Distorted retrace || PV Sharon

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 10:04 pm




Distorted retrace

— all you have to do is put the pieces in order —






















Otro día. Otro nuevo día comenzaba para mi en el que monstruoso y desolado lugar lleno de gente que no comprendía y desiertos grandes como el mar.
De nuevo la noche se cernía sobre la ciudad de Berlín llenando todo de luces y sombras, como una hoja vacía, un lienzo en blanco sobre el cual poder estampar brillantes y renovados colores que un autor hace mucho tiempo decidió crear. Acuarela, oleo, fresco, estuco, temple, vinilo...ah! Que maravilla! Estaba deseando ver aquel cuadro acabado.

Alguien, alguna vez en la lejanía, había susurrado un mensaje en el viento para Alicia, diciéndole que al menos ella, podía imaginarse 7 cosas imposibles antes de dormir. Pero por donde podía empezar aquella pequeña cosa de cabellos rubios? A su alrededor había tan poca cosa que nada se le podía ocurrir. Por eso nos habíamos encontrado.
Un frasco. Un frasco roto del cual goteaba un liquido sospecho, de colores brillantes y vivos, purpuras. Parecía algo peligroso. Ah! Ya lo tenía! Aquello era Paradiclorobenceno! A Alicia jamás se le hubiese ocurrido.
Aplaudí feliz riendo sin dejar de caminar por aquellos oscuros y desiertos callejones que me llevarían al destino de aquella noche. Demasiados planes que llevar a cabo y tan poco tiempo. Todo por enlazar todos los cabos sueltos que debía concretar antes de irme de aquel mundo.

Veamos veamos, que tocaba ahora? Cantemos! Un viaje nunca es un viaje si nadie canta!
Comencé a despedir letras musicales desde el fondo de mi garganta. Nunca se me habían dado bien cantar cosas alegres y tampoco las recordaba, pero poco importaba si dejaba que el rojo lo impregnase todo.
Pero en aquellos momentos solo tenía una canción presente en mi mente. Una canción que nunca dejaba de acompañarme en mis caminatas: La siniestra nana del pájaro carpintero.
Pero para que cantaba? Solo para entender el significado? El significado de que? Ah si! Del Paradiclorobenceno! Como podía haberlo olvidado?
Reí musicalmente sin dejar de cantar buscando una respuesta a la vez que comenzaba a correr persiguiendo las palabras en el viento que me guiaban sin yo saberlo, sin poderlas alcanzar. Porque, al final no había nada que alcanzar. Entonces si no había nada que alcanzar porque hacía todo aquello? Ja! Que mas daba! Enloquecería! Si es que no estaba lo suficientemente loco ya!

Vamos a cantar, vamos a bailar, vamos a gritar, vamos a llorar! Incluso un perro, un gato, una vaca y un cerdo se habían unido a mi! Ahora si que quería enloquecer hasta caer en ruinas, no podría dormir ni aunque quisiera!

No me gustaban las reglas, pues estas estaban para romperlas! Incluso las físicas, las metafísicas y las más allá de las metafísicas! Las metametafisicas! Acaso no las había roto con Wonderland?
Yo no quería ser encadenado, obligado como el resto del mundo a agachar la cabeza y vivir como si nada pasara. Yo quería explorar, yo quería conocer, vivir, sentir. Por eso corría sin descanso para no ser nunca alcanzado por ellos olvidando todas las consecuencias que tenía un acto.
No me gustaba que me dieran ordenes y además quería ser un poco malvado por el día de hoy. Hoy transgrediría todas las normas que me fueran posibles.
Al fin y al cabo yo era un niño malo que había escapado de casa hacia años, durante la noche,  cuando la luna estaba en su punto álgido, ocultándome en las sombras para no ser perseguido, salvo por la oscuridad, corriendo hacia una ciudad aun más oscura que la propia sombra preguntándome el porque de todos mis actos. El porque sobre aquella masacre. El porque sobre el fantasma de ojos rojos.

Paré en seco deteniendo mi carrera encontrándome con un gato negro de ojos amarillos. Me agache a su lado y le mire ladeando la cabeza-ne, neko-chan sabes tu porque existo, nya?-le pregunté en lo que me parecía idioma gatuno. El gato no contesto nada, solo me miró con cara de desprecio, por lo que volví a levantarme mirando a mi alrededor dibujando una sonrisa en mis finos labios. Hablar con Chesshire hubiese sido mucho más difícil a pesar de que me entendiera perfectamente en el idioma de los humanos.

Me había perdido. Tenía sed.
Caminé unos pasos más allá de la situación del gato hasta unos montones de basura donde de nuevo me pareció ver aquel liquido tan extraño. Estaba dando vueltas en circulo? Tal vez, aquellos callejones eran muy traicioneros y más a aquellas horas de la noche. Tomé la botella rota y de un trago bebí el liquido sin pensar mucho en lo que era.
Buag! Aquello era inbebible! Pero ya estaba hecho.
Me senté en uno de las contenedores cerrados dejando que mis piernas colgasen debido a la altura meciéndolas de manera algo violenta a la vez que elevaba mi mirada hacia el cielo nublado. Que hacía ahora? No lo sabia.
Grité. No entendía nada, pero de alguna manera extraña me sentía satisfecho, pero de que? Quizás era el liquido aquel que me había puesto mas susceptible de lo que ya estaba.
Me puse a reflexionar sobre mis pensamientos anteriores que ya apenas si recordaba. Que mas daba que rompiera las reglas? Nada iba a cambiar porque una persona hiciera eso. Además parecía que en aquel lugar todo lo bueno era expulsado y la justicia brillaba por su ausencia dejando a miles de muertos desconocidos sobre el suelo pudriéndose lentamente. Obviamente estos nunca estaban a la vista. Ni si quiera te dabas cuenta del hedor. Era prácticamente imperceptible.

Pero cual era el significado de aquella canción, de aquella vida? Esta canción no tenia significado. Esta vida no tiene significado. Cual es el pecado de esta canción? Esta canción no tiene pecados. Solo yo los tengo. Cual es el significado del benceno? Benceno no tiene significado. Cual es el pecado del benceno? -El significado de esta canción es...benceno!-exclamé saltando del contenedor regresando al suelo sin dejar de reír como un loco comprendiéndolo todo de golpe a pesar de carecer por completo de sentido. En eso era experto.

Me volví consciente. Todo era hipocresía después de todo. Volví con el gato-entonces cual es el valor de la vida?-le pregunté de nuevo aun bajo su atenta mirada  volviendo a intentar hablar con él sabiendo que nada contestaría. El gato ignorándome se levantó y se machó para acabar ahogándose en un charco de agua.
Tiré con fuerza el frasco del brebaje que llevaba en la mano haciendo que este se rompiera en miles de pequeños trozos haciéndome un corte en la mano sin darme cuenta. De nuevo volví a mirar al cielo como queriendo una respuesta, pudiendo ver por un segundo a través de las nubes el cielo estrellado. Que estaba haciendo de nuevo? No lo sabia. No sabía absolutamente nada. Solo sangraba.

Salí de los callejones encontrándome justo delante del gran teatro de Berlín donde aquella noche se llevaba a cabo una gala benéfica a la cual asistirían varios nobles. No tenía intención alguna de relacionarme con ellos o algo parecido, solo iría como mero representante de una prestigiosa familia que por motivos demasiados escabrosos no podía acudir a aquel importante evento. La familia Crims. Era obvio que no podían asistir no? Yo mismo les había avisado de manera anónima que su familia rival acudiría a esa gala, la cual también había sido organizada por los primeros, por  por lo tanto tenía vía libre para usar aquel apellido fingiendo ser un sirviente oficial de la casa, aunque realmente solo lo fuese de su querida y blanca niña.
Entré en el salón después de adecentar un poco mis ropas susurrando al oído del que realizaba las presentaciones quien era-el representante de la familia Crims, Xerxes Break-anunció a la vez que la mayoría de la gente se volteaba escandalizada por ver como aquella familia rival reconocida públicamente tenía la desfachatez si quiera de mandar aunque fuese un criado. Hice una leve reverencia para despues descender por la escalinata hacia el hall atestado de gente. Donde estaría la pequeña heredera de la familia Rainsworth?


Por un segundo la desazón se apodero de mi haciendo agachara la cabeza. Yo ya había estado allí. Hacía mucho tiempo. Para tiempo después en otro lugar, nada que ver con aquellas luces y mujeres hermosas y emperifolladas, desaparecer. En otro lugar no lejos de allí, donde yo me había vuelto nada hasta desvanecerme en los pensamientos de alguien.
Por eso seguiría catando, bailando, gritando, llorando, enloqueciendo, durmiendo, soñando, cualquier cosa hasta convertirme en ruinas de nuevo!

