Buscando algo de paz ~ Priv.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Buscando algo de paz ~ Priv.

Mensaje por Hee-Young el Sáb Feb 13, 2016 12:49 pm




Buscando algo de paz

Privado en los Lagos a las 14:00

No recordaba cuanto tiempo había pasado desde la última vez que pude salir a visitar aquella bella zona de Myr, tan alejada del bullicio de la ciudad, el ajetreo diario, las constantes conversaciones que no parecían tener fin, los vehículos de todo tipo recorriendo las calles a una velocidad tan peligrosa que no dudaba, habían atropellado a uno que otro indefenso animal o las mismas personas, con quienes compartían el hogar en que se transformó lo que una vez fue Alemania.

Pero por suerte, aquella isla no solo tenía ese tipo de urbanización, sin siquiera poder creerlo había conseguido fusionar diversas partes del mundo, todas las sociedades que por tantos años me dedique a conocer, juntándolas en una cede, proveyendo a Myr de algo tan extraño, como el poder pasar de un país a otro con solo cruzar una avenida, y no porque eso fuera realmente así, sino que las diferentes culturas, en vez de mezclarse, prefirieron quedarse cada quien en una zona, como si fueran pequeños niños regañados y enviados a diferentes rincones del cuarto, pegando su faz a la pared hasta que el castigo fuera quitado. Aunque con toda esa fascinante idea, con el pasar del tiempo, finalmente adquirí un extraño hobbie, sumirme en la paz y quietud tanto del bosque, como del lago, siendo este último, el lugar donde ahora me encontraba, apreciando el reflejo de mis dorados cabellos sobre la superficie cristalina.


- Seguramente, pronto se darán cuenta de que ya no estoy-suspire con pesar, sentándome en el borde del lago, estirando ambas piernas mientras les arrebataba el calzado, una por una, pudiendo finalmente levantarme con mayor seguridad - Sera mejor aprovechar mientras pueda –estaba consciente de que no tenía ningún ser cerca mío, y sin embargo continuaba murmurando las cosas que haría, como si de un ayuda memoria se tratare, conforme ambos pies fueron sumergidos en la helada superficie, acostumbrándose a la temperatura, empecé a adentrar con más confianza mi anatomía, llegando a incluso humedecer la esponjada cola y buena parte de los muslos. Deseaba nadar un poco, siendo ese uno de los motivos principales de mi escape, y nada ni nadie podía detenerme o eso llegue a creer, pero no fue sino, cuando una rama rompiéndose, seguida de un paso que no podría asegurar fue en retroceso pronto a una huida, o tan solo alguien que termino con la buena o mala suerte de toparse conmigo, sorprendiéndose con la imagen de una joven de kimono, en medio de un lago, visión que fácilmente podría ser portada de un manga o un videojuego cualquiera, volviéndola casi idílica para un soñador, sin embargo no era así para mí - Sera mejor que salgas… si lo haces rápido, tomare tu acercándome como un mero accidente… pero… –suspire, entrecerrando la mirada luego de olfatear el rastro ajeno, localizándolo en un árbol cercano - Si no lo haces… y me toca buscarte, diré que eres un acosador o un fetichista…y ellos, nunca, acaban bien


No tenía la intensión de esperar mucho más por una respuesta, solo contaría hasta 10 y si no salía, me tocaría ser el “lobo” que se come a los niños en los cuentos. Quizás con eso, aprendería a no espiar.


ASPECTO



Última edición por Hee-Young el Mar Mayo 03, 2016 9:37 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando algo de paz ~ Priv.

