aun preocupado musitaba sobre la inseguridad que le daba volver a llevarme al mar, pero yo no comprendía porque se sentía de ese modo, estaba bien, él también, ambos nos encontrábamos en perfecto estado y ni siquiera tenía miedo de regresar al agua porque sabía que a su lado, nada malo me sucedería. Suspire con calma, esperando terminara de hablar para darle mi respuesta, pero antes de mover mis labios los suyos buscaron apresarme, besándome con ese cariño que siempre expresaba, continuando su monologo, alegando que ahora sabia como pez, y él era el gato que deseaba devorarme, cosa que solo conseguía hacerme reír, porque Rin era tan peculiar con sus palabras, a veces se volvía el ser más adorable del mundo, como un pequeño gatito en busca del afecto de su dueño, aunque yo no era algo como eso, bueno… podría decirse que era dueña de su corazón, pero él era el dueño del mío entonces estábamos en un perfecto equilibrio.


-Rin… –lo llame ahora sobre él, rozando nuestros labios con ese deseo por tenerle nuevamente. Mi hermano estaba siendo cruel, sabía que de besarme y acariciarme de aquella manera, terminaría por desear cosas que no eran apropiadas para un sitio como aquel -No estas siendo justo… sabes que si me besas así, diciendo que puedo pedirte lo que sea… pensare cosas como las que hicimos desde que llegamos a Berlín –y no, no hablaba precisamente del turismo, aunque mi hermano lo notaria al momento. Sentía mi rostro, ahora escondido en la curva del cuello contrario, arder tras decirlo, mi cuerpo subía a una temperatura que ni siquiera el agua mojándonos podía aliviar, estaba perdida, y todo por unos cuantos besos y palabras de amor, pero ¿Cómo no estarlo? ¿Cómo no necesitar que expresara su amor por mí, mientras yo lo hacía con él? Simplemente mi hermano mayor jugaba sucio, a veces me hacía creer que tenía todo planeado, o que por azares del destino las cosas terminaban con ambos amándonos con una curiosa locura y demencia que a ojos del mundo nos convertía en unos completos pervertidos por el lazo de sangre que nos unía, pero, si el amor es fuerte lo demás no debería de importar en absoluto -Pero que desee eso no quiere decir que tenga miedo a volver al agua, contigo onii-san no tengo miedo de nada, porque sé que me protegerás, siempre lo has hecho –bese con calma su cuello, sonriendo porque efectivamente sabia un tanto salado, pero no me molestaba, me agradaba todo lo relacionado con él, acabando por lamer suavemente esa zona -Tu eres el que sabe a pescado hermano, dan ganas de comerte a ti… aunque… –deslice la zurda, buscando la diestra contraria, para entrelazar nuestros dedos con cariño y cierta necesidad -A pesar de que nadie sepa que somos hermanos, dudo que les agrade ver cómo nos demostramos amor en plena playa –suspire de nuevo, poco antes de inhalar el aroma natural de Rin, mezclado con la arena y agua de mar, era tan nostálgico, como la época donde aún vivíamos en aquella curiosa ciudad pesquera que nos vio nacer, y también aquella que nos veía escondernos de los ojos del mundo -Pero, según recuerdo, tu y yo, somos expertos en demostrarnos amor sin que nadie se entere –estaba hablando de más y lo sabía, pero a su lado no me media en nada, riendo con suavidad antes de volver a tomar sus labios, atacándolos con extremos cariño, expresándole mis deseos sin darle una real respuesta a su pregunta anterior sobre el que deberíamos hacer a continuación, si seguir con las lecciones en el mar o buscar otros medios de diversión -Creo que, deberíamos intentar otro día las clases Rin… –enderezándome, solté su mano para poder acomodar aquellos mechones rebeldes pegados a la frente de Rin, sonriéndole con cariño -Y no es porque pueda tener miedo, porque no lo tengo… pero creo que estarás tan preocupado que los cangrejos vendrán a llevarte para convertirte en su rey –volvió a besarle con suavidad, demorándome todo lo que pudiera -Por eso, prefiero que te quedes ahora conmigo hermano, amándome como solo tú sabes hacer –sin importar otra cosa, volví a besarlo, estaba segura que ahora tenía las orejas gatunas a la vista del mundo, solía pasarme cuando me emocionaba o la pena estaba en mi cuerpo, y si sumaba ambas al mismo tiempo, era normal que sucediera.


Continúe con aquellos besos, expresando todo lo que podía sentir por mi hermano, o incluso mucho más que eso, porque en ese lenguaje nos entendíamos aún mejor que con meras palabras, ya que, sin importar nada más…

Lo amaría, aun cuando la marea nos alejara.
Por siempre y para siempre.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Dom Oct 09, 2016 1:41 am



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

Una tenue sonrisa se dibujó en mis labios. Gou podía seguirme pareciendo pequeña pero la verdad es que no lo era en absoluto, ya había crecido igual que yo, y aun así, aunque lo supiera, aunque lo viera cada día en su figura, en su forma de caminar, en su forma de hablar y expresarse con los demás, nunca aceptaría que ya tal vez ya no me necesitara, que pudiera volar por ella sola, pues yo era el que me negaba a dejarla. La amaba demasiado y verdaderamente creía que ahora, lejos de todo aquello que un día nos había impedido estar juntos por ser hermanos se solucionaría en aquella gran ciudad donde podríamos ser una pareja normal como las otras. Tal vez nunca pudiéramos casarnos por nuestros apellidos, pero si que estaría siempre junto a ella, yo la había recibido en ese mundo y cuando se fuera o me fuera también la acompañaría para que no tuviera miedo.

Acaricié de nuevo su cabello-se que no soy justo, pero tu no deberías pensar en esas cosas aquí en medio de toda esta gente, aunque si las quieres te lo daré ya lo sabes…-susurré sobre su oreja dándole un pequeño mordisco sin lastimarla viendo como al segundo se sonrojaba por la vergüenza haciéndome reír y abrazarla con fuerza contra mi.
No importaba como nos mirara la gente, eramos completamente libres allí y las miradas descuidadas que nos echaban algunas personas poco me importaban, y menos cuando Gou me besó el cuello haciendo que me estremeciera ligeramente-lo haré Gou, no tengas duda de ello-susurré en un tono mas serio sobre su oído que tan cerca estaba de mi boca por la posición en la que nos encontrábamos.
Pero como era natural acabé riendo por las tonterías que nos decíamos mutuamente-no me copies!-exclamé sin dejar de reír entrelazando nuestros dedos cuando Gou me buscó y asentí con fuerza-lo somos, pero ahora mismo no quiero eso, quiero que todo el mundo sepa lo mucho que te amo Gou-susurré sobre tus labios casi olvidando la respuesta que me debia.

Volví a asentir-claro, lo que tu quieras, pero no te libraras de mi-le guiñé un ojo sin borrar la sonrisa siguiendo a la menor dejando que me adecentara-los cangrejos?-reí sin poder evitarlo correspondiendo a todos tus dulces besos. Rodeé la cintura ajena con mis brazos haciendo que Gou quedara pegada a mi-no tienes que preocuparte por ellos, si no mas bien por tus orejas y cola-seguí riendo por lo bajo-aunque te ves realmente tierna con ellas, pero me gustaría que solo yo pudiera verte de ese modo-susurré sobre sus labios sin dejar de besarla como ella demandaba en silencio volviendo a entrelazar nuestros dedos.

