No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Charlotte el Dom Mar 20, 2016 1:09 am





No te comere... esta vez...
Con Tori en Luxury´s el dia Viernes a las 23




Aquel día se suponía que sería calmado, casi perfecto como muchos otros, sin embargo tenían que llegar a arruinar la poca paz y quietud que había logrado conseguir, todo por un problema respecto a territorios. Todo inicio cuando la mafia rival cercana, nos acuso de haberles robado dinero en sus propias narices, cosa de la cual evidentemente se equivocaban, mis gatos no eran tontos y tenían gran sentido de la orientación, ellos jamás pasaban los límites que teníamos impuestos, pero, el líder rival junto a los hombres quienes nos habían acusado fueron difíciles de disuadir

Si bien el problema no fue demasiado grande y la repercusión mínima entre ambas familias, al grado de no deber involucrar a los Hiryu, todo concluyo con un nuevo acuerdo establecido en el cual volvía a pactarse la paz y tranquilidad entre mis gatos y aquellos perros molestos. El cómo se llegó al consenso no tenía otro motivo más simple que una pequeña filmación donde se demostraba que quienes habían violado el territorio ajeno fueron los canes, pero, para suerte de ellos no tenía ganas de ver correr sangre, acabando por conformarme con un poco de su territorio, para así no acabar en peleas de pandillas, francamente eso no me apetecía, sobre todo por una estupidez.

Y ahora es cuando todo se ponía lioso, el jefe contrario deseaba que festejáramos aquel acuerdo, y yo solo quería irme a dormir, puede que comer algo de pescado antes, pero principalmente necesitaba una buena noche de sueño, en mi cómoda cama, cubierta con diversas mantas para así poder soportar el frio. Pero como buena líder no tuve otra opciones que conceder su pedido, con la condición de que el sitio visitado fuera dentro de un área neutral, para así no despertar mayores conflictos, a lo cual él acepto rápidamente, siendo de esa manera como ahora, con un grupo formado de tan solo 10 personas, divididos en cinco integrantes de cada familia mafiosa, incluyéndonos a mí y el líder contrario, nos encontrábamos en un gran burdel del barrio rojo, Luxury´s parecía ser bastante concurrido, sobre todo ahora que su personal portaba ropa tan brillante… aquellos colores… con tan solo verlos no podía dejar de buscar un punto de ataque, sea quien fuera, quería jugar, necesitaba jugar con esas personas… ¡Ellos brillaban y se movían demasiado! Prácticamente gritaban que me divirtiera con ellos.

Analice con detenimiento alguna futura presa, pero nadie terminaba de llamar mi atención, y fue entonces que mi olfato me alerto de un aroma peculiar, no era dulce, tampoco salado… solo era similar al pollo, y yo lo quería para mí, deseaba jugar con aquel joven que despedía tan delicioso aroma al grado de querer comérmelo de un bocado, pero no lo haría, no era una salvaje. Lo busque rápidamente gracias a mi nariz, notando un chico de cabellos oscuros de espaldas a mí, estaba más que segura, era él quien olía tan bien, ante lo cual no demore mucho en lanzarme contra su espalda, abrazándolo con fuerza mientras frotaba mi mejilla contra él.


-Encontré al ave… –musite más para mí, que para él -Señor pájaro… juegue un rato conmigo, prometo que no lo comere –busque su mirada sin soltarlo, sonriéndole de manera juguetona, controlando aquellos instintos primitivos de perseguirle tan solo por su precioso color brillante… la noche era joven aun y ambos encontraríamos como pasarla juntos.



Quería devorarlo pero al mismo tiempo no.
Quería conocerlo a fondo, pero a la vez simplemente jugar con él.
Aquel ave era un todo y nada convergiendo en un mismo cuerpo.





Última edición por Charlotte el Dom Nov 06, 2016 8:09 pm, editado 2 veces

Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Tori el Dom Abr 10, 2016 6:03 am



No te comeré...esta vez...

Barrio Rojo || Luxury's || 23 pm || Viernes
Tema privado con Charlotte



Vuela alto. Más alto. Más. Más. Piérdete entre las nubes, vuélvete uno con ellas aunque seas mas negro como el carbón pequeño pajarito. Solo quería eso. Irse lejos de aquel lugar, de casa, dejar todo atrás como habían hecho todos los que algún día le precedieron y ser libre en aquel gran cielo azul. Pero aquello aun no era posible pues estaba encerrado en una jaula de metal gritando, rogando que le sacaran de allí, pero nadie parecía verlo, por lo que solo continuaba desgañitándose. Cuanto tiempo podría continuar así? De ese modo tan agobiante? Tan asfixiante? Sentía como si se estuviera muriendo ahogado, siempre intentando alcanzar la superficie para salir a flote, pero jamás consiguiéndolo, pues por mucho que estirara la mano sus dedos no sentían la brisa.
         
Abrió los ojos algo asustado tumbado en uno de los sillones del club. Estaban a punto de abrir y un compañero de trabajo le estaba llamando para que despertara.
Suspiró con fuerza e intentó despejarse dirigiéndose a la barra para pedir la primera copa de la noche sin muchas ganas, aunque sabia que no había nada mejor que un generoso chupito de tequila para la quitarse todo aquel sueño que tenía encima. Claro que si, uno de esos tragos te despejaba hasta las fosas nasales de lo fuerte que era. Dejó el pequeño recipiente en la barra y se sentó en un sillón de los que había, tomando posiciones junto a los otros chicos y chicas que poco a poco serian recogidos por las manos de todos aquellos que les quisieran, siendo intercambiados los unos con los otros entre fajos de billetes.

No hizo falta que contara internamente 3 pues en cuanto el joven se quiso dar cuenta la sala ya estaba llena de luces y gente deseosa de placer y pasar la mejor noche de sus vidas en una agradable compañía. Fue un abrir y cerrar para el joven, pero no le importó, él no se movió del sitio, en otro contexto casi se le podría haber tomado como el patito feo de una fiesta que espera a ser sacado a bailar siendo el último que la gente escoge como pareja. Pero en aquel sitio nada de eso tenía que ver, pues él era la más codiciada mercancía que todos deseaban y no tenían. Pero alguien vendría, alguien pagaría por él para tenerle otra noche mas mientras se ahogaba sin emitir sonido alguno.
De golpe sintió como unos brazos le tomaron por detrás y se le restregaban con fuerza sin ninguna clase de pudor como era normal en aquel sitio, si algo te gustaba lo tomabas y se acababa, el dinero no faltaría, pero lo primordial era agarrar y no soltar. El moreno suspiró con fuerza y mirando por el rabillo del ojo comprobó que era una chica quien le abrazaba de manera tan posesiva-que clase de frase es esa?-rió de manera amable mostrando una cara que para nada se correspondía a la que solía mostrar con la gente soliendo ser prácticamente todo lo contrario al menos en el exterior-claro, jugare contigo...gatita-dijo por lo bajo al darse cuenta de lo que era por su olor y sus notables rasgos físicos.
Se separó un poco y giró su rostro para poder verla mejor invitándola a sentarse sobre su regazo-vamos no sea tímida por favor-dijo sin borrar aquella encantadora sonrisa siendo amable y encantador como le habían enseñado-dígame que es lo que quiere alguien como usted de alguien como yo?-continuó hablando a la vez que una de sus manos se ponía en la pierna de la joven sin pretender nada mas que reposar su mano incitándola a lo que se suponía que era su trabajo pero sin ir más allá siempre dejándole la libertad al cliente.

Claro.
El cliente siempre tiene la razón.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Charlotte el Sáb Abr 16, 2016 10:34 pm





No te comere... esta vez...
Con Tori en Luxury´s el dia Viernes a las 23



La música estridente alteraba mis sentidos, los diversos olores molestaban un poco pero no al grado de darme jaqueca como a veces solía suceder, era una gata de ciudad después de todo y estaba acostumbrada a cierto tipos molestias sensoriales como aquellas, sin embargo no había esperado que el sabroso pajarito acabara por pedir que me sentara en sus piernas, después de todo solo quería jugar con él, pero sentados no podríamos hacer mucho, sin embargo acate su pedido, totalmente cegada por el movimiento de sus dedos… eran hipnóticos, quería morderlos, quería jugar… pero él no me dejaba a pesar de decirme que si lo haría, era malo y amable al mismo tiempo.