Mensaje por Czar el Sáb Abr 30, 2016 4:58 am

Czar regresaba al bosque donde su comunidad zorruna vivía cada vez que tenía un día libre y, en esta ocasión, tendría un fin de semana completo para poder descansar y gozar de la compañía de su familia y se sus amistades. Una de las cosas que solía hacer era ir al templo a entregar sus respetos y tras ello acudía al lago que se encontraba un tanto alejado, pero para un zorro como él resultaba sencillo llegar sin cansarse. Caminar le era grato sea en una forma humana o animal, solo que al ir como un humano no podía sentir la textura de la tierra o el pasto, pero estaba bien de esa manera. Demoró en llegar a las cercanías del lago y buscó en la zona aquel árbol que de niño actuó como su eterno refugio, es allí donde planeaba dejar sus prendas puesto que al cambiar de forma perdería toda prenda y no precisaba el ensuciarlas o perderlas. Cuando encontró el árbol se sorprendió por la grandeza del mismo, tenía ya años en los que no le utilizaba y las últimas veces que había visitado la zona no había tenido tiempo para ver el lago por tanto tiempo como en esa ocasión. Se sintió contento y creyó que le costaría un poco el trepar debido a los arbustos alrededor del tronco, trató de no rasgarse la tela blanca de su yukata pero fue inevitable que las espinas inferiores le tocasen, eso llevó a que el zorro bajara y por su torpeza acabó tropezando con unas ramas secas que por poco y ocasionan una caída.

Apenas alcanzó a mantener el equilibrio y es entonces cuando una voz femenina se hace presente, Czar movió su cabeza en dirección al origen de esa voz sorprendiéndose por lo que su mirada apreció. Se sintió inmediatamente nervioso y sorprendido por ver a la sacerdotisa de su comunidad en una situación tan 'privada'. Quedó atónito durante un largo periodo y no fue hasta que ella retomó el habla en que Czar reaccionó enderezando su cuerpo manteniendo cierta tensión, como si hubiese sido el autor de un severo crimen. Avanzó con cierta duda que no se notó en su faz ni en la forma de caminar, siendo eso una cualidad algo detestable en Czar pero que en esos momentos le servirían -o eso creía él- — No soy ningún acosador o fetichista... — masculló bajando la mirada y sin dejar de caminar hasta que se situó a un costado del lago, pudiendo ver mejor la rubia cabellera de la zorra que debido a la luz del sol se volvía incluso más brillante de lo habitual — Simplemente pasaba por aquí — y aunque sonase trillado o como una mera excusa, Czar lo dijo con una tranquila honestidad — No creí que fuese a interrumpir vuestro baño, sacerdotisa — comentó en un tono más relajado que antes sin un ápice de temor por la reacción que ella pudiese tener ante la cercanía que Czar tomó.

— ¿Se acuerda de mi? — preguntó señalando su rostro con el índice izquierdo — Aunque hace ya varios años que no le veo, he viajado bastante, pero nunca dejo de venir a la comunidad — explicó con tranquilidad a la vez en que se sentaba tal cual en ese sitio dejando al costado derecho su cola algo curvada que sobresalía desde un agujero en la yukata que vestía — Aunque sea por unos momentos, me alegra poder verle de nuevo — aunque su voz fue suave y amable, su expresión se mantuvo seria dando un gran contraste. Su cola se meció ligeramente ante la expectativa por las palabras ajenas. Czar no pensó en ningún momento que ella podría enojarse y echarle del sitio o verle como una amenaza, él creía que estar allí frente a ella con tanta familiaridad estaría bien ya que siempre fue así su corta relación con aquella mujer.

Aspecto:

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando algo de paz ~ Priv.

Mensaje por Hee-Young el Mar Mayo 03, 2016 10:45 pm




Buscando algo de paz

Privado en los Lagos a las 14:00

A pesar de la manera en que las palabras abandonar mis labios, de forma tan seca y autoritaria, no me sentía nerviosa por estar siendo observada, tampoco intimidada, lo que primaba en aquel instante era la curiosidad, misma que fue grande al ver al hombre posado a pocos metros de distancia.

