More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 12, 2016 5:56 am

Una y otra vez revisaba la hora en la pantalla de su teléfono, la primera vez que había revisado el aparato mostraba que faltaban quince  minutos para el final de la clase, pensó que no era tanto tiempo  y que quizás si se concentraba lograría hacer que el resto de la lectura le pareciera más cortó. No completamente convencida pero si con más disposición de la que acostumbraba  decidió escuchar lo que decía el profesor, en algún momento había dejado de prestarle atención. Las clases de historia en el colegio nunca le habían gustado, no es que Liesel perteneciera al grupo de adolescentes a los que les molesta aprender, al contrario siempre había tenido un gran gusto por la lectura de diversos temas y era mucho más lista de lo que dejaba ver a los demás. El problema era la forma en la que querían que ella entendiera las cosas, un claro ejemplo de eso fue lo que le repitieron aquel día. Como en otras ocasiones tocaban el tema de como la segregación de clases había ayudado establecer un mejor orden que  el existente antes de la guerra y que incluso ayudaba a un mejor desarrollo de la sociedad en general.

El inexpresivo rostro de la chica cambio ligeramente, pero quien la conociera sabría que estaba disgustada.  Bufó por lo bajo, había escuchado suficiente, saco su teléfono nuevamente y su molestia creció cuando se dio cuenta de que apenas habían pasado 3 minutos ¿Cómo se podían decir tantas tonterías en un lapso tan corto? No parecía que a alguien más le molestaran aquel discurso. Lo cual tenía sentido, estaba entre gente de buenos recursos que vivan cómodamente en esa situación y los que no tenían tan buena suerte, estaban en ese lugar gracias a las becas que recibían por “servir” a sus amos. “Patético” pensó apenas entrecerrando los ojos. ¿Pero qué derecho tenía a catalogarlos de esa manera? Ninguno y lo sabía, en el fondo no era mejor que ninguno de los dos grupos.  

Hizo un par de rayones en su cuaderno y miró por la ventana casualmente, en ese momento el teléfono del adulto sonó y sin dar muchas explicaciones les informó que tenía que salir por motivos personales para después ordenarles que esperaran los próximos minutos la llegada del profesor de la siguiente clase. Los jóvenes comenzaron a platicar y a hacer bastante ruido en cuanto estuvieron libres de supervisión.  Por su parte la rubia vio eso como una oportunidad y la tomó, sin decir palabras sujeto su mochila y salió del salón de clase. No quería toparse con algún maestro alguien más que le hiciera preguntas. Al instante se dio cuenta que llevarse sus cosas había sido una tontería pues así llamaba más la atención, tenía que ir algún lugar vacío en la escuela, donde no tuviera que escuchar a nadie. En su cabeza apareció el paisaje que había observado desde su asiento hace poco e instintivamente comenzó a caminar en busca de las escaleras a la azotea.

Ni siquiera sabía si podría subir, había visto que en ese instituto vigilaban los pasillos frecuentemente, pero no pensó mucho en ello. Al final pudo llegar a la puerta sin problemas, al abrirla una suave brisa le acaricio el rostro, y aun sin acercarse del barandal fue capaz de apreciar el amplio panorama ante sus ojos, los edificios eran muy altos así que alcanzaba a ver todo el campus y parte de la ciudad. Exhaló lentamente, le agradó la idea de poder encontrar un lugar tranquilo donde no sentía que todo el mundo se movía demasiado rápido y ella debía seguir el paso, estaba sola, o al menos eso creía, por lo tanto esperaba no tener que lidiar con nadie en un buen rato. Eso era lo único que quería.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Sáb Feb 13, 2016 12:23 am


More than meets the eye
don't trust me



A pesar de todo lo que había pasado me veía e la obligación de ir a clases. Una citación con bordes rojos había llegado a la mansión donde me hospeda indicando mi fata reiterada a las clases y que de continuar así, suspendería todas las asignaturas.
Como siempre todo me parecía molesto. Que mas les daba que fuera a clases o no? Acaso no tenía una de las mejores notas de la academia? No lo entendía, de todas formas les daría el gusto...aunque solo fuese a una clase.

La mañana pasó sin mucha incidencia y como era de costumbre a pesar de no haber asistido durante meses cuando el profesor me llamó a la pizarra pude resolver el problema de matemáticas sin ninguna clase de problema. Justo después sonó el timbre y tiré la tiza al suelo con desgana saliendo por la puerta a pesar de las advertencias del profesor con que permaneciese en el aula para asistir a la siguiente asignatura. Hice un movimiento con la mano quitandole importancia como si realmente tuviese opción para escoger y desaparecí por los pasillos que se atestaban de gente, siéndole imposible al profesor alcanzarme.

Me oculté tras una pared cerca de las taquillas y cuando ya las clases se retomaron y los pasillos se vaciaron tomé las escaleras de emergencia para dirigirme hacia la azotea. La verdad aquel sitio era el que mas me gustaba de la escuela, sentía que podía respirar.
Una vez allí me dirigí con paso calmado hacia el conducto de ventilación lo más alojado de la puerta posible para que en caso de que alguien más subiese hasta allí no molestara.
Miré hacia el cielo azul a la vez que apoyaba mis brazos sobre la barandilla metaliza y miraba todo alrededor, aquellas esplendidas vistas de toda la ciudad de Berlín. Incluso de día aquella ciudad guardaba un encanto que nadie podía describir sin vivir allí. Tal vez sería por todos los monstruos que se ocultaban en ella? O quizás todos los asesinatos?
Una sonrisa traviesa se dibujó en mi rostro al tiempo que pasaba mi mano por mis cabellos echándolos hacia atrás volviendo a suspirar con fuerza. Que complicado era ser humano.