Pero aquel día no podíamos pasarlo de nuevo de aquella manera, igual que en casa, teníamos que hacer mas cosas, pero que? Algo se me ocurriría.
Rápidamente tomé sus muslos con mis manos y la subí a mi espalda saliendo corriendo por toda la playa esquivando a la gente que no dejaba de mirarnos por comportarnos como niños a pesar de ser ya considerados adultos-venga vamos princesa!-exclamé haciendo de todo aquello un juego-vamos a nuestro castillo con los cangrejos!-exclamé sin dejar de correr dirigiéndome hacia unas rocas como en nuestra infancia dispuesto a capturar miles de cangrejos y pulgas, para después hacer con ella un castillo, tal vez de arena y gobernarlos como si fueran nuestros amados súbditos en un castillo a orillas del mar.
Sabía que no eramos niños ya, pero nunca me cansaría de pasar tiempo con Gou haciendo aunque fueran puras estupideces.
Tampoco es que haciendo todo aquello quisiera recordar nuestro tiempo en aquella villa costera o algo así, pues aunque siempre había sido nuestro hogar donde lo pasamos también me recordaba en cierta manera a todos los secretos y mentiras que habíamos tenido que contar y decir para poder seguir amándonos de aquella manera que muchos podrían considerar enfermiza. Que mas les daba a los demás lo que fuéramos? Porque no podíamos estar juntos si nos amábamos? Era algo que nunca había entendido de aquella sociedad, si dos personas se aman porque no dejarlas estar juntas? Lo otro era lo de menos.

Negué con fuerza sin dejar de correr hacia las rocas intentando quitar todos aquellos absurdos y tantos sentimientos de mi cabeza, esas tonterías que no servían para mas que para amargarme y en el día de hoy no dejaría que nada lo ensombreciera.
Después de mucho correr acabamos llegando a las rocas donde deposite a mi hermana con cuidado en el suelo-bien! Empecemos la caza!-exclamé poniéndole una mano en la cabeza-ve con cuidado si?-dije con una amplia sonrisa por lo feliz que era en aquellos momentos. De verdad que no podría ser mas feliz en esos momentos, podía jurárselo al mismísimo dios que se suponía siempre veía todo.
Me acerqué a Gou besándola lentamente cuando de golpe un cangrejo salió de entre las rocas y mi pinchó el dedo gordo del pie-auch!-exclamé girándome hacia él-ey! Vuelve aquí maldito! Tu seras el primero en ir a la olla! Ya me canse de ser un buen rey!-bromeé siguiendo aquella historia que había inventado sobre que los cangrejos serian nuestros súbditos a los que cuidar mientras perseguía a aquel mal nacido animal que me había pinchado.

Pase lo que pase,
siempre estaré a tu lado observándote.
Fingiendo ser adultos,
fingiendo ser niños.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Gou Matsuoka el Lun Nov 07, 2016 6:02 am



Adoraba estar con Rin, no había momento del día en que no disfrutara de su grata compañía, sobre todo si entre charlas, risas y juegos, podíamos compartir beso tras beso, deleitándonos con el dulce sabor del otro. Lo curioso de todo ello, era que mi hermano siempre, incluso en casos como aquel donde me entregaba completamente a él, demostraba aquellos celos tan adorables, porque no eran enfermizos, tampoco restrictivos, sabía que él jamás me negaría nada que me hiciera feliz, pero, cuando se trataban de mi forma gatuna, su posesividad salía a flote, era como si realmente despreciara que otra persona pudiera contemplar aquellas orejas, o la esponjada cola ¿Seria que me veía extraña con aquella apariencia? No lo sabía, y temía buscar una respuesta por su lado, pero, a pesar de todo, me agradaba complacerle en pequeñas cosas, ocultando los rasgos felinos que delataban mi especie.


-Hermano... en serio eres posesivo conmigo, pero, creo que también lo soy contigo -un leve susurro en los labios de Rin expresaron como me sentía, incluso quería seguir besándole con locura, pero no me dejo, termino cargándome para llevarme a un lugar un tanto alejado de la multitud, donde estableceríamos nuestro reino de gatos dominando los cangrejos, mismos que seguro terminaríamos por comernos en la cena, pero así eran las dictaduras, se pedían sacrificios cangrejiles para mantener felices a los amos y señores del imperio -Creo que se están revelando contra tu autoridad onii-sama -el grito de dolor de Rin, seguida por la persecución de aquel animalito, no podían hacer más que quitarme una risa detrás de otra, sin embargo conforme veía a mi hermano alejarse, había terminado por esconder al completo todo mínimo vestigio de mis rasgos e iniciado la construcción del imperio. Admitía que era un tanto complicado llevar agua hasta el sitio donde construía con las manos, el cubo había quedado olvidado en casa debido a que no tenía idea de a dónde nos dirigiríamos en la mañana, y construir cerca del oleaje era una pésima idea, por ello lo mejor fue iniciar con el pozo de agua, y el pequeño conducto que guiaría una parte de aquel hermoso mar hacia mi construcción. Muchas veces antes lo había hecho con ayuda de Rin, pero ahora que no estaba, la prueba de fuego sobre hacer un castillo digno recaía en mis hombros.


Lentamente, con la mayor predisposición y cuidado, el castillo empezó a cobrar forma, irguiéndose majestuosamente, hasta que, una pelota de vóley dio de lleno en este, desarmándolo en miles de pequeños granos de arena. No era una niña para ponerme a llorar al ver la destrucción de mi reino, sin embargo, tampoco es como si realmente me agradara verlo hecho añicos, pero no me queje, simplemente me levante tendiéndole la pelota al joven quien la arrojo, lo que no espere fue que aquel chico de negros cabellos, en conjunto con otro rubio y de rojo mirar, empezarían a preguntar cosas como, Que estaba haciendo en ese lugar, si estaba sola o con compañía, si tenía novio Y muchas preguntas que solo mareaban mi mente.

En esos instantes recordaba a Rin, quería que volviera pronto y me ayudara a salir de aquel aprieto, no porque tuviera miedo, sabía que podría enfrentarme a quien fuera, pero, aun así, de todos modos, necesitaba a mi hermano a mi lado, como siempre había sido, y como querría que siguiera siendo.
Para mí, él siempre
Sería el todo de mi todo.  

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Mar Nov 08, 2016 12:12 am



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

La sonrisa estaba presente en mi rostro todo el día si estaba con ella. No me podía contener ni aunque quisiera-claro que lo soy…-susurré dándole un pequeño mordisco en el cuello marcándola como de mi propiedad igual que había hecho tantas veces atrás. No podía evitarlo, nunca, era como intentar ir contra la gravedad en la tierra.