Cuando lo reconocí, no pude hacer otra cosa que empezar a reír, acortando las distancias conforme él tomaba asiento, pensando en las casualidades de la vida, después de todo no habían pasado ni dos minutos desde que recordé al pequeño niño que una vez tuve el placer de cuidar y esconder de sus padres siendo ese nuestro particular juego, para ahora ver al hombre en que se convirtió, tan distinto por fuera, pero igual en su interior, porque Czar seguía siendo el mismo dulce niño de antaño, o al menos para mí lo era.


- Claro que te recuerdo ¿Cómo olvidar al pequeño niño quien siempre se escondía dentro de las cajas, como si ese fuera su sitio favorito –finalmente frente a frente, aun con mis pies dentro del lago, acabe por inclinarme a su altura, acariciando los cabellos del menor, lenta y cuidadosamente, como si de una hermana mayor se tratara. Lo había extrañado tanto, porque si bien sabía que visitaba la comunidad de manera regular, nuestros tiempos no coincidían, así que rara vez podía hablar con él, pero el destino era tan peculiar como ahora, cuando lo traía frente a mí, recordándome que nuestro primer encuentro, cuando aún era un niño, fue algo similar, apareciendo frente a mí de la nada, solo que ahora no era un niño temeroso de los regaños paternos, todo lo contrario, se le notaba una confianza inigualable - Realmente el tiempo paso como un suspiro… creciste hasta hacerte mucho más alto que yo Czar –sin mayor problema, mi palma se deslizo hasta su mejilla, posando el dedo corazón e índice en su mentón, haciendo que elevara su rostro conforme me le acercaba, depositando un leve beso en su frente, esa era mi manera de expresar que a pesar de todo, aun lo veía como el pequeño niño del cual me despedí hacia tanto tiempo, cuando opto por viajar alrededor de la isla - Es algo tarde, pero bienvenido de regreso Czar –con una pequeña sonrisa finalmente lo solté, tomando asiento a su lado, recargando mi peso contra el ajeno, dejando los pies en el agua conforme mi mejilla derecha reposaba en su brazo izquierdo - Me entere que trabajas para el Consejo de Myr, bajando frecuentemente a la zona infectada ¿Es así? –empecé a mover la cola de lado a lado, estaba húmeda en la punta, pero con velocidad se secaba, realmente me intrigaba el trabajo de Czar notándose en el timbre vocal - Siempre fuiste curioso por el viejo mundo… aunque es una lástima que no le conocieras cuando estaba en todo su esplendor… sin embargo, creo que el ser parte del grupo que lo volverá a hacer tan hermoso como en antaño, es algo mucho más significativo –en ese momento me di cuenta de lo mayor que parecía al hablar, cuando casi siempre me caracterizaba por una actitud más relajada, pero con él era inevitable el ser madura, después de todo debía dar el ejemplo al joven a mi lado, sacándonos tantos años, sería una tragedia que la niña mentalmente fuese yo, cosa que no permitiría, al menos no frente a Czar - Cuando quieras puedo volver a relatarte aquellas historias o quizás… meterte dentro de una caja –lo mire con picardía, afilando la mirada por aquella broma - Seguramente puedo encontrar una lo suficientemente grande para ti ¿Qué dices, pequeño zorrito travieso? –mostrándole la lengua con cierto toque de comedia, aguarde su respuesta, aunque de cierto modo supuse que la idea no sería de su agrado, sobre todo porque era algo complicado el pasar desapercibido escondiéndose en una caja tamaño familiar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando algo de paz ~ Priv.

Mensaje por Czar el Miér Nov 09, 2016 6:35 am

— Las cajas siguen siendo un buen sitio para ocultarse — respondió en un débil susurro el zorro mientras observaba a la fémina con ternura y alegría, puesto que llevaba tiempo sin estar tan cerca de ella debido a sus propios deberes y a los de Hee-Young. Se sorprendió ligeramente al sentirle tan cerca, pero la caricia que recibió le hizo inclinarse por momentos, dejándose acariciar dócilmente bajo la mano contraria. Sonrió apenas, le gustaban esos tratos, pero solo ella era quien se atrevía a tocarle de tal manera; aun en la congregación donde conocían ya a Czar no había persona que se le acercara tanto y mucho menos atreverse a tratarle con esa confianza con la que ella actuaba. Para Czar era normal sentir tal trato, por ello es que su rostro se ladeó cuando la suave mano de la rubia se deslizó y obediente alzó luego el rostro para así mirarle atento. Ella no había cambiado en lo absoluto, seguía igual de bella, igual de joven, con la misma aura fuerte pero delicada que siempre Czar admiró en la fémina.