Al cabo de un rato decidí echarme hacia atrás hasta que mi espalda tocó algo solido, el conducto de ventilación. Dejé que mi espalda se resbalara por la superficie pulida hasta que toqué el suelo quedando sentado de aquella manera sin apartar mi violácea mirada del cielo azul totalmente despejado que nos presentaba aquel día. No parecía que fuese a llover, pero todo podía ser.

Mis ojos se cerraron y ni si quiera reparé en la chica que entró momentos después que yo. De todas formas aunque me hubiese dado cuenta no le hubiera dicho nada. Solo quería estar solo en aquellos momentos, tal vez ella también, pues si llegaba a fijarme solo se oían sus pasos sin ningún murmullo o voz de fondo de alguna amiga o amigo. También quería estar sola y disfrutar de aquel paisaje, por lo que sería muy descortés por mi parte interrumpirla también.
Poco a poco me estaba dando cuenta de su presencia. La verdad era que la única preocupación que tenía en aquellos momentos era que quisiera saltar desde lo alto del edificio. Y ni si quiera eso. Si saltaba o no no era de mi incumbencia, ni mi responsabilidad. Tampoco le diría que no saltase si era lo que quería, no era quien para contradecirle y su muerte me daba exactamente lo mismo. Yo solo miraba por mis intereses por mi meta final, por la venganza.

Tal vez, y pensándolo mejor, sería bueno irse de allí y dejarla hacer lo que quisiera. No deseaba otra muerte sobre mi conciencia.

Poco a poco me incorporé pesadamente e intenté que la otra no me notase allí para hacer aquel “no encuentro” lo menos impactante posible.
Caminé con cuidado siempre a su espalda hasta que alcancé la puerta y una vez tomé el pomo, lo giré tirando de la puerta hacia a mi. Pero esta hizo ruido, probablemente alertando a la chica, ahora solo esperaba que no pensara que la estaba acosando pues yo había llegado primero a aquel lugar. Aun así me aseguraría-si te vas a tirar asegúrate que no vayas a caer sobre algo, fíjate en que el golpe sea seco y tu cabeza se vaya a dislocar-le dije a modo de consejo dispuesto a abandonar la azotea.

Otra muerte más no.
No innecesariamente.


By sidhe For Source Code



~Gracias Izaya...bastardo~

¡WARNING!:

At first


Si, aquí si Izaya ¬¬ (?)


Hace falta que diga algo mas?... gracias Izaya...

Regalos:
















Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 4:47 am

Una sonrisa apenas perceptible comenzó a dibujarse en su rostro, podría acostumbrarse a ese lugar sin problemas, quizás incluso convertirlo en su pequeño oasis ocasional, una especie de salvavidas de emergencia. Sin embargo se dejó entusiasmar demasiado rápido. No había reparado en que tenía compañía, así que cuando el ruido de la puerta delató la presencia de alguien más sintió como sus planes se desmoronaban y el gesto de alegría desapareció de su rostro.

Al girarse pudo ver claramente al muchacho, no estaban muy lejos pues ella no se había animado a alejarse demasiado de la puerta. Se estaba preparando para inventar una excusa en caso de que fuera algún profesor, pero solo era otro alumno como ella. Sus palabras ni siquiera le dieron oportunidad de reclamarle por su presencia, llegaron de forma tan inesperada que no pudo lograr reprimir un gesto de desconcierto y disgusto. ¿A qué demonios había venido eso? Lo miró arrugando ligeramente el ceño -¿Tengo pinta de suicida para ti?- La voz que esperaba sonara falta de interés salió con un marcado tono de molestia. Mientras tanto su cerebro repasó la información necesitando asegurarse de que había escuchado correctamente. Sería vergonzoso si resultaba que ella había soltado una pregunta fuera de lugar y que en realidad no tuviera congruencia con lo que el otro había dicho.

Su mirada se “suavizo” por decirlo de cierta manera, su entrecejo se relajó pero ahora sus ojos se dirigían a él de forma despectiva. Por raro que fuera esas habían sido sus palabras “fíjate en que el golpe sea seco y tu cabeza se vaya a dislocar”. Observó su posición, ¿acababa de llegar? ¿La estaba siguiendo? o…también podría ser que ya estuviera antes, se sintió estúpida y decepcionada, en ese caso su momento de soledad habría sido una ilusión. Alzó una ceja antes de hablar -¿que se supone que es esto? ¿algún jueguito estúpido de niño rico? ¿Tan aburrida es tu vida y tus mascotas que te entretiene más intentar convencer a alguien de que se mate? No eres excéntrico, estas enfermo- aquellas palabras salieron con naturalidad, esta vez con un tono más neutral que al mismo tiempo era capaz de trasmitir un fuerte desagrado, no había ninguna que resaltara de las demás, incluso el insulto parecía encajar perfectamente.

Después de todo, desde su punto de vista le había dicho “muérete”, estar a la defensiva era lo más normal para ella, y si estaba en lo cierto entonces no se convertiría en el objetivo de ese juego. Ni siquiera esperaba una respuesta, simplemente dejaría claro que si quería intimidar debería buscar a alguien más, ya le había fastidiado el día a la rubia lo suficiente, incluso había en ese momento una parte de ella que se preguntaba si de verdad tenía un aspecto tan…patético, o si algo indicaba en ella que consideraba el suicidio una opción.

