Instant Crush || PV Roppi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Instant Crush || PV Roppi

Mensaje por Luka Gremory el Mar Jul 05, 2016 5:12 pm


Instant Crush
It hurts

Los sueños cada vez eran más extraños y reales. A veces me era casi imposible distinguirlos generandome ansiedad e insomnio, pues no sabía que pasaba, no los entendía y ellos tampoco a mi, solo me atormentaban cada vez que cerraba los ojos haciéndome ver una y otra vez aquellos ojos rojos sin que supiera su verdadero significado.
Ese sueño, ese sentimiento se repetía noche tras noche haciéndome ver a un chico de cabellos oscuros y mirada ensangrentada que parecía tener solo ojos para mi pronunciando un nombre que no entendía que no quería escuchar, que no quería que dijera. Era demasiado doloroso y solo me hacía gritar.

Las imágenes siempre eran confusas pero seguían un patrón dejándome en mi impresiones de otras vidas junto aquel extraño sujeto al que nunca podía ver por completo pero aun así no olvidaba. Era verdaderamente extraño, pero sentía que solo quería estar con él, no quería estar más solo si él estaba a mi lado pues con solo una mirada parecía conocerme mejor que yo a mi mismo. Él podía ver a través de mis mentiras y aun así se reía de ellas fingiendo que no pasaba nada, disimulando mientras me acariciaba el cabello con cuidado consolándome de todos los problemas que estas pudieran ocasionar. Solo quería permanecer a su lado pero de manera inevitable la mañana llegaba y despertaba confundido con esos sentimientos que no parecían míos.
El día pasaba y conseguía olvidarlos pero al anochecer, nada más cerrar los ojos volvían a aparecer sin que pudiera hacer nada provocandome una fuerte opresión en el pecho como un bucle vicioso.

Todo mi vida había sido el que era olvidado, el menospreciado, el que no servía, al que todos odiaban por no ser como debería ser aunque era una persona normal a primera vista, un chico entrañable en cierta manera y aun así siempre era al que dejaban atrás a pesar de ser como la media. Pero con aquel sujeto misterioso de mis sueños yo siempre era el primero y eso me llenaba por completo hasta que el tiempo se nos acababa y ambos despertábamos de aquel tiempo que solo era una ilusión barata que me reconfortaba minimamente para escupirme con frialdad a la realidad. Pero fuera o no una estupidez tomaría todo ese tiempo y lo atesoraría en el fondo de mi mente, aquel lugar a quien nadie le daba acceso, pues solo callaba.
Era extraño pero deseaba vivir en mis sueños donde todo parecía estar bien a diferencia de aquella vida que parecía no pertenecerme. Una vida en la que todo estaba mal o incompleto. En mi faltaba alguien, mi vida no era vida sin R….

Sacudí con fuerza mi cabeza despertando de golpe en medio de la clase de matemáticas donde un profesor me señalaba para que dijera la lección. Me levanté y sin decir nada salí de clase a pesar de la reprimenda del profesor. No me importaba, de nuevo me había fastidiado mi tan importante fantasía. El mundo podía morirse.
Miré por las ventanas de los pasillos hacia fuera intentando encontrar algo que nunca llegaba, esperándole a él. Caminé sin mucho animo por los largos pasillos de la institución cuando de golpe lo vi. Era increíble pero lo estaba viendo.

Rápidamente salí corriendo por los pasillos hacia la salida de la escuela alcanzado esta cuando el timbre sonó con fuerza haciendo que los demás alumnos dejaran también sus clases formándose una gran multitud que apenas dejaba ver algo. Donde estaba? O es que acaso solo había sido otra ilusión? Me puse de puntillas y empujando a algunas personas salí de allí, miré alrededor pero ya no estaba. Definitivamente me estaba volviendo loco.

