¡Debo conocerte! [Priv. Sky]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Debo conocerte! [Priv. Sky]

Mensaje por Nishinoya el Vie Jul 15, 2016 8:08 pm

¡Wooo, era la hora de las actividades del club!

La jornada lectiva había sido… no podía definirlo con mucha exactitud. Su mente se había pasado las horas divagando entre la realidad y sus propios pensamientos relacionados con el voleibol. Su atención había sido la mínima para tomar algunos apuntes que a estas alturas ni recordaba y revisaría sólo probablemente cuando se acercaran las fechas de exámenes, no antes.

¡Pero eso todavía parecía estar muy lejano, ahora tenía muchos más motivos para mantener su energía y concentración en lo que de verdad le interesaba!

El sol irradiaba con fuerza ese día, y al chico le faltó tiempo durante el trayecto al club para quitarse la chaqueta del uniforme escolar y quedarse en una camiseta simple blanca de manga corta. ¡A este paso iba a llegar de los primeros! No era su turno de la limpieza de clase y ningún compañero de clase parecía tener nada que decirle. ¡Cero distracciones!

…O casi.

¡Con lo cerca que había estado en esa ocasión de dar ejemplo de puntualidad a los compañeros más jóvenes!

En el tramo del camino que más cerca quedaba de la entrada del instituto vislumbró como un par de alumnos con los que compartía algunas clases clases iban cargados con más bolsas de basura que lo que sus cuerpos parecían ser capaces de soportar por mucho tiempo. Sus piernas temblaban ligeramente y entre paso y paso se escuchaba gruñidos de esfuerzo.

Por mucha curiosidad que le diera conocer los motivos por los que habían acabado en tal situación supo que en la lista de cosas por hacer con esos dos existían otras prioridades, y tras hacer notar su presencia y saludar con energía se hizo con una bolsa de cada uno y les ayudó a acercarlas a los contenedores de basura que había junto a los muros del centro, en uno de los laterales.

-¡Nos has salvado, Nishinoya!-exclamó agradecido uno de ellos en cuanto se vieron libres los tres de su carga.

El trato con ambos nunca había pasado de saludos cordiales, por lo que su confianza era casi nula y le costó más de lo normal corresponder a sus palabras como a él le gustaría.

-¡No ha sido nada! Las bolsas no pesaban. Sólo me gustaría saber cómo habéis llegado a cargar con tanto. Casi parecía un castigo-comentó con tal concentración que lo que debería ser una conversación trivial y normal parecía por su parte otra especie de interacción tensa y cargada de importancia.

Sus oídos llegaron a escuchar algo relacionado con la clase de química y una mala reacción. Algo de una mesa con patas rotas…y ya. Sin emitir ninguna palabra más, una figura nueva captó toda su atención y le hizo irse de allí tras dar una corta y nerviosa reverencia a los dos chicos, que parecían un poco desconcertados.

Esta vez sus razones fueron todavía mayores a lo que detuvo su recorrido la primera vez. Una parte de su mente todavía le recordaba lo concerniente al club y todo eso, pero ¡lo que los ojos de Nishinoya captaron en ese lugar, a las afueras del instituto, era algo que requería de varios de sus sentidos de forma inmediata!

Era…era…¡la chica más guapa que había visto en su vida!

Por norma general el dragón era alguien que sabía disfrutar de las vistas que la juventud femenina y apreciar su belleza, ¡pero definitivamente ese caso era algo muy especial!

Con un aura madura, elegante e inalcanzable, una estudiante con el uniforme de su mismo instituto pasaba ante sus ojos, sin siquiera detenerse unos momentos la atenta mirada que la observaba, cuasi hipnotizado. El objetivo de ella parecía estar igual de claro que el de él, además de ser uno muy diferente.

¡Si llegaba tarde unos minutos no pasaba nada de nada! Sólo se retrasaría un poco, ¡estaba seguro!