Pasos subieron por las escaleras de emergencia pero ella no los noto hasta que la voz de un profesor sonó acercándose -¡Hey!, ¿Hay alguien arriba?-. La chica maldijo entre dientes, mirando a uno y otro lado buscando un lugar para esconderse, lo que menos le hacía falta era una estúpida llamada de atención.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Dom Feb 14, 2016 6:08 pm


More than meets the eye
don't trust me



No pude evitar sonreír levemente al escucharla, al parecer no iba a ser tan sencillo el dialogo con ella o al menos no iba a ser fácil que se largara de allí y tenía muy pocas ganas de hablar. No obstante la chica con tanta pregunta parecía que estaba mejor acompañada que sola como en un momento hubiese parecido. Parecía una de estas chicas que se oculta tras un escudo alejando a too el mundo cuando en realidad deseaba lo contrario.

Me encogí de hombros-un poco-reconocí sin problema-y con tu forma de hablar has confirmado mis sospechas…-me callé por un segundo-que eres una amargada-concluí sin importarme mucho su opinión o caerle bien. En aquella escuela había asumido que no me quedaría mucho tiempo o incluso que me echarían antes de acabar lo que fuera que tenía que aprender pues apenas asistía a clases y cuando lo hacía era solo para estar en la azotea disfrutando del cielo diurno que podía proporcionarme un poco de luz.

Pensó que se iba a callar, pero a diferencia de eso continuó formulando más preguntas-un juego?-me tomó por sorpresa aquella pregunta-no me gusta jugar..-dije por lo bajo sintiendo como en el momento en que me trataba como a uno mas de allí mi sangre hervía. De verdad iba a ir por ese camino? Llamarme niño rico después de todo lo que había pasado? Después de todo lo que había hecho? De todo lo que había pasado  para llegar hasta donde estaba? No tenía ni idea aquella asquerosa niña…Pero debía guardar la calma. Era obvio que ella no tenía idea, igual que yo no sabia por todo lo que ella había pasado para comportarse de aquel modo tan agresivo para con la gente de clase alta, aunque verdaderamente podía imaginármelo. Siempre era la misma historia con pequeñas variaciones, incluso podía ser una mascota, por lo que tenia entendido allí también asistían aquellas pobres gentes atormentadas bajo el yugo de sus amos.

Suspiré con fuerza sin que ella pudiera notarlo-no, simplemente planteaba una posibilidad…-dije por lo bajo sin muchas ganas-aunque no creo que este enfermo la verdad, simplemente creo que no has conocido a muchas personas que lo estén…-comenté por lo bajo hasta que fui interrumpido por la puerta de nuevo. Esta vez quien sería?
En cuanto escuché la voz pude reconocer a uno de nuestros profesores y a pesar de que no era de mi incumbencia, antes de que pudiera ver a la chica la tomé del brazo pegándola contra la pared quedándome en completo silencio hasta que el profesor decidió irse después de inspeccionar de manera rápida y poco eficaz la azotea.

Una vez el mayor se fue solté a la chica-de nada-dije sin mayor importancia volviendo a sentarme en el suelo-si estaba aquí era solo para alejarme de la gente, aunque me veas como un niño rico no lo soy-entrecerré los ojos-puedes pensar lo que quieras, al fin y al cabo no puedo obligarte a anda, pero bien podría ser una mascota a la que se le ha permitido asistir a esta escuela-callé sin querer insistir mas en el tema-ademas este es mi sitio favorito de la escuela, no voy a dejar de venir solo porque tu quieras hacer lo mismo que yo, estar sola. Yo tampoco quiero estarlo y llegué yo antes, pero no me importa compartirlo-esta vez fui un poco mas amable con ella sin querer forzar una mala situación ya que al igual que no quería hacer amigos, tampoco deseaba enemigos o alguien que me odiara.

No obstante no pude evitar sentir curiosidad por aquella chica y sin querer ir más lejos pregunté directamente-dime chica suicida…-dije abriendo uno de mis ojos mientras que el otro se mantenía cerrado-cual es tu terrible historia para que odies tanto a los que se suponen que soy como yo? Unos niños ricos…-mi rostro se mantuvo completamente serio a pesar de que a muchos aquella situación les hubiera sacado una sonrisa de malvada felicidad o diversión ante la falsa idea que la chica tenía en su cabeza sobre todos los alumnos de aquel lugar.

Just jump off the window…
maybe you can fly,
or die.


By sidhe For Source Code



~Gracias Izaya...bastardo~

¡WARNING!:

At first


Si, aquí si Izaya ¬¬ (?)


Hace falta que diga algo mas?... gracias Izaya...

Regalos:
















Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 05, 2016 11:02 am

Las respuestas que dio el pelinegro a sus preguntas no ayudaron a mejorar su primera impresión sobre él. Le hablaba con demasiada naturalidad, algo que siempre le fastidiaba, especialmente cuando se trataban de personas que acababa de conocer. Como si en algún momento hubieran aceptado a tener una conversación, que para el colmo parecía tener como punto de partida el comportamiento apático de la rubia. Si solo hubiera hecho una mención somera sobre este y se hubiera retirado ofendido o decepcionado por su forma de actuar, entonces no tendría problema, pero que intentara analizarla por el otro lado no le agradaba, en lo absoluto.

Sintió como si sus tácticas hubieran fallado por completo, eso hasta que creyó captar, por lo que fue casi un milisegundo, cierto cambio. Quizás había dado en el clavo con algo, pero su reacción fue tan efímera que no logró identificarla del todo. Puede que no estuviera enfermo como lo había acusado en un principio, acusación que no tenía otro propósito que el de incomodar a su interlocutor, pero en definitiva se trataba de alguien peculiar.

Después de que este evitara que el profesor la descubriera se limitó a tomar distancia sin siquiera molestarse en agradecerle. Para empezar no se lo tomaba como un favor exactamente, a él tampoco le convenía que la encontraran porque fácilmente podría delatarlo, así que desde su punto de vista no había sido más que otra forma de salvarse el pellejo. Además la cortesía no era algo que pusiera en práctica a menos que fuera necesario, que hubiera alguien frente a quien sea viera obligada a exhibir un comportamiento social mínimamente aceptable, o que le viniera en gana. Escenarios que no aplicaban a su situación actual.

