Máscaras bajo la luna~ [libre grupal]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Máscaras bajo la luna~ [libre grupal]

Mensaje por Shu Toirumi el Miér Mar 23, 2016 3:39 am

Había estado planeando aquello desde varios dias atrás, ocupandose de la decoración, la temática y las invitaciones; la fiesta de disfraces que el rubio planeaba no era una como cualquier otra. Siempre había sido afecto a las cosas llamativas y fuera de lo común, eata reunión no seria la excepción a aquello. Si bien, la fiesta era de diafraces, no deseaba que la gente fuera disfrazada decosas ridiculas o incluso usando los rasgos cacaracterísticos de sus razas en su disfraz. El quería algo mucho mas elegante, algo que se recordara por mucho tiempo; solicitó en las imvitaciones que la ropa fuera al mero estilo victoriano, es decir, trajes de gala en varones y amplios y adornados vestidos largos en las mujeres. Como toque final, los invitados deberían portar una mascara al estilo antifaz o de cara completa, dándole a la fiesta el motivo para llamarla "de diafraces".


El dia previo a la fiesta, Shu supervisó que todos los preparativos estuvieran organizados, haciendo llamadas a empresas de decoración, manteleria, cristaleria e incluso contratando una orquesta de repaldo por si la principal no podía asistir. Revisó el menu, corroboró que la mesa de postres estuviera en orden y que todas las invitaciones hubieran llegado a sus dueños; incluso repasó varias veces el itinerario de la noche. Todo estaba listo.

---


El reloj marcaba las 6:34, señalando que faltaba poco menos de media hora para que el evento comenzara. El ojiazul salió del baño, secando sus rubios cabellos con una toalla para luego lanzarla por ahi; algún sirviente la recogería luego; él tenía prisa, pues aun no se había arreglado, eso le pasaba por quedarse dormido en la ducha. Se dirigió al amplio vestidor, donde estaba predispuesto un elegante traje negro con bordados dorados, atuendo digno de un príncipe por su exquisitez. No tardó mucho en vestirse, pasando luego un peine por su cabello para acomodarlo un poco; de pié frente al tocador, admiró su reflejo: se veia bastante bien, pero sentia que algo le faltaba, no físicamente... era algo más importante. Tomó el antifaz que había elegido para usar esa noche, una mascara negra con retoques en plata y oro, portando encajes y piedras de estos colores; estaba listo.


Se situó en las escaleras del recibidor saludando con una reverencia a los invitados conforme éstos iban llegando. Indicó a los músicos se detuvieran un momento cuando vio habían suficientes personas ya reunidas -Buenas noches a todos... espero disfruten de este evento lo más posible- se puso añgo nervioso, no solía ser de las personas que hablaban mucho - por favor, sientanse como en casa y aprovechen al máximo esta noche que recién comienza- bajó de las escaleras, confundiendose entre la multitud de máscaras, todas ellas hermosas y únicas. Una vez hubo pasado la primera hora, el joven se dirigió a la mesa de postres, quitándose un guante para tomar una truffa de chocolate y horarse de nueva cuenta a la fiesta. Sin embargo, al voltearse chocó un poco von otra persona que recién se acercaba, haciendo que esta se tambaleara al perder el equilibrio. Tomó su mano a tiempo para estabilizarle - Lo siento...¿ te encuentras bien? -

Volver arriba Ir abajo

Re: Máscaras bajo la luna~ [libre grupal]

Mensaje por Menw Wyrmred el Jue Jun 02, 2016 12:12 am

La noche era mi parte favorita del día, pues es cuando los “cuidadores” no miran y por ende, escabullirse de la tienda es tan sencillo como robarle el caramelo a un niño. Si tienes un par de buenas alas, claro está. Por suerte ese era mi caso, por lo que a través de un agujero en la pared de mi celda que con mucho cuidado había ocultado, incluso de la vista de Menw ya que el muy tonto capaz sería de meter la pata y delatarnos, me escabullí; llegando así al patio donde patio donde pude desplegar mis oscuras alas y volar.

Como cada noche volé alto y lejos de la tienda, si por mi fuera no volvería nunca, pero no tenía idea de donde me habían puesto esta vez la dichosa gema, por lo que no podía arrancarmela para que la ciudad me echase y volver al mundo de abajo, donde nada ni nadie nos diría nunca que hacer, evidentemente; he intentado preguntarle al otro Menw cientos de veces, pero como siempre, no se entera de nada.

