Cementerio de historias [Libre Grupal]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cementerio de historias [Libre Grupal]

Mensaje por Ruki Otoya el Miér Mayo 04, 2016 3:54 pm

No parecia encontrarse en el mismo mundo, era totalmente lo opuesto a lo que estaba acostumbrado. ¿Por qué estaba ahí? Ah, cierto: su curiosidad lo habia vencido al leer un libro sobre "El planeta tierra" que habia encontrado en un rincón de su abundante biblioteca personal. El pelinegro habia despertado una mañana con la determinación de conocer el planeta que describieron, mucho tiempo atras, tan detalladamente que creia recordarlo, a pesar de jamas haberlo visto. Buscó en la net alguna agencia que pudiera darle un recorrido por la zona indecada, queria ver con sus propios ojos la destrucción y condiciones que les obligaron (a él y al resto de las personas) vivir enél, la Isla flotante de Myr. Encontró la empresa indicada y agendó una cita, misma a la que asistió formal al cabo de unos dias para solicitar el servicio que precisaba; pagó lo correspondiente y le informaron de la persona que le guiaria por las ruinas del planeta por la siguiente semana.

El dia tan esperado por el ojiazul finalmente llegó; tomó la maleta que habia ordenado minuciosamente desde hacia dias y en la cocina se hizo de una hielera que contenia suficientes alimentos para subsirtir durante la expedición. No supo si lo hizo por mera costumbre o porque realmente lo necesitara, pero tomó el libro que usualmente leia y, como extra, metió el de "La tierra" entre el resto de sus pertenencias. Planeaba analizar las diferencias entre el mundo de hacia mas de mil años y el actual, aunque estaba mas que seguro de que la diferencia seria macroscópica. Aguardo paciente la llegada fe su guia en el lugar acordado y pronto vio que otras personas se unian a él por lo que procedió a saludarlas, después de todo, serian sus compañeros en aquel peculiar viaje.

Despues de lo que él le parecio una verdadera eternidad, la joven en cuestión hizo acto de presenvia y se drijeron a la.. ¿como llamarla? ¿estación? Bueno.. al area por la cual bajarian a la zona infectada. Se aseguró de que todas sus pertenencias se quedaran con el y, al cabo de un rato, sus pies estuvieron caminando en lo que parevia una mezcla de tierra y escombro, además de basura, mucha basura. A pesar de estar preparados, costaba un poco moverse y toda la atmosfera era pesada, incluso un tanto opaca, cosa atribuida a la aun presente contaminación, supuso el vampiro. Analizo su rededor y luego dirigió la vista a la guia, que en ese momento revisaba algunas cosas. -Bien, ya estamos aquí... ¿que hay que hacer ahora?-

Volver arriba Ir abajo

Re: Cementerio de historias [Libre Grupal]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 12, 2016 6:40 am

La peculiar forma en que termino siendo una guía de turistas, era por demás, molesta para cualquier ser humano, en especial ella –aun cuando de humana solo tenía la apariencia-. Alisa, siempre se había caracterizado por ser una mujer calmada y centrada, que gustaba de pasar el tiempo libre reparando diversos objetos, y no guiando un grupo de adinerados por una zona tan infértil como lo era el viejo mundo, desconociendo enteramente el motivo de estos por incursionar allí abajo, pero, una promesa era una promesa, y ella no la rompería, por más absurda y molesta que se le hiciera.

Y esto, es lo que nos lleva rápidamente al motivo de Alisa para hacer ese trabajo, todo se debía a una promesa de la cual no tenía memoria, basada simplemente en cumplirle un favor a un viejo amigo, mismo que tenía aquella especie de agencia de viajes. Si se lo preguntaban a la mujer, fácilmente diría que todo ese asunto era la peor de las mentiras, debido a la falta de personal capacitado que su antiguo amigo de instituto tenia, pero antes de romper una promesa prefirió seguir la falacia, cargando en su mochila de viaje, misma que llevaba a las misiones del consejo, algo de alimento, y un mapa con zonas despejadas aptas para que los adinerados contratantes del servicio pudieran disfrutar.

Ahora, finalmente con el grupo reunido en el sitio acordado, la chica no demoro mucho en escoltarles hasta un pequeño portal que los traslado de inmediato a una zona segura dentro del área infectada.

El aire se notaba pesado, las nubes en lo alto ligeramente cargadas atrayendo consigo el pronóstico de la lluvia, por lo menos según recordaba en esa zona no caía lluvia acida, un alivio bastante grande tanto para ella como el pequeño grupo, porque de lo contrario seguramente regresaría con heridos a la isla, ya que según su experiencia, muchas veces un “civil”, no detectaba el peligro aun cuando le diera de lleno en la nariz.


- ¿Hacer? –la voz femenina resonó en medio del vacío, intentando pensar que sería bueno de mostrarle a ese grupo de personas, en especial porque el hombre quien le cobro el favor no le dijo nada, tan solo que diera una pequeña expedición, poniéndole todo el peso a la joven dama - Creo que primero me presentare… es lo más correcto en una situación así –con un ligero suspiro, la chica de boina se posó frente a todos, su mano derecha reposaba en su cintura, mientras la surda colgaba con entera ligereza en su lateral, sus prendas, bastante reveladoras para la gente normal se mecían con la brisa, sin llegar a revelar más piel de la necesaria - Mi nombre es Alisa Ilinichina Amiella… seré su guía en este día, por ello, si les digo corran deben hacerlo, si les pido que se escondan también háganlo… este terreno puede parecer una vieja exposición de museo, pero es bastante peligroso si no conocen la zona de manera apropiada. Dicho eso… cerca de aquí se encuentran las ruinas de una vieja ciudad, con lo que se conocía como un centro comercial, miraremos ese lugar ya que pueden encontrarse objetos bastante antiguos que aun funcionan… como actualmente no son de nadie, pueden tomar lo que deseen como recuerdo, aquí prevalece la ley de los piratas, de quien primero lo toma se lo queda –le daba algo de gracia hablar de esa manera, en especial cuando se suponía que era una especie de guía, pero su actitud distaba mucho del supuesto papel a desempeñar, inclusive inicio la caminata sin siquiera preguntar si el grupo estaba de acuerdo, porque si le tocaba guiar, lo más sensato era iniciar de una buena vez, antes de que el sol se ocultara trayendo consigo, ciertas cosas que dudaba, la gente deseara ver.

_______________________


Atuendo
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.