-No te creo que seas una mascota- Declaró alzando una ceja quizás con más seguridad de la que debió haberlo hecho. Lo cierto es que bien podría estar equivocada, no sabían nada el uno del otro, pero no podía dejar de pensar que intentaba hacerse el listo, pero que dijera “quizás” en lugar de simplemente aclarar si era mascota o no le pareció raro.

-…da igual… lo que seas  no hace esto más agradable- Suspiró pegando su espalda a la pared para apoyarse, mientras su mirada que transmitía tanta apatía como su voz se desvió hacia un lado por unos segundos.. Pero a fin de cuentas si lo que decía era cierto no eran más que dos persona que buscaban estar solas. Entonces estando ambos en aquel sitio se habían arruinado los planes mutuamente…tenía algo de curioso. –Que amable de tu parte compartirme tu lugar, pero por si no lo sabes la escuela no te pertenece - agregó sarcásticamente y volvió a dirigir su atención al pelinegro ante el apodo nada simpático que parecía haberle dado -Ni soy mascota ni tengo ninguna historia terrible en mi pasado, así que te puedes guardar la terapia barata para alguien más- respondió para después chasquear la lengua. Con todo y su falta de educación había dicho la verdad, su vida era bastante promedio, y podría decirse que buena desde el punto económico –Simplemente no me agradan, eso es todo…- No le gustaban las preguntas, nunca había sido buena respondiéndolas, ni siquiera las que eran sobre si misma –La mayoría se cree importante sin haber hecho algo que realmente valga la pena- Se encogió de hombros con simpleza mientras sus ojos se enfocaban nuevamente en el horizonte. Sus respuestas no aclaraban nada y sabía que la hacían ver peor porque eso significaba que ni siquiera tenía un motivo para ser “amargada”.

-¿Satisfecho? …Para ser alguien que quiere estar solo hablas demasiado –Le acusó de forma directa frunciendo ligeramente el entrecejo –No me ves a mi diciendo, hey “niño rico” si tú no eres un amargado como otros ¿Por qué estás en la azotea aislándote de los demás?- Si él iba llamarla chica suicida no veía porque ella no podría decirle como le viniera en gana, así de sencillo. Lo miró de reojo, la verdad era que parte de la rubia esperaba una respuesta a su pregunta retórica pero su forma de ser no la dejaba  mostrar que la rareza del desconocido llamaba su atención. ¿Qué clase de persona era en realidad?
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Mar Mar 22, 2016 5:37 pm


More than meets the eye
don't trust me



Cerré los ojos y solo escuché lo que la chica decía con total tranquilidad-puede que no…-susurré sin más ya que aquella discusión ya había dejado de tener sentido hacia bastante tiempo y había pasado a una mucho más profunda sobre que clase de persona eramos cada uno fuéramos o no mascotas o amos.
No pude evitar no reír cuando hizo aquel comentario-se que no me pertenece, pero ya sabes lo que dicen, quien llega primero se lo queda, y yo llegue antes a este lugar que tu-hice una pausa-probablemente si hubieses sido algo mas asustadiza o una buena chica te hubieras ido de aquí antes, pero ya veo que tu no dejas que te manden, eres fuerte…-dije esto último como un susurro atendiendo a mis recuerdos pasados que de nuevo parecían atormentarme.
A diferencia de la muchacha, era débil, lo sabía, y no porque me lo hubiera dicho mi padre, si no porque en comparación con todas las razas que había en el planeta la humana poco tenía que hacer contra ellas. Si bien antes estábamos por encima de los animales salvajes y domésticos, plantas, etc, gracias a nuestro capacidad de lógica y raciocinio, a raíz de la tormenta muchas nuevas especies habían surgido y nos superaban en todo, incluso en lo que siempre había sido nuestro por naturaleza. Por eso, en ese punto de la historia no teníamos otra alternativa que dejanos matar o bien utilizar aun más nuestra lógica para intentar defendernos o incluso atacar, a aquellos seres que pretendían ser nuestros dueños y dioses.

Pero ella no era uno de esos seres, ella era una humana igual que yo, por lo que no debería usar semejantes artimañas con ella, simplemente era alguien mas difícil de tratar que la media, pero sorportable dentro de lo que me concernía-no voy a darte terapia…-rodó los ojos-no creo ser el más indicado para ello-se encogió de hombros-al menos si fuera moralmente correcto te insistiría en que regresaras a clase porque estas perdiendo una lección muy valiosa tanto intelectual como de vida, pero por el contrario no lo estoy haciendo, pues yo mismo estoy escapando de ello, no crees?-su repuesta era irrelevante en aquella pregunta por lo que continué sin más-realmente suenas muy pesimista para solo tener 20 años-calculé rápidamente por todos los elementos externos que acompañaban a la joven-pero muy acertada en tus juicios, no tengo ninguna objeción con lo que dices, pero tampoco estoy asombrado por ello-reconocí-pareces una chica inteligente, así que no me sorprende tus deducciones-me encogí de hombros-pero no puedes judgar a nadie antes de conocerle, en eso es donde pecas-usé aquella palabra tan “fuerte” a propósito para ver su reacción, aunque realmente no importaba mucho, pues dudaba que fuera religiosa o le afectara. Era una chica que no temía a las llamas del infierno, al menos en apariencia, mostrándose siempre inexpresiva y ajena a todo lo que sucedía, con un impenetrable escudo para que nada ni nadie dañara a su verdadero yo delicado que se escondía tras toda esa fachada mal pintada y construida.