¿¡Cómo había podido convivir con una chica así en el mismo centro sin habérsela topado nunca antes!? Si conseguía averiguar por lo menos su nombre y su clase, podría conocerla más adelante…

Sólo faltaba la cuestión de que para eso debía hablarle.

Más tenso incluso de lo que se hubiera mostrado antes, el cuerpo de Nishinoya dio los primeros pasos en dirección a la desconocida. Todos sus músculos parecían haberse tornado en un material rígido como el metal a juzgar por sus movimientos, y su rostro parecía esculpido, inamovible. Estaba claro que alguien que maniobrase con un ritmo natural, sin advertir lo sucedido, adelantaría a lo que casi parecía ser un robot torpe, y medio minuto después se dio cuenta de que al obstáculo de hablarle por primera vez se le iba a sumar el hecho de que le iba a tocar caminar más de lo debido para alcanzarla.

Como quien tiene una gran misión delante de sí, tragó saliva y respiró hondo en lo que terminaba de mentalizarse. ¡Lo conseguiría! ¡Averiguaría su nombre y su clase…o como mínimo su nombre!

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Debo conocerte! [Priv. Sky]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 18, 2016 10:19 pm

¿Cuanto había pasado desde que fuera al burdel en busca de su amigo? Ya hacía más de una semana, seguro, al menos en lo poco que lograba recordar y rondando por lo bajo, teniendo en cuenta el feo reencuentro; era impresionante aun, para Sky, cómo de idiota había sido Tetsurô en cosas tan normales como era la de mantener contacto con sus amistades. Se sentía herida, olvidada, y una vez habiendo ido hasta allí a reclamar, en cierto modo se sintió bastante deprimida porque no viera importante el avisar de su ida, su mudanza; se preguntaba qué tan poco le importaba al mayor como para dejarla de lado con tanta facilidad, y esos pensamientos la mantenían con aire distraído en sus clases. Por suerte, siempre había sido una chica inteligente y aplicada, y no hubo manera de que el profesor -o los profesores- lograran decirle nada, porque pese a todo, seguía escuchando todo lo explicado y le era sencillo prestar atención pese a que parecía estar en otro lado; al final llegó a la conclusión que era una tontería ponerse así, aunque era algo importante para ella, no podía caer en los estudios, y ya tendría tiempo cuando estuviera libre para pensar más al respecto.

El caso era que había quedado una vez más con su amigo para salir en su día libre, y aunque ese mismo día había sido la elegida para limpiar la clase y tendría que salir más tarde del instituto, se las arregló para hacer todo con rapidez y pulcritud, con tal de terminar pronto y salir para ir al lugar donde habían quedado; pese a sus sentimientos oscuros anteriores, estaba realmente contenta por poder ponerse al día con su amigo, quería saber qué había pasado en esos meses que no se habían visto, y ver si lograba hacer que siguiera estudiando o que hiciera algo más con su vida. ¡Que no dijera nada a sus padres, no quitaba que ella también se preocupara por su futuro! Aunque conociéndolo, simplemente hacía lo que quería al momento, sin prestar atención a las consecuencias mientras solo le afectaran a él; más llegados a ese punto, no sabía qué hacer ni qué decir, pero suponía que algo se le ocurriría antes del encuentro.

Y nunca mejor dicho, porque no habría encuentro. Acababa de salir del instituto haría unos minutos atrás con paso ligero, cuando un mensaje en su móvil la hizo relentizar su paso por la acera; por suerte no había nadie a quien le obstruyera el paso, aun así se apegó a la pared por si acaso, y se dispuso, con algo de torpeza, llegar a la pantalla donde estaba el mensaje. Sus pasos se detuvieron por completo al ver que a su amigo le había surgido un inconveniente y no podría ir al lugar donde habían quedado; apenas leyó la disculpa por encima, y emitió un suspiro resignado por entre sus labios, mordiéndose el inferior luego de ello. Apretó un poco el aparato entre sus dedos, pero mejor apagó la pantalla al bloquearla y se metió el móvil de nuevo en el bolsillo de su falda; no le serviría de nada pagar su frustración con el aparato, y solo atinó a apoyar la espalda contra el muro que acabaría tras ella, las piernas algo estiradas al frente como soporte para no resbalar, mientras se miraba los pies a través de los mechones de su flequillo rojo que se interponía en su vista.