-¿Qué es lo que quiero? –lo mire sin comprender, le había dicho que quería jugar con él, pero al parecer no me entendió, porque incluso ahora posaba una mano en mi pierna con calma, ocasionando que mirara aquel sitio con interés y luego a él conforme la suave cola gatuna empezaba a menearse como una delicada serpiente de lado a lado -Quiero jugar nya… ¿Eso es malo señor pajarito? –insistí por segunda vez con mis palabras, afirmando la cabeza al hombro derecho del joven, olisqueando su dulce aroma, en verdad daban ganas de comerse al pajarito, pero sería una buena gata y no le haría nada malo, al menos mientras él tampoco me hiciera algo grave a mí -Es que… hueles tan bien que quiero comerte, pero me conformo con solo probarte un poco –apenas lo dije, mis labios se separaron, dejando entrever los filosos colmillos felinos, mismos que lentamente se acomodaban en la piel del cuervo, marcando su cuello como si fuera completamente mío, cuando la realidad distaba mucho de ese hecho, pero realmente solo buscaba probarle, y sabia tan bien, que no pude evitar lamer su cuello con gula, el ave era apetitosa, pero el control era lo que debía primar. Pesadamente suspire, sin dejar de lamerle mientras hablaba -Por cierto… me llamo Charlotte –había demorado en presentarme con él, pero como siempre decían era mejor tarde que nunca. Intrigada mire su faz, aquellos ojos peculiares no parecían divertidos con la situación, es más, notaba como otras personas parecían verlo con interés, mientras cargaban su enfado en mi persona ¿Acaso el chico debería ser su amigo o similar? -Pajarito dime… ¿Esos son tus amigos? –señale un grupito de hombres mayores con la punta de la cola, aun abrazando al cuervo sin dejar de mirar a esos sujetos, fácilmente me duplicaban o incluso triplicaban la edad, pero actuaban como niños de cinco años a quienes se les había quitado un apetitoso dulce -Parecen molestos de que este contigo… si te causo problemas podemos jugar después o en otro lugar para ser honesta, aquella era la primera vez que ingresaba a un sitio como aquel, y no tenía ni la más remota idea de cómo funcionaba ese mundo, tampoco si lo que hacía con el pelinegro estaba bien o por el contrario violaba alguna reglamentación -¿Qué… deberíamos hacer pajarito?



A pesar de decir que lo dejáramos
Realmente lo quería conmigo
Toda la noche




Última edición por Charlotte el Vie Jun 17, 2016 8:58 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Tori el Mar Jun 07, 2016 8:36 pm



No te comeré...esta vez...

Barrio Rojo || Luxury's || 23 pm || Viernes
Tema privado con Charlotte


Negó a su pregunta. Si que era curiosa la gata y no parecía saber mucho sobre el bien y el mal, pero por encima de todo dudaba que supiera que era el lugar donde se había metido.
Acarició las orejas de la chica sin dejar de mirarla y prestarle atención-no, claro que no es malo-reforzó su gestó anterior con sus palabras-pero en este lugar querer jugar no significa lo que creo que usted esta insinuando señorita-sonrió levemente aun manteniendo aquella faceta amable sin dejar de prestarle atención a la fémina dejando que se recargara en mi hombro de manera afectuosa. No pudo evitar el reír pues además de que le hacía cosquillas no dejaba de hacer referencias a términos que en aquel sitio fácilmente podrían malinterpretarse de no estar tratando con el joven cuervo, quien además de comprender su situación, tenia una ligera idea de como se comportaba la joven-quiere comerme? Eso también podría ser malinterpretado aquí, pero lo lamento mucho, no se aprueba el canibalismo aquí, lo único que puedo hacer es dejar que me lama y me deguste si lo desea-volvió a responder con un tono amable-pero deberíamos hacerlo en otro lugar, si no tendremos problemas con mas clientes-sonrió levemente a pesar de hablar en serio pues no podía evitar sentir la mirada de todos los demás clientes sobre nosotros.
El moreno no pudo evitar soltar un jadeó al notarla de forma tan sorpresiva sobre su cuello, pues realmente era muy sensible haciendo que volviera a estremecerme por sus lamidas. No podía quejarse de que hiciera aquello, el cliente una vez pagaba podía hacer todo lo que gustara con la mercancía menos dañarla o matarla. Tenían muy pocos derechos pero era lo que había en ese mundillo.

Los brazos del joven rodearon la cintura de la muchacha para estar mas cómodo mientras que la dejaba continuar lamiendo su cuello sintiendo como el ambiente se cargaba mas a su alrededor, al igual que las miradas de odio hacia la chica. Si seguía así, al menos en público, no iba a salir bien parada-encantado Charlotte…-intentó decir lo mas calmado posible y más cuando ella miró su rostro haciendo que recuperar aquella mascara de amabilidad y serenidad-si, son mis amigos-dijo con tranquilidad pues no sabía como llamarlos-no, tranquila, no me causas problemas, solo que ellos también quieren jugar conmigo-sonrió tranquilamente volviendo a acariciar con calma su cabello y orejas-pero no les gusta que juegue con otras personas que no sean ellos-aclaró devolviendo la mirada a Charlotte-por eso creo que deberíamos ir a un lugar mas intimo-volvió a hacer aquella mueca que a todos parecía gustarles.
Sus manos se deslizaron por la cintura de la fémina y la agarraron suavemente para que se levantara  haciendo el lo mismo. Tomó la mano de ella y la guió lejos de todos aquellos hombres hacia la zona de las habitaciones privadas.

Una vez allí ingresó en una de estos cuartos con ella cerrando tras ellos. Miró a la joven-por favor, toma asiento-dijo sin soltar su mano guiándola hacia la cama que allí había para los clientes. También había diversa decoración que ambientaba la habitación dándole un toque de clase y glamour al igual que todo el local, pues a pesar de ser un club de chicas y chicos por no llamarle de otra manera, tenía clase y no era vulgar.
El joven se sentó a su lado volviendo a mimarla acariciando su piel y cabello junto sus orejas-bien gatita, aquí puedes hacer lo que desees sin tener miedo a que mis amigos te coman-rió por lo bajo tranquilamente acercándose al rostro ajeno-a que quieres jugar entonces?-preguntó de manera provocativa a pesar de que ambos tenían conceptos del juego diferentes.
Tomé su cola y jugueteé con ella entre mis dedos para después volver a mirarla de manera traviesa sin saber que querría hacer a partir de ese punto.

Shatter me.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Charlotte el Sáb Jun 18, 2016 12:16 am





No te comere... esta vez...
Con Tori en Luxury´s el dia Viernes a las 23



Aquellas miradas de profundo odio empezaban a molestarme, al grado de querer sacarle los ojos a los sujetos, sin embargo la calidez del parajito, su aroma, su dulce sabor… todo eclipsaba cualquier molestia que pudiera sentir, quería jugar con él, comérmelo, lamerlo como si fuera un helado, nada más importaba, para un gato un ave o un ratón era tan intoxicante que no podías despegarte con facilidad, en especial en un ambiente tan desconocido como era aquel, donde solo buscabas aferrarte a lo típico.

Pensaba contrarrestar sus palabras, decirle que no me importaba mucho el accionar ajeno siempre y cuando no le estuviera ocasionando problemas a él, porque estaba trabajando o eso es lo que tenía entendido, pero antes de que tan siquiera se me ocurriera maullar, me vi removida de sus piernas para luego ser guiada a una sección que parecía bastante privada a comparación del resto del lugar. Estaba curiosa ¿A dónde me guiaba Tori? ¿Sería un sitio con cosas para felinos acaso?