De nuevo la indiferencia se apoderó de mi-no buscaba que reconocieras nada, simplemente estamos hablando y es descortés negar la palabra a alguien aunque sea tu peor enemigo-de nuevo sonrió por escucharla decir tales palabras-ahora lo estas diciendo así que si, te veo diciéndolo-me burlé un poco de aquella situación sin hacer más alarde que una pequeña sonrisa.
No obstante su pregunta lejos de ser simple era mas que compleja. Porque estaba en la azotea? Podía responder de muchas maneras a aquello, pero aun así solo me mantendría en la superficie-porque me gustaría terriblemente saltar desde aquí al vacío-contesté aguardando un poco más la reacción de la chica continuando un segundo antes de que pudiera decir nada-pero no lo hago porque aun no puedo morir-dije totalmente serio manteniendo mi compostura y mi faz serenas sin alegar nada más.

Si, estaba siendo sincero con una completa desconocida, y que? Precisamente por serlo era por lo que podía decir lo que pensaba en aquellos momentos dejando toda formalidad de lado-ahora soy yo el chico suicida?-retomé la conversación después de unos momentos de silencio-tal vez…-susurré mirando de nuevo el cielo azul que nos cubría sin tener mucha idea sobre como continuar aquella conversación que nos exponía a ambos cada vez mas, poco a poco sin que nos importara…

...porque eramos desconocidos.


By sidhe For Source Code



~Gracias Izaya...bastardo~

¡WARNING!:

At first


Si, aquí si Izaya ¬¬ (?)


Hace falta que diga algo mas?... gracias Izaya...

Regalos:
















Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 17, 2016 4:04 am

Ella seguía escuchándolo sin decir nada, quedándose de pie sin alejarse mucho de la puerta, como una medida que le daba seguridad, por muy ridículo que pudiera parecer algo la obligaba a saber que podía escapar en cuanto lo sintiera necesario. No es que se sintiera amenazada, en ese momento sentía un grado de confianza en sí misma, o al menos en su fachada porque parecía estar funcionando. Pero más valía prevenir que lamentar.

El otro la hacía sonar como si fuera alguien valiente y rebelde aun cuando en realidad no era así, simplemente era cínica de vez en cuando y hacia cosas estúpidas por aburrimiento, como si tentando a la suerte fuera a encontrar la respuesta al funcionamiento del mundo en general y al mismo tiempo comprobar si había alcanzado las expectativas que tenía para sí misma aun cuando estaba lejos de tener claro cuáles eran esas expectativas.

-Bueno ya somos dos- susurró la joven entre dientes estando de acuerdo sobre él no siendo la persona adecuada para llamarle la atención. Sería como si un ladrón acusara a otro ladrón mientras se roba el mismo objeto, parecía haber un acuerdo en cuanto a lo ridículo que eso sería. El muchacho pesar de las cortantes respuestas de la rubia llevaba la conversación de forma casi “amena” sin inmutarse, aunque de una manera sin duda inusual. Todo lo anterior con una elocuencia que ha Liesel le parecía digna de un experto charlatán. Frases muy bien formadas y lo que a su parecer era un toque de condescendencia  cuando opinaba sobre su forma de ser. Le hacía pensar que su cordialidad no era sincera.
Todo el mundo juzga- dijo después de chasquear la lengua con apatía –es inevitable- no pensaba pedir disculpas aun si el otro hacia un énfasis dramático –probablemente sea lo primero que la mayoría hace al encontrarse con alguien nuevo…- continuó en defensa propia y al mismo tiempo expresando lo que era su opinión. Claro que en su caso podían ser un tanto exageradas las ideas que se hacía de otros, todo por intentar estar un paso adelante, pero en general ¿qué tan raro es que la gente se forme opiniones sobre desconocidos? No mucho, eso es seguro. – Yo dije lo que pensaba y ya- la aclaración fue casi una continuación a lo que pasaba por su cabeza marcando lo que consideraba la única diferencia en lo que ella había hecho y lo que hacían otros.

Torció lo labios con fastidio. Eso de mantener la cortesía frente a aquellos que ni siquiera se consideran gratos era una de las costumbres que le molestaban, al final no pasaban de ser más que un montón de gestos que ninguna de las dos partes se creía, entendía que a veces se era posible conseguir beneficios actuando de tal manera, pero, incluso si ella no era la más adecuada para opinar mal sobre las actuaciones, le hastiaba algo tan falso.

Como se dijo antes esperaba una respuesta pero no creía que la iba a obtener, mucho menos una tan honesta, así que cuando la escuchó la tomó por sorpresa. Por un instante lo imaginó de pie en la orilla del edificio, haciendo que su mirada que antes se enfocaba en el edifico del gimnasio se dirigiera a su posición inmediatamente, más el pelinegro seguía sentado manteniéndose tranquilo, lo de antes era su imaginación que reaccionaba por aquella inesperada confesión. El silencio hizo que el ambiente se volvería incomodo, al menos para Liesel que intentaba averiguar en esos segundos cual era la forma precisa de responder, no tenía idea de que decir.

-¿Por qué me estás diciendo esto?- Preguntó sin mucho tacto de una manera que se podría malinterpretar, y es que aunque su rostro no fuera el más expresivo era obvio que estaba confundida y desconcertada. Una parte de ella era consciente de que esa no era lo que se supone debes decir cuando alguien te dice que le gustaría matarse. Pensó en algunas películas y libros, debería decir algo como “No deberías pensar en eso”, “la vida es un gran regalo”, etc. Pero no sabía nada de él así que usar alguna de esas frases no tendría un significado real, no pasarían de ser palabras vacías.
-¿Por qué le estas diciendo a una total desconocida que  tienes ganas de matarte?- Repitió nuevamente su pregunta, y es que no podía entender por qué se estaba abriendo de esa manera con ella, claro que ella había preguntado, pero en esa situación ¿no habría sido lo más natural mentir en vez de exponerse como él lo estaba haciendo? Sin duda eso habría hecho la rubia de haber estado en su lugar, y era por eso que una curiosidad de lo más singular. Una curiosidad que de su parte solo se ganaban los que eran realmente eran fuertes y los que aceptaban su debilidad.