— Cuando sobrepasé a mi padre es que me di cuenta de ello realmente — respondió con calma — Ahora soy yo quien puede cargarle de mejor manera e, incluso, es usted más apta para una de mis cajas — sonrió recordando las cajas en las que se escondía junto a la sacerdotisa, teniendo aún algunas como recuerdo, siendo las menos debido a su viaje y al propio paso del tiempo. Ante el beso recibido, Czar cerró su mirada unos momentos, se sentía al igual que el niño de hacía muchos años, lo cual no era recurrente por el trato que el resto le daba, lo cual no le desagradaba puesto que ya era un adulto, pero se extrañaba. Czar volvió a abrir su mirada cuando sintió a la zorra a su lado, apoyándose en él, mostrándole lo muy enterada que se encontraba de su situación y eso le mantuvo alegre, ante lo cual su cola se mecía un tanto inquieta — Estoy en el área de purificación, mi labor es ayudar a descontaminar el agua, pero también puedo ayudar con el suelo y las plantas — comentó orgulloso por sus capacidades — Concuerdo con ello, por ese motivo es que permanezco en Myr aún — sonrió ligeramente —Quiero hacer que el mundo vuelva a ser como debería ser, para que los que vienen luego de nosotros sean capaces de disfrutarlo lo mayor posible  — Czar pensó en la gran cantidad de infantes en su comunidad y los muchos que veía a diario en el centro de la ciudad lo cual le motivaba enormemente en su labor.

—¿Eh? — el comentario de Hee-Young le tomó por sorpresa — Ya... ya no quepo en cajas — se rascó la cabeza con la mano contraria a donde la fémina se apoyaba — Se rompen antes de que me meta bien... — y con ello confesó que seguía intentando caber dentro de las cajas, aquellos se había vuelto casi una obsesión para el zorro — lo que si me gustaría sería el oír sus historias, me agrada escuchar su voz en tales relatos — movió rápidamente su cola y alzó ambas orejas zorrunas, mostrándose atento a ella — O incluso historias nuevas, estuve muchos años fuera y, sinceramente, tengo curiosidad sobre muchas cosas sacerdotisa — apoyó la mano derecha tras de sí dándose un ligero apoyo al estar ya más relajado ante la presencia ajena, lo cual de niño habría tomado él mismo como una osadía, pero a su edad y sabiendo como era ella, tal actitud era señal de confianza y de respeto, puesto que aun si Czar la veía como alguien digno de alabanzas, para él era una amiga.

— La comunidad suele hablar cosas de usted — mencionó sereno — Ellos la admiran mucho — asintó ligeramente a su propio decir — Todos lo hacemos, por lo mismo es un tema común cada vez que acudo al centro de la congregación — sonrió y ladeó el rostro apoyándolo momentos en su hombro — ¿Es cierto lo que dicen? —y Czar se refería al rumor que se esparció de un momento a otro, aquel donde se hablaba de Hee-Young y un hombre, uno ajeno a Dae-Hyun, el padre de ella, mismo que dentro de la comunidad poseía un peso casi igual al de su hija al ser el antecesor de esta — Me disculpo si parezco descortés o pregunto cosas que no debería, pero no puedo evitar el sentir curiosidad al respecto, ya que el oír rumores no es algo que me guste, prefiero ir directo a la fuente — Czar dirigió la mirada al cielo unos momentos, cerrando los párpados para así escuchar cada mínimo sonido que se presentase adornando la voz que Hee-Young seguramente le regalaría con sus respuestas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando algo de paz ~ Priv.