Cerré los ojos suspirando y sin mirar puse un pie en la carretera dispuesto a cruzar sin darme cuenta de que un coche iba en la misma dirección que yo dispuesto a acabar con mi insignificante vida...otra vez, mientras que mi mente solo podía pensar en aquella silueta que me había parecido ver entre la multitud, incluso sin verle podía notar su presencia pero no sentía su maldad, eso era lo único que no podía ver en él aunque algo indicaba a que era completamente peligroso.


Saeki


Ese era el nombre que él repetía una y otra vez, al final, justo antes de que él sueño acabara, las últimas palabras que mis oídos escuchaban antes de desvanecer, justo como en ese momento en el que el coche impactaba contra mi cuerpo tirándome al suelo con fuerza.
Casi no dolía aunque me hubiera pegado un buen golpe en la cabeza y tal vez mi brazo se hubiera roto, pero no lo sentía a penas, solo podía escuchar la voz ajena repetir aquel nombre que me invitaba a cerrar los ojos y fundirme con él. Aquel nombre que hacía que mi corazón latiera con más fuerza, que me pusiera nervioso, que me estremeciera queriendo que solo el lo dijera hasta que el mundo terminara.
No quería escuchar más problemas, solo quería oír ese nombre salir de sus labios, ahora mismo, en la realidad.



One thousand lonely stars, hiding in the cold.
Take it, I don't want to sing anymore.

Volver arriba Ir abajo

Re: Instant Crush || PV Roppi

Mensaje por Hachimenroppi el Miér Jul 20, 2016 11:59 am

Muchas habían sido las veces en que el ciclo se repetía. Encontrarle era magnífico, casi tanto como perseguir y atacarle, pero todo acababa siempre en una desesperación que sumía todo en un oscuro vacío. Vacío donde no importaba cuanta sangre fuese derramada, nada retornaría lo que una vez se perdió. Un nuevo comienzo regresaba la caza y el enamoramiento, siendo una tortura gloriosa y detestable, pero ni siquiera saber la existencia de ese círculo vicioso infinito, podía sosegar el constante deseo de posesión o de un final controlado y definitivo. Lo peor del asunto es que la mezcla de dolor, agonía, éxtasis y culpabilidad, provenía exclusivamente del descontrol presente en Roppi, el demonio que inició su propia desgracia, condenándole a una vorágine inescrupulosa de situaciones que se unían con un único desenlace.

— ¿Cuántos años habrán pasado? — es la pregunta que día a día rondaba la cabeza de Roppi, pero esta jamás era contestada al no tener siquiera noción de la época en la que se encontraba. Era normal que los días fuesen igual a las noches, absurdos y aburridos, carentes de la emoción que Hachi poseía esporádicamente y que solo lo causaba aquel único ser capaz de calentar su frío interior. Las únicas veces en que conseguía olvidarle era cuando llenaba su mente de odio e ira hacia algún humano, sesgando una inútil vida, torturando delicada y horrendamente a una criatura invalidada a defenderse. Fácil era saciar su deseo de posesión al desmembrar a alguien, ya que ni si quiera el violar a un individuo le permitía satisfacerle, el dominar, el abusar, ni siquiera el seducir a otra persona conseguía regresarle su vitalidad. Trató incontables veces de involucrarse con alguien que se le pareciera, pero eso solo desencadenaba un odio muchísimo peor del que portaba por la humanidad.

Tomó nuevamente su antigua costumbre al guardar en lo más hondo de su ser cierta esperanza junto al anhelo constante de verle, es por ello que merodeaba por semanas las instituciones académicas que se le antojaban, teniendo marcado en un mapa las visitadas ya solo para no repetir. Escuela primaria, secundaria e incluso universidades. Roppi pasó por varias de ellas buscando algún indicio o como mínimo alguien que lograse satisfacerle, pero solo encontraba fallidos intentos, humanos inservibles y una que otra interferencia para sus oscuros pensamientos. Su hora preferida era la del almuerzo y la hora de salida, en ellas solía ver mayor cantidad de personas, siendo capaz de camuflarse entre estudiantes y pasar inadvertido, aunque esto último dependía de solo una cosa: su vestuario. En reiteradas ocasiones asaltó y asesinó estudiantes solo por robar sus prendas, teniendo que contener su despiadada ansiedad por cercenar e igualmente erró un sinfín de veces.

