La rutina de siempre...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La rutina de siempre...

Mensaje por Chie Nakahara el Mar Ago 29, 2017 10:35 pm

Ya se habia vuelto algo cansado para la pelirroja repetir la misma rutina siempre que constaba de despertar, bañarse, vestirse con su uniforme, ir a preparar el desayuno, comer el desayuno, salir de casa asegurándose de dejar todo cerrado, ir a la estación de policías, checar su entrada ver algunos papeles de reportes u otros, salir a dar un pequeño patrullaje por la ciudad, regresar a checar la salida y además de ver si no habia algunos archivos a ver extras y luego ir a casa para finalmente descansar. Sinceramente con el tiempo se volvía algo monótono y aburrido que no se quejaba de su trabajo como tal, sino lo que le parecía molesto era el hecho de no tener la oportunidad de hacer algo diferente en sus días, justamente en su rutina estaba en la parte del patrullaje y al dar un vistazo al reloj de su muñeca podía ver la hora 3:15 pm.

Un suspiro de frustración salio de sus labios, tal suspiro que ella nunca se habia dado cuenta que estaba conteniendo desde ya hace algún tiempo, pasaba su vista por la calle al ver que todo estaba tranquilo la gente estaba pasando como eras normal y no habia nada raro como habia leído en algún reporte donde decían que habían personas sospechosas que daban una mala espina a los transeúntes de siempre y vecinos del lugar que habían dejado una queja y pedían en dicho documente que enviaran a alguien que se encargara de vigilar al menos por unos días en caso de que dichos sospechosos se presentaran durante el día y que alguien fuera capaz de atraparlos o interrogarlos para así calmar a las personas que habían hecho dicha petición.

Con el paso de los minutos, la mujer empezaba a perder la paciencia y el ver que solo parecía ser una calle común donde no parecían de sufrir de algunas actividades delictivas como era esperado debido al reporte, lo único que la pelirroja veía era la gente pasar con caras de felicidad, otras de angustia y otras más que no era capaz de leer pues pasaban con bastante velocidad por la prisa de llegar a sus trabajos o algún otro lugar en el que habían quedado, en realidad ella no lo sabia y tampoco no le importaba demasiado en ese momento. Mas corría el tiempo y nada sucedía o podía ver que ninguna persona sospechosa pasaba por el lugar, miraba como un águila la pequeña zona sin llegar a ver algo que levantara sospechas y por más que caminara por lo largo de la calle seguía sin encontrar que era lo que dejaba intranquilos a los vecinos con la situación.

*¿Acaso alguien alerto a los sospechosos de que vendría?* Aquel pensamiento cruzo por la mente de la pelirroja y rápidamente negó, por lo cual comenzó a ponerse en una posición más firme mientras cambiaba su expresión a una más seria al verse mas centrada en su tarea de aquel día a la vez que fijaba cada vez más la mirada a su alrededor y analizar a todo aquel individuo que pasaba por aquella calle pues mientras ella estuviera ahí, no dejara que nadie se saliera con la suya.

Volver arriba Ir abajo

Re: La rutina de siempre...

Mensaje por Hikari Nanase el Vie Sep 01, 2017 4:42 pm

Parecía que la mala suerte seguía a Hikari, desde que su mas reciente amo, la abandonara sin miramientos. No sabia cual era la razón, si siempre le sirvió fielmente; ni siquiera pudo llevarse sus pertenencias de la mansión,  solo se llevo la ropa que llevaba puesta y su katana Yatsuzuna.

Era lógico, que al pasar los días y sin importar cuantas veces se duchara cada que tenia oportunidad; su aspecto se veia deplorable y como siempre usaba la misma ropa eso empeoraba la situación. Tanto que le era difícil conseguir trabajo. Este día no seria la exención, decidio probar suerte por una zona distinta a su ruta abitual, pero de nuevo no pod`ia encontrar trabajo, las personas evitaban cruzarse con la neko; o siquiera cruzar su mirada con la de ella.