Pero ese momento tan amoroso se cortó cuando empecé a perseguir a aquel condenado cangrejo que intentaba revelarse haciendo que unos cuantos mas se le sumaran acabando con varias heridas en mis dedos al intentar cogerlos a todos-venga vamos…-gruñó por lo bajo-quedaros quietos…-dijo tomando a todos entre sus brazos sin importarle que le pincharan-todos iréis a la cazuela, sois unos bichos muy malos-volvió a gruñir volviendo por las rocas con cuidado pero como siempre algo ansioso por ver a su hermana.
Mientras escalaba por las rocas pudo ver a Gou de lejos construyendo aquel precioso castillo de arena cuando de golpe un balón lo golpeó haciendo que se entristeciera mirando mal a aquellos tipos que se le habían acercado y sin pensarlo salió corriendo soltando a los cangrejos en el proceso. Acaso esos chicos se estaban metiendo con Gou? Los mataría si se les ocurría molestarla o hacerle algo.

Llegué corriendo a trompicones-Gou!-exclamó con fuerza interponiéndose entre ella y los dos chicos mirándolos con el ceño fruncido-que queréis?-dijo gruñendo enseñando aquellos dientes de tiburón pero los chicos solo se rieron de él haciendo que mi animo empeorara-solo estábamos hablando con esta chica tan encantadora, así que déjenos en paz-rieron sin dejar de mirarme aun creyéndose incluso mas que yo. Pero de que iban?
Les empujé-largo de aquí-volví a gruñir sintiendo como mi sangre ardía-fuera…-seguí gruñendo notando como toda mi piel se erizaba igual que si fuera un gato a punto de atacar-ya!-grité haciendo que esta vez los chicos parecieran un poco mas amedrentados-largo-arrastró esas palabras pero aun así el rubio aquel dio un paso adelante-pero quien te crees que eres?-preguntó-su novio?-rió otra vez y arrugué el ceño de nuevo-da la casualidad de que si y también soy su hermano así que fuera, no es dejaré ni tocarla. Vamos! Fuera!-les gritó dando u paso adelante haciendo que cayeran de espaldas en la arena y luego salieran corriendo pues había dejado completamente asustados y descolocados a los chicos.

Rápidamente me giré y miré a Gou totalmente preocupado poniendo mis manos en los hombros ajenos acariciándolos con cuidado-estas bien?-preguntó relajando la expresión de mi rostro que hacía segundos había sido tan dura e intransigente-no te han hecho nada verdad?-pregunté a la vez que revisaba su cuerpo tanto con mis ojos como mis manos para cerciorarme al cien por cien de que estuviera bien acabando por suspirar con fuerza sonriendo levemente al ver que nada malo le ocurría-menos mal…-suspiré con fuerza atrayendola a mis brazos para abrazarla con fuerza-no te voy a dejar sola nunca mas…-susurró contra su oído besando el cabello ajeno mientras acariciaba su suave piel-perdóname-murmuró sintiéndose tremendamente culpable.
No había tardado ni 5 minutos, eso no era nada, que pasaría si me pasaba algo y tenía que estar separado de Gou por más de 5 minutos? Que le pasaría? No quería ni pensarlo, me aterraba, por eso tenía que ser fuerte por los dos y siempre mantenerme pegado a ella. Me daba igual que me tacharan de controlador o acosador, incluso toleraría el topicazo de novio celoso, pero no permitiría que mi hermano estuviera sola, nunca, ni 5 minutos, ni un segundo. Aquello no era su pueblo, era el centro de la isla, la selva y Gou era un pequeño gatito, un recién nacido que no sabía ni maullar-perdóname Gou-volví a repetir implorando su perdón sin evitarlo pues aquello era algo imperdonable para mi. Era como haber cometido el peor de los pecados. Yo que siempre había jurado protegerla y amarla y la dejaba sola a su suerte para que dos hienas asquerosas se acercaran a ella amedrentandola intentando devorarla. No. Solo yo podía hacer eso, porque Gou era mía igual que yo lo era de ella.

Acaricié su cabello sin separarla de mi cálido pecho-lo siento Gou-no podía dejar de disculparme para después despegarme un poco de ella y besar sus tiernos labios sonriendo levemente tras ello pudiendo ver otra vez su dulce rostro.
Pero de golpe sentí como algo golpeaba mi cabeza, una piedra que me tiró al suelo con una brecha en la cabeza de la cual no dejaba de emanar sangre llegando al mar tiñéndolo suavemente de rojo. Estaba fuera de combate y aquellas sanguijuelas de antes regresaban con dos amigos mas a por Gou, a por mi Gou.
Los chicos corrieron hacia ella ahora que estaba fuera de combate y la arrastraron tirando con fuerza de ella para llevársela de allí marcando su piel de lo fuerte que apretaban su delicada piel. Todos morirían. Lo juraba por mi mismo.

Ah, no jures por la luna,
esa inconstante que cada mes cambia en su esfera,
no sea que tu amor resulte tan variable.
No jures; o, si lo haces,
jura por tu ser adorable,
que es el dios de mi idolatría, y te creeré.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Gou Matsuoka el Dom Ene 08, 2017 1:11 pm



No estaba entendiendo nada de lo que sucedía, no comprendía porque mi hermano se había puesto de un humor tan malo, incluso estaba segura de que poco faltaba para que atacara a aquellos muchachos, pero no lo hizo, simplemente se limitó a dejarles ir para volver a centrar su atención en mí, siempre en mí, procurando que estuviera bien, musitando palabras de disculpas a las cuales no podía responder debido a que mis labios se encontraban presionados en el cuerpo de Rin gracias a su abrazo tan fuerte, como si hubiera encontrado otra manera de acallarme y permitirle continuar con aquellas disculpas sin sentido para mí.

Quería mucho a Rin, no por nada teníamos una relación que muchas personas en el mundo tacharían de mala o impúdica, yo lo amaba y de eso no había dudas, pero no podía negar que de vez en cuando no le comprendía ¿Cómo podía ser tan amable, y de golpe casi comerse a unos sujetos de un bocado? ¿Cómo habíamos pasado de un simple juego a esa escena tan curiosa? ¿Sería mi culpa acaso? ¿Le estaba atrayendo problemas a Rin? En verdad, esperaba que eso no fuera así.


-No necesitas disculparte hermano… estoy bien –afirme intentando mirarle de mejor modo, sin ser posible debido a la posición. Lentamente busque abrazarle también, acariciando su espalda para que su piel aun erizada terminara de volver a la normalidad, él en verdad era un gato bastante salvaje, tanto que se me hacía enormemente adorable -Rin yo… umm –mi voz se vio cortada por el suave beso contrario, con ello supe que ya todo estaba bien, algo en mi interior me decía que las cosas se habían solucionado solas y no era necesario que hiciera o dijera algo más al respecto. Pero, aun cuando el beso me había calmado, no llegue siquiera a imaginar que las cosas se tornarían peores en pocos segundos.


Todo fue tan rápido, tan extraño y sin sentido, que solo regrese a mi mente en cuanto sentí manos sobre mi cuerpo, jalándome y alejándome rápidamente del lado de mi hermano. Nuevamente eran aquellos chicos, los mismos que habían intentado hablar conmigo sobre algo que ahora no recordaba, y a los cuales Rin espanto, pero ¡Eso no interesaba! Rin estaba mal, estaba en el suelo herido y yo sin poder hacer nada para ir con él, a pesar de que todo era mi culpa.