En esta ocasión, Roppi había accedido a un nuevo instituto y se encontraba al acecho, cazando, solo con el fin de encontrar al adecuado para despojarle de sus prendas y así acceder con relativa simpleza al interior. Estaba en la entrada, mirando, detenido, sin pestañear excesivamente al estar meditando sus posibilidades, asustándose al escuchar el sonido del timbre que le tomó completamente desprevenido. Se volteó cambiando de postura a una más relajada, tocaría observar antes de actuar y por ello es que requería un sitio más lejano desde donde observar. Importante era tomar el tiempo del alumnado en abandonar el instituto y por lo que apreciaba desde su posición, gran parte sería recogido por personas muchísimo mayores a la edad media, por tanto, Roppi asumió que se debería tratar de la servidumbre ante la categoría que mostraba la institución con solo poseer una fachada impecable. Suspiró y cruzó la calle sin prestar demasiada atención, sabía que nada sucedería, alguien como él podía esquivar bastante bien y es lo que hizo al sentir un vehículo acelerando demasiado. Lo que no creyó posible fue sentir un fuerte golpe justo tras él y el grito incesante de las personas alrededor, era ensordecedor, molesto, por lo que el moreno volteó a mirar el motivo del escándalo.

Vio un cuerpo en el suelo y un automóvil que había logrado impactar, finalmente, contra uno de los muros de aquel colegio. Roppi metió una mano al bolsillo de su pantalón y caminó de regreso hasta llegar a mirar el cuerpo que, a plena vista, no parecía haber perdido la vida. Los gritos solo aumentaron al ser derramada la sangre en el suelo, no solo por el chico pelirrojo que estaba tirado, sino que el conductor del vehículo parecía incluso peor. El hedor en el ambiente fue insoportable, esa sangre era humana, al menos lo era la del estúpido chico que cruzó tras el demonio, consiguiendo sacar una mueca de asco en la cara de Hachimenroppi.

— ¿Por qué los humanos son tan estúpidos? — musitó al ver lo demacrado que el chico se veía y solo por saciarse y mitigar en parte su padecimiento es que decidió arrodillarse frente al cuerpo, bajó la diestra que se ocultaba en la larga manga de su chaqueta negra, solo para aproximar un cuchillo al cuello del mocoso frente a él — Acortaré tu sufrimiento... — murmuró refiriéndose al sufrimiento de existir,  no precisamente a las herida que claramente causaban dolor — Vamos... déjame verte mirándome al fallecer — se inclinó al contrario apoyando la mano contraria sobre el pecho del chico, subiendo en una caricia carente de emoción, ya que el motivo de ella era subir hacia el cuello y despejar la zona para la navaja. Es entonces que algunas marcas en ese cuello le llamaron la atención, eran incisiones finas, propias de esas sanguijuelas rastreras, siendo igual de aborrecibles que los humanos pese a ser infernales.

— Ah, fuiste cazado — y eso le removió el interior, no solo mataría a un imbécil, sino que le arrebataría la presa a otro estúpido ¿Qué mejor? — Deberías dejar de provocarme tanto... — separó ampliamente sus párpados, fijando su mirada en el rostro del chiquillo, se aproximó más esperando un solo movimiento de su parte para rebanar aquel delgado cuello y así arrancarle la cabeza. La tomaría como recuerdo, quizás tenerla le sirva para mejorar un poco sus ánimos, cortarla en trozos le serviría.

'Conservaré tus ojos... los pondré con los demás...'