-A veces me pregunto por que sigo dejandole el cuerpo…-farfullé malhumorado posandome en un tejado cerca de una mansión-Ah, si… Por que no puedo deshacerme de él. -chasqueé la lengua recordandomelo de nuevo. Me senté en aquel tejado con una pierna flexionada y la otra colgando, con uno de mis brazos descansando sobre la extremidad flexionada y escudriñando distraído con la mirada todo el barullo que había allá abajo, donde los “amos” no dejaban de pasearse de un lado al otro, fue entonces cuando de manera accidental vi mi reflejo en la superficie metálica de una placa ornamentativa que había en una escultura.

<< Menw piensa que los amos parecen felices >>como no, no tardó en manifestarse el otro en nuestra mente, pues esa era una pega de tener que compartir el cuerpo, cualquier reflejo podía desertar al que estaba durmiendo y se acabó la intimidad.

-Claro que son felices Menw, cualquiera que no sea un esclavo como nosotros lo és. -le respondí en un susurro, pues ahí arriba nadie podía verme ni oírme, era como un silencioso guardián de la noche, pues a la que empezase a clarear tendría que volver a la tienda no fuera que me descubrieran y se acabó el salir.

-¡Menw no es un esclavo!¡Menw es una mascota! -protestó tan fuerte que me vi obligado a manifestar su voz, tras esto irritado chasqueé la lengua y me escondí en el otro lado del tejado, por si alguien me había escuchado que como mínimo no pudiera verme.

-Es lo mismo. Somos esclavos pero con un nombre más bonito -me froté las sienes, pues Menw empezaba a reclamar el cuerpo y eso nos producía unas horribles migrañas-.Y estate quieto de una vez, o ya me dirás tú cómo volvemos a nuestra celda a tiempo si no puedes volar -le reproché con fastidio y así conseguí que me dejase en paz, al menos el mando del cuerpo por así decirlo.

<< Menw quiere ver lo que hay allí>>pidió de manera lastimera en mi mente, y aunque normalmente me da igual lo que él quiera, me volví a asomar y distraido seguimos observando lo que pasaba; un montón de amos y amas vestidos con sobrecargadas y elegantes prendas entraban a una gran mansión de la que salían una agradable música y un aroma delicioso a comida, pero comida de verdad, no el cuenco de arroz blanco y el chusco de pan habitual que nos daban en la celda y de nuevo vi mi reflejo en la misma superficie metálica-.Nunca ha estado en nada así, Menw se pregunta si los amos llevarán también a sus mascotas… -me hizo susurrar de nuevo con su voz y en aire soñador. Apoye la cabeza en una de mis manos mientras suspiraba aburrido

-No, las mascotas están en casa fregado platos y leyendo cuentos a los críos. -remarqué en tono cansado, moviendo lentamente mi cola de un lado a otro, pasó un escaso minuto que una sonrisa pérfida hizo asomar mis colmillos, se me acababa de ocurrir una idea-. Oye, ¿Te apetece que seamos amos por una noche? -

-Pero Menw es mascota, no puede ser amo… -

-Claro que podemos, tu déjamelo todo a mi. -decidí por los dos, deslizándome entre las sombras para bajar de aquel tejado, escondiéndome en una pequeña esquina por la que veía pasar a los amos que se dirigían a la fiesta. Ahora tan solo debía esperar a que pasase uno con una complexión similar a la nuestra, cuando esto sucedió tan solo tuve que dar un tiró de él para atraerlo hacia nosotros, enroscar mi cola alrededor de su cuello y partirselo antes de que gritase. Por suerte, no permitía que el blandengue viera estas cosas, o de lo contrario ahora estaría berreando como un loco y nos pillarían. Así que cuando aquel amo se desplomó muerto en el suelo, le permití volver a ver lo que estaba haciendo

<< ¿Ese amo se ha dormido? >>resonó su irritante vocecilla en mi mente, en respuesta yo alcé las cejas agachándome al lado del cuerpo y comenzando a quitarle la ropa

-Por supuesto, ese amo tenía mucho sueño. -mentí alegremente, al parecer esa noche iba a cenar comida de verdad-¡Maldita sea! -exclamé soltando con rabia las prendas-. ¡Son muy pequeñas para nosotros!-me había equivocado al calcular la altura del pobre desgraciado y compararla con nosotros, ahora debía esperar a que pasase otro para repetir la operación.