Esto ya comensaba a molestarle a felina, no le gustaba que los demas la hicieran menos, solo por su apariencia. Pero su suerte no pod'ia empeorar ¿o si? Al doblar en una esquina paso frente a un grupo de sujetos que actuaban al extraño, los tipos se la siguieron con sus mirada; se hicieron señas entre ellos y comensaron a seguirla. Al Principio Hikari penso que solo era una cuincidencia, pero luego de cruzar la calle, y doblar otra esquina callo en la cuenta de que la seguian.


Entro a un callejon solitario y los encaro. ¡¿Que es lo que quieren?!--
Si es ella. Que suerte tenemos ¿verdad?-- dijo un suejeto. ¿Creen que el amo Hakudoshi nos premie por desarcernos de este estorbo?-- dijo otro.
Dejense de tonterias y cabemos con ella-- dijo otro mas.
Si creen que podran derrotarme eso esta por verse.
¡HOKUTO NO KEN!--
en veloz movimiento desbaino a su katana Yatsuzuna, un brillo de color azul cubrio el filo del arma y lanzo una onda expansiba de energ`ia. Basto con un ataque para dejar fuera de combate a casi todos los maleantes; que quedaron tirados en medio de esconbros y tierrra.

La fuerte explosi`on puso a correr a todo aquel que la escucho; cuando el polvo se asento la neko vio sorprendida que un tipo au seguia de pie. Era sujeto enorme de casi 2 metros de estatura, no era humano eso lo pudo constatar, su piel era escamosa y brillante, como si fuera una armadura. Nuevamente volvio la felina volvio a atacar, pero no lograba hacerle nada, intento atacarlo directamente pero tampoco funcionaba a demas de recibir un que otro golpe en proceso.

En un ultimo intento por derrotar a su duro contricante, la pelinegra salto en el aire y quizo aprobechar la fuerza de la grabedad encajar su katana en la cabeza del maleante. Pero este le dio un rebes lanzandola con gran fuerza sobre un auto estacionado en la calle.
Parece ser, ya no tienes mas energ`ias, despidete de este mundo! ¡por que te mandare al infierno!-- lanzo un golpe letal contra la ya cas`i morimunda gata; pues sus heridas eran muy graves, de pronto Hikari detubo el golpe con una mano.

Latido, su cabello se volvio completamente blanco, sus ojos normalmente violetas se volvieron rojos y sus pupilas tomaron ese especto felino; latido, le crecieron las y los colmillos su piel se torno albina; latido, su cola y orejas se volvieron mas tupidas y unas marcas negras aparecieron en todo su cuerpo. Su oponente no podia creerlo, de donde habia sacado tal descumunal fuerza; casi sin ningun esfuerzo la neko lanzo a su oponente contra la fachada de una casa cercana y con una velocidad asombrosa ataco la tipo hirendolo en el pecho con sus garras.

Volver arriba Ir abajo

Re: La rutina de siempre...

Mensaje por Chie Nakahara el Sáb Sep 30, 2017 2:27 am

Fueron tal vez unos minutos agonizantes de espera cuando toda aquella tranquilidad habia sido perturbada por un sonido bastante fuerte y perturbador para todos los que circulaban por aquel lugar pues la mayoría de personas salieron corriendo en pánico y por mucho que la pelirroja les diera instrucciones de no perder la calma parecía que les habia dicho lo contrario y que debían correr por sus vidas. Decidió no perder sus energías con ello y sonrió al ver a algunas personas ayudando a calmar a las más frenéticas, además de que lo importante ahora era buscar la causa de aquel sonido y que por el sonido del mismo consideraba que era lo suficientemente cerca como para ir hasta el lugar caminando.

Cada paso veloz que daba para aproximarse cada vez más a la zona en que ella habia escuchado esos sonidos y que si sus sospechas eran correctas debían de ser criminales que intentaban saquear algún lado o exista la posibilidad de que fueran unas pandillas peleando por el territorio, lo cual no sera raro pero debido al tipo de lugar aun así le parecía algo extraño pues la ultima vez que habia estado por ahí, no sucedían esos sucesos por esos lados, pero tampoco negaría que podían existir pues ella ya no frecuentaba demasiado esos lugares y no podía decir si todo estaba al 100 o en algún momento a alguno de sus compañeros se les escapara una situación así y no eran seres perfectos por lo cual era comprensible.  

