Glorioso Domingo (Priv. Yuu-chan)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Glorioso Domingo (Priv. Yuu-chan)

Mensaje por Invitado el Dom Abr 17, 2016 1:24 am

Días libres, eso es lo que quería más; días libres. Pero lastimosamente su deseo no seria concedido con facilidad si no se esforzaba por ello. Domingo, glorioso domingo, su día favorito de la semana y no es que se quejara de su trabajo, amaba su trabajo y más para quien trabajaba, su mejor amigo, su amigo de la infancia ¿como no amar un trabajo donde puedes estar con la persona que es más te importa? Aun sí eso implica recibir uno que otro regaño, por parte de su jefe o bien demasiados piropos que no hacían más alimentar su ya de por si gran ego.

No se avergonzaba de ser la mascota de Yuuki. Es más, muy por el contrario se sentía orgullos, técnicamente su amigo lo había rescatado cual princesa en desgracia; se carcajeo contra la almohada. Aquel pensamiento era patético en tantas formas que daba risa y con el buen humor con el que recién se levantaba, algo que no pasaba seguido.
Orión por su parte rara vez despertaba temprano y de buen talante, lo normal era que alguno de los Sakurai le despertara de una u otra manera.

Dio un par de vueltas eran apenas las seis de la mañana muy temprano, ridículamente temprano.  Ni siquiera Yuu-chan estaría despierto, así que miro a la cama contraria y le contemplo dormir tapado por una sabana. Así siguió su ejemplo e intento dormir otro poco; aunque no lo logro y termino pasando otro rato en cama o eso intento porque la espalda ya no lo quería dejar seguir acostado, no importaba la posición que tomara no se sentía cómodo. Resignado pateo las sabanas y estiro arqueando la espalda y los brazos lo más alto que podía llevarlos escuchando el crujir de sus adormecidas vertebras. Una vez competo su ritual de estiramiento acomodo la cama y se puso un suéter sin mangas más un pantalón holgado para evitar escenas con Aoi por su no muy sano habito de dormir en ropa interior aunque si fuera por él dormiría como vino al mundo. Pero ya no vivía solo, además de que tenían a una adolescente con ellos, tenia que taparse o Yuu-chan le reprocharía nuevamente, su precaria forma de dormir.

Salio de la habitación rascándose el estomago y soltando uno que otro bostezo. Fue a la cocina para poner el café y de paso arrasar con un bolsa de malvas en el proceso, no era un desayuno nutritivo pero eran necesarias para su felicidad y estado de animo estable; aun que le conto a Yuu-chan lo que paso con su padre, solo que había habido una pelea en casa con las verdades de su supuesta madre, nunca le dijo el efecto que tuvo en él y como casi se pierde a si mismo en el proceso.

El olor a café se sentía por todo el piso.

Tomo una escoba y se dispuso a hacer un poco de aseo para variar, lo normal es que Aoi o Yuuki lo obligaran, admitía que era un poco flojo para esas cosas. Pero su buen animo de esa mañana y su afán por gastar energia en el proceso lo llevo a barrer y fregar los pisos del departamento lo más silencioso posible, ya que ambos Sakurai aun dormían. Una vez terminada la labor su estomago rugió por alimento, Rossi no era un maestro en la cocina pero se defendía, aunque eso no quitaba que prefería mil veces la comida de Yuu-chan. Miro la hora, apenas había transcurrido una hora. -Yuu-chan despertara pronto ¿porque no despertarlo?- sonrió travieso y a paso lento aun descalzo, con el mínimo ruido abrió la puerta.

Se puso de cuclillas a un costado de la cama. Le contemplo un instante, se veía muy guapo dormido tenia que reconocerlo. -Yuu-chan~- llamo moviendo un poco su hombro para despertarlo. -Yuu-chan~ Yuu-chan~ tengo hambre, alimentamé~- le pico la mejilla, con el dedo y luego su estomago rugió de nuevo, no quería brincarle encima o seria pateado he incluso golpeado por su mejor amigo.
Plan B: Le dio un sonoro beso en la mejilla y espero con animo el resultado.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Glorioso Domingo (Priv. Yuu-chan)

Mensaje por Yuuki Sakurai el Dom Abr 17, 2016 3:14 am

Su vida había recibido un cambio drástico desde el reencuentro con Orión, no solo porque fue capaz de expresarle una disculpa que guardó por muchos años, sino que tenerle tan cerca al volverle su 'mascota' resultaba ser algo que solía ponerle en alerta. Estuvo acostumbrado a no tenerle por varios años y que eso cambiase de golpe al inicio le mantuvo muy nervioso y más por compartir habitación con él. La idea de tenerle en su cuarto fue de él, pero jamás llegó a pensar en como se sentiría por las noches, puesto que las primeras semanas casi ni pudo dormir ante el nerviosismo que Orión le generaba. Ya con el tiempo que llevaban juntos, podía conciliar el sueño con normalidad, pero eso no le quitaría nunca ese nerviosismo propio de los sentimientos que seguía guardando por su amigo. No obstante, Yuuki sabía muy bien que jamás sucedería algo que rompiese esa amistad y por lo mismo, tras ese sentimiento de inquietud se sumaba constantemente cierta decepción. Aunque eso era por culpa propia.

