Para caer en la tentación, también hay que pagar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Para caer en la tentación, también hay que pagar

Mensaje por Riza Hawkeye el Sáb Sep 16, 2017 10:44 pm

Unos meses después de haber conocido a chastiefol, mi vida cambió para mejor, al menos según su punto de vista. Me habían dado por muerta, y yo vivía absolutamente libre de culpa, pero a que precio. Sacrificando todo vestigio de moralidad y transformandome en una mujer que comercia con su cuerpo y se deja hacer lo que quiere. Estaba buscando mas ropa para poder atraer mas potenciales clientes y poder otorgar mas placer. También había desarrollado un enorme interes en el shibari. Tenía un oculto interés en ser atada totalmente, privada de movimiento, manoseada. Mi felicidad sería mucho más si dejaba que mi voluntad desapaciera como humo y me transformara en un cero, un objeto de adoración, una humilde sierva al servicio de aquellos que quieran realizar sus más perfidos deseos sexuales. Tambien buscaba un collar para que mi jefe me llevara a "pasear" para dejar que hicieran lo que desearan conmigo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Para caer en la tentación, también hay que pagar

Mensaje por chastiefol el Vie Oct 06, 2017 8:38 pm

No sé cómo las cosas habían terminado así, pero quien juzgaría al líder de un prostíbulo al sentir atracción por su mercancía, de probar la calidad de sus productos y desear más de ellas hasta convertirse adicto de una persona, sin mencionar que esa mercancía era una bella dama, rubia con unos ojos castaños que hipnotizarían a cualquier hombre con un par de parpadeos, maldición estaba cediendo cada vez que la miraba fijamente y por ello decidí encerrarme en mi oficina hasta que me sintiera seguro de mí mismo y confirmar que lo que sentía era mera atracción de negocio por ello fui a varios lugares para reclutar a un grupo de esclavos y comprarles mercancías para que atrajeran más clientes, debía mantener mi cabeza fría e ignorar que riza se encontraba cerca de mí... Pero que, como, desde cuando ella ha estado ahí.

Respire profundamente dejando que mi conciencia me golpeara mientras avanzaba hasta llegar a su lado y tomar su hombro como un pequeño saludo, la expresión de mi rostro debía verse muy feliz pero por dentro estaba que le saltaba enzima para devorarla – hola linda – susurre a su oído bajando mi mano por su espalda a manera de juego, difícilmente podía resistirme, lo aceptaba me gustaba más de lo que quería aun que mis principios me decían que no mi cuerpo sabía lo que deseaba – que necesitas, si es que puedo ayudarte – obvio que la ayudaría a conseguir eso que ella deseaba, luego nos divertiríamos o ese era el plan cosa que dudo que pudiera disfrazar, por mi enorme sonrisa mientras esperaba que los chicos que cargaban las cajas en la habitación de atrás me notificaran que nos podíamos retirar para mandarlos solos y quedarme con la rubia que aceleraba mi corazón.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.