Un cuento de hadas en la superficie…
...una pesadilla en lo más profundo

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Sharon el Mar Feb 16, 2016 10:20 pm




Distorted retrace

— Teatro— Privado con Break—






















Me aburría… en verdad, tenía que admitirlo, aquellas fiestas eran un suplicio sin Kevin a mi lado. Y no es que lo necesitara las 24 horas del día acompañándome, es solo que, ese tipo de reuniones no terminaban de agradarme del todo.
Desde que había tenido la edad necesaria para asistir a fiestas sin escolta, no hacía más que llamar la atención de las demás familias, después de todo, los Rainsworth eran bastante reconocidos en la sociedad, en especial desde el preciso momento en que mi padre falleció y me encontraba en una edad apropiada para el matrimonio. No quería admitirlo, detestaba pensar que aquellos pretendientes solo me buscaban por el título e incremento económico que significaba unirse a mi familia como el cabecilla de esta, pero era la verdad, todos y cada uno, aquellos ojos que se posaban en mí, esas sonrisas que se dignaban a dedicarme, ninguna era real, nadie era completamente honesto, vivía en una soledad rodeada de personas. La típica burguesía inglesa llevada hasta Berlín, máscaras sobre las máscaras, todas creadas para ascender en la escala social, buscando con uñas y dientes mantenerse en aquel puesto, y claro está, nuestra familia no se quedaba atrás, era por ello que había aprendido a sonreír de manera falsa pero tan creíble que era digna de un premio, reírme de chistes sin sentido, fingir ser una experta catadora de vinos cuando ni siquiera podía tolerar una copa.
Todo, una fachada para mi verdadera personalidad, la máscara que me colocaba como la Sharon de negocios, la misma mujer que se presentaba en aquel evento organizado por nuestra familia. Se suponía que era beneficencia, pero la verdad era más oscura, detrás de toda aquella pequeña y caritativa fachada se encontraba la crema de la crema,  los más altos cargos de las casas más reconocidas en todo Berlín, e incluso, fuera del país. Quien quiera que se dignara a hacer comercios con el exterior necesitaba estar allí, fingiendo humanidad mientras portaban las más costosas joyas y los vestidos más elegantes, que en suma costaban mucho más de lo aportado para la verdadera causa de aquella reunión.
Hipócritas, grandes señores con sus mujeres trofeo al lado, solteros en busca de su nueva presa, y yo en medio de todo aquello. Seguramente era la más hipócrita de todos en aquel momento, paseándome entre la gente, conversando de los últimos libros que conseguí leer, la ruptura con mi último pretendiente y mis planes a futuro. Patético, eso era más que claro.
Quería irme, marcharme junto al regazo de mi abuela, los brazos de mi madre y la calidez de Kevin, solo con ellos tres podía ser yo misma, con nadie más, ninguna otra persona conocía a la verdadera Sharon. Y entonces, la sorpresa global me obligo a mirar en dirección a la entrada.


- ¿Kevin? –murmure suavemente, el asombro de verle allí fue tanto que la copa entre mis manos casi terminaba estrellada contra el suelo de no ser que logre mantener la compostura. ¿Qué hacia él ahí? Se suponía que debería estar en la mansión cuidando a mi madre y abuela quienes se enfermaron repentinamente y por ello no lograron asistir – Disculpen un momento –excusándome con aquellos sujetos que me habían tenido rodeada, acribillándome de preguntas, deje con calma la copa rebosante de vino en la mesa, caminando a paso firme donde el peliblanco. Al instante lo tome del brazo alejándolo de la multitud, logrando salir al gran balcón escondido detrás de un par de cortinas color vino - ¿Kevin qué haces aquí? Es decir… me alegra que vinieras pero pensé que estarías con mi madre y abuela… ¿Acaso mejoraron de repente? –ladee la cabeza confundida, no comprendía en lo más minino que llegara de ese modo, y por sobre todo, anunciándose como un sirviente de la familia Crims, aquella familia que tenía generaciones enemistada con los Rainsworth –Dijiste que habías venido de parte de los Crims… ¿Desde cuando haces chistes como ese? –suspire pesadamente, mi cabeza empezaba a dar vueltas, tan solo el aroma del licor conseguía marearme, sobre todo si se juntaba con el humo del tabaco, pero no me preocupo apoyar mi frente en el torso contrario, teníamos la suficiente confianza para ello, y él sabía cuánto me calmaban sus palpitaciones, palpitaciones las cuales, justo en ese preciso momento… - Kevin… es raro, tu corazón parece no querer andar justo ahora ¿Te lo dejaste tirado en la mansión? –quería mermar la tensión entre ambos, aquellos últimos días no habían sido los mejores entre nosotros, y sin embargo había ido, posiblemente por orden de mi madre, pero no me importaba, era agradable tener algo de verdadera compañía. Finalmente cuando me recompuse un poco, eleve mi mirada sin apartarme de su calor, contemplando pequeños detalles que nunca antes había tenido – Kevin… ¿Por qué llevas una muñeca en tu hombro? ¿Y qué paso con tu cabello?


Quería tocar esa extraña muñeca, apreciar más de cerca ese nuevo accesorio que portaba, sin embargo no lo hice, algo en mi interior me decía que lo mejor era no hacer una tontería, mantener una cierta distancia con aquel hombre que estaba segura lucia como mi Kevin, pero al mismo tiempo parecía ser una persona completamente diferente, desde su calor, hasta su aroma y comportamiento, tan diferentes pero similares que yo... estaba segura... aquella sensación se asemejaba a ver los ecos de un reflejo sobre el oleaje del agua.

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 10:21 pm




Distorted retrace

— all you have to do is put the pieces in order —






















Donde estas pequeña ratita? Vamos enseñame la colita. Soy el gato feroz que ha venido a jugar, no seas tan tímida.
Mi mirada iba y venía de todas las partes del salón pero no daba identificado donde se encontraba aquella chica castaña preciosos ojos rosados como el coral, una joya oculta como una perla que en cuanto se cierra pierde todo su brillo. Malvada rosa.

En mi paso entre la multitud muchas mujeres intentaron acercarse a mi solo para cotillear sobre mi presencia allí, pero rápidamente y de manera gentil las rechacé con un gesto de manos sin detener mi andar. Otras simplemente se acercaban por la belleza de un gentil desconocido que de nuevo volvía a rechazarlas depositando un beso en su mano dispuesto a encontrar a su objetivo. La rosa mas bella del lugar. Más no hizo falta buscar demasiado ya que tal y como había predicho, ella llegó a mi casi de inmediato al confundirme con su hermano.
Una traviesa sonrisa se dibujo en mi rostro antes de que me diera la vuelta para verla, justo en ese momento desapareció para interpretar a la perfección aquel papel que a día de hoy jugaba mi gemelo. Sería un trabajo duro ser así de amargado y más considerando mi estado mental, pero si me descubría en el intento tampoco estaría mal. Sería emocionante pasase lo que pasase!

Fui tomado del brazo y alejado de las miradas curiosas sacado al balcón por la joven dama y heredera de los Rainsworth. Mi corazón latía con fuerza y Emily estaba agitada pr la mentira, por la suplantación de aquella personalidad que ni de lejos me pertenecía.
Mi único ojo visible permaneció fijo en la figura femenina sin inmutarse dejando que dijera todo lo que tenía que decir y hacer, al parecer, aun no había notado la diferencia-si, ya se encontraban mejor señorita-comenté con rigor sin titubear con una línea recta en mi rostro-al encontrarse mucho mejor me dijeron que asistiera a la fiesta con usted y que la protegiera, que ellas no se moverían de la casa y que de necesitar algo utilizarían al resto del servicio disponible en la casa a pesar de que saben que yo las cuidaría por encima de mi propia bienestar, pero insistieron demasiado-suspiré levemente relajando los hombros-supongo que no tienen remedio, son igualitas que usted, dijeron algo así que los jóvenes debemos aprovechar de esta juventud que nos da la vida y sonreirle a nuestro precioso futuro-a pesar de la retahíla de mis palabras y lo bonitas que sonaban mi expresión continuó gélida como el hielo.

Tenía que contenerme, pero en cuanto oí la pregunta de porque había contado semejante mentira sobre mi identidad me fue imposible ocultar una leve sonrisa que se había dibujado en mis rosados labios-verá señorita, creo que el mayordomo se confundió. Realmente desconozco el porque hizo una broma de tan mal gusto sabiendo la relación que tiene su familia con la otra-dije con absoluta tranquilidad a pesar de no conocer muchos detalles del tema ya que tampoco podía haberle sacado demasiada información a Mirana-luego se lo comentaré, tal vez el sirviente de la otra familia tenga un gran parecido a mi-dejé caer como si no no supiera nada respecto al tema al contrario que la joven heredera quien parecía desconocer cualquier rasgo sobre mi persona y mucho menos mi relación sanguínea con su persona mas allegada. Tan mal concepto tenía de mi Kevin que ni les había hablado de mi? Tendría que reprenderle-por favor señorita, no se preocupe por eso-mis brazos la rodearon con cuidado cuando la noté cerca de mi acurrucándose como si fuera una niña pequeña en busca de refugio-es una tontería sin importancia-me atreví incluso a acariciar su cabello con cuidado apoyando mis labios sobre su lacio cabello cerrando los ojos dejándome llevar por aquella sensación de infinito cariño y amor que aquella chica despedía. Más no hacía mi persona, eso lo sabía muy bien, todo aquello era por Kevin. Acaso estaban juntos? O es que ninguno de los dos se atrevía a dar el gran paso por estar en diferentes escalas sociales? Acaso no me pasaba a mi eso con Mirana?
Sonreí levemente al pensarlo al saber que en ese momento la susodicha no me miraba.