Roppi ansiaba conocer el color de sus iris, pero tan pronto como el otro abrió su mirada y le observó, su expresión de disgusto y odio cambió radicalmente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Instant Crush || PV Roppi

Mensaje por Luka Gremory el Dom Ago 07, 2016 9:24 pm


Instant Crush
It hurts

No escuchaba nada, por un momento todo se había quedado en silencio y oscuras, ni si quiera podía escuchar la voz de aquel ser al que tanto aprecia querer alcanzar y retener a mi lado aunque algo siempre me llevaba lejos. Era demasiado doloroso solo par ser un sueño y aun así tenía que serlo, no había más opciones, al menos no que mi mente humana pudiera entender de buenas a primeras.
Quería volver a escuchar su voz en aquel apabullante silencio, si había muerto quería que esa voz siguiera pronunciando aquel nombre que parecía tan mio pero que tampoco lo era. Acaso a alguien le pasaría aquello? Lo dudaba y eso me asustaba pues que me hacia tan diferente a los demás si aparentemente era como ellos? Que tenía de malo?
No obstante no me dio mucho tiempo a pensar aquello pues de nuevo volvía a escuchar las estruendosas voces de la realidad y una que se alzaba entre todas, una que estaba tan cerca que era peligroso. Espera. Esa voz no la había escuchado yo antes en algún sitio? Ni si quiera podía fijarme en lo que estaba diciendo solo podía pensar en donde le había escuchado antes.
Pero no podía entretenerme con mis percepciones en esos momentos, debía abrir los ojos y despertar.

De golpe, haciendo un gran esfuerzo me deshice de la pesada oscuridad y poco a poco mi cuerpo fue reaccionando haciendo que moviera lentamente los dedos de mi mano arrugando la expresión de mi cara para finalmente abrir mis ojos lentamente parpadeando varias veces sin conseguir abrirlos del todo por la intensa luz que venía de la realidad-mm…-murmuré intentando enfocar todo lo que sucedía alrededor algo molesto por la claridad cuando de golpe pude ver a un chico moreno justo sobre mi.
Mi corazón se agitó de repente como si le estuviera llamando desde algún otro lado, como podía ser aquello posible? Yo conocía a esa persona estaba casi seguro de que lo hacia, pero aun así jamás le había visto en mi vida, porque me pasaban esas cosas tan extrañas a mi?
Todo mi cuerpo parecía querer irse con él, estar con aquel sujeto sin que nadie más molestara. Entreabrí mis labios dispuesto a decir algo cuando de repente un gritó volvió a llevarme a la realidad haciendo que observara todo de nuevo percatándome de todo lo que había sucedido.

Rápidamente aparté con una de mis manos al sujeto que estaba encima de mi y me incorporé mareandome de aquella manera haciendo que mi cuerpo se tambaleara un poco, pero eso no impidió que saliera corriendo hacia el coche  abriendo la puerta del vehículo que estaba en llamas debido a la colisión del conductor pudiendo ver como no seguía sin responder y parecía como muerto dentro del auto.
Me metí un poco dentro del coche quitando su cinturón y arrastrándolo fuera con cuidado alejándole lo más posible del auto y unos segundos más tarde de haberle sacado el coche explotó haciendo que cayera al suelo junto al señor del auto debido a la onda expansiva. Aun así no cesé de moverme aunque todo mi cuerpo dolía y aun sentía la sangre caer por mi cabeza debido al impacto.
Acomodé el cuerpo en el suelo comprobando que respiraba y sonreí levemente, un poco más aliviado que antes por eso y fue entonces cuando me relajé pudiendo escuchar las sirenas de la ambulancia, al menos alguien había llamado a emergencias para atenderle.