-Tet-chan... De verdad que eres idiota... -No se sentía de un modo amoroso hacia el aludido, pero debía admitir que era casi como un hermano para ella, sobre todo teniendo en cuenta que era hija única y no había tenido la suerte de tener hermanos; el moreno había sido su primer amigo, su mejor amigo, y a veces parecía que solo había sido cosa suya, algo que solo ella pensaba. Frunció un poco el ceño e hizo un puchero con los labios aun mirando sus pies, al asfalto en general, pero decidiría olvidarlo y dejar escapar todos esos malos pensamientos, esos sentimientos feos en un suspiro antes de acomodarse inútilmente los cabellos tras la oreja, aunque volvieran al frente aun alzando el rostro; enarcó una ceja al ver a un joven mirando en su dirección, no se le hacía muy conocido, pero reconocía el uniforme del lugar donde estudiaba ella de un solo vistazo, por lo que si no sabía quien era, solo le quedaba la opción de que fuera mayor... Después de todo, ya conocía a todos los de su curso.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Debo conocerte! [Priv. Sky]

Mensaje por Nishinoya el Vie Sep 02, 2016 5:21 pm

Al final no le tocó caminar mucho, pues ella misma acabó deteniéndose y murmurando algo para sí misma. ¿¿Qué habría dicho?? ¿Se habría percatado de su presencia? ¿Se molestaría?

¡Era la primera vez que hacía algo semejante! No quería ser algo así como un acosador…¡si ella no estaba de acuerdo se tenía que ir, lo tenía decidido! No es como si tuviese un motivo formal para poder entablar conversación además…¡pero es que…! Cuando la miraba, todo el resto de pensamientos parecían desaparecer.

Y cuando ella le correspondió el gesto sabía que ya no había marcha atrás.

Aceleró el paso hasta quedar justo delante, y sus ojos se quedaron observándola con más detalle ahora que apenas restaba distancia entre ambos. Por su rostro severo y neutral era imposible adivinar qué se supone que estaba pensando, pero de esto él no podía darse cuenta. Él sólo necesitaba aunar fuerzas y entonces…

-Creo que eres la chica más guapa que he visto en mi vida y me gustaría saber tu nombre –dijo casi de golpe, sin dejar espacios para respirar entre ninguna de las palabras.

Aquello hubiera sido el momento perfecto para alejarse, ya había transmitido su mensaje, y sus nervios le dificultaban mucho mantener la postura erguida justo ahí, no demostrar el temblor en sus facciones o piernas. Hablar con gente nueva por la que no tenía motivos de peso para tenerle confianza era un paso duro. Sus pupilas, aún fijas en las de ella de un modo extraño, así lo dejaban ver si sabías ver muy bien en éstas.

Pero no podía irse, porque acababa de decirle que quería saber su nombre. Y si se lo decía, ¿qué haría entonces? ¿Debía quedarse allí para seguir hablando sin saber qué decir? ¡Ahhhh! ¡Aquello era muy difícil!

-En cuanto me digas tu nombre me iré. Yo soy Nishinoya Yuu-con esto ya se había quitado un peso de encima. Había dicho todo lo importante en esas frases apresuradas y de tono tan neutro que resultaba antinatural y ya tenía qué hacer después, podría alejarse sin culpas porque esa chica tan…¡porque habría hecho todo lo correcto para no dejarla desconcertada o asustada! ¡Si llegara a causarle algo así, no podría perdonárselo!