Aquella mañana Yuuki se encontraba dormido plácidamente, normalmente se movía poco al dormir y por eso se podía apreciar el orden que mantuvo ente las sábanas. Su cabellera estaba completamente suelta y enredada a un costado, justo al opuesto de donde se encontraba la cama de Orión. La calma era palpable y nada parecía que podría despertarle ya que la noche anterior había sido laboriosa, tanto para él como para el resto de trabajadores y por lo mismo es que Yuuki decidió no colocar una alarma que le despertase temprano. Gracias a su sueño pesado, no advirtió que su compañero de cuarto se levantó temprano y, de haberse fijado, se habría llevado una sorpresa muy grande ante lo poco frecuente que tal cosa era en la casa. La rutina de ambos los fines de semana era otra y más estando su hermana menor en casa. En cierto momento Yuuki se removió, parecía estar soñando y realmente eso hacía, sin darse cuenta  murmuró unas palabras y tras eso continuó aquel profundo sueño que se prolongó por un largo periodo.

Cuando Orión entró a la habitación, Yuu no lo sintió y se mantuvo en la misma postura anterior, sin mostrar seña alguna de que despertaría pronto. Al ser movido por el otro Yuu ladeó el cuerpo hacia Orión sin despertarse aún, volvió a balbucear siendo inteligible, solo cuando le habló por segunda vez es que Yuuki sintió al contrario mas no abrió de inmediato su mirada. El toque en su mejilla causó una ligera sonrisa en Yuu y más ante la petición contraria, pensó en responder pero la voz no le salió ante el sueño que aún le inundaba y la pereza propia al despertar. No esperó que Orión le diese un beso que, si bien fue en la mejilla, era algo que nunca antes le había dado y provocó que el rostro de Yuu mostrase una curiosa expresión. Trató de pensar con calma ¡Aquello solo era un saludo! o un intento de molestarle, quizás, pero aún sabiendo que no tenía nada que ver con lo que a Yuu le gustaría, no fue capaz de evitar que el rubor marcase sus mejillas. Desvió apenas su mirada solo por la vergüenza que sintió.

— ¿Acaso buscabas comerme al hacer eso? — enunció tratando de tomarse las cosas con calma, buscó su mirada y se removió sentándose en la cama procurando que no se notase la incomodidad que sentía y esperaba que el contrario ni siquiera fuese capaz de percibirlo — ¿Llevas mucho despierto? — notó que el otro estaba completamente vestido, lo cual aprobó al instante con un ligero movimiento de cabeza — Es raro en ti ser quien me despierte — sonrió y apoyó ambas manos tras de si inclinando un tanto su cuerpo, debía calmarse antes de salir de la cama u Orión seguramente se burlaría de él — Ah... Orión ¿Aoi ya salió hoy? — trató de conversar un poco ya que solo de esa manera su mente se despejaría, pudiendo calmar el calor que la vergüenza le dejó. Acomodó su cabellera desenredando con sus dedos las hebras, acción que fue lenta y detallista — Tenía pensado preparar tortillas francesas para hoy, dejé varios ingredientes preparados anoche — algo con lo que Yuuki disfrutaba mucho era cocinar y más si era para Orión o su hermana, pero últimamente apenas si podía tenerla en casa debido a sus constantes salidas con amigos.

Suspiró mirando un punto cualquiera al pensar en su hermana, pero cuando regresó la mirada a Orión volvió a sonreír ya que aquel siempre le causaba una sensación de tranquilidad y alegría, ya no estaría solo aun si su hermana decidía alejarse. Además, poder pasar tiempo con Orión a solas era muy preciado para Yuuki. Bajó la mirada unos instantes sintiendo algo de culpabilidad por pensar de esa manera tan posesiva para con su amigo, ya que lo bueno de que su hermana se distanciara es que podría pasar más tiempo con Orión, más de lo que pasaban en el trabajo. — Te... ¿Te podrías adelantar? — dudó en pedirle tal cosa ya que como normalmente era Yuu quien se levantaba primero, podía solucionar ciertos 'inconvenientes matutinos' sin alertar al otro, pero al tenerle a su lado no podría hacerlo y le aterraba la idea de que el contrario lo supiese. Aunque fuese obvio ya que los dos eran hombres, siempre buscaba privacidad para ese tipo de cosas, más por ser Orión la imagen que siempre tendría en mente al 'liberarse'.