<< Pero no para Menw >>intervino, dando a entender que con nuestro cuerpo más pequeño cabriamos en ese traje, al escucharle pensar me froté el mentón pensativo; solía ignorar todo cuanto el blandengue me decía, pero esta vez tenía que admitir que tenía razón<< Él puede ponerse el traje y entrar en la fiesta, tú lo verías todo pero Menw sería quien se movería >>insinuó, y yo solté una risa sarcástica.

-Vaya, pues al final no eres tan inútil como pensaba… -respondí y guardé silencio unos instantes mientras terminaba de sopesar si podía funcionar o no-. Esta bien pero haz sólo lo que yo te diga. -tras esto hice algo que nunca pensé que haría más que para fingir inocencia; cederle el cuerpo al blandengue.


Menw estaba contento, por que la persona de su cabeza haría que esa noche cenase bien, así que tomó la ropa del amo que dormía y se la puso con cuidado de no despertar a su propietario, miró a su alrededor para ver si encontraba algo con lo que tapar al amo, pues es posible que desnudo cogiese frío pero Menw no encontró nada.

<< ¿Se puede saber que estás haciendo, idiota? >>le reprochó el Menw de su cabeza, así que el Menw de verdad hizo una mueca de desagrado, no le gustaba que el Menw de su cabeza le hablase así

-Menw buscaba algo para tapar al amo y que no tuviera frío. -

<< Ese amo no tiene frio >>

-¿Como lo sabes? -

<< Tiene calor, por eso no le importa que usemos su ropa, me lo ha dicho antes de dormirse >>

-Si que le ha dado tiempo de cosas al amo antes de dormir y eso que le has dicho a Menw que tenía mucho sueño… -
insinuó el Menw de verdad pensando que el de su cabeza mentía, se hizo un incómodo silencio de varios segundos

<< Si… Es que le ha costado un poco, he tenido que cantarle una nana y todo ¿Sabes? >>explicó el que vivía en la cabeza de Menw, a Menw le pareció bien, así que una vez vestido y con la máscara puesta se dirigió a la entrada de la gran mansión; había mucha gente, más amos de los que nunca había visto el dragón milenario<< Pero no te quedes ahí parado, entra de una vez que tenemos hambre >>le sugirió después y Menw asintió y fue hacia la entrada, desgraciadamente chocó contra alguien y se tambaleó al perder el equilibrio, pero no se cayó al suelo, pues alguien le agarró de la mano y le ayudó a mantenerse en pie; un amo<<  Mierda… >>pensó el Menw de su cabeza, mientras que el de verdad se quedó en blanco y eso que simplemente el amo le preguntó de manera amable si estaba bien<< ¡Venga reacciona!¡Nos van a pillar!>>

<< Pe… Pero Menw tiene miedo a hablar… >>

<<¡Entonces solo asiente! >>exclamó en su mente y Menw obedeció, unos segundos tarde de lo debido, pero simplemente asintió, esperando que el incidente no pasase de ahí.


off-rol:
Espero que no te importe que estrene aquí a Menw. Espero que se entienda que el cambio a tercera persona se hace por que el "Menw pequeño" se refiere a si mismo en tercera, por lo que narrar en primera como con su otro yo quedaría un poco raro y no se notaría tanto el cambio de personalidad

Volver arriba Ir abajo

Re: Máscaras bajo la luna~ [libre grupal]

Mensaje por Shu Toirumi el Mar Jun 14, 2016 5:57 pm

Soltó la mano contraria una vez vio se encontraba en posición estable, mirándolo un tanto confundido al no obtener respuesta alguna de su parte y, por otro lado, percibiendo el ligero temblor que se había apoderado del contrario. Estuvo a punto de preguntarle  una segunda vez si se encontraba bien, pero en ese  momento el varón asintió Tímido supongo... se dijo mentalmente el rubio -Bienvenido entonces... lo invito a que disfrute la velada; si me disculpa, debo retirarme un momento...- dio la bienvenida al joven y se marchó después de un ligera reverencia.