De nuevo volví a marearme cayendo sobre el cuerpo del señor respirando de manera lenta y pausada pero sin que mis ojos se cerraran. Ya estaba todo bien, podía relajarme, ya iban a ayudarnos y aun así no podía dejar de pensar en aquel chico que me había encontrado nada mas despertar. Sería el aquella voz que había escuchado por encima de los demás? Y porque parecía que ya le había visto y escuchado en alguna otra parte?
Mis ojos se abrieron con fuerza a pesar del cansancio de mi cuerpo. Ahora recordaba de quien se trataba, el era aquel tipo que pronunciaba con tanta insistencia el nombre de Saeki en mis sueños, tal vez estuviera buscando a esa persona? Y si yo era él único que podía conducirle hasta aquella persona? Pero como hacerlo si no la conocía?
Me parece que el golpe en la cabeza me estaba afectando y probablemente todo aquello fuera fruto de mi imaginación.

En pocos minutos la ambulancia nos atendió llevándose al señor al hospital y a mi haciéndome un rápido chequeo. Contestaba de manera automática a sus simples preguntas cuando de golpe volví a ver aquella cabellera negra quedándome completamente en helado sin dejar de mirarle haciendo que mis labios se separaran-Ro…-conseguí pronunciar por lo bajo haciendo que un pinchazo atravesara mi cabeza llevándome las manos a esta con dolor.
Que demonios estaba pasando allí? Que me estaba pasando a mi?
-Disculpen-susurré apartando a las personas de la ambulancia sin ser demasiado brusco, escapándome de ellas alcanzado a aquel chico que no estaba lejos-perdone…-logré susurrar con mis ojos fijos en él-gracias por lo de antes-dije soltando lo primero que se me ocurrió aunque en verdad quería agradecerle por su intervención de antes, pues estaba seguro de que algo había hecho para que volviera a abrir los ojos tras el accidente. Sonreí levemente algo nervioso por ello sin saber porque-me llamo Luka y bueno…-lo siguiente no sabía como decirlo por lo que bajé la cabeza unos segundos-e...como decir esto…-mi voz temblaba un poco pero de nuevo alcé mi rostro para que nuestras miradas se encontraran-nos conocemos?-pregunté sin estar aun muy seguro de haber realizado esa pregunta, pues como íbamos a conocernos si nunca nos habíamos visto? Aun así sentía la necesidad de preguntárselo.


Remember me for centuries.

Volver arriba Ir abajo

Re: Instant Crush || PV Roppi

Mensaje por Hachimenroppi el Mar Nov 22, 2016 8:18 am

La sorpresa por tal tonalidad de iris en el chico dejó al demonio confundido, embelesado incluso, a Roppi le fascinaba ese color solamente porque le pertenecían a una persona, la única importante en toda su vida y que, por azares del destino, siempre le volvía a encontrar rodeada de sucesos extremadamente peligrosos. Era él, era ella, era su pequeña persona preciada, Roppi al reconocerle separó ligeramente los labios queriendo enunciar su nombre, lo deseaba, lo ansiaba con todo su ser, pero tan pronto como quiso hablarle el chico le apartó y se dirigió al vehículo accidentado.

'¿Por qué se aleja de mí?... ¿Por qué siempre me deja de lado?'

El moreno se levantó con lentitud y se quedó quieto observando como el humano actuó patéticamente ayudando a otro, Roppi ladeó el rostro y observó molesto la escena, se alejó del lugar al verse sobrepasado por el público inquieto y curioso que se aproximó en socorro de los afectados. Tantas personas, tantos humanos reunidos, era detestable la fragancia que permanecía en ese sitio y que consiguió tapar el aroma mismo de la sangre no solo del chico, sino que del conductor del vehículo. Caminó lentamente y aunque quería irse de allí, no pudo hacerlo, se mantuvo expectante a cada una de las acciones del chico pelirrojo, debía comprobar que se trataba de su Saeki, puesto que el ser ignorado de esa manera le afectó terriblemente. Sostuvo la navaja y no dudó en realizarse un corte para poder sentir su preciado dolor, fue en la muñeca, donde las vendas solían rodear sus brazos y que por la normal chaqueta de manga larga que vestía no solía descubrirse su retorcida afición.