Volví a escuchar el nombre de mi hermano y abrí los ojos con cuidado, pero sin separarme de aquel abrazo en el cual ella seguía refugiada-tirado? Como podría? No puedo separarme por partes señorita, es que acaso ya ha leído alguna historia romántica que la ha atrapado tanto que ya extrapola lo que ocurre en ellas a la realidad? Por favor, tenga cuidado con eso-hice una pausa-además estoy seguro de que si escucha atentamente podrá escucharlo-realmente la tensión se podía cortar con un cuchillo. No sabía que había pasado antes entre aquellos dos, pero la verdad parecía haber sido algo importante pues los músculos de la chica aun seguían en tensión y a pesar de que yo no lo estaba, necesitaba aparentar al hacerme pasar por aquel amargado de Kevin que no sabría reconocer el amor de una mujer ni aunque se lo dijera directamente. Pero no podía culparle en eso, yo era exactamente igual.

Otro error más, la muñeca. Me maldije internamente por no haber caído en cosas tan obvias como aquellos o el cabello y ahora era tarde para usar mi magia con alguna ilusión ocultando la evidencia así que solo me quedaba salir del paso con mentiras y un poco de ayuda.

Los latidos de mi corazón se hicieron paulatinamente notables gracias a las ilusiones y el cabello creció, más no se notó ya que hice aparecer una coleta bastante alta haciendo que ella no se pudiera fijar desde aquel angulo-no le pasa nada a mi pelo señorita, simplemente lo recogí un poco mas alto de lo normal al ser un evento más importante, al fin y al cabo no quiero dar mala impresión y dejar mal a su familia, eso jamás, ya debería saberlo-aclaré por si acaso sin apartar mi orbe rojo de los suyos impidiendo que el otro fuese visto creando una ilusión para este por si acaso se le ocurría remover el flequillo-respecto a la muñeca es sencillo-tomé a Emily y en el momento en el que mis dedos la tocaron se creo otra ilusión haciendo que la verdadera desapareciera y solo la ilusión corpórea apareciese. La deposite con cuidado en el hombro de la chica-es un presente para usted, la verdad, sus cabellos se asemejan y al igual que usted gusta de usar vestidos rosas-comenté serio acariciandole el cabello con cuidado-no haga preguntas tan raras señorita, algunos podrían pensar que esta loca al ver cosas donde no las hay, así que solo tranquilícese y regresemos con los invitados, empezaran a echarla de menos-deposite con cuidado un beso sobre su frente para después girarme de lado ofreciéndole mi brazo para que lo tomara y regresar al interior del recinto para bailar, aunque estaba casi seguro de que la cosa no quedaría ahí.
Se habría dado cuenta ya de que no era su querido Kevin? O continuaría tan ciega como un murciélago en la luz del día pegando tumbos sin poder encontrarse? Acaso tendría mas preguntas y se negaría a regresar hasta cerciorarse que era un espía? Una vil mentira creada solo para pasar un buen rato y tomar información de aquella casa a la que debía de destruir por el bien de mi reina? Necesitaba responder y acallar todos aquellos interrogantes en ese momento. Aunque antes me tomaría la libertad de bailar con ella aunque eso significara iniciar una guerra.

Dos familias semejantes en categoría,
en la bella ciudad de Berlín, lugar de la acción,
inician nuevas peleas por viejos odios
que manchan manos de sirvientes con sangre de sirvientes.
De las fatales entrañas de esos dos rivales
toma vida una pareja de hermanos con mal sino
cuyos desgraciados y lamentables males
acaban enterrando, con su muerte, la discordia.



Última edición por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 11:11 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Sharon el Mar Feb 16, 2016 10:23 pm




Distorted retrace

— Teatro— Privado con Break—
























Esto era una broma... un chiste barato, una extraña jugarreta de un dios con quien en el pasado, en una vida de la cual no tenía idea pero que seguramente era una reencarnación que ahora convergía en mi persona, había peleado y se encontraba tan iracundo que intentaba hacerme desvariar, perderme en el mar de emociones que era actualmente mi mente y cuerpo. Kevin lo sabía, no era momento de ponerse tan amigable conmigo, en especial de manera física.
Sus labios... aquellos tibios labios, los mismos que noche tras noche deseaba poder probar antes de ir a dormir se encontraban posados en mi cabeza, un beso casto y sutil, aquello era algo improbable pero sucedía, incluso sus manos acariciaban mi cabellera de manera lenta, tenue, con un extremo cuidado... todo aquello ¿Porque? ¿Porque lo hacía? Y yo... ¿Porque se lo permitía? Kevin no era así, jamás lo había sido, ni siquiera cuando yo era una pequeña niña buscando su atención... nada de eso tenía sentido, y conforme la noche pasaba y sus actos irregulares continuaban mas me daba cuenta de la realidad, aquel hombre, ese extraño personaje idéntico a mi querido Kevin no era él, era un ser diferente, el reverso de una moneda, la otra cara de la luna.
No podía negar que me había dado regalos antes, pero no de la nada y siempre con un motivo especial, sus labios en toda mi corta vida no se habían posado de aquel modo sobre mí, sus palabras normalmente secas ahora tenían un toque de diversión oculto que me esforzaba por ignorar. No... ese no podía ser él, aunque me dijera una y otra vez que lo era, por más que su apariencia y voz fueran iguales, no me lo creía, no podía aceptar una realidad tan bizarra y a la vez... tan normal. Pero fingía que sí, le seguía el juego aceptando aquel presente con una sonrisa, posándolo en mi hombro tal cual él había hecho antes, si quería jugar lo haríamos, hasta que la noche llegara a su fin, hasta que el sol hiciera acto de presencia para desenmascarar lo que la oscuridad albergaba y obligar a los monstruos a huir a sus moradas, estaba dispuesta a enfrascarme en aquella mentira.

- Comprendo Kevin... es una bonita muñeca -sonreí suavemente, asintiendo a sus palabras para regresar al salón. Las diversas personas reunidas nos veían con curiosidad, sin comprender a donde nos habíamos marchado y con que propósito, seguramente luego formularían algún extraño rumor sobre ambos, pero no me importaba, esas infantiles actitudes eran típicas entre la burguesía. Tal parecía que su tiempo limitado, no escaseaba lo suficiente como para omitir hablar mal de la gente a sus espaldas - La música está sonando... ¿Qué dices? ¿Bailamos un poco? -tome su mano con cautela, el Kevin que conocía normalmente no se negaba a un pedido mío, a pesar de que la idea no le agradara del todo. Lentamente llegamos a la pista y nos posicionamos como el resto de los presentes, tome su mano y permití que me sujetara de la cintura empezando aquel pequeño vals, hacia tanto que no bailaba con Kevin, demasiado que llegue a creer que tan solo era un sueño mío, pero aquel no era mi querido Kevin, no era el mismo chico a quien le exprese mis dolorosos pero preciados sentimientos, pero aun así, fingía que lo era, me dejaba engañar a mí misma, cegándome por tan solo una pequeña pieza de la musical, fundiéndome en una mentira sin sentido real, pero... ¿Qué más podía hacer? El corazón es caprichoso y si la mente apoya sus ideas no se puede estar más perdido que aquello.

Girábamos una y otra vez, el movimiento parecía cronometrado, casi aprendido a pulso, mis palpitaciones acompañaban el sonido del vals mientras me centraba en el rostro ajeno, eran tan parecido, una preciosa mentira, creo que finalmente había llegado a comprender porque muchas mujeres buscan al sustituto de su amado esposo fallecido, el sentimiento al estar con alguien similar lograba hacerte pensar estupideces como aquella, pensando que en verdad era la persona que anhelabas, pero, tal cual la música cesaba la mentira hacia lo mismo. Me entretuve con los demás invitados unos minutos, siempre estando cerca del hombre que fingía ser mi escolta, todo era aburrido, nada parecía entretenerme realmente, por ello cuando conseguí un vacío entre tanta charla me aleje, caminando hasta la mesa de bocadillos, y justo en ese momento un recuerdo vino a mi mente, la primera vez que vi a Kevin, el día en que me dio su pastel...

- ¿Puedes creer esta casualidad? Están sirviendo el mismo pastel de aquella vez... -tome un plato entregándoselo, sabía que Kevin no gustaba mucho del dulce, sin embargo quería saber que haría aquel hombre - ¿Lo recuerdas verdad? La primera vez que nos conocimos... en una fiesta como esta, y con un pastel igual a este -corte un pequeño trozo del pastel en mi plato, llevándolo hasta mi boca sin perder detalle de las reacciones contrarias, necesitaba encontrar una señal, un hueco en aquella fachada para desenmascararlo y finalmente saber sus verdaderas intenciones. No tenía sentido atacarlo de la nada, sin indicios, sin pistas, sin nada que pudiera utilizar de fundamento valido, después de todo, yo no era el típico atacante que domina el mundo con su fuerza, en mi caso prefería el análisis, la estrategia, atacar los puntos más débiles de la mentalidad ajena y ese hombre no sería la excepción a la regla. - Por cierto… ¿Ya pensaste en lo que te propuse aquella noche? –no tenía la intención de dejarle pensar bien sus respuestas, mucho menos una buena mentira, lo atacaba con todo, palabras, miradas, escepticismo. En aquel momento todo valía, cualquiera estrategia merecía la pena incluso mis propias mentiras.