-Pajarito… ¿Este es tu cuarto? –era inquietante el ver aquella habitación, el lujo se detonaba, el aroma a perfume picaba mi nariz, y las mantas bajo mi cuerpo eran tan suaves como si se tratara de un esponjado conejo. Espere su respuesta con calma, sin embargo lo que recibí a continuación fue una mirada bastante extraña, seguida de su voz aterciopelada y una mano ahora jugueteando con mi cola, estremeciéndome al completo mientras mi piel se erizaba -Solo quería jugar contigo pajarito… ¿Debería… pensar otro tipo de juego? –realmente no le entendía ¿Qué es lo que quería él? ¿Por qué habíamos terminado sobre una cama? De cierto modo, empezaba a creer que Tori quería un juego muy diferente al que yo tenía en mente, pero antes de volver a hablar, un sonido de ¿Gritos? Llego a mis oídos, casi al momento me pare sobre la cama, ya sin el calzado puesto, pegando la oreja al muro divisor -Parajito… alguien está gritando –musite intrigada, sin embargo aquellos gritos no parecían de dolor y en conjunto con otros jadeos empezaban a despertar mi interés, bastante notable debido a la serpenteante cola que seguía inquieta -Pero… no parece que le duela, sin embargo es curioso… –no demore mucho en ponerme a imitar el sonido, como si con aquello el pelinegro se percatara de lo que hablaba, porque quizás no lo había escuchado y no lo culparía, mis orejas estaban bastante desarrolladas -Oh… ya pararon… –tal como ellos hicieron, detuve el eco en mi garganta, sentándome de rodillas sobre la cama, poco antes de abrazar por la espalda al cuervo, pegando el pecho a la misma, solo para volver a lamer la zona atacada sobre el sofá -Pajarito dime… ¿A qué quieres jugar tú? –fui directa, sabía que él quería algo pero buscaba que yo lo pidiera, sin embargo, sino me lo explicaba no comprendería -Enséñame algún buen juego, dices que todos aquí juegan entonces… ¿Ese juego es divertido? Si es así, muéstramelo



Se supone que él era la presa y yo el cazador
Pero entonces…
¿Por qué me sentía tan acorralada por su mirada?


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Tori el Dom Jun 19, 2016 6:45 pm



No te comeré...esta vez...

Barrio Rojo || Luxury's || 23 pm || Viernes
Tema privado con Charlotte


Rió de nuevo con fuerza cuando le preguntó si aquel era su cuarto a lo que negó-esto es un cuarto que comparto con otros compañeros míos, aquí es donde jugamos para que nuestros amigos no se celen y esperen pacientemente su turno para jugar-intentó explicarlo lo mejor que pudo para la ingenua gata que nada sabía de aquel mundo.
Su cola era muy suave  y me gustaba jugar con ella mientras mis ojos no dejaban de seguirla pendiente de todo movimiento que realizaba-que tipo de juego?-inquirí suponiendo que desde luego no era el sexo-quieres jugar solo a comerme? Hay un juego aquí parecido a eso y podrás seguir haciéndolo…-susurró por lo bajo-aunque ese juego me cansa-admití pudiendo hablar con ella libremente al no tener idea d que iba todo aquel mundillo donde el cliente siempre tenía la razón y nosotros eramos esclavos que debían complacerlos día y noche de la forma mas rara que ellos pidieran o desearan. Ningún deseo se dejaba de cumplir en el Luxury.

La gata era cuanto menos curiosa e interesante, sin duda alguien completamente diferencia a quienes había conocido. No dejaba de mirarlo todo y explorar, incluso había sido atraída por los ruidos de la habitación al lado haciendo que una picara sonrisa se dibujara en mi rostro haciendo que luego me echara a reír cuando imitó los gemidos de placer de la otra-no esta gritando-reí de nuevo sin poder evitarlo-esta gimiendo-le expliqué a pesar de que era un poco vergonzoso incluso para mi que trabajaba en ese mundillo-lo que le hacen le causa placer, le gusta-explicó por si acaso no le entendía-ellos están jugando a ese juego que es el que más se practica aquí, el sexo-explicó con bastante calma a pesar de que entre los jóvenes de nuestra edad aquel tema fuese bastante vergonzoso para hablar entre jóvenes de nuestra edad y más si eramos de sexos opuestos, pero estaba en el trabajo y un cliente quería información sobre el tema, así que estaba “obligado” a hablar.
Cuando pararon sentí como de nuevo ella me tomó por la espalda volviendo a lamer y mordisquear mi cuello haciéndome suspirar con fuerza ante su insistencia en mi cuello-no se trata de lo que quiera yo-insistí-es lo que quieras tu, tu has pagado por mi, entonces deberías pedir lo que quieras-dejé que continuara haciendo lo que quisiera con mi cuerpo sin negarme a sus peticiones-quieres conocerlo?-asentí-esta bien, entonces déjame a mi hacerlo-susurré girando mi cuerpo para tumbarla con cuidado sobre la cama.

Poco a poco me puse sobre ella mirándola a los ojos-si quieres parar el juego solo dímelo y lo haré-dije suavemente casi rozando sus labios para después comenzar a besar su cuello con cuidado mientras que mis manos acariciaban su vientre por encima de sus ropas-te gusta esto?-pregunté yendo despacio para que no se sorprendiera ante mi hacer aun dando pequeños besos por su cuello. Lamí lentamente mas abajo, cerca de su clavícula y después me separé un poco para volver hasta su rostro. Toqué mi nariz con la suya y rocé sus labios con los míos depositando un pequeño beso-esto es un beso-dije por si acaso ella no lo sabia o nunca le habían dado uno. Volví a hacerlo lentamente simplemente haciendo que nuestros labios chocaran sin abrir la boca para que se acostumbrara a aquella sensación mientras que mis manos seguían acariciando su piel por encima de la ropa subiéndola solo un poco para dejar expuesta la piel ajena comenzando a acariciarla con delicadeza.
Con mi otra mano tomé su mentón-abre la boca-dije susurrando por lo bajo cerca de su rostro para también abrir la mía y besarla de manera un poco más intensa que antes llegando a introducir mi lengua dentro de su cavidad. Pero no duró mucho el beso haciendo que me separara solo un poco-te gusta?-pregunté para asegurarme de que todo estaba saliendo como a ella le gustaba.

Era solo una marioneta que usaban y tiraban, que me centraba en cumplir todas las fantasías posibles que ellos pudieran desear, solo era eso, un simple títere. Nada importante. Y ahora solo debía complacer a aquella extraña gata curiosa.

My baby shot me down.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Charlotte el Sáb Jun 25, 2016 3:06 am





No te comere... esta vez...
Con Tori en Luxury´s el dia Viernes a las 23



Los juegos siempre habían sido algo que me gustaba, no lo negaría ni a él ni a nadie, pero, en cuanto mi cuerpo quedo bajo el suyo, con nuestros alientos entremezclándose no supe que hacer ¿Qué tipo de juego conocía Tori que yo no?

Había mencionado algo de sexo, pero el sexo para mí se definía en si eras hombre o mujer, nada más ni nada menos, entonces… ¿Cómo jugaríamos a eso? A leguas se notaba que el pajarito era un hombre y según recordaba nadie nunca me había creído un chico, entonces las adivinanzas estaban descartadas. Suspire con fuerza procesando todos los escenarios posibles que tuvieran las palabras Juego-Sexo-Cama, sin poder encontrar una real solución, pensando que lo mejor sería dejarme llevar por el experto en el ámbito, el cuervo posado encima de mí, aquel que buscaba mimarme de maneras extrañas, acariciando el estómago y atacando el cuello con delicadeza.