Shu supervisaba que todo estuviera marchando correctamente, pasando a la cocina de vez en cuando para solicitarles prepararan más bocadillos o llevaran más bebidas a la fiesta. Era en cierta manera cómico ver a las maids y mayordomos paseando por el salón con antifaces ellos también, pues el rubio había insistido en que los usaran como parte de la temática. Por otro lado, había estado tan ocupado con la organización del evento que no había podido ver a su acompañante o cómo ella iba vestida, limitándose por ello a buscarla con la mirada cada tanto sin conseguir encontrarla. Decidió olvidarse de ello momentáneamente y dedicarse a saludar a todos los invitados, charlando algunos minutos en cada mesa para cumplir con el protocolo de "anfitrión" que la odiosa sociedad había estipulado; al igual que siempre, se estaba aburriendo de aquello y una sensación de somnolencia se estaba apoderando de su cuerpo. El ojiazul la sacudió con rapidez, pues una cosa era comportarse como normalmente hacía (como un vago) y otra, muy distinta, era demostrar respeto y elegancia como el jefe de una familia poderosa.

Sus platicas con los invitados eran diversas, hablaban desde negocios hasta de futuros compromisos de alguna otra persona importante; a cada palabra el rubio asentía y sonreía, ocultando tras su antifaz el aburrimiento que cada vez aumentaba. ¿El había querido hacer la fiesta? si, así era, pero el jamás había dicho que fuera algo grande y, en especial, algo con gente que en realidad no conocía; el evento se estaba desarrollando de ese modo porque su madre le había pedido mantuviera elevado el prestigio de la familia y él había accedido a ello por ser una petición de su progenitora.

La fiesta avanzaba sin novedad alguna y todo parecía cada vez más gris e insípido a los ojos del vampiro; sin embargo, el esperado cambio se produjo de forma nada ortodoxa cuando el grito de una dama resonó en los jardines de la propiedad con tanta fuerza que había podido percibirse aun con la música de ambiente. Cómo si hubiera recibido una descarga eléctrica, el rubio se dirigió velozmente al lugar de donde provenía el alboroto que, para su desgracia, se encontraba rodeado por algunos curiosos que habían llegado antes que él por ser menor la distancia que habían recorrido. Shu se detuvo en seco al observar la escena que había interrumpido la fiesta: había un cadáver desnudo y con el cuello roto sobre la hierba -Por el inframundo..... ¿Qué significa esto?- musitó acercándose a inspeccionar el cuerpo. Por el olor que desprendía la sangre en sus venas, el hombre llevaba cerca de hora y media fallecido.

Se puso de pie y se marchó, volviendo a los pocos instantes con un par de empleados que cubrieron al muerto con una sábana -Por motivos más que evidentes.... la fiesta se suspende. Les pido a todos que permanezcan en la mansión hasta que lleguen las autoridades... y manténgase alejados de esta zona. Vuelvan adentro- habló claro y en un tono muy sereno para la situación en que se encontraba. Hizo una seña a una de las criadas, que avisó a los empleados de seguridad para que se pusieran sellos mágicos alrededor de la propiedad, de modo que nadie podría salir sin que quedara marcado de alguna manera.

Off rol:
Muchas gracias por haber posteado este tema n.n lamento si mi respuesta no es muy larga; si algo no te gusta, házmelo saber por mp para corregirlo

Volver arriba Ir abajo

Re: Máscaras bajo la luna~ [libre grupal]

Mensaje por Menw Wyrmred el Mar Jul 05, 2016 2:18 pm

Menw temblaba como una hoja, le daba mucho miedo ser descubierto, no solo por que la persona de su cabeza se enfadaría mucho si no por que de descubrir su escapada los cuidadores tratarían mal al dragón. Por suerte el asentir funcionó y el amo sencilamente le dio la bienvenida, este respondió con una sonrisa nerviosa.

<< Ahora ni se te ocurra entrar corriendo que te conozco, tu se natural. >>le recordó la persona de su cabeza, al verse reflejado en uno de los botones de la camisa del amo, Menw asintió obediente y caminó un poco nervioso hasta el interior de la mansión.

Una vez en el gran salón, dedicó un rato a observarlo todo boquiabierto, era la primera vez que Menw veía todo aquel exceso, todo el lujo, toda la opulencia desde un punto de vista que no fuese el de la mascota que está sirviendo. No solo eso, si no que varios amos vestidos con trajes elegantes y hermosas mascaras lo saludaron al verlo pasar, este simplemente correspondió al saludo con una sonrisa tímida y moviendo la mano.