Recordaba a la perfección la noche en que me le declare y su respuesta también, pero, en ningún momento le había hecho una propuesta a Kevin, sin embargo el platinado frente a mis ojos no tenía idea de lo que hablaba, seguramente había notado mi tensión inicial y sabría que aconteció algo entre ambos, pero por suerte su saber no podría sobrepasar ese límite.
Lo único que ahora quedaba escuchar eran sus respuestas, respuestas que lograrían arribar a la realidad de aquella situación, dejándome por seguro tan solo una cosa, pasara lo que pasara aquella noche, sabría el nombre real de ese hombre, aunque me costara la vida misma, lo sabría.


Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 11:09 pm




Distorted retrace

— all you have to do is put the pieces in order —






















Se adelantó a mis acciones. Acaso se había percatado ya del engaño? Al parecer tendría que haberme ido con más cuidado con aquella señorita.
Fuera como fuera el daño ya estaba hecho y no podía asegurar con certeza que lo hubiese descubierto por lo que simplemente continuaría aquel juego vicioso en el que ambos nos habíamos internado, era sencillo al fin y al cabo no? Solo debía ser un amargado, serio, y un completo caballero para con las damas. Vale, puede que ser como Kevin no fuese tan fácil, era demasiado aburrido, pero era un privilegio hacer de él después de tanto tiempo sin cambiar papales con mi gemelo aunque esta vez no fuese de manera voluntario por parte de uno de los dos.

Hice una reverencia y la tomé de la mano con delicadeza ingresando de nuevo al gran salón donde la gente de nuevo empezó a cuchichear sobre nosotros. No pude evitar sonreír con algo de malicia sin que la heredera de los Rainsowrth lo viese, pero es que era inevitable, realmente aquello era una locura muy similar a Wonderland. No podía contenerme. Como hacerlo si todo era sumamente disparatado?

Volví la vista a la menuda figura de la chica sin perder detalle de todas y cada una de sus acciones quedándome un paso por detrás de ella siempre tal y como indicaba el protocolo para los sirvientes o las queridas mascotas de muchos de los que allí se encontraban. Realmente aquello más que una fiesta parecía un circo. Se podía diferenciar a leguas quienes eran unos y quienes los otros, ya que a pesar de vestir de etiqueta como sus amos las caras, los rostros y expresiones de los subyugados eran autenticas y macabras maravillas. Entre ellas se encontraba mi favorita, la sonrisa rota oculta tras la mascara, una muy necesaria de querer sobrevivir o pasar aquella noche sin ser castigado.

Pero mi atención regresó de golpe a la chica quien propuso bailar y aunque hubiese sonreído de ser yo, propiamente, me mantuve serio como una roca asintiendo a su petición sin broma alguna-claro, no puedo negarme-sentencié tomando su mano para llevarla hasta la pista de baile.
A decir verdad no duramos demasiado, un par de canciones como mucho. La verdad no pude prestar mucho atención a los músicos con aquellos enormes orbes fijos en mi figura, obviamente yo hice lo mismo con ella. No deseaba intimidarla, simplemente no quería perder detalle de nada de aquel juego donde ella era mi rival mas fuerte.

Pero de nuevo y como era natural volvió a sus recados como anfitriona principal de la fiesta dejándome con los bocaditos de la fiesta. No me importaba, se suponía que tenía que ser el aburrido de la fiesta así que tenía que estar bien con ello sin quejarme con nadie rechazando y alejándome de todos aquellos que deseaban sacar más información sobre mi persona. De verdad eran tan ingenuos de pensar que les contaría mis cosas? Mi preciado y oscuro pasado solo por fuesen amables conmigo aquella noche? Estaba claro que allí los locos eran ellos y no yo. Cada vez me daba más cuenta de que la gente vivía en su propio mundo de fantasía o al menos lo anhelaba con todas sus fuerzas cayendo de nuevo en la trampa de aquel juego llamado vida. Yo les miraba, les observaba como danzaban y charlaban sin preocupaciones en la realidad, paa querrían que aquel mundo de colores y felicidad extrema en su mente se volviese realidad? Yo lo había experimentado en propias carnes y ahora, algo tarde, sabía que era mejor que la fantasía se quedara solo en eso, en un sueño. Pero cuanto había deseado yo Wonderland cuando era pequeño? Acaso no había pedido cientos, miles de deseos a aquella estrella del cielo junto con Kevin? Acaso no le pedía siempre lo mismo? Que me diese el mundo de Wonderland y que Kevin siempre estuviese a mi lado pasara la que pasara. Lastima que la estrella hubiese cumplido el menos importante y el más dañino. Por eso había que tener cuidado cuando se deseaban las cosas, a veces se podían cumplir, como los de un genio de la lampara.
Suspiré con fuerza recargándome en la mesa cerrando mi vista a la vez que me cruzaba de brazos esperando a la susodicha sin dejar de darle vueltas a aquellos pensamientos o más bien recuerdos.

Sharon regresó con prontitud tomando uno de los platos a mi derecha llamando mi atención con aquel timbre de voz tan resultón que parecía conocer a la perfección a pesar de llevar tan poco tiempo con ella, tal vez ni una hora-eh?-no entendí su comentario en un principio hasta que me mostró el dulce. Como podía recordar aquello? O más bien, como podía yo haberlo olvidado?
Una leve sonrisa se formó en mi rostro y las comisuras de mis labios se retorcieron hacia arriba a la vez que mis ojos se entrecerraban con nostalgia sin poder evitarlo esta vez-claro que lo recuerdo, me sería imposible olvidar aquel momento Sharon-la llamé por su nombre-eras tan pequeña…-dije por lo bajo casi hasta con cierto toque de ternura en mi voz-lastima que tuviese que marcharme tan pronto-recobre la compostura poniéndome serio-pero por suerte volví a encontrarte no? O bueno, casi se puede decir que tu me encontraste-observé como llevaba el pastel a su boca, se me estaba haciendo la boca a agua solo de ver aquel dulce. No dudé en tomar un plato y un cubierto-creo que por ser una ocasión especial tomaré un poco-corté un pequeño trozo y lo llevé a mi boca degustandolo. Exquisito. Pero debía moderarme ya que, gracias a una de mis fuentes, sabía que Kevin en aquellos momentos odiaba los dulces, una lastima sin duda, pero necesaria para meterme en el papel.

Llevé le plato aun con el trozo de tarta casi entera hasta la mesa, pero la siguiente pregunta y última me pilló por sorpresa haciendo que golpeara con fuerza la mesa al dejar el pequeño plato. Intenté disimular aquel estruendo pero lamentable era tarde.
Mi ojo rubí se posó sobre los de la dulce chica, acaso no tenía miedo? Se estaba metiendo en las fauces del lobo sin saberlo y yo no dudaría en morderla-lo de anoche?-pregunté haciéndome el loco ya que la verdad era que solo quería ganar tiempo-creo que no deberíamos pensar en ello, la velada es fantástica y no me gustaría arruinarlo con un tema como ese-sentencié intentando solventar aquel abismo negro que tenía de información-ademas-añadí-es una chiquillada-me arrepentí al segundo de decirlo pues tal vez no fuera de esa manera, ya había dado demasiada información con lo anterior.
Chasqueé mi lengua intentando que la otra no se diera cuenta sin apartar la mirada con decisión intentando que así aquellas palabras incoherentes para con la castaña pudiesen, tal vez, tener algún sentido en su cabeza sin llamar demasiado la atención sobre mi persona, desvelándome así como un falso pero casi idéntico Kevin.
Cambiar de tema en aquellas circunstancias sería imprudente y solo deseaba ver otro ataque por su parte. Más no pude contenerme y mirando fijamente a sus ojos pregunté-aunque eso no era lo que querías preguntarme realmente, no?-mis ojos se clavaron en los suyos esperando una respuesta convincente acabando por cerrar aquella espiral de falsedades que volvería a empezar fuera cual fuese su respuesta.

Aunque ella afirmara que no era Kevin,
yo lo negaría tantas veces como hiciese falta.
Hasta que me cansara de aquella farsa,
de aquel estúpido juego,
de aquella falsa Wonderland.



Última edición por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 11:11 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Sharon el Mar Feb 16, 2016 11:11 pm




Distorted retrace

— Teatro— Privado con Break—
























Una chiquillada, tan solo una absurda chiquillada, en verdad... eso había sido la gota que colmó el vaso.
Aquel hombre sabía demasiado de mí, demasiado de Kevin, pero no estaba al tanto del ultimo acontecimiento al que trataba de manera tan déspota, lo odiaba, realmente despreciaba a ese sujeto parado frente a mí, sonriendo con parsimonia, imitando a Kevin ¿Cómo se atrevía a hacer eso? ¿Qué juego quería llevar acabo? ¿Los Crims lo habían enviado para alterar mi mente y con ello, intentar reducir el nombre de mi familia? No... eso no era posible, él sabía demasiadas cosas para ser meramente una treta entre las disputas de negocios, pero entonces ¿Que ganaba con intentar engañarme?

