Expectativas || Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Expectativas || Privado

Mensaje por Invitado el Jue Jun 23, 2016 12:35 am

La noche había sido muy curiosa, me había tocado un trabajo extra y a falta de dinero acepté, pero no fui sola, fui con unas compañeras del burdel para así al menos tener un poco de resguardo. El sitio donde debíamos trabajar estaba muy alejado de la ciudad, era en un sector peligroso y si bien yo era de ir a zonas seguras, la paga sería bastante buena como para rechazarlo. El trabajo era sencillo, yo y mis compañeras debíamos asistir a una fiesta e ir animando las cosas, incitando al baile y a la bebida, incluso al consumo de otras sustancias que preferí ignorar. Las horas pasaban y me divertí trabajando, las cosas fueron bastante bien pese al temor que tuve inicialmente y acabamos por pasar toda la noche en el galpón mismo donde se hizo la fiesta. Al acabar la noche me tocaba regresar a la tienda y las otras se fueron de regreso al burdel y no faltó quien se encariñó con algunos chicos de los que participaron en la fiesta.

Salí del galpón y comencé a caminar con lentitud y algo de pereza desde el lugar, olvidando que hacía horas me encontraba demasiado preocupada por merodear sola por ese sitio, pero tal vez solamente eran conjeturas ante el deteriorado aspecto de las calles o la ausencia de personas a esas horas. A la distancia veía algunas fábricas y más de un sitio baldío, no daba buena pinta, pero aún me restaba un largo trecho que recorrer y no podía siquiera pensar en conseguir un taxi o pedirle a alguien que me llevase. Para cuando me di cuenta el alba había llegado causando que voltease a mirar el horizonte, era algo hermoso de apreciar aunque permanecer mucho tiempo así no era algo apropiado. Bostecé y me abracé, hacía frío, estar fuera era algo diferente al ya no tener el calor de la multitud, sino la compañía del viento que movía con fuerza mis cabellos que se encontraban sin amarra alguna. Mi propia cola se movió ante tal ráfaga.

— Necesito café... — murmuré algo molesta, fruncí el entrecejo y traté de recordar la calidez y fragancia de tal brebaje, pero aquello solo lo tendría una vez me adentrara en la zona citadina, alejada ya de esas calles tan vacías y de aspecto sospechoso. Me tambalee unos momentos sin pausar mi andar, pero un sonido a la distancia hizo que mi atención cambiara y mis sentidos se alertasen, no varié mis pasos por no demostrar que me percaté del caminar no muy lejano de mi. Estaba segura que alguien merodeaba, mas no había visto a persona cerca de mí cuando salí y hasta donde yo creí había sido así durante todo el trecho. Apresuré mis pasos instintivamente, no deseaba encontrarme con alguien problemático y tampoco buscaría el correr al primer movimiento, tal vez solo era una actitud algo paranoica por mi parte y por ello es que debía pensar bien.

A la primera esquina viré buscando cambiar mi ruta, prefería la soledad ya que en el peor de los casos podría cambiar mi aspecto y esconderme en algún sitio pequeño hasta encontrar un camino por donde huir y así regresar temprano a la tienda o seguramente tendría problemas. Quizás era mala mi fortuna o yo me buscaba las cosas, pero al haber avanzado un poco por aquel callejón me topé con una fragancia que me causó escalofríos, la reconocía muy bien, quizás demasiado bien. Olía a perro y no precisamente de los amistosos que merodean las calles, sino de esas 'bestias' agresivas con las cuales en reiteradas ocasiones me tope en los bosques, salvándome por milagros inauditos. Detuve mis pasos en seco y sostuve mi cola con miedo, no podía ver aún al dueño de tal fragancia y rogué que solo fuese un rastro dejado y no de la presencia de tal ser.

Aspecto:
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Expectativas || Privado

Mensaje por Nyar el Jue Jun 23, 2016 1:59 am

Gusto en hacer tratos con ustedes chicos –Dije en media sonrisa dejando ver mis colmillos mientras me retiraba de la bodega, detrás de mí, una banda de ladronzuelos demasiado alcoholizados para pensar, permanecer despiertos, o para defender su botín.

Todos junto a una buena botella de vino de arroz que me había robado días antes y escondido.