-No deberías contarle esto más bien a…- Se detuvo a media oración porque no sabía cómo continuarla -…a alguien puede hacer que ya no tengas ganas de morirte?- Bravo, no podría haber dicho algo más estúpido ni aunque ese hubiera su verdadero objetivo. -No creo que yo pueda ayudarte …- Porque de verdad, aun si era a su manera, se había preguntado si había algo que ella pudiera hacer por el desconocido, pero no lo creía, no sabía cómo era querer morirse, y entonces se dio cuenta de que tampoco estaba segura de tener algo específico por lo que seguir viviendo. Era extraño. –Entonces por eso me estabas diciendo chica suicida, tal vez solo querías contarselo a alguien.- la falta de tacto se hizo presente una vez más de forma involuntaria. Creciendo se había visto influenciada por personas con ideologías diferentes, por un lado unos a quienes el resto del mundo les importaba poco sino es que nada, y por el otro una joven a quien lo que pasaba con los demás parecía importarle casi demasiado. Y a Liesel… bueno ella intentaba decidir si debía importarle lo que estaba pasando en ese momento.

-Así que aún no puedes morir...- musitó de forma que en la quietud de la azotea no fue difícil que el muchacho la escuchara - eso es algo bueno ¿no?- a sus palabras parecían faltarles seguridad, pero tener una razón para vivir era algo positivo, al menos en teoría. La rubia supuso que enfocarse en eso podría ser mejor. Después de hablar le quedó claro que lo que estaba pasando le importaba, fuera verdad o mentira, era lo único con relevancia real que había escuchado ese día. –Y significa que no tengo que estar al tanto de que no saltes mientras estoy aquí- exhaló con aire intranquilo, la idea la ponía de nervios, deseaba poder asegurarse de que no saltaría de repente.

–Tengo diecinueve años no veinte- comentó de la nada tras un silencio corrigiendo la suposición anterior, como si sintiera que ahora debía dar algo de información a cambio, aun cuando esta fuera superflua en comparación, podía ser un inicio.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Sáb Ago 27, 2016 1:27 am


More than meets the eye
don't trust me



Me volteé para mirarla apoyando mis codos en la barandilla dibujando una pequeña sonrisa en mi rostro que la mayoría del tiempo permanecía calmado y sin apenas expresión ya que aquellos gestos no era algo que solía mostrar a cualquiera, o si, si es que pretendía ser amable para conseguir algo sin mucho esfuerzo gracias a mi atractivo y buenas palabras-porque no decírtelo? Eres una completa desconocida, es más fácil contarle tus secretos a alguien que no conoces, piénsalo, no pierdes absolutamente nada-susurré desviando la mirada por un instante.
De nuevo volví a sonreír ante las palabras ajenas-tranquila, ya dije que no pienso morir, me refiero, si muero después de conseguir lo que quiero estará bien, pero nunca llegaría a suicidarme si eso es algo que te preocupa-susurré por lo bajo, pero la verdad es que a cada comentario que decía mas ganas me daban de reír-no, no tiene nada que ver con un autoreflejo de mi en ti, simplemente lo parecías aquí sola tan cerca de la barandilla con aire melancólico, pero como bien has dicho te prejuzgue antes de saber nada-me encogí de hombros.

-Supongo-dije por lo bajo sin añadir nada más pues ya era demasiado lo que sabía de mi-ya te dije que no iba a saltar-suspiré con fuerza-ahora me vas a considerar como un chiflado o algo así? Tal vez debería haber empezado a contarte otras cosas como la gente normal, si tengo hermanos, en que curso voy, que color es mi favorito-seguí pensando-bueno todas esas cosas simples sobre lo que la gente conversa en un primer momento hasta que de golpe ella dijo su edad corrigiendome-bueno supongo que no importa mucho que ponga un año de mas no? Aunque tal vez no te agrade así que lo siento-yo tengo 21 años y me llamo Lelouch, encantado-decidí ser amable con ella pues en esa ocasión parecía que empezábamos a entendernos.

-Dime que hacías aquí entonces? Simplemente alejarte de todos? Espero que no te importe que me quede aquí, pero la verdad odio las clases de educación física, desde luego no es mi fuerte-me separé de la barandilla acercándome un poco a ella sin que llegara a sentirse incomoda, pero la verdad es que hablar desde tan lejos no me gustaba mucho, se sentía muy frio después de lo extrañamente bien que aquella chica me caía, quien sabía tal vez podría considerarla una amiga en un futuro. Desde luego sería algo bastante increíble ver como dos desconocidos podían llegar a entenderse con una expectativa de futuro, pero que mejores amigos no empezaban siendo dos desconocidos?
Cerré mis ojos un segundo descansando la vista para poder pensar de que otra forma podríamos seguir aquella conversación, pues reconocía que hablar de lo de siempre si bien era algo fundamental en las personas no parecía ir mucho con nosotros dos, pero desde luego por algo había que empezar.