- Para nada Kevin, es que estos eventos me ponen un poco melancólica ¿Lo sabes verdad? -sonreí sutilmente, no era momento de levantar sospechas y mucho menos en un salón tan concurrido donde no tenía idea de si sus compañeros aguardaban para atacar en cuanto su papel fuera descubierto, estaba casi segura de que actuaba solo, pero aquello no quitaba que fuera precavida - Creo... que tenías razón... tuve que descansar un poco más anoche -fingí agotamiento y un leve mareo apoyándome en su hombro, un rotundo cambio de actitud, sin embargo, si aún se mantenía en su papel me seguiría la charada, al verdadero Kevin no le importaría si aquello era una sucia mentira, primero se aseguraría de todo antes de sacar conclusiones - No quiero que.. los invitados me vean en este estado, solo necesito descansar un poco... ¿Podrías ser tan amable de llevarme a un sitio donde pueda descansar? -espere su respuesta antes de dirigirnos fuera de la muchedumbre, cerré mis ojos respirando de manera lenta, como si realmente costara que el aire ingresara a mis pulmones, incluso mis pasos resonaban con fuerza ante la dificultad de caminar, era una gran mentira, y la única que debería mantener unos pocos instantes más. La actuación se extendió hasta el pasillo, en aquel amplio recoveco mis piernas trastabillaron y todo el peso choco contra la pared, realmente parecía agotada, hasta aquel falso hombre se acercó lo suficiente a mi cuerpo para sostenerlo por sus ropas, envolviéndonos en una oscura burbuja de sombras producto de mi adorado Ekkes, aquella bestia nos transportó al techo del establecimiento, justamente la punta más alta del recinto. No sabía si el peliblando temía a las alturas, pero al menos que fuera indestructible no tenía otro medio para bajar que no fuese con la asistencia de Ekkes. - Disculpa el engaño, sin embargo no me agradan las mentiras -fui directa al grano, elevando la diestra para estampillarla contra su mejilla, marcando perfectamente mis cinco dedos, una bofetada que hacía mucho nadie sentía - Eso mereces por estar intentando enmascararte bajo la imagen de Kevin... ahora dime ¿Que te propones hacer? ¿Que buscas de mi o de él? -bien sabía que no sería la única persona que intentara acercarse a mi familia por medios sucios y despreciables, era el pago por ser parte de los Rainsworth, sin embargo, si estaba planeando hacerle algo a Kevin no se lo perdonaría, él no tenía nada que ver en los asuntos familiares, tan solo fue arrastrado por su trabajo -Te lo preguntare una vez más... ¿Que buscas? y no intentes escudarte de nuevo detrás de Kevin... eres buen actor lo reconozco, pero no te pareces a él en ningún sentido -al menos para mí, su farsa era evidente, Kevin no me trataría de loca, mucho menos llamaría chiquillada a la noche anterior, y por ello lo sabía, hiciera lo que hiciera, no podría volver a engañarme, era hora de admitir culpas y decir la verdad.

Las actuaciones concluyeron, las máscaras se rompieron, y el canto del barítono ceso. La obra acabo, era momento del aplauso mientras bajaba el telón.

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 11:12 pm




Distorted retrace

— all you have to do is put the pieces in order —






















Tic, tac, tic, toc.
Las manecillas del reloj seguían corriendo y el conejo blanco no dejaba de correr para llegar puntual a su cita con la reina de corazones. Le cortarían la cabeza? Todo acabaría para él? Todo se terminaría igual que aquella farsa mas que ensayada por ambos protagonistas?

Rodeé aquel menudo cuerpo con mis brazos sujetándola continuando con el papel de amable y flamante caballero que se suponía debía ser-se exige demasiado señorita…-dije por lo bajo reforzando sus palabras ayudándola-se encuentra bien?-pregunté de nuevo reforzando mi falsa preocupación por ella con una calidez innegable haciendo que pareciese verdadero-claro señorita, la llevaré hasta allí no se preocupe por nada-sentencié llevándola lentamente y con mucho cuidado lejos de la multitud sintiendo como en un momento casi se caía de verdad y tuve que afianzar el abrazo para que no lo hiciera.
Craso error.
En un segundo me vi envuelto en una burbuja negra como la noche sintiendo como mis pes se separaban del suelo elevándonos minimamente hasta que desaparecimos llegando a la zona mas alta de la mansión en el tejado. Acaso deseaba amedrentarme con ello? Sería mejor que no siguiera por ese camino o todo terminaría de una manera sumamente trágica. Como la pobre Ofelia en Hamlet, ahorcada sobre el pozo, solo que esta vez sería desde la torre mas alta dela mansión y no seria un suicidio, o al menos solo lo parecería.

De nuevo me pilló desprevenido tramando mi venganza. Una sonara bofetada resonó en la oscuridad de la noche y mi rostro usualmente blanco se tornó rojo en una de las mejillas por el golpe recibido-vaya, no pensé que una dama como tu se atreviese a pegarme de esa manera-sonreí de lado divertido mostrando mi verdadero rostro-no busco nada en concreto querida Sharon, solo busco divertirme…-hice aparecer de la nada mi bastón jugando con el entre mis dedos como si fuese una animadora dándole la espalda empezando a hacer equilibrios por la fina linea mas alta del techo que dividía al tejado en dos-no te agrada esa idea?-eché mi cabeza hacia atrás aun dándole la espalda pudiendo verla con total claridad. Pero ante la insistencia de la niña no pude aguantarlo más. Bufé-si que eres persistente…-di una vuelta sobre mi mismo encarandola-casi ni me dejas terminar mis frases y en el libreto se dice que ahora me toca a mi, así que debes escuchar con atención-dije volviéndome hacia ella moviendo el dedo indice de la mano contraria a la que tenia el bastón en un sentido negativo-mal, mal, mal, todo mal, tendremos que volver a empezar si no te ciñes a tus frases señorita-seguí tratándola con aquel apodo tan formal a pesar de la gravedad del asunto-como bien he dicho me llamo Xerxes Break-hice una reverencia ante ella-encantado-sonreí de lado-soy el sirviente de la hija de los Crims, Mirana de Crims-aclaré sin amedrentarme por las consecuencias de portar ese apellido en la casa rival-vuestra rival si no me equivoco. Ademas, no es mi culpa que me hayáis confundido con ese tal Kevin, o acaso me presenté como tal? No-aclaró por si la otra aun tenia mas que decir-fuistes vos quien me llamó de ese modo y como buen actor yo seguí el guión hasta el final, aunque solo estamos rozando la punta del iceberg no?-reí por lo bajo-eso espero-contesté antes de que la otra pudiera hacerlo o poner alguna pega-pero debe de reconocer que es una lastima no? Descubrir tan rápido el misterio que parece rodearnos esta noche y más con la amabilidad que la he tratado, debería ser tan duro conmigo? No querrá desquitar su mal de amores conmigo no? Ese tal Kevin parece realmente cruel no?-no podía dejar de hablar llegando hasta la verborrea perdiendo cada vez un poco más la cabeza con cada frase que se anunciaba en mis labios-lo que nos lleva a preguntarnos, sera este mi verdadero aspecto? No, claro que no, porque iba a tener este sujeto el mismo rostro, ojos, labios, y cabello igual que Kevin a pesar de lucir de una manera para nada convencional?-sonreí divertido casi como  si pudiera leerla como un libro a través de esos aros dorados-pues bien, eso tendréis que averiguarlo vos-continué tratándola de una manera formal solo para ponerla aun más nerviosa. No. Realmente solo era por diversión. Simplemente estaba improvisando sobre la marcha.

-Sabes?-cambié de tema completamente a la vez que me distraía, yéndome por las ramas como de costumbre-esto es como aquella noche en la que una aldeana se había perdido en lo profundo del bosque, pero por fortuna llego a una mansión a la vez que una carta que portaba se desvaneció por arte de magia entre sus manos-hice una pequeña pausa intentando representar la escena como mejor podía con mis manos, era realmente emocionante-la joven y bella aldeana toco la puerta de la vieja mansión y esta se abrió sola. La chica se asustó por un momento y preguntó si había alguien allí dentro cuando de repente un apuesto joven sirviente la recibió invitándola a pasar preguntándole en que podía ayudarla mientras que los demás integrantes de la mansión le daban la bienvenida y se ponían manos a la obra para que sintiera como en casa. Incluso prepararon te!-exclamó dando una vuelta sobre su mismo-que se hubieran encontrado todos tenia que ser cosa del destino, por eso debían hacer una gran fiesta porque precisamente la joven aldeana era la actriz principal de aquel show-volví a mirar a la chica guiñándole el único ojo que tenia a la vista como desvelando una parte de la historia-la fiesta comenzó y el vino corría por todas partes, la fiesta era un éxito, todos festejaban y bailaban al ritmo de una frenética y enfermiza música olvidando todos sus problemas hasta el punto de la locura, pero…-hice una pausa dramática-allí fue cuando se dieron cuenta de que la chica ya no estaba y se había retirado a su habitación a dormir, pero todo era tan extraño que no pudo evitar rebuscar por la habitación algún recoveco que la llevase a fuera acabando por encontrar una puerta secreta que no dudó en usar-una risita se me escapó y llevé la mano a mis labios tapándolos levemente dejándose entrever mi cara divertida y loca entre mis dedos-al abrir la puerta la chica se encontró con un montón de ataúdes!-exclamé emocionad riendo con fuerza-justo en ese momento todos aparecieron con caras de locos hablando de manera tranquila para que no huyera alegando sin problema que ella había descubierto el gran secreto que todos los residentes de la mansión guardaban, pero que no temiera, que no huyera, cosa que la chica se negó saliendo disparada de la habitación-de nuevo hice una pausa poniéndome algo mas serio dándole la espalda a la vez que llevaba una mano a mi mentón de manera reflexiva-la actriz principal ya no quería seguir el libreto…-volví a pausarme-igual que tu…-elevé mi rostro un poco separando la mano de mi mentón aun sin voltearme para mirarla-acaso sería un ataúd para ella? Pensaba la chica mientras no dejaba de correr. Como regresaría a casa? Iba a enloquecer cuando de repente encontró las llaves para salir de todo aquel cuento que no parecía tener fin y entonces…-lo dejé en suspense por unos segundos-enloqueció y todo se desvaneció-sentencié pero sin concluir la historia-fue en ese momento cuando las luces regresaron a la gran sala descubriendo un magnifico escenario y a una sombra misteriosa que aplaudía. Todo se había calmado en la mansión. La sombra se levantó, tomo a carta y lloró-cerré el capitulo sin querer decir mas aun sin mirar a la dama que estaba tras de mi-triste y caótico para un final no?-elevé un poco mi cabeza girándola levemente hacia la derecha dejando ver solo las hebras de mi pelo y mi respingona nariz desde su posición-eso es porque la pequeña y dulce aldeana no siguió el libreto, porque la carta que llevaba era la última hoja del libreto que decidió ignorar, por eso…-me giré poniéndome algo más serio, casi tanto que daba miedo-tu debes seguir el libreto…-dije con expresión fría y mirada punzante.