Mensaje por Hee-Young el Jue Dic 29, 2016 8:52 pm




Buscando algo de paz

Privado en los Lagos a las 14:00

Como siempre, el pequeño, o mejor dicho, no tan pequeño, Czar, no dejaba de sorprenderme, desde sus palabras, modales, tratos y nuevas cosas que iba aprendiendo sobre él con cada segundo que transcurría, es decir, una cosa es oír rumores y otra muy diferente, es saber la verdad sobre los mismos, pero, para buena fortuna tal parecía que todo aquello de lo que me había enterado era 100% verdad, una realidad donde el joven de blanquecinos cabellos había logrado cumplir su sueño de conocer lo que era el viejo mundo, siendo el iniciador de una posible nueva era donde la naturaleza ahora muerta, podría revivir de sus cenizas, como el mismísimo fénix. Sencillamente, una idea tan apasionante como idílica, pero que estaba segura, Czar podría lograr volver realidad.

Lo que si no había esperado, era aquella pregunta sobre un joven con quien la comunidad me veía últimamente, y no porque fuera mentira, después de todo era más que evidente mi relación con el vampiro, porque a pesar de no gritarla a los cuatro vientos, el trato, la cercanía y mucho más, dejaba en notable evidencia una verdad que ni siquiera nos preocupábamos en ocultar hasta que padre pudiera enterarse por nuestros propios labios, pero si me sorprendía que tuvieran la desfachatez o fanatismos de ponerse a hablar del tema, como si se tratara de un rumor más, una nueva noticia sobre su estrella más aclamada de la farándula. Puede que en parte les comprendiera, era su sacerdotisa, aquella con quien estuvieron años y años en compañía, sin siquiera llevarles un posible candidato como mi pareja, pero aun así, no me sentaba del todo bien que hablaran tanto del tema a mis espaldas, porque si debía ser sincera, nunca sacaban el tema cuando estaba presente.


- No pensé que los rumores volaran tan rápido -cerré la mirada unos segundos, estaba tranquila y nada me quitaría esa sensación - Pero en esta ocasión tienen razón, porque supongo que dicen que el joven con quien ando, es más que un amigo -una curiosa sonrisa se formó en mis labios, estaba segura de que Ayato estaría más que orgulloso de saberse el centro de las novedades en mi templo - Finalmente puedo decir que estoy saliendo con alguien, aunque no es de ningún templo, ni siquiera es un zorro -a Czar no podía, ni tampoco quería mentirle, con él no era necesario porque mi pequeño amante de las cajas no era del tipo que juzgaba sin un buen motivo, y en esta ocasión, todo era guiado meramente por el corazón - Es un vampiro, quien... curiosamente parece ganarme en edad, pero le llevo muchos años de existencia en la tierra -una risa, y nuevamente el cambio de posiciones detuvo la charla. Esta vez ya no estaba apoyada sobre él, sino, ligeramente inclinada hacia el lago, contemplando el matiz rojizo en mi faz - Quizás si le conoces, puede que te agrade... aunque claro, sería mucho mejor que todos pudieran darle una oportunidad antes de juzgar -no era tonta, las pocas veces que había logrado salir con él, a conciencia de mis seguidores, sus ojos brillaban de inseguridad, y eso, sumado a que aún buscaban emparejarme con algún zorro, eran el más grande indicativo de que no tenían en mente sopesar la idea de verle como una pareja formar para mí - Aunque, también me interesaría saber sobre tu vida amorosa... así que dime -rápidamente, las tornas de la charla cambiaron, centrando los reflectores en Czar - ¿Estas saliendo con alguien, Czar?


No importaba la respuesta, lo único que deseaba era la felicidad de mi joven seguidor. Porque si bien ciertas cosas son necesarias en la vida, una buena y feliz vida, siempre encabezaría la lista.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.