Volví a mirar a la chica-no hace falta que me cuentes de ti solo porque te haya contado sobre algo tan profundo como puede ser el hecho de vivir por tener un deber con alguien o algo-ladeé la cabeza-aunque no digo que podría llegar a ser interesante, por lo que puedes seguir hablando sobre ti, siento haberte interrumpido-suspiré pues a veces sabía que le daba muchas vueltas a las cosas y sobre todo cuando trataba con alguien de aquella forma tan 'normal', la verdad es que no estaba acostumbrado a eso fuera de hablar con Nunnally o Izaya, pero ninguno de ellos eran 'normales', así que realmente nunca había tenido una experiencia como aquella-perdón-volví a disculparme por la interrupción-no estoy acostumbrado a esta clase de conversaciones-sabía que con aquel comentario probablemente solo sonara mas raro, pero es que yo no era normal, nunca lo había sido y no lo sería debido a la educación que había recibido hacia tantos años y quien había sido en el pasado.
Me era fácil fingir, sonreír, manipular, decir lo que la gente quería escuchar, pero no podía ser yo mismo, o no al menos delante de aquella chica. Era como un viejo que nunca ha salido de su zona de confort, sus dos únicos referentes, su hermana y su mejor amigo, y que cuando conoce a alguien nuevo no sabe que hacer o que decir, pierde la compostura conforme el tiempo va pasando, da 'lecciones de vida' y es el primero que las necesita, al menos en un ámbito considerado normal, pero que se puede pedir de un príncipe?
Aun así no perdía la compostura, eso estaba bien, al menos lograba algo en positivo.

Stay calm.


By sidhe For Source Code



~Gracias Izaya...bastardo~

¡WARNING!:

At first


Si, aquí si Izaya ¬¬ (?)


Hace falta que diga algo mas?... gracias Izaya...

Regalos:
















Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 16, 2016 12:04 pm

Alzó ligeramente una ceja y suspiró bajando la mirada. De alguna forma se sintió torpe al ver que el otro sonreía tranquilamente después de hablar sobre si mismo con tanta confianza, tal vez se estaba tomando todo con demasiada seriedad.  Y es que si a ella se le daba mal conversar normalmente el muchacho hacia que tuviera que pensar mas lo que terminaría diciendo, básicamente la tomaba desprevenida. Sin embargo si no hubiera sido por la actitud peculiar de él la verdad era que esa conversación nunca habría tenido lugar y el encuentro no habría pasado de un par de palabras cuando mucho. El porque era sencillo de explicar, simple curiosidad, las personas peculiares, diferentes, siempre despertaban ese lado en ella, aun si a veces podían parecerle algo molestas.-Tampoco habría razón para que me empeceras a contar esas cosas “normales”,  eso no te habría hecho menos raro. De hecho empiezo a dudar que puedas tener una hablar como alguien normal, así que mejor ni lo intentes- Se encogió de hombros con desdén, recobrando un tanto su actitud altanera pero al mismo tiempo relajándose, si el estaba tan tranquilo ella no tenia que darle mas vueltas a lo que había dicho antes. Así que también aprovecho para culpar a… Lelouch, así que ese era su nombre, aprovecho para culpar a Lelouch de la conversación poco convencional que tenían, como si su carácter asocial no jugara un papel en ello.

-Puedes estar seguro de que no te considerare alguien cuerdo, si eso  te sirve de algo- le respondió mientras volvía a enfocarse en el paisaje para después mirarlo cuando se quejo de las clases de deportes, cosa con la que se pudo identificar inmediatamente. Giró su rostro - Solo empecé a hablar sobre mi porque tu primero te soltaste diciendo un montón de cosas de repente y luego te quedaste sin decir nada. En realidad me da igual lo de mi edad, era para que dejaras de asumir cosas.- Ladeó ligeramente el rostro cuando volvió a mirarlo- Bueno.. yo me llamo Liesel- Dijo sin mas formalidades pero queriendo corresponder su cortesía.

-Pero si, básicamente vine aquí para alejarme de todos, estaba cansada de escucharlos- hablaba tanto de profesores como alumnos- No se por que se supone que debo pasar horas escuchándolos, al fin y al cabo no es como si hubiera mucho que aprender de ellos- resopló al terminar de quejarse y pateó ligeramente su mochila - Aunque al menos la escuela tiene una bonita vista, supongo que algo bueno tenia que tener con tanto dinero invertido-  Y era debido a esa bonita vista que de todos los lugares posibles para aislarse hubiera elegido la azotea.

- Sabes…- comenzó de forma distraída -existe una forma relativamente fácil de evitar las clases de educación física, pero debes conseguir una nota medica que parezca real que diga que debes evitar la actividad física, si es lo suficientemente convincente es probable que ni siquiera intenten verificarla, también ayuda si tus padres están ocupados ya que no pueden confirmarlo, pero me di cuenta que no son tan quisquillosos, probablemente tengan miedo de que los vayan a demandar si algo malo les pase a los alumnos…- era su pequeño truco, y le había funcionado antes, aunque una vez llegó a arrepentirse de su efectividad. -Quien sabe quizás te funcione- A ella igual se le daban mal los deportes, así que mas que pereza en su caso era temor a hacer el ridículo. Se podría decir que esa información era su forma de demostrarle que se estaban entendiendo.

-Y deja de disculparte- Dijo con cierto efecto retrasado, no sabia porque le había incomodado aquello, puede que fuera que ella solo se disculpaba en raras ocasiones, sin importar la razón y a pesar de que al comienzo de su encuentro una disculpa le habría parecido adecuada, en ese momento eran innecesarias -Ya se que no sabes hablar como una persona normal, así que no hace falta, solo habla y ya- simplemente estaba siendo él ¿no? incluso estaba siendo amable, al menos mas que la misma Liesel, y no aunque lo acusara de no ser normal, en realidad no veía eso como algo negativo. Ella tampoco era buena conversando, así que siendo ambos inexpertos en el ámbito social no había necesidad de pedir disculpas.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Lun Ene 23, 2017 7:05 pm