La sangre salió en un goteo lento, recorriendo su muñeca, su palma pasando por el anular y de allí directo al suelo, marcando el suelo donde él se encontraba parado, sin ganas de permanecer allí entre los aromas detestables de humanos y seres despreciables, pero sus fuerzas para escapar eran las mínimas, todo debido al deseo que poseía con respecto a Saeki. Necesitaba tenerlo consigo, debía sacarle de allí y encerrarle en su habitación, atarle de ser preciso para que nunca más desapareciera de su vista. Solo así podría, finalmente, asesinarle y acabar con la dolorosa e interminable cadena de muertes, donde él solo era un personaje secundario, uno que sufría hasta desear la muerte, pero que al saber que podría 'comenzar de nuevo', no se rendía o no del todo.

Una voz que desconoció se escuchó cerca, la ignoró, estaba pensando en como sería su vida junto a su preciada Saeki, pero la voz volvió a sonar cerca de él consiguiendo captar su atención. Roppi miró fijamente al hombre que antes le deleitó con su hermosa mirada, pero que le defraudó al saberle humano y, por sobre todo, amante de otros humanos. Aquel era el motivo por el que tal humano arriesgó su vida por quien le atropelló, un absurdo total, un asunto que para el demonio resultaba incomprensible totalmente. Roppi alzó la mano y la llevó al rostro ajeno, manchándole con su sangre al tocar su mejilla — Luka — susurró memorizándose aquel nombre — Así que Luka... es un lindo nombre  — musitó permaneciendo inexpresivo, llegando a acercarse al contrario lentamente, inclinándose con ligereza por su altura — ¿No me recuerdas?  — saberlo no era algo anormal, siempre sucedía lo mismo, Saeki nunca le recordaba y siempre le mentía con un nombre ajeno al propio. Para Roppi su amada Saeki siempre sería llamada así y cualquier otro nombre no era más que un adorno temporal, pero pese a saber , no podía evitar el amar cada sobrenombre que otros decidieran colocarle bajo la palabra 'nombre'.

Guardó la navaja con lentitud, sin importar si Luka le hubiese visto y se aproximó lo suficiente como para sentir el cuerpo ajeno pegado al propio, así como su palpitar y su calor — ¿Por qué siempre te olvidas de mí? Haces que me vuelva un tanto masoquista, siempre anhelando, constantemente esperando, sufriendo por tu ausencia, deseando verte... deseando tenerte  — comentó acabando por abrazar al delgado joven ante él, su abrazo fue débil pero firme, ya que Hachi era así, decidido pero sin esforzarse del todo en sus acciones. Acarició uno de sus hombros y la espalda ajena, no cabía duda, definitivamente aquel era Saeki en el cuerpo de un adolescente, de un humano. Quiso morderle solo para marcarle y por detestar el recipiente que le contenía, tal vez al morderle pudiese recordar, así que Roppi ladeó su rostro y rozó la nariz en el cuello contrario, posando su boca en la piel del chico, sintiendo los vestigios de heridas y perforaciones, así que allí mismo es donde mordió sin querer lastimarle, mas no fue gentil o suave.

— Te deseo tanto... — y aunque pudiese sonar lascivo por lo dicho y por el tono de voz que utilizó, no era esa la intención de tal oración, para Hachi no era primario el deseo sexual, no con Hachi, pero si lo era el poseer toda su atención, queriendo sus sentidos fijos en sí, para que de esa manera su amada Saeki no viese a nadie más que no fuese él. Jadeó contra su cuerpo, abrazándole con mayor fuerza solo al pensar en que finalmente le tenía de regreso, solo para él, para nadie más que no fuese él. Restregó su cuerpo al del menor y avanzó teniéndole aún abrazado, forzándole a apoyarse en el tronco de un árbol ubicado en plena vereda. Sus ganas de monopolizar su atención, su cuerpo, su cariño, su esencia le dejaron quieto y silente, reteniéndole contra aquel gran tronco. Le amaba demasiado como para permitirle siquiera respirar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Instant Crush || PV Roppi

Mensaje por Luka Gremory el Vie Dic 16, 2016 1:50 am


Instant Crush
It hurts

Mi mirada no se apartó en ningún momento del joven que había acaparado todos mis sentidos y que me mantenía expectante por algo más, algo que desconocía pero ansiaba con desesperación.