-¡Suéltenme ya! –grite fuerte, no tenía planeado irme con ellos, mucho menos luego de que lastimaron a mi hermano dejándole tirado en ese lugar como si no fuera nada, cuando para mí lo significaba todo y mucho más. No pensé que estaba haciendo, lo único que tenía en mente era a Rin quien seguía lacerado, por ello, en medio de quejas de aquellos varones, y movimientos por mi parte para lograr zafarme, acabe en el suelo, viendo algo de sangre en mis manos y a los sujetos sosteniendo partes de su cuerpo, algunos tomaban con una mano la contraria, otros tocaban su faz, era evidente que les había arañado con las félidas garras que no demore en esconder para luego ir con Rin, tocando su rostro, intentando parar la sangre que emanaba de su cabeza, pero las cosas no iban bien, las voces de aquellos molestos muchachos se escuchaban cada vez más cerca y yo no sabía qué hacer para que Rin estuviera a salvo -No… no te preocupes Rin… prometo que no te pasara nada –no sabía si me estaba escuchando o no, una parte de mi deseaba que no lo hiciera para que así no notase la creciente preocupación en mi voz. Intentando calmarme sacudí la cabeza, cruzando uno de los brazos de Rin sobre mis hombros, tomándolo de la cintura con la mano libre para caminar a donde fuera que nos alejara del peligro a paso sumamente lento. Tenía que hacer algo, lo que fuera para librarnos de esos hombres… estaba asustada, por una vez tenía miedo y no por mí, sino por él. Pensé que hacer, busque una salida, la que fuera, incluso había creído que gritar por ayuda seria buen plan, pero si aquellos villanos me escuchaban podrían intentar acabar con nuestras vidas sin miramientos -¿Qué… que hago… ahora? –sentía mis piernas temblar, mis ojos se posaban en todos los puntos cardinales, mirando cerca nuestro una balsa inflada sin nadie cerca, quizás y era de aquellos sujetos, pero no me importaba, apure el paso, cargando con el peso de mi hermano, prácticamente haciendo que arrastrase sus pies para luego recostarle en la balsa que no demore en empujar al agua, subiendo con prontitud y luego remando con ambas manos, alejándonos de aquella costa, sintiéndome segura al fin -Rin… hermano… despierta –lo moví suavemente, la sangre parecía haber dejado de salir, cosa que me aliviaba, agradeciendo a todo mundo que heridas como esas sanaran rápidamente en nuestra especie, ahora solo restaba que despertara y viéramos a donde nos llevaba la corriente de aquella playa tan popular en Myr, nunca se sabía, puede que incluso termináramos en una isla solitaria donde formar en verdad, nuestro reino de cangrejos.
Solo queria...
Que nuestra paz volviera 

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Dom Ene 29, 2017 5:16 pm



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

No era consciente de nada de lo que pasó a mi alrededor en al menos una media hora. Todo era negro para mi mientras que mi mente no descansaba pensando una y otra vez en mi hermana, en Gou. Que le estarían haciendo aquellos hombres? Tenía que despertar, tenía que curarme para regresar con ella y protegerla de todo. De verdad, era patético, ni si quiera podía proteger lo que más quería en ese mundo.

Mis ojos se abrieron lentamente viendo el gran cielo azul acompañado por un vaivén en todo mi cuerpo-mm…-murmuré algo molesto llevándome la mano a la cabeza donde pude notar sangre seca y una pequeña linea donde hacia momento había estada abierta la brecha. Pero no pude recrearme mucho en ello abriendo mas mis ojos e incorporándome como un resorte buscando a Gou quien estaba a mi lado-Gou!-la abracé con fuerza contra mi hundiendo mi rostro en su cuello-por dios…-jadeé casi sin aliento pues en verdad la sola idea de perderla o que le hicieran daño me mataba, en aquel momento podía sentir como acababa de perder una de mis 7 vidas.
Me separé un poco de ella acariciando su rostro a pesar de que me mareé un poco por haberme levantado así de rápido-e-estas bien?-volví a repetir las preguntas que había formulado no hacía mas de media hora-joder…-no pude evitar decir aquella palabrota apretando con fuerza los puños dejando que aun siguieron tocando su suave piel. Era la segunda vez que casi la perdía e el día de hoy. Tan peligrosa era Myr? O es que acaso me había confiado por estar por fin a solas con ella? Seguramente sería lo último, o tal vez que no pudiéramos salir de casa, al fin y al cabo eramos gatos 'salvajes', la gran ciudad no iba mucho con nosotros y aun así para librarnos de nuestros padres no habíamos largado de allí para poder vivir en paz. Me había precipitado al hacerlo? En aquellos momentos no estaba seguro de nada pues no recordaba que jamás hubiera pasado algo así. Es cierto que siempre me acababa metiendo en líos o había tenido que protegerla, pero en esos momentos me había confiado demasiado. Dios. Por una piedra, una simple piedra había logrado vencerme. Estaba enfadado conmigo mismo, no se podía ser mas patético.

Suspiré con fuerza de nuevo volviendo a abrazarla contra mi-Gou…-volví a susurrar por lo bajo. Estaba histérico en aquellos momentos, pero su presencia y ver que estaba bien era suficiente para lograr que me calmara poco a poco.
Mis manos acariciaron su espalda desnuda subiendo hasta sus hombros para después bajar por sus brazos acariciándolos con cuidado sobre todo en as muñecas donde se podían aun notar aquellas magulladuras de las manos de aquellos estúpidos-tsk…-chasqueé mi lengua a la vez que fruncía el ceño pudiendo ver como lentamente esas marcas desaparecían gracias a nuestro poder haciendo que me quedara un poco más tranquilo a pesar de que no me gustara verla marcada de ese modo. Además, solo yo podía dejarle esa clase de marcas en su cuello, pero solo aquellas que fueran frutos de nuestro amor, así como territoriales, diciéndoles a todos que era mía y que nadie mas podía tocarla.
Gruñí por lo bajo y besé sus labios con cuidado-voy a matar a esos chicos…-dije grabandome a fuego sus rostros, los cuales no dejaría escapar de volvernos a encontrar a la vez que notaba la sangre en las manos de Gou sin preocuparme demasiado ya que por el olor supe que no era de ella. Las tomé con cuidado hundiéndolas en el agua del mar a la vez que las frotaba con cuidado-así mucho mejor-susurré dándoles un beso después en cada una sonriendole algo mas calmado-lo siento Gou-repetí suavemente a pesar de que seguramente ella dijera que no hacía falta que me disculpara, pero para mi era necesario.