- ¿Por qué… no me gustaría jugar, contigo? Si es un juego divertido no me opondré pajarito… –el verde de mi mirar se entrecerró, analizando sus rasgos, su aroma, su calidez con mayor deteniendo que antes, sopesando sus intenciones. En la mafia si algo se aprendía apenas se ingresaba era no confiar en nadie, sobre todo si esa persona buscaba acortar las distancias de manera tan abismal sin permiso. Su nariz, lengua y labios buscaban recorrerme, elevando la falda del atuendo justo cuando nuestros labios chocaron, exponiendo la zona que las medias no cubrían, apretando ligeramente la piel para mantenerse sujetas a estas, era incomodo pero agradable. Como siempre me había intentado mantener alerta en cada segundo, logrando que mis ojos se abrieran de sorpresa en cuanto, por segunda vez, sus labios se apretaron contra los míos… eso… eso lo había visto muchas veces antes, pero nunca me lo habían hecho a mí, sin embargo lograba ponerme completamente roja, haciendo que llevara ambas manos hasta los labios tocándolos con suavidad, manteniendo la mirada en aquellos pozos opacos - Tori… e…eso… –no sabía ni que sentir en esos momentos, se sentía bien pero ¿Por qué lo estaba haciendo? ¿Por qué yo misma no me detenía, obedeciendo su orden respecto a abrir los labios, volviendo a unir nuestras bocas? Se sentía bien, la intensidad había aumentado suavemente, al grado que mis ojos se cerraron, subiendo las manos a la espalda del chico, removiéndome bajo su cuerpo, dejando escapar un tenue suspiro de expectación antes de separarnos - Se… se siente bien… pero… pajarito… –tenia cierto temor por lo que pasaría cuando dijera aquello, pero tenía tantas dudas, tantas preguntas sobre todo aquello que era necesario - ¿Por qué… porque haces esto? –antes dijo que era su trabajo complacer al cliente, pero yo nunca pedí algo como esto, quería jugar e incontables veces lo repetí obteniendo como respuesta aquella extraña mirada cargada de un brillo que no podía descifrar - ¿Te… gusto? ¿El juego… te gusta conmigo, acaso? –volví a removerme bajo su cuerpo, aquellos ojos de cierto modo me intimidaban, era como si supieran algo de mí misma que ni yo comprendía, pero no lo mataría por saberlo, de momento no había hecho nada que mereciera tortura, nada, que no fuera hacerme suspirar - Tori… ¿Quieres jugar conmigo, porque te están pagando, o porque el juego en realidad te gusta? –no sabía muchas cosas de la vida, tampoco es como si necesitara comprender el motivo de la vida en la tierra, o porque los humanos eran crueles con los animales más desvalidos, pero lo que si sabía es que los puntos medios no existen, siempre las tornas se movían más para un lado que el otro, y en su caso ¿Qué lado era lo que más predominaba, su paga o el deseo por el juego que buscaba mostrarme? - Me invitaron aquí… si lo que buscas es el pago, quien te lo dará es el hombre robusto que estaba rodeado de mujeres rubias… sé que solo le gustan las rubias y rara vez los de cabellos oscuros, por eso, no creo ser la persona con quien buscas divertirte… – suspire, según recordaba habíamos terminado en ese sitio luego del trato, y no por mis gustos. De ser por mi iríamos a pescar y no frotarse contra otras personas - Pajarito, quiero jugar a lo que tú quieras pero… no me gusta pensar que te estoy obligando a algo como eso. Si se obliga, el juego no es divertido…


Negué suavemente, volviendo a centrar la felina mirada en sus orbes, puede que muchas veces no comprendiera las cosas, que me perdiera en mi burbuja o incluso que solo permitiera que la corriente me llevara… sin embargo…



No me gustaba tener…
Juguetes rotos.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Tori el Lun Jul 25, 2016 2:09 am



No te comeré...esta vez...

Barrio Rojo || Luxury's || 23 pm || Viernes
Tema privado con Charlotte


Al parecer si le gustaba y eso en cierta manera consiguió relajarle un poco haciendo que suspirará con fuerza, no obstante su siguiente pregunta fue la que le sobresaltó, porque le hacia esa pregunta? Para Tori esa pregunta era muy difícil de contestar. A nadie que hace algo le pregunta si eso le gusta no? Me refiero alguien que es camarero, médico, enfermero, abogado, lo es porque le gusta no? Si no porque lo seria? Hoy en día había muchas mas respuestas a eso, obligación, tal vez porque no había otra cosa que hacer, porque era lo que mejor se le daba en la vida, ect. Pero a Tori...realmente le gustaba su trabajo? Lo que hacía? La verdad es que nunca se lo había planteado desde la muerte de sus padres, motivo principal por el que acabara accediendo a acostarse con todo ser viviente que le “necesitara” o quisiera. Pero si, se podía decir que el sexo le gustaba, o al menos no le desagradaba, no del todo, aunque a veces desde luego era menos agradable con ciertas personas o clientes, pero con aquella dulce gatita que nada sabia desde luego no le importaba jugar a ese juego del que parecía desconocer pese a su edad.
Sus claros ojos no se apartaron de los de la gata y asintió-me gusta-dijo de manera simplemente pues recordaba que al principio había detestado todo aquello y solo había empezado como un simple chico de compañía, un intocable que solo regalaba su tiempo a cambio de dinero y unas cuantas palabras dando por finalizado todo-el juego realmente me gusta, pero aunque no me gustara también estaría obligado a hacerlo por el dinero, no tengo esa libertad de negarme…-era lo máximo que  podía decir pues era algo que era sabido por todos aunque no estuvieras metido en aquel mundillo-pero el cliente siempre escoge lo que deseas-reiteró-por eso debes decir que es lo que quieres Charlotte, si no tu dinero se perderá-dijo por lo bajo tranquilo.

Pero de nuevo aquella chica le sorprendía. Se comportaba como una niña y aun así parecía ser la más inteligente de todos los idiotas que llenaban el local abarrotándose por acostarse con él o otros de sus compañeros. Una pequeña risa se escapó de los labios del menor-no me estas obligando, nadie lo hace, ya te lo dije…-se separó un poco de ella mirándola directamente a los ojos-solo debo de hacer lo que tu quieras que haga, aunque si bien en un principio va encaminado al juego del sexo podríamos hacer una excepción contigo-se levantó de encima de ella sentándose a su lado para mirarla de reojo-acaso hay alguien que te guste Charlotte? No deberías desperdiciar una oportunidad como esta con alguien de estos antros-dijo con la mayor sinceridad pues desde luego el cuervo no se catalogaba de mentiroso-oh lo siento-calló en la cuenta que tal vez le había dado su primer beso-era la primera vez que besabas a alguien?-suspiró con fuerza suponiendo que si haciendo que se revolviera los cabellos-de verdad lo siento si así fue, no deseaba quitarte ese privilegio, hay gente que le da mucho importancia supongo…-su voz se apagó al final poniéndose un poco más serio mirando hacia la pared del cuarto justo frente a él.

El cuarto se quedó en silencio unos minutos y de nuevo Tori regresó su vista a Charlotte queriendo darle tiempo a pensar lo que deseaba verdaderamente-entonces que quieres Charlotte?-a pesar de todo seguía conservando aquel toque amable y simpático para con le cliente, aunque momentos atrás se hubiese notado con un aspecto mas desenfadado y natural por supuesto algo fingido al seguir en el trabajo, el autentico Tori a decir verdad daba un poco de miedo siendo bastante sombrío-haremos lo que quieras-repitió como muchas veces atrás pues sabia que con ella hacer cualquier cosa significaba exactamente lo que esas palabras indicaban. Bien podían quedarse charlando allí hasta el amanecer sin hacer nada como bien en un par de horas podían estar escalando el consejo de Myr para ver las preciosas vistas sobre su gran cúpula dorada. Que escogería?

Tori se echó en la cama y por unos segundos cerró sus ojos dejándose llevar por la tranquilidad y el silencio que aquel lugar proporcionaba a diferencia del barullo que había fuera con toda aquella infernal música y sus clientes borrachos hasta las cejas gritando y manoseando a los pobres empleados que solo hacían su mejor trabajo para seguir adelante les gustara o no. El cuervo era afortunado de estar en la situación que estaba, no siempre podías escoger, pero eso a él le daba igual, desde hacía tiempo…

...le daba igual.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Charlotte el Dom Ago 07, 2016 12:24 am





No te comere... esta vez...
Con Tori en Luxury´s el dia Viernes a las 23



Su comportamiento era curioso, no comprendía como pensaba ese pajarito tan sabroso, porque era sabroso, después de lamerlo tanto podía asegurarlo mejor que nadie, incluso debía contener mis ganas de comerlo o morderle con fuerza intentando distraerme con aquel juego que estaba tan dispuesto a enseñarme sin importar nada, o eso creía, porque, sin siquiera haberlo pensado con antelación Tori se separó de mi cuerpo, diciendo palabras extrañas, él se comportaba extraño como si el besarme hubiera sido malo cuando solo jugábamos, alegando que aquello era importante y que no debería estar metida en un antro como aquel, pero ese antro era su trabajo, entonces ¿Yo era mala para su trabajo? ¿Había hecho algo mal? Con solo pensarlo mis orejas bajaron conforme me sentaba en la cama, mirándole atentamente.