Off:
¿Te va bien el color que le puse?

Volver arriba Ir abajo

Re: Glorioso Domingo (Priv. Yuu-chan)

Mensaje por Invitado el Dom Abr 17, 2016 8:34 am

Orión sonrió aun en cuclillas a lado de la cama viendo desde abajo a su amigo –No creo que sea mala idea, de seguro eres dulce~ -le guiño un ojo divertido ante las ocurrencias de su amigo, por supuesto que si Rossi fuera un poco más despierto hubiera visto algo con que molestarle más, pero estaba absorto en la carita algo adormilada de Yuu-chan y en como este desenredaba sus largos cabellos, no se había equivocado el día que; aun siendo niño; le confeso que el cabello largo le sentaría de maravilla y no se equivocó un Rossi raramente se equivoca. Pensó seriamente el morder su mejilla solo para molestarlo pero se contuvo, aun quería que le hicieran el desayuno así que sería moderadamente bueno. -¿He? Digamos que desperté ridículamente temprano, más de dos horas… para mí desgracias, es domingo. – comento levemente molesto consigo mismo por no poder seguir durmiendo pero saco algo bueno, así que viendo las ventajas mejor no quejarse de poder ver al chico de largos cabellos con quien compartía habitación despertar era algo totalmente nuevo y hasta cierto punto fascinante –en el tiempo que llevamos juntos, es la primera vez que te veo despertar. Así que valió la pena.- le sonrió totalmente complacido de verlo despierto. Se estaba cansando de aquella posición extraña pero esperaría un poco antes de levantarse.

Se quedó pensando sobre lo de Aoi ¿ella estaba saliendo cuando el entraba a la habitación? Realmente no se había fijado en la menor de los Sakurai después de todo ella siempre salía temprano y sí su memoria no le fallaba –Creo que iba a ir de excursión con su grupo así que debió irse antes.- cerro los ojos escondiéndose sus ojos de la mirada doble tono de Yuuki, solo por un momento casi infamó, para poder recordar si la había visto salir o escuchado –No recuerdo haberlo escuchando roncar y tampoco me fije, ¿recuerdas la última vez que entre a su habitación?- pregunto levemente aterrado ella le había tirado tres de sus libro de texto justo en la cara sin fallar uno; quien termino curando su sangrante nariz había sido Yuu-chan que se reía cruelmente de él.
Orión abrió los ojos complacido de escuchar algo relacionado con su desayuno y mucho mejor porque no tuvo que hacer mucha presión –Sabes que amo su sazón~ -ya que tenía medio cometido cumplido, decidió levantarse para ir abajo como se le pidió pero antes de eso se apoyó en el colchón y mordió con cariño la mejilla sutilmente rosada de Yuu-chan –Te espero abajo- y técnicamente huyo temiendo entre risas nada disimuladas, había amado su cara de shok, por alguna razón que no comprendía sentía su corazón agitado y se sentía muy emocionado pero ignoraba la causa de esa euforia.

Así que espero en la cocina mientras apagaba el café y le preparaba una a Yuuki a modo de disculpa silente y también se había fijado que Aoi no estaba, entonces no lo había imaginado. Solo busco otra bolsa de malvas para ir comiendo mientras esperaba algo a lo que pudiera llamar desayuno, su estómago seguía protestando y cada vez con más fuerza de la que Orión creía necesaria.

-¡Yuu-chan!-
medio ahogo un quejido al llevarse un puño lleno de malvas blancas a la boca y mascar dejando el esponjoso dulce tratara de llenar su estómago que al parecer estaba más que reacio a dejar que el azúcar le llenara hasta que le callera algo más pesado que solo un dulce. Dejo la taza de Yuu-chan a un lado de la cafetera.  Y se fue a echar de lo lindo en el sillón, mientras empezaba a preguntarse porque tardaba tanto su querido Yuu-chan, bien era cierto que lo había visto con una leve erección matutina pero era normal ambos eran hombres, él también despertaba con una de vez en cuando; sonrió con malicia y sus normalmente alegres facciones se transfiguraron en una sonrisa que daba miedo, pero primero lo primero, su desayuno.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Glorioso Domingo (Priv. Yuu-chan)

Mensaje por Yuuki Sakurai el Dom Abr 17, 2016 10:41 am

Pensó inevitablemente en él siendo mordido por aquel, aquello le parecía algo ridículo que sin lugar a dudas deseaba probar, después de todo sería Orión quien lo hiciera. Sonrió apenas al meditar unos instantes sobre eso y se dedicó a escucharle, siendo sorprendido por el tiempo que aquel llevaba despierto — ¿Tanto? — vociferó abriendo de par en par su mirada al verle — ¿Cómo es que tú... — ni siquiera terminó la pregunta y una suave risa le atacó, parecía mentira que el otro fuese quien madrugase — Ah... es cierto — desvió la mirada mientras recordaba sus mañanas pasadas, efectivamente, aquella sería la vez primera — ¿Valió la pena, dices? Verme despertar no es la gran cosa... ¿o es que puse alguna cara extraña?  —eso por instantes le inquietó ¿Y si había hecho el ridículo mientras dormía? Orión seguramente tendría con ello material para molestarle y, a futuro, seguramente tendría pruebas fotográficas. Le conocía bien y le sabía capaz.