-Menw esta contento, es una fiesta muy bonita -susurró con un leve rubor en las mejillas, la persona de su cabeza tenía razón de nuevo; no era lo mismo estar alí sirviendo que como invitado, su mirada se desvió a una ventana donde se vio reflejado de nuevo

-Si, si, si, si… Genial y todo eso, pero ves a lo importante; el papeo. -gruñó el mayor, Menw simplemente asintió y de nuevo buscó con la mirada esta vez la mesa donde estaba la comida, pues sentía el estomago vacio, esa noche el miserable bol de arroz que les servían no había sido suficiente. No tardó en encontrar su objetivo; a un lado de la sala una larga mesa llena de viandas de todo tipo, el pequeño dragón se acercó prácticamente dando saltitos de alegría al ver tanta comida junta, no sabía por dónde empezar; y no solo él, si no que la persona de su cabeza se estaba volviendo prácticamente loca, gritandole entusiasmado que lo probase todo.

Evidentemente Menw tampoco se paró a pensar que comer a dos carrillos no era precisamente un signo de delicadeza y finura, por lo que enseguida acabó con la boca llena de manera poco elegante, algunos de los presente se lo quedaron mirando impactados, pues nunca habían visto a alguien de alta clase comiendo como si le fuese la vida en ello.

-¿Pob gue miñam a Menwff? -preguntó con la boca llena a la persona de su cabeza, y un reflejo en uno de los platos le respondió

-Tu ni caso, continúa comiendo que seguimos teniendo hambre. -el de cabellos lilas asintió y siguió hinchándose cual hámster hambriento con todo aquello que se le pusiera delante. Hasta que una chica joven se acercó a él y limpiandole la mejilla con una servilleta le pidió bailar, el dragoncito sonriente asintió, nunca había bailado y le hacía cierta ilusión<< Ni te se ocurra, seguimos hambrientos y no sabes bailar. >>puntuó afiladamente en su cabeza

<< Menw quiere bailar, y bailará >>en su interior, pues no se atrevía a decir una sola palabra delante de nadie. Y aunque fue algo torpe bailó, se divirtió y luego volvió a comer, así estuvieron los dos contentos, o eso se pensaba

-¡Ey!¡Quiero probar eso! -exclamó el Menw de su cabeza, usando su cuerpo para señalar unas copas de champagne, al escucharle el camarero se acercó y le sirvió una

Pero Menw no bebe… -aseguró mientras el otro Menw hacía que se llevase la copa a los labios y tragarse el contenido de la misma

<< Ahora si. Ve a por otra; te recuerdo que tenemos un trato ¿Recuerdas? >>remarcó de mal humor, el pequeño Menw no tuvo más remedio que inflar sus mejillas y asentir, sabía muy bien que “él” tenía muy mal genio y que si ahora estaba tan despierto como para mover partes de su cuerpo, seguramente lo estaría para dejarlo en un segundo plano y hacer cosas malas, como las que había hecho a todos los amos que había tenido hasta ahora. La noche avanzaba bien, nadie sospechaba nada o si lo hacían nadie decía nada, hasta que un grito resonó por lo jardines de la propiedad, deteniendo la música en el acto y llamando la atención de todos los presentes a excepción de Menw que siguió comiendo hasta varios segundos después, cuando se dio cuenta del silencio incómodo que cruzaba el ambiente.

Miró a su alrededor y vió como los empleados comenzaban a cerrar ventanas y puertas

<< Oh, oh…>>musitó la persona de su cabeza

-Oh, oh ¿Que? -preguntó el pequeño Menw, el otro simplemente rió de manera incómoda, ganándose las miradas de algunos invitados, al notarla Menw bajó la cabeza avergonzado

<< Me parece que se acabó la fiesta >>el pequeño dragón se mordió las uñas

-¿Que has hecho? -le preguntó en un susurro prácticamente inaudible

<< Nada… >>respondió de manera poco disimulada. A pesar de que se lo había estado pasando bien, Menw comenzaba a arrepentirse profundamente de haber ido a la fiesta.

Volver arriba Ir abajo

Re: Máscaras bajo la luna~ [libre grupal]

Mensaje por Shu Toirumi el Miér Ago 17, 2016 7:48 pm

El rubio no comprendía como era posible que una sencilla noche de diversión tranquila podía acabar de esa manera; un asesinato en su propia casa, seguro la prensa se lo tragaba vivo si  no encontraba la verdad tras el asunto pronto. Las puertas, ventanas y la mansión en general ahora estaba resguardada para que nadie pudiese entrar o salir si él no daba la orden -Por favor tranquilícense tondos, he llamado a la policía y vienen en camino hacia acá, debo pedirles se mantengan dentro de este salón por cuestiones de seguridad: no es completamente seguro que lo de afuera haya sido un... un homicidio..- intentaba ocultar los nervios tras su usual máscara de serenidad, pero en realidad estaba perdido con respecto a qué podría hacer a continuación -Quizás sólo se trata de un accidente... una caída o un golpe..- si bien, el cadáver que estaba afuera suponía la primera opción al completo, el Toirumi consideraba que como anfitrión debía mantener tranquilos a los invitados e intentar que el pánico se apoderara de ellos, aunque no podría hacer nada con la repentina paranoia, después de todo, el culpable aún estaba entre ellos.