Parece que estoy más cerca— murmuro para si misma la chica de cabellos rojos al ver a unas cuantas cuadras bastante polvo por el aire y algunos pedazos de escombros por la zona, por lo cual la policía aumento un poco sus pasos a la vez que cubría su nariz y boca con uno de sus brazos para no aspirar demasiada tierra que pudiera hacerle daño.

Cuanto más se acercaba más podía ver y escuchar voces de varios hombres por lo cual de primer inicio sus sospechas estaban en lo correcto pero a la vez, habia demasiado polvo en el aire que era difícil mirar que sucedía con exactitud por lo cual al acercarse noto algunos hombre en el piso y otros de pie mirando con asombro a una persona que de lo que ella podía ver, se trataba de una mujer y si debía ser especifica de acuerdo al tamaño, además de la proporción física de la misma era una jovencita un par de años más joven que la pelirroja o tal vez un poco más joven. La situación le parecía un tanto extraña y peligrosa, pues por algún motivo la policía sentía que algo estaba fura de lugar, esos hombres parecían haber iniciado algún tipo de agresión contra la chica y estaba defendiéndose de ellos por lo cual lo más razonable seria que se encontrara herida, además de estar en el piso, pero estaba claramente lastimada pero de pie y con un aura bastante peligrosa a su alrededor lo cual complicaría un poco las cosas pues no solo tendría que detener a aquellos sospechosos sino a la chica y una vez que esta se calmara pudiera explicar como habia sucedido las cosas.

Policia de Myr, manos en alto y donde las vea— anuncio su presencia a los hombres quienes solo se dieron una pequeña vuelta para quedar frente a ella, claramente su voz habia sido bastante autoritaria y capaz de mostrar lo fuerte que en realidad era, pero cuando le vieron parecieron no tomarla tan enserio por lo cual la pelirroja estaba molesta, odiaba cuando solo por su altura pensaran que no era lo suficientemente fuerte como ponerlos en su lugar por lo que se encargaría de demostrarles lo equivocados que estaban al subestimarla solo por algo como eso, además de que se puso atenta también a la chica pues con su voz le habia anunciado que estaba ahí y no estaba tan segura de que no le haría nada, sino parecía que atacaría a cualquiera que se le pusiera enfrente.

Volver arriba Ir abajo

Re: La rutina de siempre...

Mensaje por Hikari Nanase el Miér Oct 04, 2017 2:23 am

El sonido de una voz autoritaria llegó al los oídos de la gata, pero esta no le prestó atención, estaba concentrada en lo que haría su oponente que a pesar de la herida aun seguía de pie. Una retorcida sonrisa se dibujó en la cara de Hikari, el imponente sujeto se abalanzó contra la felina, quien con facilidad esquibaba los ataques de su  enemigo, de volvió los ataques con movimientos veloces para el ojo humano;  y cada uno de ellos  le causaba mas heridas al tipo, hasta que un zarpazo le arranco la garganta.

Al ver esto el resto de los secuases de Hakudoshi, trataron de escapar para salvar sus vidas, pero fue en vano, por que la chica- gato rápidamente les cerró el pasó y sin darles tiempo a reaccionar los ataco sin misericordia, matándolos de una forma por demás sanguinaria. Personas inocentes también fueron sus victimas en esta masacre, pues la neko estaba como en un estado de frenesí, que le impedía diferenciar a los enemigos de personas que tuvieron la mala fortuna de quedar atrapadas en el conflicto.

De pronto su atención se centro en la oficial del orden, quién ya había detenido a unos cuantos delincuentes, sus ropas estaban manchadas por la sangre de sus victimas; así como sus manos y boca de la que sobresalían un poco sus colmillos. Comenzó a caminar despacio hacia la policía; (su mirada carmesí solo reflejaba una incontrolable sed  de sangré, surgida de la batalla) para después moverse con gran velocidad extendiendo sus garras.

Los tipos que la oficial detuvo fueron sus siguientes víctimas. JAJAJAJAJA!!-- la neko soltó una sonora carcajada, como si aquello le producirá placer. NYAAAARGH!!-- lanzó un zarpazo con la intención de dañar a la policía, pero no alcanzó a herirla. Molesta Hikari volvió a atacar con gran velocidad.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.