— Ya va siendo costumbre de su parte dejarnos solos — suspiró con cierto aire paternal — Ha crecido tanto... — murmuró y cuando el otro le hizo tal pregunta, Yuuki comenzó a reír al recordar tal suceso — ¡Tú te lo buscaste! — y era normal, una chica en la edad de Aoi no estaba dispuesta a que el amigo de su hermano le molestase en su propio cuarto. Yuu nunca olvidaría lo irrisorio de tal episodio donde aquel dragón acabó con buenos y certeros golpes en su cabeza. Se acomodó sobre la cama sintiendo ya el suelo con sus pies, agradeció poseer alfombra o el frío le habría molestado — Tu amas comer, Orión — sabía muy bien lo goloso que podía ser, pero oírle decir algo así le fascinaba y le mejoraba irremediablemente el ánimo ya que lo tomaba como un cumplido aún sin serlo directamente. Asintió aún algo inquieto y solo cuando Orión bajó es que Yuuki se relajó echándose sobre la cama deseando estar bajo tres metros de tierra.

Era sumamente normal para él tener una erección, pero nunca quiso que su amigo le viese ya que de por si el Sakurai era muy pudoroso y meter a Orión en tal situación era algo inconcebible definitivamente. — Al menos no dijo nada... ¿Siquiera lo habrá notado?, espero que no — musitó apenas con cierta frustración y no dudó en bajar su mano y tocar la dureza que reposaba bajo su pantalón. Aquel era holgado, siendo muy sencillo que se notase cualquier cambio en su entrepierna. Sin mayor dilación comenzó a tocarse pensando en Orión, aquello ya no era novedad para Yuuki quien, pese a sentir cierta culpa por 'usarle' de esa manera, ya lo tenía más que asumido en su día a día. Trató de no demorar mucho y procuró limpiarse muy bien una vez acabó, se dirigió al baño para lavarse las manos, los dientes y la cara; además de acomodar su cabello, para luego ir en dirección a la cocina del departamento. Iba por el pasillo cuando escuchó el grito de su amigo y se apresuró en ir a la cocina, la cual poseía una gran apertura que daba directo a la sala de estar donde además se encontraba el comedor debido a lo amplia de aquella habitación.

Observó a Orión estar acostado sobre el sillón ya que su postura no era la normal al sentarse, negó suave, no le regañaría ya que era domingo y ambos estaban de descanso. Buscó su taza para prepararse algo de café pero la vio ya junto a la cafetera y la tomó, aquello fue un detalle que no pasaría por alto y bebió de la taza un poco. El café le venía muy bien en especial por las mañanas. Tras beber lo pertinente dejó la taza sobre el mesón y tomó desde un perchero el delantal que solía usar en casa, era uno en tono negro que tenía su nombre bordado ya que fue un regalo de su tío hacía mucho tiempo. Una vez lo ajustó comenzó a sacar los ingredientes apartados la noche anterior y los dejó sobre el mesón que servía como división entre la cocina y la sala donde el otro estaba.

— ¿Alguna petición en especial? — dijo mientras tomaba los utensilios para iniciar la preparación del omelette — Si lo dices ahora le agregaré algo más, pero debes acercarte y decirlo — esa solo era una excusa para tenerle cerca y seguramente Orión ni siquiera notase eso — Para el almuerzo pensaba cocinar pescado al horno, compré salmón antes de ir al trabajo ayer y lo dejé en el refrigerador — comentó mientras iba picando las verduras que agregaría a la preparación. Se movió de un lado a otro, tomando una tablilla y un cuchillo, luego un recipiente y una caja con los huevos que restaban. Dejó en la basura las cáscaras sin usar y los tallos, retomando luego el picar las verduras faltantes.

— Aunque... también podríamos salir a comer algo para variar  — murmuró siendo una idea poco trabajada — De ser así el pescado lo haría a la cena... ¿Qué te apetece? — buscó la mirada ajena mientras daba una pausa a su hacer. Quería darle en el gusto a Orión, no era normal que le complaciera en esas cosas ya que no deseaba generarle malos hábitos con la comida, pero ese día había iniciado demasiado bien para él y no quería estropearlo siendo muy aprensivo.


Atuendo:

Así viste pero en tonos más rojizos, no tan café.

Volver arriba Ir abajo

Re: Glorioso Domingo (Priv. Yuu-chan)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.