Su voz era hipnótica, tanto que mis sentidos se abrumaban por completo solo pudiendo escucharle a él aunque solo estuviera repitiendo mi nombre-eso cree?-fue lo único que pude decir con coherencia casi sin percatarme de que había manchado mi rostro con su sangre.
Negué lentamente-debería hacerlo? Lo siento…-murmuré sin poder alzar la voz como si todo aquello fuera un secreto entre nosotros dos, solo nosotros, siempre nosotros-tal vez...podría recordarmelo, va a esta escuela? Es alumno?-pregunté ya que parecía bastante joven como para ser profesor. Aunque la misma regla se aplicaba a mis hermanos que casi hacían un siglo y seguían manteniendo su físico de adolescentes.

Estaba totalmente bajo sus ordenes, no podía reaccionar, ni si quiera moverme como quería, todo mi cuerpo había dejado de obedecerme quedando a merced de aquel extraño chico que parecía conocerme mejor que yo mismo.
Mis ojos se entrecerraron al sentirle cada vez mas cerca, su presencia era demasiado para mi, me transportaba a otro lugar, otra época, otro personaje. Me robaba el habla-e...-solo pudo balbucear aquello intentando recuperarme-si-siempre?-logré desentumecerme un poco-yo…-jadeé a la vez que me abrazaba con fuerza.
Que me estaba pasando? No lo comprendía. Nada, absolutamente nada de lo que ocurría, y aun así se sentía terriblemente bien estar entre sus brazos-perdone…-susurré por lo bajo completamente pegado a él sin resistirme-como dijo que se llamaba?-pregunté con los ojos entrecerrados sin poder concentrarme al cien por cien en lo que pasaba a mi alrededor-dice...dice que se llama…-me quedé unos segundos pensando como si ya lo supiera tal y como el decía-Ro…-solo pude pronunciar las primeras salivas que vinieron a mi mente. Estaba en lo correcto? Ya me había dicho su nombre? O solo era una alucinación mía?

De golpe un dolor en mi cuello hizo que 'reviviera'. Al principio jadeé suavemente dejándome arrastrar por el 'placer' de aquello y todas las sensaciones que lograba transmitirme aquel joven con solo su presencia. Pero pasados un par de segundos reaccioné volviendo por completo al mundo de los vivos-pero que…?-dije sin entender nada entrecerrando los ojos esta vez por el dolor.
Rápidamente puse las manos en aquella presión que no dejaba de asfixiarme cada vez mas igual que una serpiente-du-duele…-jadeé a duras penas apoyando mis manos en el pecho del moreno empujándole un poco hacia atrás para que se apartara-ba-basta...por favor…aléjese…-pedí, o más bien, supliqué casi al borde del llanto al no entender que era lo que ocurría.
No era que aquello fuese en exceso doloroso, pero casi podría jurar que a través de esa mordedura podía sentir el mismísimo calor del infierno asfixiándome.

-Eh?-solo pude pronunciar antes de ser arrastrado contra un árbol notando como aquel extraño se frotaba contra mi-aaa…-jadeé sin poder evitarlo al notar aquella fricción de nuestros cuerpos. Porque narices reaccionaba de esa manera? Acaso ahora era un fetichista que disfrutaba que otra ente le viera mientras lo hacia en público contra un árbol? No, eso estaba mal, o más bien, yo estaba mal y todo por aquel extraño tipo.
Volví a intentarlo de nuevo, empujando con todas mis fuerzas a aquel sujeto que parecía una roca inamovible-po-porfavor...pare…-volví a estremecerme entre sus brazos suspirando con fuerza sin saber que me ocurría a pesar de haber transcurrido unos cuentos minutos. Tendría fiebre? Y si no era asi, tendí que ver con aquel chico que no me dejaba casi ni respirar?