Creo que hubiera sido más inteligente vender solo el alcohol a su precio real, menos problemas en un futuro, pero gane el doble, vendí el vino a menor precio a ladrones menores de edad para su fiesta, pero me quede con el botín que habían recogido unos días antes y con algo de suerte, olvidaran mi rostro cuando despierten.

Revise el interior de mi pequeña bolsa de cuero viejo: monedas y billetes en su mayoría, unas cuantas sortijas y pulseras que parecían de valor, y unas botas que aún estaban en una condición decente… ¿Por qué me había llevado las botas? Trate de recordarlo mientras seguía caminando.

Bueno, solo el dinero ya era bueno para “mi paga” de hoy, y aún tenía buenas horas que desperdiciar, esta vez era el amanecer mi señal de regreso.

Las calles vacías en la hermosa noche y el fuerte viento me hacían sentirme la reina del mundo, todo estaba hecho para que yo lo tuviera, solo que la gente de Myr no lo sabía, respire profundo y empecé a dar saltitos al caminar, este día no podía ponerse mejor.

Di vuelta en un callejón donde ocultaba mis cosas, un muy buen agujero bien oculto en la oscuridad, bajo algo de tierra para evitar que animales con buen olfato lo detectaran

Lo cual volvía mi mente a las botas, ¿Por qué rayos las había traído? Esto atraerá justamente a lo que no quiero atraer.

Mientras guardaba las pulseras, saque las susodichas… botas de militar, piel falsa, resistentes pero tardaría un buen tiempo en venderlas… sería mejor que las dejara para alguien en el callejón.

De repente oí pasos, alguien más había entrado al callejón ¿Uno de los ladronzuelos siguiéndome? Podría ser, pero no necesariamente.

Al ver con detenimiento me di cuenta que era una chica, parecía no poder ver en la oscuridad, pero yo podía verle perfectamente, parecía asustada de alguna manera, temblorosa, sujetándose la cola.

Encendí una pequeña esfera de fuego en la punta de mis dedos para que lograra verme, salude con mis manos.

Buenas noches, ¿está pérdida? – Dije en un tono aniñado y amable, por experiencia sé que en mujeres es el tono que es más tranquilizante y refleja más seguridad al acercarse.

Seguí guardando mi botín en el agujero mientras esperaba su respuesta –No parece bien señorita, si puedo ayudarla…

Volver arriba Ir abajo

Re: Expectativas || Privado

Mensaje por Invitado el Jue Jun 23, 2016 9:55 am

La tensión que sentí apenas llegó a mi nariz ese aroma me dejó más atenta en tal sentido a que en otros, por lo que demoré en notar la figura de una fémina no muy lejos de donde yo me encontraba, por lo que al verla me asusté dando un ligero salto en mi propio sitio. Mi mirar se fijó en la esfera que resplandecía próxima a la mano contraria, no había visto algo así antes a esa distancia al menos, por ello es que me dejé encandilar por unos breves segundos sin soltar mi cola bajo ningún concepto. Aquello me calmaba de cierta manera. Su voz interrumpió mi pequeña admiración y asentí por reflejo, aunque era otra cosa la que me aquejaba y no mi ubicación, pero si seguía adentrándome por aquellos callejones probablemente si llegaría a extraviarme.

— Hola...— mencioné bajo y algo más calmada, ver a una chica me dejaba mejor los ánimos y no dudé en acercarme a ella aun con lentitud, pero sin el nerviosismo que antes me invadió. Observé como guardaba sus pertenencias y continué avanzando hasta quedar a un metro o menos, no se veía hostil y me había ofrecido ayuda, pero yo tampoco podía ser tan crédula y me mantuve alerta aún si mi anatomía obtuvo mayor relajo — Yo no soy de por aquí —  inicié creyendo que con eso podría entenderse mejor mi situación —Vine por un trabajo y me tocó regresar sola... — elevé la diestra y rocé mi cuello al pensar en la tienda a la que debía regresar, tocando ligeramente el fino collar negro que aprisionaba mi cuello denotando el poder que la tienda de mascotas poseía sobre mí — pero creo que alguien me estaba siguiendo y no quiero parecer asustadiza o paranoica, pero, sentí pasos cerca de mí y... — alcé ambas orejas félidas al escuchar no muy lejos los mismos pasos de los que me estaba quejando. Mis orejas se movieron conforme se percibía tal sonido — ¿Lo oyes? —  el sonido era disparejo, daba a entender que quien se acercaba a nosotras estaba herido o algo en su sistema le impedía el caminar apropiadamente. Tarde me fijé en que ella al igual que yo poseía rasgos animales que, debido a la poca iluminación en general no pude distinguir o por mi temor me negué a detallar. Me sorprendí y por lo mismo es que no me acerqué más ni busqué contacto, debía tener cuidado.