More than meets the eye
don't trust me



La chica con cada comentario que hacía provocaba que quisiera reírme sacándome siempre un pequeño intento de risa. No es que quisiera aparentar ser mas serio o menos con ella, simplemente quería conservar un poco de mi otro lado, al fin y al cabo en todos aquellos años sabía que no debía de bajar la guardia ante nada ni nadie. Puede que aquella joven no tuviera nada que ver con mi mundo, pero y si era alguien contratada por mi padre, puesta estrategicamente para que pensara que no y en cuento menos me lo esperara me saltara encima con un cuchillo candente? Pensaba demasiado. Casi podía notar mi cabeza echando fuego, pues desde que estaba con ella, esa no había sido la única posibilidad que se me había ocurrido, había cientos de posibilidades mas. Que entrara todo un ejercito por la puerta de la azotea obligándome a saltar al vacío, ya que antes de ser atrapado por mi padre me suicidaría sin lugar a dudas, que ella misma fuera mi asesina con un sin fin de diferentes armas que pudiera esconder en su cuerpo, que las tropas vinieran desde el aire, que salieran de la tierra igual que topos, incluso que todo aquello se llenara de 'alumnos' y me capturaran. Cada minuto que pasaba una nueva posibilidad se abría, su postura, el angulo de como lo haría, la velocidad del viento, las diferentes variables hacían que constantemente estuviera cambiando la ecuación, aunque sin duda estaba demasiado relajado ya que aunque no pudiera evitar pensarlo, en esos momentos sabía que estaba 'a salvo' con ella. Mi padre podría hacer su jugada, a el no le importaba si dañaba a alguien externo, pero de momento no había movido sus fichas y ella no era uno de sus peones.

La miré de reojo-tampoco quiero que lo hagan-contesté con suavidad y tranquilidad como hasta el momento-sería muy aburrido de ese modo, aunque desde luego si te toman por cuerdo todo es más sencillo-acabé por concluir aun mirándola de reojo. Desde luego no le diría que me encantaba saber cosas o descifrarlas, o incluso que no podía callar mi cerebro ni un solo momento con todas aquellas deducciones que hacía solo al girar mi cabeza. Era como un Sherlock Holmes de la época moderna.
De nuevo se me escapó una pequeña mueca feliz-Liesel…-murmuré por lo bajo-es un nombre extraño-murmuré por lo bajo-aunque supongo que de eso va todo esto-me encogí de hombros ligeramente no queriendo faltarle al respeto en ningún momento-es un bonito nombre-la miré de manera mas directa.

No aparté mi mirada de ella-cierto-murmuré-además en estos tiempos, incluso un alumno podría saber más que un profesor, vivimos una época muy incierta respecto a los conocimientos o quien puede impartirlos, incluso un móvil podría servir como profesor si no nos ponemos muy estrictos con eso-murmuré por lo bajo aunque aquello no tenía mucha importancia. Como bien decía ella, era un verdadero fastidio escucharlos. Hoy en día podías conseguir la información en cualquier lugar y rápidamente gracias a internet sin ir más lejos. También es cierto que un nivel básico de conocimientos siempre debía estar ahí, pero a aquellas alturas, poco importaba-además al final estos conocimientos no sirven de nada, aunque Myr se anuncie como una isla de paz, no lo es en absoluto, la mitad de alumnos que están aquí acabaran siendo asesinos probablemente-murmuré por lo bajo sin darle tampoco mucha importancia. Cada uno era libre de hacer lo que quisiera al fin y al cabo, pero estaba seguro de que todo lo que había dicho era cierto. De nuevo estaba dando por sentado algo que no estaba demostrado aun, Liesel me regañaría de nuevo? Era divertido verla hacer algo así.

Negué suavemente cuando habló sobre la forma de saltarse las clases-ya había pensado en ello, pero si quiero saltármelas puedo usar otras escusas, o simplemente huir como hago de costumbre, tengo créditos de sobra para permitirlo-murmure por lo bajo sin dar detalles ya que en cierto modo una notificación medica sería un problema, otra identificación más con un nombre falso no me convenía-además tampoco viene mal de vez en cuando un poco de ejercicio, es bueno para la salud-dije sin querer burlarme a pesar de que esa no era la finalidad que en verdad había pensado-pero gracias por el consejo-incliné un poco mi cabeza agradecido por ello, aunque desde luego lo de los padres no era un gran problema teniendo en cuenta mi historial.
Volví a hacer aquella pequeña mueca risueña en mi rostro-acaso no puedo ser amable ahora?-negué-no importa-susurré bajando la cabeza acariciando la barandilla con cuidado a la vez que el reloj de clases sonaba anunciando el final.

-Creo que es hora de irnos, no me quedaré más del tiempo debido aquí-murmuré con lo bajo a pesar de que estaba pasando un buen tiempo con ella-tal vez te vuelva a encontrar otro día aquí, no?-sonreí levemente de manera casi imperceptible a la vez que moví mi mano despidiéndome-un gusto conocerte Liesel-dicho eso me día la vuelta y comencé a caminar hacia la salida sin ninguna preocupación.
Podía haberla invitado a algo tras la escuela, pero acaso eso estaría bien? No veía porque no, pero por otro lado al estar tan reticente no estaba seguro. Tal vez ella le daría la vuelta al asunto en el último momento.

What do you do?
Bye bye.


By sidhe For Source Code


Spoiler:
No sabia muy bien como seguir, por eso deje el final asi raro por si quieres que sigan hablando en otro lado, o hablar por mp y pensar otra cosa. Lo dejo a tu elección.



~Gracias Izaya...bastardo~

¡WARNING!:

At first


Si, aquí si Izaya ¬¬ (?)


Hace falta que diga algo mas?... gracias Izaya...

Regalos:
















Volver arriba Ir abajo

Re: More than meets the eye [Priv. Lelouch]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.