Tic, tac, tic, toc.
No ves, no ves, ya son mas de las tres.
Me voy, me voy, me voy,
que tal adiós,
me voy, me voy me voy.
No, no, no, yo ya me voy,
si me hablan ya no estoy,
me voy, me voy, me voy,
que tal adiós,
me voy, me voy me voy.

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Sharon el Mar Feb 16, 2016 11:13 pm




Distorted retrace

— Teatro— Privado con Break—
























Tic-tac tic-tac tic-tac

Casi podía escuchar el sonar de un reloj conforme el tiempo pasaba, aquel hombre, ese sujeto que se había hecho pasar por la persona en quien más confiaba, seguía parloteando, excusándose, inventando, fabulando y mintiendo mientras enredaba sus palabras hasta convertirlas en una curiosa obra de teatro nacida de su propio y retorcido pensar, porque estaba segura que aquel bizarro cuento no había salido de ninguna clásica narrativa ¿O es que acaso mi gusto literario no llegaba a esos extraños recovecos que el parecía recorrer con frecuencia?
Realmente, la respuesta a mi propia interrogante no me interesaba, lo único que importaba en aquel momento era saber la verdad, una oculta tras aquella falsa sonrisa, sin embargo seguía escuchándolo en completo silencio tal como solicito, pero aun cuando le concedí tamaño deseo, de entre toda aquella monologa charada lo único que realmente me intereso fueron tres cosas.
Su nombre, Xerxes Break, la razón por la cual llego a la fiesta posiblemente había sido Mirana de Crims, esa mujer de cabellera blanquecina heredera de los Crims y con quien, curiosamente, pocas veces me había topado a pesar de frecuentar círculos sociales similares, sin embargo, si decidió mandarlo mejor sería de ahora en adelante mantener a ambos bajo el radar. Por último, de todas aquellas palabras, lo que más logro captar mi atención, curiosamente fue lo que no dijo y sin embargo dio a entender…

- ¿Debería tomar aquello como una amenaza? Dígamelo por favor señor Xerxes –alegue mirando con desinterés la mano que lo había abofeteado, no era el primero que intentaba atacarme con disimuladas amenazas solamente para tenerme en la palma de su mano, pero al final, las cosas nunca resultaban como ellos querían, aunque debía admitir que aquel el tal Break resulto ser el primero que expresaba su amenaza de manera tan poética - Lamento enormemente si no eh podido seguir su guion al pie de la letra… sin embargo no debería regañarme a mí, sino al director de su obra que no supo distribuir correctamente los libretos –alegue siguiendo su pequeño juego, estaba pisando terreno peligroso, lo sabía perfectamente. Ese hombre, ese espeluznante ser de la noche era algo que desconocía, una algo de lo que Kevin tantas veces me había protegido sin siquiera saberlo, pero Kevin no estaba conmigo ahora y debía jugar bien mis cartas, no por nada me habían educado con diplomacia y la sabiduría de cualquiera dama - Aunque, es curioso que mencione que jamás se hizo llamar por el nombre de Kevin… admito que tiene razón señor Xerxes, fui yo quien le dio ese nombre pero usted jamás me lo refuto, incluso me trato como si nos conociéramos de toda la vida ¿Acaso cruzamos caminos en el pasado? De ser así, mis más sinceras disculpas - una diminuta sonrisa se posó en mis labios, un atisbo de falsa disculpa y humildad que simplemente buscaba esconder el desagrado y expectación de su siguiente acto - Pero… regresando a su curioso guion, según lo que usted comento –sopese las palabras, llevando el índice de la diestra hasta mis labios, tamborileando suavemente antes de mirar nuevamente a tan peculiar personaje - La protagonista del cuento iba a morir siguiera o no el guion… entonces, eso quiere decir que planeaba matarme desde que ingreso por aquella puerta ¿O quizás solo era un ejemplo extremadamente educativo de lo que sucede cuando no sigues tu papel en la vida? –suspire con fingido pesar, realmente me encontraba molesta con el tal Break, si es que aquel era realmente su nombre, solo sabía que todo sobre ese peculiar y risueño hombre era una espectacular mascara.

Aquella mascara me hizo sonreír con amargura, realmente, era tan extraño que compartiera el mismo rostro con Kevin ¿El mundo es tan cruel como para mostrarte el rostro del ser que amas, solamente para que lo odies durante una noche? Je… un despreciable destino, una idea que bien podría equipararse a obras como Otelo, Edipo y un sinfín más con finales tan extraños, tan controversiales, simplemente… que jugaban con la naturaleza y el corazón humano como meras hojas mecidas por el viento otoñal. Una idea sumamente romántica ¿Verdad?
Pero, aun con su fino rostro frente a mí, a pesar de compartir una idéntica faz, no era momento de dudar ni dejarse guiar por las emociones de cualquier palpitante corazón, la mueca de Break era bizarra, sus movimientos cronometrados aun cuando parecían hechos instintivamente y su aura discrepaba mucho de la inicial. Decía querer divertirse y parecía ser cierto, pero… entre su diversión y la mía había un mundo de diferencia.

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 11:14 pm




Distorted retrace

— all you have to do is put the pieces in order —






















Reí con fuerza ante su perspicaz pregunta y negué-por favor por quien me ha tomado?-inquirí sin dejar de sonreír-Dios me libre de que esto sea una amenaza excelentísima señora-mi traviesa mueca no se borró en ningún momento-esta en su casa y soy el menos indicado para presentarme con semejantes modales sabiendo que de hacerlo solo estaría poniendo a mi señora en riesgo, no cree?-mi ojo no perdía detalle de los de la castaña-no obstante usted pude pensar que eso es lo que quiero para divertirme un rato, me equivoco? Al fin y al cabo solo soy un simple bufón como ha podido comprobar a diferencia de su excelentísimo y refinado caballero de nombre Kevin-reí por lo bajo sin poder evitarlo llevando una de las mangas a mi boca intentando ocultar, falsamente, aquella sonrisa.

Ladeé mi rostro volviendo un poco serio en el momento que acusó al libreto-no lo hizo?-pregunté sorprendido llevando una de mis manos a mi mentón donde lo deje descansar-vaya...eso si que es una acusación en toda regla-hice una pausa-ya veo que para ser una señorita ha perdido todos sus modales en cuanto a lo que a mi concierne, acaso siempre trata así a todos sus enemigos? Incluso a los enemigos hay que tratarlos amablemente, nunca sabes cuando vas a necesitar de sus servicios o si incluso pueden servir como carnada para un propósito mayor, si es que son lo suficientemente tontos para creer tal engaño que los conduzca a la mismísima muerte-volví a reír por lo bajo-no obstante no dejaré que su mala reputación salga de esta noche estrellada ni del techo de esta mansión donde ahora mismo nos encontramos-puse un dedo sobre mis labios-están sellados-no pude resistirme en volver a sonreír abiertamente seguido de una fuerte carcajada a a vez que elevaba mis brazos y daba una vuelta de nuevo dándole la espalda. De verdad, no podía estar más feliz aquella noche en la que tan exquisita dama me acompañaba.

-Sabe? Para ser un enemigo de su casa me esta prestando demasiada atención-puntualicé bajando poco a poco mis brazos-no es descortés para con sus invitados dejarlos de lado solo por una persona? Podrían malinterpretarlo-mi lengua viperina buscaba atacar donde mas dolía siendo Kevin la principal razón de ser de la castaña-que pensaran luego de su sirviente? No cree que pensaran que es un farsante que juega a dos bandas? Que es un payaso por hacer creer a todos que es en realidad Xerxes Break? O tal vez nadie se creyó eso y piensa que solo fue una excusa para estar con usted esta noche dejando desprotegidas a las cabezas actuales de la familia? Sea como sea nada bueno puede salir de las conclusiones de la gente, no lo crees, Sharon?-me atreví a usar su nombre después de tanta parafernalia.