- ¿Charlotte nya... hizo algo malo? -suspire con fuerza, imitando su forma de recostarse intentando pensar en toda la información que había soltado y no pude responder en su momento, estando atenta en mirarlo a los ojos, o por lo menos tratando- Charlotte no comprende bien de estas cosas, siempre se creyó un gato y realmente no sabe que significa un beso... pero... me gusto nya -no negaría aquello, se había sentido raro pero de cierto modo bien - Los besos de Tori nya son cálidos, húmedos... su lengua empuja y juega mucho, y sus manos son inquietas, pero me agrada nya -gire la mirada para pensar que más decirle, cuando de repente una pequeña mosca que vi antes pareció regresar. La quería, la necesitaba, era completamente mía, pero si me ponía a jugar con ella Tori se enfadaría ya que no estaba haciéndole caso, aunque... la mosca, me llamaba, quería que la atrapara, terminando por impulsarme para sujetarla acabando recostada sobre Tori, lamiéndole la nariz en disculpas por ignorarle - Tori nya... ¿Porque no debo estar aquí? Este es el trabajo de Tori nya no un antro ¿Verdad? –no sabía que era un antro, pero aun así movía la cola de lado de lado, frotando mi mejilla derecha con la derecha de él, era tan suave de piel y seguía oliendo rico - Charlotte solo quiere estar con Tori porque Tori le gusta a Charlotte -aunque en sí, siempre me gustaban quienes me mimaban, daban comida sabrosa o expresaban algo de cariño, porque de eso se trataba el gustarte alguien ¿Verdad? de que pudiera hacerte feliz - ¿A Tori nya no le gusta Charlotte acaso? -la sola idea me hizo apartarme de su cuerpo, sentándome en la cama sin dejar de ver todas y cada una de sus reacciones ¿Seria que en realidad no le agradaba del modo que él a mí? Exista esa posibilidad pero no me gustaba, quería jugar más tiempo con él, poder divertirnos el uno con el otro sin importar nada más, que me enseñara aquellos divertidos juegos que desconocía y tanto le agradaban - Si Tori nya quiere jugar conmigo, no me molesta... pero si no le agrado a Tori nya... -suspire volviéndome un pequeño ovillo con la cabeza bajo la confortable almohada, realmente me sentía una gata siendo regañada por su amo o viéndose cambiada por la nueva mascota del hogar - Charlotte solo se ira a jugar con alguien más - era raro sentirme decaída de manera tan rápida, incluso deseaba que la mosca regresara para intentar devorármela una vez más, pero no le escuchaba por ningún sitio a pesar de agudizar el oído.



Había escuchado que los conejos morían de soledad
Pero…
¿De que moría un gato?


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Tori el Jue Ago 11, 2016 12:58 am



No te comeré...esta vez...

Barrio Rojo || Luxury's || 23 pm || Viernes
Tema privado con Charlotte


El joven se sorprendió al escuchar como preguntaba si había hecho algo malo-no, no-negó rápidamente-no has hecho nada malo Charlotte-sonrió levemente revolviendole el cabello con cuidado y ternura pues eso era lo que provocaba en el menor-solo que si no te gusta no te forzaré a hacerlo-aclaré sin perder la sonrisa siendo siempre encantador a diferencia de como solía ser, mas bien serio. Pero no pude evitar sonrojarse levemente al escuchar como la gata describía paso por paso como había sido el beso. Suspiró con fuerza y simplemente cerró los ojos de nuevo sin preocuparse por lo que hiciera la chica hasta que acabó sobre él-ugh…-susurró por lo bajo por su cuida sobre su estomago que hizo que su cuerpo se contrajera un segundo volviendo a relajarse mirándola-si, es mi trabajo, pero aun así no es un buen trabajo-habló en bajo-bueno, no esta bien visto por la gente supongo, pues somos algo así como esclavos teniendo que hacer todo lo que quiera nuestro cliente sin rechistar por eso te pregunto que es lo que quieres Charlotte-explicó pues ya no sabía como decirle que ella debía decidir y que él solo podía obedecer, pues de hacer lo que el quisiera, por muy inocente que fuera la chica podría considerarse violación o algo así. Él que sabia? Solo tenía 15 años y que Charlotte estuviera tan ofuscada en esos temas no ayudaba, quien era él para enseñarle todo eso cuando el prácticamente acababa de llegar a ese mundo? Tampoco es como si hubieran pasado muchos meses desde la muerte de sus padres-este no es un sitio para una chica como tu Charlotte, así de inocente o al menos que no sabe de estos temas-rectifiqué-aquí solo se practica sexo por dinero o se hacen bailes sensuales que dejan a todos boquiabiertos-era mejor decirlo así pues realmente no sabía si aquella chica se estaba haciendo la tonta conmigo o si quiera en que trabajaba, podía ser una asesina y yo sin saberlo, pero no podía judgar eso, así que solo me quedaba callarme y no preguntar, igual que un muñeco.

La gata no dejaba de darle caricias y mimos frotando sus mejillas, lamiendo su nariz, y de nuevo, con sus palabras, Tori se desconcertó. Como le iba a gustar si apenas se acababan de conocer? No, era posible, seguramente la chica estaba utilizando mal las palabras o bueno las estaba utilizando de una manera totalmente inocente refiriéndose a que el chico le agradaba sin llegar a un nivel tan alto como era propiamente la palabra “gustar”, mas usada para la persona de la que estas enamorado o llevas un tiempo conociendo o...ya no sabía como explicarlo mejor. Aun así Tori se puso nervioso por eso haciendo que su sonrisa temblara ligeramente pues nunca nadie se lo había dicho y aunque se lo dijera aquella chica que tampoco debía de tener mucha idea de esas cosas para mayores ya había conseguido descolocar en varias ocasiones al joven-eh?-de nuevo se sorprendió por la pregunta sin haberse recuperado de lo anterior-cla-claro que me gusta Charlotte, eres muy agradable, eso es, me agradas-intentó salvar la situación aunque no estaba mintiendo, realmente aquella chica le parecía muy simpática aunque extraña y realmente el cuervo a esas alturas ya no sabía que hacer, pero cuando dijo que se iría a jugar con otra persona la timidez del moreno desapareció tornándose un poco mas seria-esta bien jugaré contigo, pero no te vayas-dijo volviendo a acariciarle la cabeza tras las orejas. Suspiró con fuerza sin dejar de hacer aquello pues, si bien hubiera sido mas sencillo para él dejar que se fuera no lo había hecho por el simple hecho de que sus compañeros dudaba que estuvieran en condiciones para entablar una conversación con ella o hacer otra cosa que no fuera follar y Charlotte desde luego se merecía la opción de escoger aunque ella insistiera en jugar. Volvió a suspirar con fuerza llevándose las manos a las sienes masajeandolas, de verdad, no sabía que hacer con ella.
Abrió sus ojos y le sonrió sin dar explicaciones del porque no se podía ir-entonces a que quieres que juguemos? Por favor, escoge, yo no soy muy buena en esas cosas-suspiró-puedo seguir besándote si quieres o puedo enseñarte el juego de la chica de antes-recordó como imitó los gemidos y se puso un poco rojo-o si quieres siempre podemos e...no se…-se encogió de hombros-hacer lo que quieras, solo tienes que pedirlo-insistí para después seguirla mimando rascando tras sus orejas apartando un segundo mi mirada para ver como se mecía su cola de un lado a otro-también puedo dejar que me lamas, no se, lo de comer no esta incluido-aclaré riendo después pues me hacia gracia el hecho de que quisiera comerme o dijera que estaba rico-tal vez quieres jugar con alguna pluma como un gato, perseguir algún ovillo?-no tenía mucho idea de que podría querer, pero presentía que aquella noche iba a ser muy larga, aunque por lo menos podíamos considerar que había hecho una amiga y estaba claro que aquella noche no la olvidaría.

Hickory Dickory Dock,
the mouse ran up the clock,
the clock struck one,
the mouse ran down,
Hickory Dickory Dock.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Charlotte el Sáb Ago 27, 2016 3:34 am





No te comere... esta vez...
Con Tori en Luxury´s el dia Viernes a las 23



Tori era bastante peculiar, no podía negar aquello, decía que quería que jugáramos pero no se decidía por un juego, incluso llegue a pensar que no me quería ahí con él, pero en cuanto dije que me marcharía pareció ligeramente enojado, como si me encontrara malinterpretando sus acciones, sus palabras y todo lo que estábamos viviendo en su cuarto juntos.

Era curioso, un pajarito sabroso que insistía podía hacerle lo que quisiera, pero no me dejaba comerle, eso lo hacía ser malo, yo realmente no quería comerlo hasta que quedara en los huesos, solo... morderle un poquito, sin que sangrara, pero que al menos me diera la sensación de saciedad, solo con eso era más que feliz y así podría soñar con pollo frito toda la noche. Pero no, me lo negaba e insistía en que escogiera un juego, volviendo a recalcar a la mujer gritona de hacia no mucho ¿Es que, él realmente quería eso, pero no se atrevía a pedírmelo? Puede que el pajarito fuera tímido, eso explicaría su insistencia en oír mis decisiones, y que sus palabras reiterativas conformaran una forma de hacerme saber lo que deseaba, casi como si buscara manipularme nya, aunque eso era algo que no sabría, pero... si insistía tanto de manera indirecta, lo más correcto sería complacerle, quizás luego me dejaría morderle más.