Volví a abrazarla suavemente contra mi para besar su frente intentando ubicar donde estábamos. Miré la balsa y el mar, divisando a lo lejos la orilla donde aun podía ver a aquellos tipos moviendo los brazos y gritando, aunque fueran casi imperceptibles los sonidos que hacían, solo era un eco de sus gritos-vamos descansa ahora-sonreí levemente-debiste de hacer mucho esfuerzo arrastrándome hasta la balsa verdad?-besé de nuevo sus labios con cuidado-gracias por salvarme, creo que ni un kilo de helado o pescado solucionará esto-reí intentando quitarle hierro al asunto a la vez que intentaba relajarme un poco más tras toda la tensión vivida hacía unos momentos.
La miré de nuevo sonriendo levemente-bien-dije quitando aquel tono tan pesado y autoritario de antes-a donde quiere que vayamos ahora mi princesa?-ensanché mas mi sonrisa-tenemos todo el mar para nosotros-dije colocándome en la parte trasera del barco donde estaba el motor. Lo observé durante unos momentos y una vez me pareció entender como funcionaba tiré de la cuerda un par de veces hasta hacer que el motor se encendiera-bien, allá vamos!-sonrió ampliamente acelerando para salir de allí hacia el horizonte sin saber a donde les llevaría la marea, pero fuera como fuera, sería un lugar mejor al menos por el resto del día, y más tarde cuando el sol estuviera mas bajo regresarían a costa los dos juntos en aquel barco que bien podría ser el del amor, donde solo ellos dos estuvieran.

No pasó mucho tiempo cuando de golpe se empezó a ver una pequeña isla en medio de la nada-mira Gou!-exclamé con fuerza-nuestra isla!-dijo metiéndose en el papel de dos enamorados exploradores-nuestro paraíso-sonreí feliz inclinándose un poco hacia delante para besar los labios de su hermana perdiendo por un segundo el control de la barca-ups!-reí de nuevo enderezandola para continuar nuestra travesía.

Looking for paradise.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Gou Matsuoka el Vie Mar 24, 2017 7:17 pm



Quería que Rin despertara de una vez, me tenía demasiado preocupada el verlo de aquel modo, sumido en un estado de sueño profundo, donde mis palabras no le alcanzaban, donde yo no podía hacer nada para ayudarle en cualquier mundo de pesadillas que pudiera verse envuelto, pero, como si de magia se tratara, de un momento a otro volvió a reaccionar, mirándome y atendiéndome como solo él hacía, centrándose en nosotros dos, en nuestro mundo, nuestra burbuja persona que había sido invadida minutos antes por esos sujetos tan molestos que ahora habían quedado en la orilla, y que, al parecer, consiguieron molestar más de la cuenta a mi hermano mayor, porque, según recordaba, Rin no era de decir cosas como muerte, ni nada por el estilo, puede que antes lo viera pelear, pero nunca llegue a pensar que en realidad, mi tan amado felino, pudiera tener ese tipo de pensar que esperaba, jamás tuviera que poner a prueba.

Lento pero seguro, entre pequeños besos y mimos, nuevamente tenia a mi tan amado Rin frente a mí, y no es que otra persona hubiera ocupado su lugar, solo que... el Rin que tanto amaba era aquel de noble corazón, y actitud tan amena que lograba alegrar mi día a día.


-Hermano, debes tener cuidado por donde navegas -regañe entre pequeñas risas, tras casi haber caído al mar, donde, si lo pensaba bien, hubiera terminado en un final no muy agradable, porque a diferencia de mi hermano, yo no tenía ni la menor idea de cómo flotar, mucho menos nadar -¿Una isla? -repetí emocionada, después de todo, un sitio solo para nosotros dos, no era algo típico, creo que incluso mis orejas y cola habían emergido en el momento exacto en donde me acerque al borde de la balsa, solo para poder apreciar con mayor detenimiento el lugar que me estaba señalando -Rin, en verdad eres sorprendente -sentía mi cola menearse de lado a lado, rozando sin pensar la columna vertebral de Rin, completamente ansiosa por finalmente arribar a tierra firme y poder explorar -¡Rápido, Rin, rápido! -lo inste, a pesar de que era el mar quien colocaba la velocidad de nuestra pequeña embarcación, llegando al poco tiempo a tierra firme, donde de un solo brinco pudo sentir la suavidad de aquella arena tan clara, era casi como caminar sobre azúcar rubia, algo completamente peculiar, que solo se volvía más hermoso tras ver el agua cristalina que chocaba contra aquella costa -Es... verdaderamente precioso hermano -estaba feliz, nuevamente nos encontrábamos en un territorio seguro, alejado de aquel molesto mundo que muchas veces estropeaba nuestra felicidad, por ello no aguante, termine por lanzarme a los brazos de mi hermano mayor, besándolo una y mil veces, soltando un pequeño quejido cuando el impulso de mi cuerpo logro que ambos termináramos recostados en la arena, con el agua mojándonos tenuemente, pero, cuanto más me imaginaba la escena, mas romántica y perfecta se volvía, y todo era porque con Rin, hasta la oscura y tormentosa noche se volvía majestuosa -Te amo Rin... -no pude contener mis sentimientos, aquellas palabras habían salido por si solas desde lo más profundo de mi ser, acelerando mis palpitaciones y sonrojando mi faz, al no habérmelo esperado, porque, cuando no pensaba y solo actuaba, como en esos momentos, la idea de cometer errores era temible, sin embargo, si era Rin, no me importaba lucir como una tonta, o el decir palabras importantes en momentos que no las ameritaban, porque, sin importar nada, mi hermano siempre estaba ahí para mí, amándome, deseándome y cuidándome, tal como yo hacía con él porque...
Si yo había nacido para amarte...
Entonces, tú debiste hacerlo para amarme a mí

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Dom Abr 23, 2017 11:11 pm



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

Continué sonriendo pese a la “regañina” de Gou-no puedo evitarlo si eres tu quien me distrae-reí suavemente volviendo a centrarme a pesar de que no podía evitar desviar la mirada de vez en cuando viendo como mi hermana se emocionaba poniéndose en la punta de la embarcación dejando salir sus rasgos animales, probablemente sin ser consciente de ello haciendo que con su suave y esponjosa cola me hiciera cosquillas en la espalda-me haces cosquillas Gou-reí de nuevo suavemente estando tentando a girarme y morderle de manera cariñosa aquella extremidad que no dejaba de moverse haciendo que me distrajera por poco que fuera.
Pero tuve que negar cuando la pelirroja me felicitó de aquella manera-yo no soy el maravilloso, en todo caso lo serias tu o el mar que es el nos permite que tengamos esta isla para nosotros-dije sin poder quitar aquella cara de bobo que llevaba, completamente sonriente solo para Gou a la vez que aceleraba un poco más intentando complacer a la caprichosa Gou que solo deseaba llegar a la isla igual que yo, para poder estar cerca de ella y dejar todo lo demás a un lado mientras la amaba.

Tras un par de minutos alcanzamos tierra firme. Asegure la embarcación tirando de ella para encallarla en la arena dejando que la menor comenzara explorar sin esperar que al mínimo descuido mio se fuera tirar sobre mi haciéndome perder el equilibrio y caer con ella sobre la arena de la playa siendo ligeramente bañados por el mar-vamos Gou ya eres mayorcita para hacer estas escenas de película-le recriminé a pesar de que lo amaba, la forma en que me llamaba, en la que me miraba, en la que me decía que me amaba. No podía resistirme.
Acabé correspondiendo a sus besos para acabar besándola de manera mas profunda a la vez que mis brazos la rodeaban sin querer soltarla bajo ningún concepto haciéndome suspirar. Era un idiota enamorado.