— ¿Sabes de algún camino rápido y no tan peligroso para ir a la zona central? —  fui directa en lo que quería y no me atreví a pedirle algo más que indicaciones, había sido amable en hablarme y aunque esa fragancia le perteneciera -por lo que deduje al verle de cerca- no dejaba de tener cierto recelo — Serviría también un  —  y fue en esos momentos donde la persona de la cual hablé cesó su andar, había llegado ya al callejón donde me encontraba y no parecía de muy buen ánimo. Yo ignoraba que a quien buscaba no era a mí, sino a la persona que se había quedado con sus pertenencias, entre ellas el calzado que ese hombre no portaba. Lo que menos vi fueron sus pies y de hacerlo no habría caído en cuenta jamás del motivo de su presencia. El hombre era robusto y poseía rasgos toscos, pero ese tambaleo no solo se debía a la carencia de calzado, sino que una vez se le miraba apropiadamente resultaba fácil notar que estaba ebrio y de allí el constante movimiento al caminar.

Solté mi cola y la dejé menearse tras de mi, serpenteando con lentitud; en tanto mi cuerpo se giró solo un poco para poder ver mejor al hombre  — Es él... —  susurré no por confirmárselo a ella, sino que era por mí. Su rostro no me fue conocido, por lo que de la fiesta en la que estuve no era y sembró en mi mente la interrogante sobre sus motivos para seguirle hasta ese punto.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Expectativas || Privado

Mensaje por Nyar el Jue Jun 23, 2016 4:54 pm

Cuando estuvo lo bastante cerca disminuí un poco esfera para concentrar más la luz, esperaba que ya no se viera al inicio del callejón.

Lleve mis ojos por su persona: linda ropa, orejas que parecía de gato, aun cauta para mi desgracia, aunque supuse que era normal, encontrarse a alguien en un callejón ofreciendo ayuda es extraño y sospechoso.

Mis ojos se detuvieron en el collar de la chica, se parecía levemente al mío, mas no igual, interesante, una mascota con permiso de libertad, tal vez tenga algo de dinero que pagar por mis servicios.

Con la otra mano cubrí de tierra mi botín, ahora si estaba lista para atender a la señorita, me puse de pie quitando la tierra de mis rodillas – En todo caso viene sola ¿eh? ¡No se preocupe! Su servidora conoce las calles mejor que su mano –Dije en un tono orgulloso, manteniendo indicios del tono aniñado – Solo dígame a dónde quiere ir y la llevo – “por un módico precio” estaba a punto de decir cuando oí las pisadas – Luces fuera, guarde silencio, no se preocupe, aquí estoy – apague la esfera de fuego, el callejón volvía a la oscuridad.

En ese momento recordé porque me había llevado las botas.

Ese desagradable hombre, uno de los miembros de la pandilla de ladronzuelos se acercaba tambaleante, yo que él me alejaba del lugar, un clavito por aquí y un vidrio por allá podrían hacerle daño a sus hermosos piececitos, y tal vez darle tétanos, eso sería agradable.

El desgraciado me había estado coqueteando, toqueteando estando en mi punto ciego e insinuado con sus amigos que me llevaría a un lugar más privado, maldito adefesio.

¡Reeeeed! ¡Sé que estas aquí! ¡Sal donde -hic- pueda verte! – Empezó a avanzar, mala elección para él, pero por fortuna aun nos refugiaba la oscuridad.

Lo bueno, aun no le había dicho a la joven mi nombre, ni mucho menos ese raro apodo, así que “Red” podría aplicarse a cualquier persona – ¿La buscara a usted o la habrá confundido con alguien…? – dije en susurro – Parece alcoholizado, podría noquearlo, pero no creo que sea buena idea – Mas porque mi botín está aquí – Puedo crear una distracción pero necesito que a mi señal corra y me siga lo más cerca posible – Mucho trabajo para un pequeño problema, pero bueno, mi otra opción es aventarla contra el tipo y escapar, creo que la opción de escapar junto con esta gatita y llevarla a casa sería mejor

Lance una pequeña esfera de fuego contra el suelo cerca del sujeto, este se quejó de la luz y del calor.