- Enséñame nya... -le sonreí enormemente, quedando de a cuatro en la cama, mientras frotaba mi cabeza bajo su mentón, ronroneando levemente, aquello se sentía tan bien, el mentón de Tori nya era sumamente suave y su piel seguro era al completo así - Enséñame el juego de esa mujer nya, dijiste que hacia tanto ruido porque le gustaba, entonces Charlotte también quiere que el juego de Tori le haga... emm -según recordaba Tori dijo que eso no eran gritos, tenía otro nombre más peculiar que muchas veces antes llegue a oír, pero siempre fueron de dolor - Le haga... oh, es verdad -finalmente recordé la palabra, derribando con emoción al pajarito en la cama - Charlotte quiere que el juego de Tori le haga gemir así también, porque si Charlotte gime quiere decir que el juego le gusta ¿Verdad pajarito? -busque mimarle un poco, lamiendo su cuello aun en aquella curiosa posición, conmigo sobre él, posando las rodillas a los lados de su cadera y el busto contra su pecho, empezando a bajar los lametones hasta internarme en su camiseta, lamiendo la piel expuesta y mordiendo de vez en vez, subiendo hasta la zona de los pectorales, donde unos curiosos círculos de tonalidad diferente al resto de su piel captaron mi atención. Dude un poco al verles, pero de todos modos acabe lamiendo el derecho, sorprendiéndome cuando se formó una ligera protuberancia, pero en el contrario que no fue atendido no sucedía lo mismo, por eso rápidamente hice lo mismo con el izquierdo, viendo un resultado idéntico - Tori nya... aquí se puso duro, pero... ¿Porque? -deje a mi cola menearse, poco antes de continuar lamiendo los centros de sus peco tales, jugando con el izquierdo entre mis labios, mientras el derecho era atendido por mi zurda, moviéndolo con el índice del mismo modo en que mi lengua rozaba el otro. Aquello era divertido, quería morder con fuerza pero dudaba fuera algo bueno, porque se veía una zona tan sensible que seguramente le dolería, aunque eso no quitaba que pudiese acariciarle, quizás y seria él quien acabaría por emitir los mismos sonidos de esa mujer - Pajarito... -me separe, saliendo de dentro de su camiseta mientras me relamía, la idea de escucharle emitir sonidos como ese despertaba mi curiosidad - ¿Charlotte puede hacerte gemir, como a esa mujer? -continúe lamiéndole, solo que esta vez busque hacerlo en sus labios, quizás de hacerlo, algo más cambiaria en el cuerpo de Tori, cosa que no sabría hasta intentar, terminando por juntar nuestros labios suavemente, ladeando mi rostro para acoplarme mejor a él, besándole como antes hizo conmigo, intentando aplicar aquello que me había enseñado sin saber si estaba bien o mal mi actuar, solo siendo consciente de que ese dulce tacto se sentía como un suave cosquilleo que buscaba hacerme pedir y necesitar aún más, sin ánimos de separarme, suspirando en cuanto nuestras lenguas se toparon dentro de su boca. Aquello era familiar pero al mismo tiempo diferente, y yo, aunque lo deseara no podía parar.



Solo es una noche...
Solo es un juego más.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Tori el Lun Oct 03, 2016 1:23 am



No te comeré...esta vez...

Barrio Rojo || Luxury's || 23 pm || Viernes
Tema privado con Charlotte


Al notarla sobre él de nuevo se sorprendió mirándola fijamente-que...que te enseñe?-rió por lo bajo cuando se rasco bajo su mentón. Era muy suave y le hacia cosquillas-ey..me...me haces cosquillas-rió por lo bajo intentando controlarse hasta que de nuevo la chica saco el tema de la mujer. Entonces quería que 'jugaran' a eso? Tori a pesar de que lo pidiera no estaba del todo seguro que eso fuera lo que deseara la chica, o tal vez no era consciente de la importancia que podía tener. Pero ese era su trabajo y si lo quería se lo daría.
Asintió con cuidado sin apartar su mirada de la de ella-eso es cierto, pero al principio puede doler un poco-murmuro queriendo dejar todo claro antes de empezar cuando de golpe sintió la lengua ajena en su cuello haciendo que su piel se erizara y soltara un fuerte suspiro-Char...que...que estas…?-no tenia idea de que pretendía la chica hacer con todo aquello, tal vez el cuervo se había equivocado y la joven si sabia mas de lo que decía saber y quería que por fin alguien la desvirgara, o no era virgen, o solo quería devorarle como había dicho antes. El moreno ya no sabia que pensar.

Pero mientras estos pensamientos iban y venían en su mente la joven gata no dejaba de avanzar pos su cuerpo bajando cada vez mas hasta que no pudo teniendo que meterse por dentro de su camiseta empezando a mordisquear su piel y lamer sus pectorales y pezones haciendo que se endurecieran involuntariamente por sus atenciones-aa…-se me escapó un jadeo sonrojandome sin poder evitarlo.
No la rechazaría, no podía después de decirle que podía hacer lo que quisiera, además no era como si no le gustara, la verdad es que al moreno el sexo le gustaba bastante ya fuera con mujeres o hombres, pero sobretodo con estos últimos. A veces podían ser repulsivos, pero de todas formas estaba bien para mi.
De nuevo la gatita preguntó curiosa-eso...eso es porque los estas lamiendo-dijo lo mas tranquilo que pudo ya que se encontraba algo agitado por la sensibilidad de todo su cuerpo y la forma en la que la pelirrosa le había lamido y continuaba provocando su cuerpo-ademas…-jadeó-vas...vas a estirarme la camiseta si no sales de ahí dentro…-intentó desviar un poco la atención de él, solo consiguiendo que la traviesa chica saliera de sus ropas haciendo que suspirara algo mas calmado. A aquella alturas Tori estaba casi seguro de que aquella chica de ojos verdes sabía mas de lo que decía y tal vez solo si hiciera la inocente imitando tal vez una conducta infantil siguiendo un guión de roleplay.

No obstante, fuera o no una especie de guión bien enseñado no quitaba que Tori estuviera nervioso por todo lo que decía y hacia-e-eso quieres?-susurró por lo bajo sin dejar de mirarla siendo interrumpido casi al segundo cuando le beso haciendo que Tori respondiera a ese inexperto beso por parte de la felina.
Nuestras lenguas se tocaron y no dejaban de rozarse una y otra vez intercambiando saliva que tragaba conforme se acumulaba mas en mi boca. Sabía salado, aunque suponía que así debía ser, era un gato al que suponía le encantaba el pescado. No es que tuviera mal sabor, pero seguro yo era mucho mas apetitoso para ella.

Puse una mano en sus cabellos acariciándolos intentando mantenerme tranquilo-entonces si quieres hacerme gemir como esa mujer no ibas mal encaminada con lo que hacías-mencionó cerca de sus labios volviendo a tomar un poco el 'control' de la situación.
Se sacó la camiseta y la lanzó lejos de ellos para después abrirse los pantalones-puedes seguir aquí abajo-la miró a los ojos-tócalo, lamelo, juega con él, igual que conmigo, pero no me comas, eso seria de muy mal gusto-rió levemente.
Tomó una de las manos de la chica y la metió por dentro de su pantalón haciéndole tocar su miembro sobre el boxer haciendo que el moreno jadeara sobre el odio de la gata echándole su aliento para hacerla estremecer e incitarla mas a que siguiera ella sola con aquel juego que tanto parecía desear.
Si quería aprender aprendería, el cuervo no sería quien le pusiera freno a aquello, al fin y al cabo era un juguete y si la curiosa minina quería jugar jugarían a todo lo que ella quisiera, aunque desde luego le daría algo de ventaja primera dejándole explorar y después el entraría en acción.
El joven volvió a acercar su rostro al de la chica volviendo a besarla sin medida intensificando aquel calor que había despertado en ambos buscando mas sin querer apagarlo mientras seguía frotando su mano junto con la ajena sobre su miembro que empezaba a endurecerse.

La personalidad del pequeño podía dar muchos giros inesperados, pero al final, seguía siendo un chico normal.