Me encogí de hombros-tomalo como quieras, solo era un cuento como tantos de los que cuento Sharon no deberías darle tanta importancia-sonreí de lado divertido aun sin mirarla-sabes? Soy un magnifico cuentacuentos, por lo que pensé que sería un desperdicio no dejarte escuchar uno que bien esta a libre interpretación por el usuario-sonreí levemente.

Pero no satisfecho con su pregunta anterior me volteé poniéndome serio-de verdad no te acuerdas?-dije por lo bajo acercándome a ella sonriendo levemente con infinita ternura llegando a acariciar su rostro como si fuese el reencuentro de dos enamorados-parece mentira que mi resquebrajada mente lo haga y la tuya no-la tierna sonrisa no se borraba de mi rostro-tan fugaz fue nuestro amor?-dramaticé un poco-acaso no recuerdas aquella noche hace ya tantos años en la que conociste a un chico con un pastel? Alguien extremadamente parecido a tu querido Kevin que te robó el corazón nada más lo viste-sonreí levemente-de verdad no lo recuerdas?-continué mirándola fijamente sintiendo como incluso el mismísimo tiempo se paraba.
Tomé sus manos acercándome un poco más sin intención alguna de besarla, más bien solo quería jugar un poco pues mi entero corazón hacia tiempo había sido arrancado y ahora mi cuerpo estaba frio como un tempano de hielo. Era alguien que no padecía, ni sentía, por lo que nada podía hacerme daño salvo aquella persona que custodiaba mi órgano vital-vamos Sharon, lo recuerdas? O solo fue una alucinación de mi mente?-ladeé el rostro aun esperando una respuesta por su parte-porque soy tan parecido a él?-dije en alto como si pudiese leer sus  pensamientos-porque los mismos ojos, porque el mismo rostro pero en el fondo todo lo opuesto a él?-sonreí levemente con pesar-eso mismo me gustaría saber a mi-dije por lo bajo-la otra mitad en el espejo, la otra parte de algo perfectamente imperfecto-la amarga sonrisa de mi rostro no desaparecía-en aquel entonces ambos eramos muy parecidos…-reí cínicamente por unos segundos y luego corte aquella risa-no, nunca nos parecimos, tal vez solo en el segundo en el que nuestras miradas se encontraron, solo en ese preciso instante pudiste confundirnos…-agache la cabeza como derrotado alejándome de nuevo un paso de ella sintiendo completamente derrotado por mi mismo sin que ella hubiese pronunciado palabra alguna.

No tenia fuerzas.
No tenia fuerzas…
si quiera para combatir mis propios demonios.



Última edición por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 11:29 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Sharon el Mar Feb 16, 2016 11:16 pm




Distorted retrace

— Teatro— Privado con Break—
























Aquello debía ser una broma del destino, una cruel treta de ese bufón quien solo quería hacerme más y más daño, sin que yo comprendiera el motivo de aquello.
Ese recuerdo, ese efímero momento donde conocí a Kevin, no… Break no podía, ni siquiera podría imaginarme que otra persona hubiese sido aquella que engendro mi felicidad en medio de un mundo diseñado para los adultos. Oni-san…. Kevin-oni-san… todo había nacido por ese momento, nuestros caminos se habían cruzado tan solo por una rebanada de pastel, el mismo que se había vuelto mi favorito a pesar de los años, a pesar de haberlo comido tantas veces, aun así… me seguía sabiendo igual porque atraía consigo el recuerdo de mi querido Kevin y ahora… justo ahora ¿Ese hombre me decía que todo era una mentira? ¡Absurdo!
No… no lo creería, pero, sabia tanto de ese momento, ninguna persona se hubiera tomado el trabajo de analizar aquel día en particular, no cuando yo ni siquiera estaba en la lista de sucesión para el cargo de cabecilla de la familia, aun cuando fuera hija única, porque en ese momento mi madre seguía gozando de buena salud, pero… si todo era imposible, significaba que Break no mentía, había sido él y no Kevin quien logro espantar las lágrimas, el único que me arrebato una sonrisa y por quien había implorado ayudar a Kevin. Pero ¿Por qué?
¿Por qué se parecían tanto? ¿Por qué estaba mirando el rostro de mi amado en quien debería ser mi enemigo? Solo tenía una idea en mente, y no podía ser real, Kevin no… él no tenía hermanos, su familia estaba compuesta por mi abuela, mi madre y yo misma, o al menos eso fue lo que siempre creí y escuche mientras permanecía a su lado, sin embargo… no había otra explicación.
Kevin… me había estado ocultando más cosas de las que una vez pensé… y eso significaba que yo… ¿No podría confiar realmente en él?

- Kevin… –su nombre escapo de entre mis labios de manera queda, mientras una pequeña lagrima rodaba por mi mejilla. Realmente sabía que no debía mostrar debilidad frente al enemigo, lo comprendía perfectamente pero… dolía, en serio que mi corazón ardía de angustia ¿Qué otra cosa pudo estarme ocultando? Fuera o no por mi propio bien ¿Acaso… acaso incluso su eterno afecto había sido un pequeño engaño para verme sonreír? Si eso era así… entonces…. - No… – me solté al momento del agarre del peliblanco quien fingía amarme profundamente - No confiare en ti… no me dejare llevar por tus palabras… quizás si fueras el hombre en aquella fiesta pero tú y yo sabemos que eso fue un encuentro casual ¿En serio es un hombre tan demente como para sentir amor por una niña pequeña? Porque en mi vida no lo eh vuelto a ver señor Xerxes – y así era, quien había estado a mi lado aquellos años no fue el hombre del pastel, mucho menos el mismo bufón que deseaba destrozarme arruinando mis más preciados recuerdos. La persona que siempre había estado a mi lado, quien se encargaba de mis enfermedades y solía vigilar mis sueños conforme crecía había sido Kevin, y… si realmente Break era su familia habría tenido un buen motivo para ocultarlo, eso era seguro, Kevin no me engañaría, no lo haría a menos que fuera verdaderamente necesario - Respecto a la fiesta… quizás tenga razón en que paso demasiado tiempo con usted, pero eso no dañaría la reputación de Kevin, por favor, no confunda las cosas. Ahora ¿Podría por favor decirme qué relación tiene usted con Kevin? –fui directa, no tenía caso seguir fingiendo papeles de los cuales no éramos dueños y mucho menos los elegidos para seguir aquel guion - Su parentesco es demasiado… casi me atrevería a decir que son hermanos y no negare que estaba desinformada de esta realidad… pero ¿Estoy en lo correcto Break? –lleve ambas manos hacia la espalda baja, juntándolas sin quitar la vista del caballero frente a mí - Además… ¿Dónde estuvo todo este tiempo querido Xerxes? –aquella dos preguntas las pronuncie sin pensarlo mucho, no tenía intención de darle más vueltas al asunto, necesitaba saber de una vez por todas que cosas estaba planeando aquel hombre, a pesar de que terminara enloqueciendo tanto como él.

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 11:17 pm




Distorted retrace

— all you have to do is put the pieces in order —





















Era imposible deprimirme por algo como aquello si no podía sentir nada. Como sentí algo por aquella estúpida chiquilla que me miraba con los ojos llorosos dudando de mi hermano? No se lo merecía. Nadie se merecía a Kevin, ni si quiera yo, por eso debía eliminar a aquella estúpida dama que solo le confundía a pesar de que sabía que él la amaba. Podía sentirlo en aquel pulso agitado donde le veía a el también reflejado. Por lo tanto no podía matarla, si no eso entristecería a Kevin y mi diversión acabaría.

Una suave sonrisa que poco a poco fue aumentando hasta retumbar por toda la noche sin poder controlarme. La señale con el dedo sin poder contenerme ante aquella triste y única lagrima que había salido de sus ojos-eso es todo lo que se merece tu amado Kevin!? Solo una lagrima!?-continué riendo a carcajada limpia-que pena das!-exclamé sin callar mi distorsionada carcajada.

Cinco minutos seguidos con aquel sonido molesto para otros haciendo que cayera al suelo del tejado rodando por él sin poder parar hasta que poco a poco pude normalizarme quedando boca arriba echando mi cabeza hacia atrás intentando prestar atención a sus replicas que de ninguna manera harían mella en mi.
Una amplia sonrisa se formó en mis labios-un encuentro casual? No era que hacia un momento lo creías el destino? No me hagas reír...-hurgó en la herida-porque tendría que ser destino si es con Kevin y no conmigo? Tanto te desagrado?-ladeé la cabeza volviendo a girar para levantarme a la vez que sacudía levemente mis ropas-porque no pudo ser el destino conocerme a mi y después a Kevin? Tal vez por mi encuentro fortuito el llegó hasta a ti haciendo que te fijaras en él, si no tal vez le hubieras repudiado, no?-dije altivo borrando la sonrisa de mi rostro-acaso no eres toda una dama que no se mezcla con la plebe salvo con su amado sirviente? Acaso no sois todos iguales?-mi mirada se oscureció-solo buscáis aquello que queréis, que deseáis, que os fascina  os llama la atención, por eso luego pensáis que lo amáis, que lo queréis, pero no es verdad…-dije por lo bajo llevando los dedos de mi mano hacia mis labios los cuales acaricié levemente-dime Sharon…-dije por lo bajo-si te besara y cerraras los ojos acaso no sentirías lo mismo que con Kevin? La misma conexión tan intensa que tuvimos aquel día?-sonreí con malicia-toda tu relación con ese hombre se basa en ese momento mágico, porque no sentirías que yo soy él?-volví a acercarme sin poder evitar el querer divertirme-es demente sentir eso, pero acaso tu no hiciste lo mismo hasta que Kevin apareció? Una niña enamorada de su querido caballero mucho más mayor que ella-no podía divertirme más aquel juego-como estas segura de que no me has vuelto a ver?-inquirí-acaso no tengo su mismo rostro, sus expresiones, su voz? Como sabes que no soy él enloquecido? Su otra cara que nunca has visto?-intentaba confundirla sin borrar la malvada sonrisa que se ampliaba en mi rostro hasta que hizo hincapié en la conexión que teníamos los dos.