Tome la muñeca de la chica y la jale intentando darle la señal de que empezara a correr

Volver arriba Ir abajo

Re: Expectativas || Privado

Mensaje por Invitado el Lun Jul 11, 2016 1:54 am

Me sorprendió nuevamente la forma en que ella me habló, sonaba amable y entusiasta, siendo algo poco común en un sector como aquel. Lejos de generarme más dudas, tal forma de hablar me relajó de cierta manera y creí que ella podría ayudarme en el aprieto en el que me encontraba. Estuve a punto de indicarle hacia donde debía regresar, pero ella me silenció ante la presencia del hombre que invadió el callejón, lo único que hice ante sus palabras fue asentir obedientemente y me silencié. Observé al sujeto que mantuvo la mirada en diferentes sitios, buscando a la morena que tal como yo se mantuvo en silencio, pero al escuchar tal grito creí equívocamente que se refería a mi ante el 'red' debido al tono de mi cabellera. Ladeé el rostro, definitivamente no le conocía, por lo que asumí prontamente que estaría errado al no estar en el mejor estado posible, pero aún así no respondí nada ya que tal sujeto parecía tener problemas aún para distinguirnos en aquella oscuridad matutina.

Retrocedí solo un paso y bajé la cola, meneándola con inquietud. Fruncí el entrecejo y adopté una postura en general a la defensiva debido a mi naturaleza felina. Me desagradaba el aroma al licor que inundó el sitio, puesto que, ese hombre parecía haber sido bañado en alcohol y de la peor calidad posible. Llegué incluso a fruncir más el ceño, queriendo tapar mi nariz, pero contuve tal deseo para no alertar al contrario mientras la chica se dirigía a mí — Yo no le conozco... seguramente se equivocó de persona  — susurré mirándole con atención, tratando de no moverme descuidadamente, estuve en alerta durante todos esos segundos en los que hablamos — Comprendo — y volví a asentir decidida a dejarme guiar por aquella mujer. Si tenía la oportunidad de alejarme de tal sujeto, no me importaba el cooperar con una persona que pese a ser extraña se había portado bastante bien conmigo. Es así como le dediqué nuevamente una mirada al ebrio en lo que ella preparaba la situación.

No dejaría de sorprenderme ante el fuego que la morena arrojó, pero no podía dedicarle mucho tiempo al asombro, debía correr ante el toque contrario y con rapidez inicié el escape manteniéndome al lado de ella. Confié en que verdaderamente conociera las calles del sector, por lo que no podía ser yo quien guiase y solo me dejé llevar. Lo que si pude hacer con facilidad fue seguirle el ritmo, mi cuerpo era pequeño y ágil, sumando mis aptitudes físicas, no resultó complicado correr con rapidez sin ser especialmente ruidosa pese a mi calzado. No volteé a ver al hombre nunca más, solo me concentré en el camino que teníamos por delante, doblando cuando ella -quien pasó a volverse mi compañera de escape- me indicase para así perdernos entre las calles y callejones igualmente solitarias que por las que inicié mi caminata.

Al cabo de varios minutos nos detuvimos solo para saber si seríamos seguidas o no, porque seguir corriendo de alguien que no nos sigue sería absurdo, además para mi no sería del todo grato seguir metiéndome en calles que no conocía. Me sentía desorientada y miré los alrededores con gran curiosidad, pero abandoné mis preocupaciones al sentirme más segura — ¿Estaremos bien por aquí? — pregunté bajo mostrando una ligera agitación por correr, nada muy grave — Aunque a decir verdad ahora me siento más perdida que antes — le confesé riendo bajo ante tal situación y me aproximé a ella — Espero que ese tipo se olvide de nosotras, olía desagradable — acoté negando ante solo pensar en ese individuo. Suspiré y giré ligeramente mi cuerpo hacia la derecha, sin dejar de mirar a la fémina — Gracias por ayudarme — hice una pausa breve — ¿Cuál es tu nombre? — le interrogué para poder hablarle con propiedad, no me gustaba ignorar el nombre de las personas con quienes conversaba aún si fuese un corto periodo el que fuésemos a estar juntas.