Forgett everything,
let the game start
with no regrets.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Charlotte el Miér Nov 02, 2016 11:23 pm





No te comere... esta vez...
Con Tori en Luxury´s el dia Viernes a las 23



Le había pedido a Tori que me enseñara aquel juego que parecía tan divertido, porque, verdaderamente quería divertirme con aquel suculento pajarito quien no me dejaba darle ni siquiera una diminuta mordida. Realmente deseaba probarle, pero los lametones no bastaban nya, y ahora, luego de hacer una pregunta tan sencilla como la de ¿Qué cosas tenía que hacer para lograr que emitiera los mismos sonidos de la mujer del cuarto anterior? Empezaba a ver como se desvestía, incluyendo el pantalón que rápidamente quedo con la cremallera suelta, despertando mi curiosidad ¿Qué es exactamente lo que tenía planeado?


- Tori nya… ¿Qué haces? –sin quitar la mirada de la mano que se encargó de desvestirle, un ligero atisbo de sorpresa recorrió mi cuerpo, mi mano había sido llevada a una zona sensible de la anatomía contraria, estaba segura de eso porque en las torturas que la mafia realizaba, muchas veces era el sexo masculino el principal punto que buscaban mutilar ¿Seria que, con un trato más gentil llegaba a sentirse bien? - ¿Realmente… tengo que tocar aquí? –la félida cola se movía tras mi espalda, mis orejas no dejaban de subir y bajar intentando captar con atención cada sonido, ya fuera placentero o doloroso que él emitía, incluso tenía en mente la manera en que la circulación de la sangre contraria empezaba a acelerarse, endureciendo cada vez más su sexo. Era como si, el mero tacto en esa área despertara una especie de arma o similar ¿Serian así todos los hombres o solo el delicioso pajarito que tenía conmigo? - Tori nya… aquí se siente más duro nya… ¿Seguro que está bien jugar así? –busque su mirada, en verdad me intrigaba conocer la respuesta, pero antes de que pudiera escucharle, la puerta abriéndose de golpe alerto todos mis sentidos, aquel quien ingresaba era uno de los hombres que antes parecieron interesados en Tori, su esencia apestaba a licor, su rostro avejentado estaba ligeramente rojo, pero eso no quitaba la molestia que denotaba al ver donde se posaba mi mano - Tori nya… ¿Tu amigo vino a jugar también? –realmente no quería jugar con aquel hombre, no me agradaba como parecía mirarme con cierto enfado, incluso deseaba poder matarlo y divertirme de ese modo, pero dudaba que fuese bueno para el trabajo del pajarito… quizás si lo sacaba fuera del local podría asesinarle como merecía y luego regresar a jugar con Tori… era una buena opción, bastante agradable a mi parecer - Pajarito ¿Qué tal si… –mi pregunta quedo en el aire, estaba tan centrada en mi mente que no supe cuando el sujeto contrario había terminado por apartarme del lado de Tori al jalar de mi cabello de un modo que podría decirse era brusco, seguramente con intensión de tirarme hacia la pared, pero, en una ligera voltereta ya estaba de pie en el suelo del cuarto, mirando con cierta molestia al hombre alcoholizado. Quería matarle ahora más que nunca, sus actos solo eran una provocación para mi nya… - Tori nya… sino te molesta, Charlotte primero jugara con tu amigo nya, luego volverá a jugar contigo nya –no estaba esperando una respuesta de Tori, tampoco es como si necesitara su aprobación para desempeñar mi trabajo, aunque estaba vez seria sin paga - Ven a jugar con Charlotte nya –una sutil risa antecedió a la patada en la columna de aquel sujeto, esperando que terminara rápidamente de cara contra el suelo antes de pisar con fuerza la zona de los gemelos, escuchando el bello sonido de los huesos al quebrarse seguido del grito ahogado en la alfombra del cuarto - A Charlotte le agrada más jugar con sus presas pero… no pareces alguien a quien sea divertido matar nya… –cansada de la espera, busque sentarme a la altura de su cintura, tomando con fuerza su cabeza, presionando los dedos desde la altura de las sienes hasta las mejillas, tomando un poco de aire poco antes de enterrar las garras en su piel, girando al completo su cabeza hasta escuchar como los huesos que se unían al cráneo empezaban a romperse lentamente, inundando el cuarto de aquella música tan intoxicante que a un ser desacostumbrado a la muerte, podría parecerle escabroso, viendo el rostro nublado en lágrimas del ahora cadáver bajo mi cuerpo - Tori nya… ¿Aun quieres jugar con Charlotte? –sin haberme movido de aquel cómodo sujeto quien iba perdiendo el calor corporal, volví a mirar al sabroso pajarito, quizás, después de dejarle esperando tanto sus ansias por el juego que me mostraba se habían apagado.



Solo es...
Una muerte más.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Tori el Lun Nov 07, 2016 2:58 am



No te comeré...esta vez...

Barrio Rojo || Luxury's || 23 pm || Viernes
Tema privado con Charlotte


Nada tenía sentido, nada de lo que ocurría lo tenía, y no me refería tan solo a ese momento si no a su vida entera en general. De verdad estaba ayudando a una chica a prácticamente a que se lo violara? No estaba pensando con claridad definitivamente. Pero aun así el joven no la soltaba y como hacerlo? Era un chico de 15 años con las hormonas revolucionadas siendo tocado por una joven en sus partes intimas, como iba a soltarla si aquello le daba placer?
Tori continuó moviendo la mano de la chica contra su miembro asintiendo a lo que Charlotte preguntaba-si, así esta bien…-murmuró confirmandoselo en caso de que no le hubiera visto asentir.

Pero de golpe, el tipo de antes entró. El moreno no recordaba su nombre, era Mike? Zen? Tal vez Yumin? Xang? Chaise? Ni idea, era inútil pensar en el nombre, al fin y al cabo eran demasiados los que venían por allí. Todos le querían, todos deseaban un tiempo con él, todos eran igual de estúpidos e impulsivos que ese.
Tori intentó hablar antes de que aquellos dos se mataran, pues estaba seguro que aquello estaba generando un conflicto, sobre todo para el hombre alcoholizado quien era un cliente regular a diferencia de la gatita, una clienta nueva que quería tener a Tori, una de las joyas del local para ella sola, eso era inectable-venga, vamos, porque no nos tranquili…?-no dio acabado la frase igual que la chica cuando de golpe vio como aquel tipo la agarraba de los pelos intentando apartarla de mi lado consiguiéndolo, aunque seguramente no como deseaba, al fin y al cabo Charlotte era la que se mantenía de pie sobre él.
El menor se mantuvo callado viendo a ambos completamente confundido. Que estaba pasando allí? Como Charlotte era tan tremendamente fuerte. Sabía que era una gata y tal vez el hombre podría ser humano, pero aun así se le hacía tan raro los movimientos de la chica, era como si estuviera entrenada específicamente para ello, como si fuera una asesina.
Además, a que se refería la pelirosa con jugar primero con aquel hombre? Acaso no sabía que era un cliente? No es como si pudiera escoger, además a aquel hombre le iban los chicos, no las chicas por bellas que fueran. Pero tal vez el joven se confundía, tal vez Charlotte no se estaba refiriéndose a 'jugar', no al menos de la manera en la que él creía.

-Char…-intentó llamarla cuando escuchó como los huesos ajenos empezaban a chasquear y como la gata trataba al hombre. Que debía decir? Que tenía que hacer? Aquello no estaba bien definitivamente, porque le hacía eso Charlotte? Entendía que estaba molesta, pero no era necesario todo eso. Por un momento el moreno se sintió como una damisela en apuros por la que peleaban dos chicos para ganarse su atención y su corazón.
No obstante aquellos sonidos y golpes no fueron lo peor, si no que lo fue cuando aquel hombre gigante dejó de moverse después de aquel fuerte sonido que hizo su cuello al ser girado haciendo que todo se quedara en silencio. Charlotte acababa de matar a ese tipo?
No podía hablar, no podía casi respirar, ni tragar, ni pensar, no entendía nada, ni si quiera pudo escuchar la pregunta que hizo la gata.
Como se suponía que tenia que actuar ahora? Debía seguir siendo un chico normal? Fingir que ahí no había pasado nada? Que no había visto asesinar a un tipo? Tal vez llamar a las autoridades? Estaba aterrado para que mentir. Aun así debía hacer algo y lo sabía.

