Visitando a los peces [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Visitando a los peces [Libre]

Mensaje por William W. Wade. el Mar Jun 28, 2016 5:56 am





Llevaba relativamente poco tiempo en la ciudad, pero eso ya era un punto a parte, había conseguido el trabajo del que tanto había escuchado a aquellos hombres hablar, aunque la realidad era distinta, los hombres hablaban del trabajo como si fuera lo más hermoso que uno pudiera vivir o tener en vida, pero para el híbrido no era más que un simple trabajo como cualquier otro, ya lo había comprobado, pero que va, miraba el folleto entre sus pálidas manos, observando el mismo, publicitaban no solamente un lugar al cual ir a mirar la vida marina, si no, que contaba con su propio centro de alimentos ¿y qué creen? ¡era  comida a base de pescado! todo irónico, seguramente, pero eperaba que allí tuvieran Sushi, después de todo el sushi era una comida que le gustaba mucho de la cultura japonesa, y tenía entendido en Myr había bastante de la cultura nipona, así como otras culturas, algo normal si era la única ciudad en la que se podía vivir luego del apocalipsis del que él, siquiera estaba enterado. Sus pasos eran calmados, a diferencia de los pequeños que corrían a ver quien llegaba primero a la entrada, aún cuando sus padres eran los que pagarían el poder ingresar al parque acuático, los padres llegaban y pagaban los boletos, y él, apenas si iba llegando, a su lado pasaban niños corriendo, unos mirando con curiosidad al híbrido al no ocultar aquellos rasgos propios de cada una de su naturaleza, suspiraba suavemente para poder mirar los costos y al identificar el que tenía que pagar, pidió un boleto para poder entrar. Le atendieron rápido, y pudo meterse al lugar, aún cuando no era un día de laborar, siendo su día libre de la semana en el trabajo, optaba por vestir a manera que parecía que  trabajase en una ofician, la camisa blanca con el chaleco, aquel saco encima, unas prendas que aludían completamente a alguien que se dedicaba a brindar servicio de hogar, un mayordomo  para ser más específico, ajustaba sus guantes con calma mientras en sus labios sujetaba aquel folleto de antes que le había ayudado a llegar a ese sitio, miró a los niños correr y pegar sus caras contra los cristales de los estanques deseando poder mirar algo más que simples peces, quizás pensaban que encontrarían tritones o sirenas allí, claro, muy fantasioso pues aunque existieran tritones y sirenas, dichas criaturas eran algo sumamente raro de verse por cualquier lugar, y eso era más que suficiente para que los pocos que pudieran verse fueran perseguidos para ser capturados y vendidos. 


Pero no era momento de pensar en cosas de trabajo. 


Se acercó a uno de los cristales a mirar, en efecto, había peces, de variables colores, se veían bastante hermosos en contrastes de sus escamas con el agua y la luz artificial que se usaba para iluminar dentro del tanque de agua, los niños los podía escuchar contentos, y realmente, aquello siquiera pareció hacerlo sentir agradable ni mucho menos mal o molesto por los sonidos tan tontos que los niños hacían como pretendiendo que los peces volteasen. Pronto las voces de las personas llamando a sus pequeños para irse, y otros más tomando rutas diferentes, el híbrido de ángeles simplemente caminó para poder mirar con más detenimiento, y pudo ver la escena, aquel pez que atacase a otro más pequeño para poder comérselo, aún cuando no sintió siquiera el impulso de reír por lo gracioso que para él había sido la escena, le pareció divertido. Se alejó tras unos momentos mirando el folleto con el que se había guiado, buscando la zona de alimentos para poder tomar algo antes de seguir con su paseo por el parque acuático, otros niños corrían para dirigirse a las zonas de las albercas...era increíble como la civilización había creado un parque temático, un parque acuático con un acuario para disfrute de los más pequeños y un centro de entretenimiento total. Al llegar a la zona de comida, pudo ver, si, había puestos de comida pero le fue difícil dar con el que buscaba como tal. Al finalmente encontrar el establecimiento de sushi, pidió una orden, y al recibir y pagar, con tranquilidad buscó donde sentarse, una mesa, donde pudo quedarse acomodándose, procurando que no se lastimase al sentarse las alas, estiró un poco estas para poder acomodarse, y cruzándose de piernas, sacó el celular, con tranquilidad, para poder mirar en este algunas cosas, como mensajes y demás, y con los palillos, tranquilamente, tomó uno de los rollos de sushi para poder llevarlo a su boca, y comerlo, siempre mirando claro está la pantalla de su celular, manteniéndose vigilante de las noticias y mensajes que verificaba, terminando, guardó el móvil, y siguió comiendo de su platillo, junto a el plato de sushi había un plato más, de Gohan, con tampico.  Y la bebida.  


Siguió comiendo con tranquilidad, escuchando el gritar de alegría de los niños y restando importancia a las curiosas miradas de ver a alguien en traje en un lugar como lo era aquel parque temático acuático. 

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.