Todo era extraño, demasiado extraño y aun así, aunque mi cuerpo se negara a aceptar las reacciones que aquel chico tenía sobre mi, mi mente, en algún lugar, siempre le había estado esperando. Aunque ahora no le reconociera, aunque ni si quiera se hubiera presentado, aunque a duras penas hubiera visto su rostro, sabía que yo le conocía, pues incluso aunque mi cuerpo pareciera querer repelerle no estaba siendo bien interpretado. Mi cuerpo solo quería alejarle para ver su rostro y comprobar que era él, que al fin me había encontrado, que por fin era suyo otra vez y que a pesar de estar agotado no se rendiría y seguiría adelante si él también lo hacia, pues esa era la única manera de estar juntos para siempre.

Cada vez era mas difícil respirar y la fuerza inicial que había ejercido contra su cuerpo para alejarle no había servido para nada y menos ahora que perdía energías ante la carencia de oxigeno-po-por favor…-jadeé de manera ahogada-no...no puedo respirar…-dije a duras penas sintiendo como mis parpados oscilaban amenazando con cerrarse y como mis heridas se resentían así como mi cuerpo puramente humano.
De golpe un profesional de la ambulancia se acercó al ver todo aquello y nos separó a la fuerza-chico estas bien?-me preguntó el hombre algo preocupado. Asentí despacio retomando aire aun apoyado contra el árbol y le sonreí-muchas gracias…-susurré-pero si, estoy bien, el es un amigo, no se preocupe-dije de manera bastante convincente a la vez que el sanitario asentía y se iba en la ambulancia con los demás miembros del equipo dejándome totalmente a solas con aquel desconocido.

Como afrontaba eso ahora? Me puse terriblemente nervioso haciendo que los latidos de mi corazón se dispararan-e...yo…-me quedé pensando un momento las palabras-co-como te llamas? Creo...creo que no te has presentado y deberíamos empezar por ahí no crees? A-además, creo que me confundes con otra persona, yo no...yo no creo que nos conozcamos lo siento…-reí algo nervioso teniendo un pequeño vahído al hablar tan rápido casi sin hacer pausas para respirar. Me tambaleé un poco apoyándome de nuevo en los hombros ajenos suspirando con fuerza para después mirar hacia arriba directamente a aquellos ojos rojos como la sangre-perdona pero...no suelo comportarme así, hoy...hoy me encuentro algo mal…-murmuré llevándome una mano a la cabeza aun pegado al cuerpo del moreno hasta que pude fijarme en su mano por la cual escurría sangre-estas herido!-exclamé con fuerza y rápidamente intentando recomponerme le tomé de la mano manchándome de sangre-porque no lo dijiste antes? Podrían haberte curado-empecé a preocuparme en exceso.
Estiré un poco mas la manga de su chaqueta y presioné con fuerza ahí-tranquilo, todo va a salir bien, si?-sonreí ampliamente-podemos ir a la enfermería del colegio si quieres, estoy seguro que allí podrán atenderte bien-seguí presionando la herida manchándome de sangre en el proceso sin importarme-te duele?-pregunté preocupado mirando esta vez directamente a sus ojos volviendo a sentir el efecto hipnótico de antes-no te vas a morir por esto verdad?-murmuré de nuevo pareciendo otra persona sintiendo como mis ojos se llenaban de lagrimas al borde del llanto-Roppi…-jadeé sin poder evitarlo mientras que mi mente confusa seguía balanceándose entre dos realidades.


¿No te vas a morir verdad?
Aquella frase la pronunció alguien hace mucho tiempo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.