Intentó espabilarse moviendo su rostro y cerrando su boca totalmente abierta por la sorpresa-Char…-volvió a llamarla por lo bajo-Charlotte-logró decir todo su nombre-le...le has matado…-murmuró sin poder elevar mas la voz pues realmente aun no estaba del todo curado-po-porque...porque has hecho eso? No...no era necesario…-intentó sonar lo más tranquilo posible aunque realmente se notaba a leguas el miedo que tenía, incluso estaba sudando y sus ojos estaban llorosos.
Había muertos mucho mas traumáticas que esa, lo sabía por las películas de acción y de terror que había visto, había cosas mucho peores, pero aquello no era una maldita película! Era la vida real! Un muerto de verdad! Aquello definitivamente jamás podría borrarlo de su mente.
Volvió a mirar a la pelirosa totalmente nervioso pegando sus piernas a su cuerpo balanceándose de adelante a atrás como si fuera un niño pequeño buscando calmarse-y...y ahora que hacemos? Yo no...yo no puedo con esto...yo...yo nunca…-se le atragantaban las palabras-nunca...haba visto a un muerto...Charlotte...e-esto...esto no puede estar pasando...-cerró los ojos con fuerza enterrando su cabeza entre las piernas intentando pensar o imaginar que todo aquello solo estaba siendo una terrible pesadilla, que todo eso no era real, que estaba soñando, que estaba con Hiren en casa sin molestar a nadie, siendo un niño bueno.

Estaba totalmente bloqueado. Que tenía que hacer? Si ayudaba a la chica sería cómplice de asesinato y si llamaba probablemente arrestarían a Charlotte y no quería hacerlo. Porque no? Porque aquella chica pese a todo lo que había hecho le parecía una buena persona, alguien en cierto modo inocente que no merecía eso. Pero de verdad había sido necesario matar al hombre? Dios. No sabía que hacer y prefería no saberlo, pues todas las decisiones que podían tomar eran malas y desde luego tampoco pensaba ir a la cárcel por una total desconocida.

Solo quería desaparecer.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Charlotte el Dom Ene 08, 2017 3:23 am





No te comere... esta vez...
Con Tori en Luxury´s el dia Viernes a las 23



Los juegos siempre eran divertidos, no importaba de que tipo se trataran, porque los adoraba, a todos y cada uno de ellos, pero al parecer el sabroso pajarito no estaba de acuerdo, y lo sabía por su mirada tan extraña, aquella forma en la que se estaba comportando luego de darle muerte al sujeto que tan mal se comportó conmigo. Detestaba que las personas actuaran de esa forma tan desquiciada, buscando atormentarme, quitarme mis pequeños juguetes, por más que el tiempo con ellos fuera momentáneo nya, debían de aprender a compartir y no abarcar todo para uno mismo... aunque si lo pensaba, los gatos éramos egoístas por naturaleza, entonces ¿Lo había matado para no compartir al delicioso pajarito tembloroso? Umm... si lo pensaba mejor nya, quizás era así.


- Tori-nya... claro que lo mate nya... pensé que era evidente -las palabras del pelinegro me confundían ¿Acaso no se daba cuenta que tener el cuello doblado de ese modo, si no eras un búho, no era para nada normal? Quizás le faltaban clases de anatomía, cosa curiosa, porque él debería conocer más sobre los pájaros que eran familiares suyos - A Charlotte nya no le gusta que la gente le lastime, además, no es raro que Charlotte mate gente... Charlotte vive de eso nya -suspire largamente mientras subía a la cama, acercándome al sabroso pajarito, llegando a lamer su mejilla suavemente - Charlotte trabaja para una mafia nya... así como Tori nya trabaja aquí jugando con la gente, Charlotte nya vive para matar gente -supuse que debía explicárselo mucho mejor, después de todo Tori se veía completamente confundido respecto a lo que había pasado - Si a Tori-nya le molesta ver el cuerpo de este hombre... Charlotte puede pedir que se lo lleven y luego seguimos jugando o... Charlotte puede dejar el juego con Tori-nya para otro día -no estaba del todo segura sobre qué hacer, pero suponía que por como Tori se veía, lo mejor era dejar nuestros juegos para otro día, quizás el sabroso pajarito no estaba acostumbrado a ver cadáveres, aun cuando para mí la muerte era algo sumamente normal - ¿Tori...? -lo inste a responderme lamiendo su mejilla, para luego levantarme de la cama, dirigiéndome a la puerta donde a pocos pasos logre ver uno de mis gatos salir de un cuarto, notándose bastante feliz y con sus ropas desarregladas, seguramente había estado jugando con alguien - Charlotte necesita que se lleven algo de aquí dentro nya -los músculos de mi felino gato se notaron tensos al oírme, sonrojándose cuando se giró a verme para después apurar el paso, intentando acomodar sus desarregladas prendas conforme acortaba las distancias, ingresando al cuarto y viendo el cadáver - Ese hombre estuvo molestando a Charlotte nya, así que Charlotte le enseño lo que pasa cuando se comportan mal -el felino varón solo asintió, comprendiendo mis palabras, para cargar el cuerpo y salir de la ventana con el cadáver, dejando el cuarto en una increíble paz, como si nada hubiera pasado en aquella habitación - Creo que Tori-nya no puede seguir jugando más, así que Charlotte nya se ira por hoy... pero, prometo volver a jugar cuando el pajarito se sienta mejor nya -no necesite hablar más con él, tampoco espere una respuesta antes de salir a paso lento del cuarto, comenzando a andar por el pasillo. Seguramente aquello era lo mejor en esa ocasión, si Tori se recuperaba de su rara actitud antes de que me fuera continuaríamos el juego, sino, siempre habían segundas oportunidades.



Nuestros caminos ya estaban unidos...
Tarde o temprano, volveríamos a juntarnos.


Volver arriba Ir abajo

Re: No te comere... esta vez - Priv Tori +16

Mensaje por Tori el Dom Ene 29, 2017 3:42 pm



No te comeré...esta vez...

Barrio Rojo || Luxury's || 23 pm || Viernes
Tema privado con Charlotte


Tori seguía sin poder creer que acabara de presenciar un asesinato. Eso le convertía en cómplice? Estaba demasiado nervioso como para pensar con claridad y su rostro lo decía todo, no hacía falta fijarse en nada más, estaba totalmente descompuesto.

Lentamente logró apartar su mirada del cuerpo inerte al rostro de Charlotte quien estaba totalmente tranquila, como si fuera algo normal hacer. Acaso estaba loca? Si. Las palabras que pronunció después se lo confirmaron.
Que estaba diciendo? De verdad? Como podía ser posible? El cuervo estaba totalmente fuera de si, aunque seguramente todo aquello se viera incrementado por el asesinato reciente justo frente a sus ojos, ya que estaba seguro de que muchas veces antes había tratado con asesinos y mafiosos, pero ellos no habían matado a nadie, al menos delante de él.
Solo aquel pequeño lametón que le dió la gata hizo que se espabilara un poco girando la cabeza para mirarla intentando recomponerse-e...yo…-fue lo único que logró decir sin estar muy seguro tampoco de eso-si…-acabó por decir al final. Definitivamente tenían que llevarse el cuerpo de allí. No quería problemas y tampoco podía soportar ver allí aquel cuerpo totalmente quieto, pero que haría Charlotte para solucionarlo?

De golpe y casi sin que me percatara se levantó llamando a alguien que ingresó en el cuarto y como si nada tomó el cuerpo saliendo por la ventana. Nada más ocurrió aquello Tori pudo suspirar con fuerza y relajarse un poco más, pero aun así, sin duda sentía que debía tomarse el resto de la noche libre, no podía continuar con eso.
Volvió a mirar a Charlotte quien se había levantado para irse y asintió con cuidado-claro...e...nos vemos...otro día…-murmuró sin saber que decir totalmente apagado-gracias por venir-dijo por costumbre a pesar de que aun seguía en shock.

La puerta del cuarto se cerró dejando al moreno dentro quien aun seguía sentado en la cama y que finalmente tras un par de minutos se sacudió y salió de allí buscando a su jefe pidiéndole el día libre alegando que no se encontraba muy bien. Se molestó un poco con él pero finalmente al ver la cara que traía el chico le dejó ir a casa sin más.
No sabía cuanto tiempo tardaría en recuperarse, pero por suerte, los dos días siguientes los libraba así que se encerraría en casa y procuraría descansar lo máximo posible, intentando olvidar todo lo acontecido esa noche, aunque sin duda sabía que aquello no sería tan fácil.


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.