Lentamente mis manos que estaban en su espalda subieron un poco acariciando su cabello para después volver a bajar por sus caderas quedándose estancadas unos momentos en el elástico de las braguitas de su bikini con el cual empecé a jugar de manera traviesa bajándolo y subiéndolo un poco. Como no jugar con mi querida hermana si era la segunda vez que se ponía tan cariñosa? Simplemente no podía evitarlo-Gou-la llamé suavemente sobre sus labios mordiéndolos suavemente para después lamerlos en el mismo lugar de la incisión-porque...porque eres tan bonita?-murmuré por lo bajo casi sin poder creer la suerte que tenía acariciando con una de ms manos su rostro mientras que la otra seguía fija en su elástico sin dejar de jugar con él tentándose a si mismo-mm…-gruñó por lo bajo queriendo quitárselo acabando por bajárselo solo de un lado dejando una de sus nalgas al descubierto-que haces con un chico como yo eh? Gou?-siguió hablando por lo bajo cerca de los labios de su hermana bajando su rostro lentamente a la vez que sacaba su lengua pasándola por toda la piel ajena haciendo un camino con su saliva bajando por su cuello, pecho, torso, parándose un momento en el ombligo donde introduje la lengua deleitándome con aquella cavidad por unos momentos, pero no paré ahi y continué bajando hasta su intimidad la cual comencé a lamer por encima de su bikini con los ojos cerrados dejándome llevar por aquel sabor. Definitivamente aquel no era su sabor, tenía demasiada sal que lo estropeaba, pero por otro lado tampoco me parecía tan mal, después de todo, tenía el sabor de un sabroso pescado recién sacado del mar. Acaso las sirenas sabrían a eso? Me relamí a la vez que abría los ojos para fijarlos en Gou, quería ver su rostro mientras hacia eso. Pero no era suficiente.
Tiré con fuerza de la parte de abajo del bikini de mi hermana dejándola completamente expuesta para mi, deslizando la prenda mas hasta sacarla por sus pies-así mejor-susurré por lo bajo mirándola de manera lasciva volviendo a ponerme entre sus piernas elevándolas suavemente para que las flexionara mientras mis manos acariciaban lentamente sus muslos por la zona baja acercando mi boca a su clítoris el cual mordí suavemente de golpe queriendo ver aquella reacción tan primaria que tendría de puro placer lamiendo a continuación su clítoris y labios inferiores deleitándome con ese sabor que ya empezaba a ser mas puro, más Gou.

Just perfect.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Gou Matsuoka el Jue Jun 15, 2017 8:35 am



Adoraba los labios de mi hermano, tan suaves, tan agradables, tan únicos que no podía dejar de probarles una y otra vez, pero, no estaba segura de en qué momento las posiciones habían cambiado y era el quien estaba sobre mi cuerpo, buscando mis labios, acariciándome de la misma manera que yo hacía con él, porque, era simplemente inevitable tocarle cuando sus dedos me buscaban y mucho peor, si sus labios promulgaban aquellas palabras que me llevaban a la demencia, porque, Rin era cruel, me preguntaba que hacía con él, como podía siquiera haberme interesado en su persona, aun cuando sabia mejor que nadie, lo mucho que le amaba, lo loca que estaba por cada parte de él, porque yo, simplemente le necesitaba más que a nada en todo el amplio mundo.

Suave, lento, y de manera precisa, lo inocente había pasado a ser más íntimo, no podía negar que me daba algo de pena el que Rin empezara con aquellos juegos en un sitio como lo era esa playa, sin embargo ¿A quién engañaba? No sería la primera vez que nuestro amor se expresaba públicamente, porque, estaba más que consiente que antes ya había jugado de aquella manera, en la playa cercana a nuestra antigua casa, donde quien fuera que nos viera, aunque sea un pescado, sabría reconocernos con tan solo escuchar un jadeo o gemido, porque desde nuestra niñez todo mundo estaba acostumbrado a nuestras voces, sin embargo, en aquel lugar no éramos nada más que un par de novios a los cuales el deseo les había ganado ¿Y cómo no hacerlo si Rin no dejaba de lamer ese lugar tan íntimo que solo él conocía, despojándome de la última prenda antes de continuar? Sentía su lengua tan cálida, tan húmeda recorrerme sin descanso, era como si buscara limpiar cada gramo de la sal marina, tratando de obtener aquel dulzor que el tanto decía solía expedir, aunque nunca le había creído del todo… simplemente no había forma de que fuera dulce en todos lados como mi hermano decía siempre.


-Ri…Rin… –lo llame con notable deseo, dejándome llevar por aquel intenso calor que recorría mi cuerpo al completo, era como si en cualquier momento fuese a explotar de puro goce, y todo porque Rin sabía bien las zonas que debía estimular, sin embargo, no podía permitirle que me hiciera disfrutarlo solamente a mí, él también merecía y necesitaba un poco de aquel placer, quería que lo disfrutara junto a mí, y no por separado, por ello, con calma fui separándole, buscando sentarme en su cadera, atacando aquellos labios que hacia no mucho me saborearon, probando mi propia esencia entremezclada con el sabor de Rin. Mi hermano podría decirme pervertida y de tantos modos diferentes, no me molestaría, en parte tendría razón, pero todo ello… solo podía ser así con él ¿Verdad? No había nadie más que quisiera mirar que no fuera mi Rin -Hermano… ¿Por qué… haces que te desee tanto… estando en… este lugar? –mis brazos rodearon sus hombros, mi cadera pegada a la suya empezó a moverse, frotando nuestros sexos, haciéndome notar lo erecto que se sentía mi hermano, aun debajo del traje de baño, y solo con eso, con tan pequeños actos, mi mente estaba perdida de nuevo, llegando a bajar la diestra para bajar lo suficiente su traje de baño, de modo que libere su erección, sintiendo la humedad, tibieza y dureza de su sexo, pegando al mío, no pudiendo detenerme en aquellos momentos, empezando a frotarme con más ímpetu, al grado de sentir como el pecho se había quedado comprimido contra su torso, seguramente la dureza de los pezones, notable aun con el traje de baño, estaba delatando mi excitación para con él -Rin… por… por favor… –suplique, en medio de cálidos besos, aquellos que no solo tomaban posesión de sus labios, sino también, en los cuales no podía dejar de introducir la lengua, para saborear toda la cavidad ajena, escuchando como el sonido de las olas, se opacaba con el de nuestro, debido al constante roce, cada vez más húmedo contacto -Hagámoslo… ahora… y aquí… te necesito onii-chan –se lo pedí, mirándolo directo a los ojos, sintiendo no solo mi cuerpo arder de calor, sino también todos mis sentidos completamente alocados, era más que probable que en aquellos momentos mis orejas estuvieran a la vista, incluso la felina cola, pero, todo era por él, todo era por culpa de Rin quien solo con tocarme, con besarme o hablarme de la manera adecuada, conseguía que lo deseara a tal grado de no aguantar un segundo más sin tenerle en mi interior -Por favor Rin… hazme tuya como mas lo desees… pero, no me hagas esperar más –escondiendo mi faz en la curva de su cuello, comencé a repartir besos en esa zona, lamiéndole un par de veces antes de morderle el lóbulo, frotando mi entrada con su glande, pidiéndole ahora con el cuerpo, que se atreviera, que cumpliera mis deseos y que de nuevo, profanara mi cuerpo con su sexo… porque yo, tan solo no quería tener sexo con él, sino que simplemente…
Quería demostrarle mi amor otra vez…
De la manera más dulce que conocía.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Lun Jul 17, 2017 7:36 pm