Parecía un león enjaulado, dando vueltas de un lado a otro mientras hacía planes mentales de qué hacer una vez la policía arribara a la residencia, había ordenado a los músicos continuar tocando para disminuir un poco la tensión que envolvía el ambiente de todo el salón, cosa que lograron solo a medias. A los agudos oídos del rubio llegaban toda clases de murmullos, algunos expresando lo terriblemente grotesco de la escena en el jardín (sobra decir que exageraban algunas cosas), otros intentaban distraerse mutuamente hablando de cosas triviales como la comida, la música y el particular color de las rejas que cubrían todas las entradas y salidas... En definitiva, la noche sólo iba de mal en peor para el ojiazul, que acabó apartándose de todo el tumulto para sentarse en el sofá de recibidor, aguardando que llegaran los autoridades para retirar los sellos mágicos de la propiedad.

Volver arriba Ir abajo

Re: Máscaras bajo la luna~ [libre grupal]

Mensaje por Hoshino Megumi el Vie Ago 19, 2016 3:41 am

La noche en la jefatura estaba calmada, más de lo usual al parecer de la ardilla, pero a veces esos días eran los mejores, aquellos donde la paz reinaba y podía centrarse en algo de literatura, pudiendo de vez en cuando chequear viejos archivos de casos que podrían volver a ser abiertos. Sin embargo, con una pequeña novela de terror entre manos, su paz se vio cortada cuando uno de sus compañeros le informo que era mejor colocarse el abrigo y salir porque tenían un llamado respecto a un asesinato dentro de una de las mansiones más grandes de la zona, la de la familia Toirumi.

Sin más opción Megumi guardo el pequeño libro, no sin antes posar un separador en la página donde se había quedado leyendo, antes de salir con una chaqueta en mano debido al frio del ambiente. El viaje en la patrulla fue veloz, porque a pesar de que el cuerpo no se marcharía a ningún lado, según le iban informando conforme conducía, había una gran probabilidad de que el asesino siguiera en la fiesta, lo cual indicaba que era ahora o nunca el momento de descubrirle, o peor aún, podría intentar matar a alguien más si tan solo tardaban más de la cuenta en llegar a la escena.

Quince fueron los minutos totales transcurridos entre el recibimiento de la llamada en la estación, y su arribo a la mansión Toirumi, siendo atendidos por una maid a quien Megumi le solicito hablar con el dueño de aquel hogar. Sin más demora la uniformada empleada, guio a la ardilla junto a su compañero de aquella noche, un sabueso según tenia entendido, hacia el salón, pidiéndoles no llamar demasiado la atención al entregarles un par de pequeños antifaces, sin embargo en su interior la ojiverde supuso que de todos modos, sus prendas de vestir, aun con el largo saco destacaban en demasía, pero para no alargar los pedidos de aquella muchacha accedió, buscando con su mirada el sofá donde le fue indicado aquel hombre reposaba, no sin antes pedirle al joven canido con el que llego, diera un pequeño recorrido por el salón mientras ella hablaba con el dueño de la mansión, para ver si su olfato lograba captar algo que ella no.


- Señor Toirumi -busco presentarse, antes de abrir ligeramente su abrigo y mostrarle la placa que portaba, teniendo cuidado de que nadie más le viera para no causar un alboroto - Recibimos una llamada desde esta locación, solicitando nuestros servicios por un fallecido ¿Es esto correcto? Y de serlo ¿Podría llevarle al lugar del hecho? -Megumi no se andaría con rodeos, quería acabar rápidamente con aquel inconveniente y devolver la paz que antes había reinado en aquella morada, sin embargo primeramente le tocaría analizar la escena del crimen, para corroborar que se trataba de un homicidio o solo una persona que acabo por fallecer de causas naturales en el peor lugar posible, tras saberlo la fiesta pasaría de celebración, a escena del crimen.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.