Paré en secó cuando realizó la pregunta y aunque mi sonrisa quiso desaparecer aguanté para que no se notara mi cambio de animo-el y yo? Hermanos? No es algo disparatado que ni si quiera se lo haya dicho? En estos tiempos nunca se sabe, quien le dice que no podría ser su padre?-reí por lo bajo-o su abuelo tal vez, porque no un primo? Pero algo tan importante como un hermano y que jamás lo hubiera mencionado es raro no?-ladeé la cabeza-pero si me lo permite no contestaré a ninguna pregunta sobre ese tema, ni la siguiente-dije a la vez que terminaba de escuchar su última pregunta-no es de su incumbencia, todo respecto a mi es un secreto-sonreí de lado poniendo el dedo indice sobre mis labios-siempre quiere descubrir el final señorita Sharon y no puede, no puede tenerlo todo, no puede manejarlo todo aunque quiera y si sigue por este camino…-hice una pequeña pausa-la curiosidad la matará, igual que a los gatos-sonreí levemente volviendo a tumbarme en el tejado totalmente relajado para mirar las estrellas estando atento a cualquier movimiento contrario.
Sabía que aquella chica podía parecer realmente inocente, pero no lo era, para nada y eso lo sabía perfectamente.

Suspiré de manera algo pesada y finalmente con pesar me vi en la obligación de advertirla-sabe? Si sigue acercándose de esa manera, si intenta comprender como soy, como pienso, porque hago lo que hago, caerá en la locura sin opción a regresar…-dije por lo bajo-muchos más lo han intentando, la rata, el lirón, la liebre...y todos han acabado mal, yo aun puedo mantener algo de cordura…-sonreí de lado-a veces-acabé por reír brevemente-pero porque es mía, porque nadie puede soportar todo lo que yo vivo, como pienso con giros vertiginosos, nadie puede, si no terminará en un punto de no retorno…-sentencié callando de golpe disfrutando del silencio de la noche.


All in my is madness.
Don't dare to get in.



Última edición por Xerxes Break el Mar Feb 16, 2016 11:28 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Sharon el Mar Feb 16, 2016 11:18 pm




Distorted retrace

— Teatro— Privado con Break—
























No tenía mucho más para decirle a Break, sus palabras, su risa… todo lo que promulgaba estaba repleto de malicia, veneno y tantas cosas más que eran dirigidas hacia su propia diversión. Era sencillamente un bufón mofándose de su público, no podía verlo de otra manera.

- Te equivocas querido Xerxes, Kevin no merece ninguna lagrima, en especial las mías –suspire rodeándolo con calma, quedando justamente a sus espaldas apreciando como se retorcía en el suelo, sabía que intentaría refutarme eso con alguna palabrería, sin embargo, estaba equivocado en su pensar, el no comprendía al Kevin actual – No te confundas, no es que desprecie a Kevin, al contrario, sin embargo tú no sabes cómo es él ahora… Kevin se enfadaría si supiera que derrame una lagrima en su nombre –no pude evitar la sonrisa que se me escapo, era innegable mi afecto por él, incluso en aquellas situaciones lograba hacerme feliz con su mero recuerdo – Pero… eso es algo que tu no entiendes, una persona que se hace pasar por su familiar, que intenta imitarlo sin ningún resultado ¿No deberías sentirte avergonzado por hozar plagiar a alguien a quien ya has dejado de conocer? Pero por favor… no dude en decirme que quizás usted pueda conocerlo más que yo, porque conoce su pasado –eso era cierto, había un tiempo de Kevin del cual yo no tenía la más remota idea, pero… conservaba algo más valioso que antiguas memorias, yo tenía su ahora –Pero, a pesar de aquello, mi querido caballero, quien comparte su presente, soy yo, no usted, soy yo quien sabe lo que es Kevin ahora… -no entendia porque marcaba poderío sobre Kevin contra Break ¿Acaso sentía que podría perderlo en sus manos? Lo dudaba, Kevin no sería tan vacío como para dejarme por alguien más, al menos no sin una buena explicación… pero si eso sucedía ¿Me atrevería a dejarlo marchar? – Usted dice que no me mezclo con la plebe, se atreve a ponerme en los zapatos de otros nobles, pero ¿Qué sabe realmente sobre mí? Solo somos dos sombras que entrecruzaron su camino esta noche mi querido señor pero no… no debe de confundirse en sus palabras –suspire con pesadez, mis piernas empezabas a agotarse, sin embargo seguía firme ante él – No crea que le desprecio por no comprender mi real naturaleza ¿Quién sería tan atrevido como para poder definir a otro ser? Ni usted ni yo somos dignos de prejuzgarnos –cuando dije aquello, no esperaba que sus palabras sobre un beso, y sobre la manera en que mi relación con Kevin se basaba en un solo instante, pero que equivocado estaba aquel hombre, Break pensaba que sabía todo sobre todos, y sin embargo mientras más hablaba más me daba cuenta de su ignorancia –Amo a Kevin, no se lo negare a nadie, ni siquiera a él, pero mi amor por, como usted dice, el reluciente caballero con quien convivo no nació de un solo momento, no fue aquel encuentro con un pastel de por medio el real nacimiento de tamaño sentimiento… admito que idolatre por muchos años ese suceso, lo creí el destino y puede que así fuera pero… a pesar de eso, no soy tan vacía como para enamorarme de alguien por un solo acto de altruismo con una niña… amo a Kevin por ser él, por los años que pasamos lado a lado ¿Acaso usted sabe de las sonrisas que compartimos? ¿Las tristezas, los llantos, la felicidad, la emoción? No… no lo sabe, y por ello, por aquellos bellos momentos que compartí a su lado no puedo dejarme engatusar por su reflejo… si usted me besara ahora no sentiría más que repulsión, podrán compartir el mismo rostro, pero fue Kevin y no Break el único que siempre me cuido, la persona que velaba por mi seguridad, mi confidente y mejor amigo, eso, mi señor, es el lazo que comparto con él y al que usted jamás podrá compararse

Hacía mucho tiempo que no me expresaba de manera tan formal, pero la rabia en mi cuerpo no me permitía hablar de otra manera, o sino, sabía que explotaría contra el peliblanco quien sin problemas continuaba con aquella charada. Sabía que escondía algo tras esos ojos quienes no podían mirarme de manera fija, simplemente se dedicaban a apartarse de mí, escudándose tras amenazas… ¿Acaso era un cobarde o realmente las mentiras se habían acabado?

- No me molesta terminar como aquellos pequeños felinos, tienen siete vidas después de todo, perder una no acabaría conmigo –no estaba actuando confiada, al contrario, realmente temía que sus amenazas se cumplieran, pero no era momento de preocuparme por mi seguridad, necesitaba saber qué cosa albergaba su mente – Entonces me volveré loca ¿Es eso lo que dice? ¿Cómo el lirón, la rata y la liebre? Entonces… ¿Acaso usted es el sombrerero de Wonderland? –fruncí el entrecejo cuando le pregunte aquello, realmente ese hombre estaba loco, ahora se comparaba con una persona de ficción puesto que aquellos personajes solo se encontraban en un libro, el mismo que hablaba sobre un hombre perdido en la demencia, aquel extraño y famoso sombrerero… si eh de ser sincera al 100%, Break me lo recordaba pero, sería una completa locura creer aquello – Si quiere jugar a eso, me convertiré en el unicornio o en la duquesa de la historia, todo con tal de asistir a tan grandiosas fiesta de té, quizás allí… me revele más de su verdadera identidad... entonces ¿Qué me dice si yo…

Estaba tan cerca de proponer una locura, pero el sonido de una voz conocida invadió mi sistema, no podía creer que realmente estuviera allí, y buscándome precisamente en los jardines, era una suerte encontrarme en el techo del teatro, al menos asi Break no pudo verle, pero… en cuanto me di vuelta para confrontar a Break el mismo se había esfumado en medio de la noche, con ello me fue evidente que no deseaba ser visto por Kevin.
Con un largo suspiro baje con ayuda de Ekkes hasta que mis pies pudieran tocar el suelo y abrazar al peliblanco a quien tanto amaba, a pesar de que fuera sorpresivo para él, pero… era curioso cómo podía saber cuándo se lo necesitaba, aunque… en aquel momento me hubiera gustado conversar más con el curioso sombrerero, pero las máscaras se habían roto, y los actores abandonado el escenario para regresar a su lugar de honor.
Break seguramente había vuelto con aquella mujer que era su ama, la heredera de los Crims, mientras que yo… no tenía otra opción que regresar a la fiesta, solo que ahora, con mi verdadero acompañante.

Volver arriba Ir abajo

Re: Distorted retrace || PV Sharon

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.