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

No dejo de ahondar en su intimidad buscando tomar todo su jugo pues en esos momentos que ya había estimulado mas su zona intima y Gou estaba mas mojada podía beber toda su esencia de ella. Pero su hermana le apartó tomando otra vez el control haciéndole sonreír suavemente y más con los comentarios que añadió-tu has empezado hermanita-rió suavemente por lo bajo robandole un rápido beso en los labios sin dejar de sonreír al ver como se derretía su hermana que parecía solo querer mas y mas haciendo que Rin se mordiera los labios contemplando aquella magnifica escena-mm…-gimió por lo bajo al ver como se frotaba contra mi a pesar de que aun llevaba mi traje de baño-así nunca entrará Gou-rió por lo bajo viendo como salían sus orejas de gato a la vez que bajaba su traje de baño y comenzaba a manejar su miembro a su voluntad-oe…-rió suavemente sin dejar de verla-es mio, aun…-rió por lo bajo bromando a pesar de que todo él fuera de su hermana acabando por besarla con fuerza correspondiendo a todos y cada uno de sus besos.
El pecho de Gou quedó pegado al suyo-tienes los pezones tan duros…-murmuró por lo bajo tocándolos con sus manos volviendo a torturarlos pellizcando sus pezones-estas adorable con tus orejas de gato...me encanta…-murmuró por lo bajo tomando su cola con su mano entrelazándola entre sus dedos sin dejar de sonreír totalmente feliz y divertido-lo haré mi gatita impaciente…-dijo sin dejar de sonreír jadeando con fuerza al notar como ponía su miembro en su entrada frotándose impacientemente una y otra vez manchando todo su miembro con sus líquidos íntimos haciendo que se relamiera sin poder evitarlo-vale impaciente-murmuró por lo bajo-mi gatita consentida…-dijo poniendo sus manos en las caderas tirando de ella hacia abajo haciendo que entrara de golpe-mm!-gimió sin poder evitarlo por la estrechez de su hermano que le envolvía como siempre. Era tan apretada a pesar de haberlo hecho tantas veces, se sentía siempre tan bien dentro de ella…

Sin poder evitarlo y contagiado por su hermana se volteó tomándola con fuerza para dejarla bajo él comenzando a embestirla con fuerza como un poseso, igual que un animal-Gou…-gimoteó de manera algo desesperada gruñendo igual que in gato en celo lanzándose al cuello de su hermana mordiéndole con fuerza sin dejar de moverse con fuerza contra ella-aaa...Gou...Gou…-no dejaba de llamarla totalmente desesperado por hacerla suya estremeciéndose, dejando que también salieran sus rasgos de gato maullando de placer con Gou totalmente ansioso sin soltar el cuello de su hermana mordiéndolo con fuerza, pero ahí no paró pues siguió bajando por su hombro mordiendo y marcándolo a la vez que succionaba sus pezones pareciendo totalmente hambriento maullando con fuerza sin dejar de moverse penetrando hasta lo más hondo del interior de Gou.

No importaba si alguien les veía, no importaba en absoluto. Era suya, Gou era completamente suya y no por ser solo su hermana, pues ella era su todo y por ser su todo, él le daría todo, la haría suya de tantas formas que todos tendrían celos de aquello, incluso los cangrejos o las palmeras que hacían sombra en aquella playa. Todos tendrían envidia de ellos dos y sobre todo de Gou, de su preciosa y perfectamente hermana, de esa diosa que le había elegido a él y que solo era suya-Gou...te gusta? Te gusta así?-dijo a pesar de que solo quería más-Gou...Gou...-murmuró por lo bajo-te necesito tanto...mmgg…-dijo estremeciéndose por completo una y otra vez sin poder evitarlo haciéndolo cada vez mas y mas fuerte sin poder ponerse freno aunque sabía que su hermana tampoco quería que cesara aquello, aquello tan delicioso que solo hacían ellos dos.

No había pasado tanto desde que lo habían hecho, pero estaba demasiado ansioso, le había puesto demasiado el tenerla allí en la playa con el, los dos solos, allí en público. Era demasiado incluso para él. Cuantas veces se lo había hecho de esa manera en su playa ocultos por si los veía algún vecino? Ahora eran totalmente libres para hacerlo donde y cuando quisieran. Dios, aquello era tan genial, no quería que aquello acabara nunca por lo que la aferró con mas fuerza a él sin dejar de moverse igual que un loco totalmente desesperado volviendo a devorar los labios de su hermano intentando recuperar un poco su cordura, aunque era tremendamente complicado ahora que su hermana había despertado a aquella altura su libido.

Era un completo animal.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Gou Matsuoka el Lun Ago 07, 2017 7:35 am



Estaba ansiosa, lo había estado esperando tanto, que una vez ingreso en mi cuerpo, una fuerte corriente eléctrica me recorrió, simplemente se sentía increíble el poder jugar nuevamente con Rin de esa manera. El sonido de nuestros cuerpos al chochar opacaba con creces a las olas rompiendo en la costa, la humedad de nuestros cuerpos se estaba condimentando con el sudor que emanábamos, no podía parar, no quería detenerme cuando semejante placer estaba llenándome.


-Rin... -le llame con fuerza en cuanto las tornas cambiaron y era el quien se situaba arriba, embistiendo como si la vida se le fuera en ello. La arena bajo mi cuerpo era tan cálida, tan áspera y me daba un sinfín de recuerdos, de esos momentos donde debíamos demostrarnos nuestro amor en sitios públicos pero al mismo tiempo un tanto escondidos, y quizás eso era lo que estaba desesperando a mi hermano, hacía tiempo que le notaba más fogoso de lo usual, más intenso que nunca, muy posiblemente porque el saberse ahora libre, sin miradas inquisidoras, le daba un plus extra a nuestra peculiar relación -Me encanta Rin... me encanta como se siente... sigue...sigue -mis uñas se situación en su espalda, marcándole con fuerza, mis piernas se habían enredado en su cadera para no dejarle ir jamás, y nuestros labios no dejaban de chocharse el uno con el otro, en una danza igual de peligrosa que la de nuestras caderas, seguramente éramos dignos del premio al encuentro sexual más inesperado de la historia, porque, no llevábamos ni 5 minutos en aquel lugar, y ya estábamos disfrutando del cuerpo del otro, y eso, de cierto modo era curioso, porque Rin me había regañado por no salir de la cama, y era él, quien estaba sacando al exterior nuestro cuarto -Rin... también... también quiero jugar contigo -de un momento a otro, invertí nuevamente la posición, quedando mi hermano bajo mi cuerpo, mientras le montaba a gusto, subiendo y bajando de aquella manera que en antaño me había enseñado, porque si, Rin había sido el primero y el único, por eso todo lo que sabía se lo debía a él, todo movimiento que pudiere hacer sabía que le gustaría porque me había indicado como hacerle disfrutar conmigo, con nuestra unión -Onii-chan... te amo... tanto -me incline sobre su cuerpo, frotando los endurecidos pezones contra su torso, se sentía estupendo, como sus labios conforme lo besaba con tanta necesidad, forzándolo a sacar su lengua para succionarla y luego invadir su cavidad con la misma, jugueteando en medio de jadeos, separándonos pero manteniendo la unión de nuestros labios mediante un pequeño hilo de saliva -Hermano... ¿Podemos... podemos hacerlo... de a cuatro? -aun cuando se lo propuse, no me había detenido ni un solo segundo, seguía agitando mis caderas con desenfreno, buscando que me llenara de una buena vez, a pesar de que no había alcanzado el orgasmo, pero, era inevitable desear que se corriera, porque simplemente, necesitaba todo de él, saberme deseada, querida, necesitada, y por sobre todo... completamente amada.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Vie Ago 11, 2017 11:28 pm