Última edición por Nishinoya el Sáb Sep 17, 2016 9:37 am, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Debo conocerte! [Priv. Sky]

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 17, 2016 4:43 am

No hubo necesidad de moverse, ni siquiera seguir preguntándose si era a ella a quien realmente miraba, puesto que todas sus dudas fueron despejadas desde el primer instante que lo vio moverse en su dirección y acabó por colocarse frente a ella, con un brillo de valentía que la sorprendía, pese a que en sus facciones solo se viera la total curiosidad apenas oculta por su mirada seria; no era especialmente alegre ni sonriente con la gente que no conocía, mucho menos si no le sonaba de nada su rostro, pero eso no quería decir que no fuera educada o cortés, aunque semejante halago viniendo de alguien con el que no recordaba haber hablado nunca antes la sorprendió, y, porque no, también la cohibió un poco por lo repentino del momento. No era la primera vez que le decían algún piropo, y aunque no se creyera nada, siempre había aceptado las palabras bonitas con respecto a ella sin ánimos de nada más, porque no terminaba de creérselas; pero en esos instantes, de verdad se sintió la más guapa, ante la total sinceridad que veía en el contrario.

-Vaya... Gracias... -Se llevó la diestra a los labios cuando una de las comisuras se alzó para hacer una pequeña sonrisa, apenas controlando una suave risa contra su mano, ciertamente divertida por su forma de saber de ella; aun así, le costó pensar en la opción de decirle su nombre, es decir, lo normal era decir el propio antes de pedir el ajeno, ¿no? Al menos así le habían enseñado, a no ser que asaltaras de manera sorpresiva a alguien, pero dudaba que sus progenitores se refirieran a lo que estaba ocurriendo con uno de sus superiores; además, había hablado tan deprisa, que apenas logró agradecer porque sabía que la había piropeado, pero tardó unos segundos en entender a la perfección lo que le había dicho.

No era mucho más alto que ella, y pese a su entrada tan brusca, no le provocaba ganas de salir corriendo o golpearlo para luego llamar a la policía, lo cual le daba puntos a su favor en torno a ella; además de que había conseguido que le dieran ganas de reír, y soltara dicho gesto aunque no fuera del mismo modo que con su amigo de la infancia, pero no había podido evitar que le divirtiera su actitud con ella. Más cuando iba a dejar caer sobre su incógnita sobre si era mejor que él dijera su nombre primero antes de preguntar el de ella, no necesitó ni abrir la boca para cuando pareciera leerle la mente y presentarse por si solo, a lo cual la hizo relajarse y soltar el aire acumulado para hablar; se acomodó un mechón tras la oreja de la zona de su corto cabello, aquel que enmarcaba su rostro, antes de tomar la palabra.

-Es un placer, Nishinoya-senpai. Yo soy Sky Benett, pero puede llamarme Sky.- El apellido le era común de lo que había llegado a aprender sobre la cultura japonesa, algo que ya no existía como tal, pero si había dejado ciertos factores de esta beneficiosos para el mundo arraigados en las costumbres de Myr, lugar donde ahora vivían y coexistían; por eso, la forma de llamarlo había salido francamente sin dificultad alguna, e hizo una pequeñísima reverencia de respeto al que supuso acertadamente era su mayor, motivo por el que le hablaba tan formal y era más educada de lo usual con el que había pasado a ser desconocido, a un compañero mayor del que sabía, al menos, su nombre.- Y no hace falta que se vaya... No es que me moleste su presencia o su compañía, más bien tengo curiosidad por la persona que piensa que soy 'la chica más guapa que ha visto', y estaría bien si me hace algo de compañía... Si desea, claro está.

Sus ojos azules, siempre brillantes ante aquella personalidad que ocultaba a gente con la que no tenía ni la amistad ni la confianza suficiente, observaron al contrario tan fijamente que sería capaz de incomodarlo tras su ataque de valor hacia ella, como si quisiera ver a través de él y leerlo; aun así, intentó suavizar sus acciones con una ligera sonrisa que dedicaba por inercia a la persona que tenía delante, esperando a descubrir si realmente se iría a pesar de las palabras dichas por la can, o haría caso y se quedaría, a lo cual solo le quedaba tener paciencia para ver su reacción.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Debo conocerte! [Priv. Sky]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.