— Yo soy Lynn — mencioné rápidamente, preparándome solo por si ella se molestaba al preguntarle por el nombre sin siquiera presentarme primero — Quisiera... quisiera tomar tu oferta — refiriéndome a la ayuda que ella me ofreció antes de ser interrumpidas — ¿Sería mucha molestia que me ayudases aún más? — no perdería mucho con al menos preguntar, prefería ser directa con esas cosas y si se negaba, me tocaría ser más asertiva para poder solicitar su ayuda. Sola no podría salir de allí, no al menos sin cambiar de aspecto y eso pese a darme más movilidad me volvía inmensamente vulnerable. Era un problema, además, porque siendo gata no podría llevarme la ropa o el dinero obtenido por el trabajo de la noche.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Expectativas || Privado

Mensaje por Nyar el Sáb Jul 30, 2016 5:21 pm

Después de mi pequeña explosión, me asegure que nos siguiera, fingiendo ver si la gata estaba detrás de mí, quien por cierto parecía bastante ágil, con esos zapatos cualquiera hubiera tropezado fácilmente.
Ok, mi mente había empezado a entrar en multitareas entre recorrer las calles, verificar que el tipo nos estuviera siguiendo y perderlo ya que estuviéramos muy adentro de la ciudad
Un buen giro de esquina y ya no oí los pasos del sujeto, está bien, ya estamos muy lejos y por lo alcoholizado que esta posiblemente no recuerde absolutamente nada de lo que acaba de pasar.
Al cabo de un rato empecé a disminuir la velocidad, al parecer ya estábamos a salvo pero seguía en caminata rápida, y a los pocos minutos ya podíamos tomar algo de aire
Las calles seguían vacías, pero no lo estarían por mucho tiempo, unas cuantas horas más, en estas zonas se despierta temprano, y tengo que volver a la tienda cuando eso pase
¡Vaya que corrimos mucho! – Dije recuperando mi aliento en el mismo tono de antes, como si también estuviera emocionada por el choque de adrenalina, me preocupa un poco estar algo cansada para que suene lo suficiente convincente – Estaremos bien señorita, conozco bien estas calles – Le sonreí mostrando colmillitos, lo bueno que al parecer la gata ya estaba más cómoda en mi presencia –De nada Lynn, me llamo R- –Ok, casi se me iba y estuve a punto de decir el nombre que ese hombre había mencionado , fingí una tos fuerte, tanto que tosí un buen rato hacia el suelo como si me estuviera ahogando con mi propia saliva, luego recobre la compostura aclarando la voz – Perdón, me llamo Nyar, uff, parece que esa persecución saco más de mil de lo que quisiera –Le sonreí, aunque mi verdadero nombre quedara al descubierto estaba bien, por ahora no parecía como una mala decisión
No tenga miedo, aquí su servidora la guiara sana y salva de regreso, va hacia la tienda de mascotas legales, ¿no es así? – Ya que el collar se parecía pero no era el mismo supuse, sabia dentro de mí que estaba en lo correcto  –La puedo llevar unas uh… -calcule la distancia y pasando que zona seria la señal para que mi propio collar me noqueara  – Tres cuadras antes llegar a la tienda, no me puedo alejar mucho vera… – jale hacia abajo mi caperuza para que viera mi cuello y viera mi propio collar – Si terminando esta aventura me pudiera dar alguna gratificación o darme publicidad para sus amigos estaría agradecida –Un falso sonrojo lleno mi cara, son fáciles de hacer una vez que dominas este hermoso arte, dan ese tono perfecto de buena voluntad e inocencia
No espere a la respuesta de la fémina y empezamos a caminar
Y dígame, ¿Qué hacia una gatita como usted por aquí? – Mi sonrisa empezaba a notarse fingida a mi parecer, así que deje de hacerla y en vez trate de centrar el tema en otro asunto – Yo soy camarera hasta noche en una taberna desconocida –No sonaba del todo mentira, parecía más que lo decía para no centrarme mucho en mi –Por aquí las calles son algo engañosas, los edificios son muy similares entre sí, pero hay algunas marcas que dicen por dónde estamos, a ojo conocedor, es fácil guiarse –No existían como tales las marcas que mencionaba, pero era mejor mantener entretenida a la gata un momento en lo que terminábamos nuestra travesía

Volver arriba Ir abajo

Re: Expectativas || Privado

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.