El sol de verano nos hace reír

Con Gou Matsouka en la Playa Artificial a las 12 p.m.
Soundtrack

Sin poder evitarlo todo su cuerpo se puso sobre el de su hermano no solo para arañar la arena, usándolo como punto de apoyo para embestirla con mas fuerza, si no también para protegerla con su cuerpo de miradas indiscretas. Era poco probable que por allí pasara alguien pues todo el mundo estaba en la playa a un unos kilómetros de ellos sin percatarse lo que hacían pues en la distancia solo eran dos puntos muy pegados que podían estar haciendo cualquier cosa, incluso sexo, si, pero quien pensaría eso?

Notó como su hermana clavaba sus uñas en la espalda gimiendo y gruñendo con fuerza-aa...Gou…-le llamó casi ronroneando sin dejar de golpearla con sus caderas sintiendo como su apretada interior succionaba con fuerza su miembro sin querer soltarle, solo pidiendo más, exigiendo más-aaa...-todo su cuerpo se estremeció de arriba a abajo con la piel de gallina-jugar conmigo?-preguntó por lo bajo algo sorprendido por aquello que dijo haciendo que sonriera de lado-vamos déjame aprovecharme un poco más…-ronroneó frotado su rostro en el cuello de su hermana de forma mimosa aunque sabía que cuando su hermana quería algo no podía evitar decirle que no o impedírselo, por lo que simplemente dejó que cambiaran posiciones viendo a su hermana sobre él totalmente pletórica.
Se mordió con fuerza el labio al verla así. Dios su cuerpo era perfecto. Sus manos fueron a sus caderas acariciándola con fuerza dejando que por unos segundos sus dedos se marcaran en esa blanca piel queriendo llegar hasta el fondo del interior de su hermana. La amaba demasiado. Quería hacerla suya en todos los sentidos, quería llenarla y que solo fueran uno, así, justo como ahora.
Estaba apretando demasiado fuerte sabiendo que incluso podría llegar a hacerle moratones a su hermana su seguía así, pero no podía controlarse, era como un animal salvaje-Gou...dios…-gruñó con fuerza sintiendo que casi se iba a correr guiándola por sus caderas ahora obligandola a hacer un movimiento circular pudiendo notar con su miembro todas las paredes internas de su amada hermana-mm...que húmeda estas…-murmuró mirando hacia abajo aquella unión tan intima-Gou…-gruñó de nuevo del placer correspondiendo a sus besos atrapándola por su nuca para profundizarlos y jugar con su lengua-mm…-murmuró del placer saboreandola por completo a la vez que atrapaba la legua ajena succionandola con fuerza sin dejarla terminar las frases-mm...yo también te amo Gou...joder…-se quejó de la excitación teniendo que penetrarla con mas fuerza sintiendo que no podría controlarse por mucho más tiempo y es que a pesar de hacerlo casi todos los días, era increíble lo que le hacía sentir Gou, le costaba mucho controlarse.

Cortó ese hilo de saliva con su lengua rápidamente-que niña tan mala…-murmuró por lo bajo mordiendo con fuerza el labio inferior de su hermana tironeando de él-podría comerte entera...lo sabes no?-dijo haciéndole una pequeña herida de sangre en el labio tomándola con fuerza de las muñecas de nuevo cambiando posiciones dejándola abajo a la vez que giraba en su interior poniéndola a cuatro patas sin dejar de embestirla con fuerza apoyando todo su pecho sobre la espalda de su hermana pudiendo notar como de esa manera entraba incluso más profundo que antes pero no era suficiente por lo que tomó una de sus piernas elevándola poniéndola sobre su hombro para seguir golpeándola-así...a...a…-no dejaba de gemir sudando no solo por el “ejercicio” que estaban haciendo si no por el sol que bañaba sus cuerpos-Gou...Gou…-no dejaba de llamarla arañando su muslo al tenerlo agarrado de esa manera-no aprietes tanto...mm...harás que me corra…-se mordió con mas fuerza el labio. Era tan delicioso. La verdad es que no quería parar, pero si seguían a ese ritmo poco mas aguantaría.

Tomó una de sus manos y la llevó hasta la intimidad de su hermana, no sin antes pasarla por su vientre y sus pechos acariciándolos muy lentamente, deleitándose con suavidad de su piel solo pasando la punta de sus dedos pretendiendo hacerle cosquillas-mm…-la arañó con fuerza de golpe queriendo sentirla por completo agarrando con fuerza uno de sus pechos masajeandolo a la vez que con su otra mano acudía a su clítoris estimulándolo sin dejar de embestirla mordiendo su nuca-mía…-gruño de nuevo pasando su lengua por toda la extensión de su columna vertebral volviendo a morderla pero esta vez en su hombro. No podía parar de reclamarla-Gou...Gou…-gruñía entre jadeos sin poder parar y es que su hermano, simplemente le enloquecía.

No quería pensar en esos momentos, solo quería disfrutar de su hermano de ese momento, pero aun así no podía evitar pensar que como siempre aquella felicidad solo sería momentánea, que pronto se terminaría y por eso antes de que algo malo les ocurriera, como siempre solía pasar, quería disfrutar al máximo con ella. Porque quería darle todo, quería que fuera feliz, quería que viviera todo aquello que hasta ese momento no había podido por las represiones de sus padres y por estar allí encerrados en ese pequeño pueblo.
Si, el sexo era genial y aunque aquellas ultimas semanas no hubieran parado quietos ni un segundo, todo eso era secundario, lo importante era que Gou fuera feliz y ambos se amaran como siempre debía ser desde un principio, lejos de las limitaciones, lejos de las miradas indiscretos, solo ellos dos...

Niña, tu sabes que me estoy enamorando,
querer me esta matando.
Liberame del embrujo de tus encantos.
Te pienso cada segundo de cuanto en cuanto.

Volver arriba Ir abajo

Re: El sol de verano nos hace reir || PV Gou [Flasback] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.