¿Un día libre y aburrido? Priv.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Un día libre y aburrido? Priv.

Mensaje por Chie Nakahara el Mar Ago 29, 2017 10:06 pm

Un día más en la vida de la pelirroja, esa vez luego de haber hecho las compras de comida y otras cosas dentro de sus gastos que debía de preparar para el mes, habia terminado en el parque dando un paseo gracias a su aburrimiento y hasta cierto punto ignoraba las vistas de algunos que seguro se preguntaban que haría sola una joven de 15 años en el parque pues aquella ocasión habia tomado la decisión de no usar su uniforme pues en primer lugar era su día de descanso y en segundo no era de usar siempre las mismas ropas, por lo que ese día habia elegido usar algo más casual lo cual se trataba de unos pantalones de mezclilla, una blusa simple de color azul y unas zapatillas que le permitirán correr si tuviera la necesidad de hacerlo pero lo veía poco probable en ese momento. Tal vez su ropa era muy casual y juvenil para que muchos pensaran que era alguien más joven de lo que en realidad era, pero que en esa ocasión ignoraba a la gente que le miraba con esa curiosidad.

Con solo dar un vistazo rapido podía ver niños jugando y gritando por todas partes, algunas parejas dando un paseo, otras teniendo un picnic por el pasto, algunos niños comiendo helado proveído por un vendedor cercano y muchos más escenarios típicos del parque, que le dibujaban una sonrisa en su rostro de pensar que en aquellos días que trabajaba ella permitía que esa tranquilidad en todos estuviera presente pues se sentían seguros y por esa misma razón estaban todos ahí en ese día bastante soleado si podía mencionar y que claramente molestaba un poco a la pelirroja por el color de su piel y ojos que era muy sensibles al sol por lo que comenzó a caminar en busca de una sombra o tal vez u pequeño comercio en el parque como tipo fuente de sodas donde pudiera comprar una bebida refrescante y evitar seguir expuesta a los rayos del sol.

Logrando su objetivo, camino hasta llegar al lugar y tomar un asiento vació donde no solo gracias a una sombrilla era cubierta del sol, sino también podía ver lo que sucedía en el parque que estaba a unos cuantos metros de donde estaba ella, luego de ver las múltiples cosas ofrecidas por el lugar se acerco al mostrador a pedir—Buenas tardes, una soda italiana por favor— luego de ello le entregaron su pedido y pago para regresar al lugar que con anterioridad habia tomado, ahora teniendo algo que le ayudaba a refrescarse de momento con la oportunidad de observar su entorno por muy aburrido que muchos pensaran que era, pero para Chie tenia otro significado que le daba alegría y aunque no estuviera sonriendo siempre al menos era capaz de sentir esa emoción con bastante aprecio.

Todo estaba normal de momento y eso era algo que causaba que la mujer se relajara un poco, pues nunca se habia imaginado que un paseo así por un parque podría tener tanta influencia en ella como para calmarle cuando seguramente otras personas pensarían que seria estresante por los ruidos de los niños jugando o algunas otras circunstancias, pero justamente ella no era de esas personas por lo cual era capaz de disfrutar sin complicación alguna aquel día como cualquier persona que estaba ahí como ella paseando o incluso existía la posibilidad de alguien solo estuviera ahí por holgazanear por que sí. Aquello le daba gracia pues pensaba que seguro solo eran sus conclusiones tan exageradas sobre la gente pues por lo que había visto nadie parecía estar ahí solo por querer perder tiempo en un lugar como ese.

*Nadie parece venir a perder el tiempo, solo son personas disfrutando su tiempo libre* Pensó la chica mientras daba pequeños sorbos a su bebida y mirando todo con detenimiento, incluso algo de curiosidad a la vez que se imaginaba los motivos de porque algunas personas estaban ahí, nunca habia hecho algo como eso pero suponía que se debía a su aburrimiento por lo cual estaba haciendo cosas tan absurdas pasaban por su mente por lo que trato de alejar esas ideas que inundaban su inconsciente en ese momento.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Un día libre y aburrido? Priv.

Mensaje por Haku el Dom Oct 08, 2017 10:16 pm

La costumbre de estar en las altas y heladas montañas me habían acostumbrado a sentir la escarcha, el frio y tenue alzamiento del viento y saber cuanto quedaba para que los rayos del sol comenzaran a salir de su escondite. Por desgracia, en la ciudad no era igual. El viento no corría por las construcciones de estas, el cielo era oscurecido por las vidrieras e incluso en el suelo estaba más caliente que la misma tierra. Ya era la segunda vez que visitaba aquella ciudad. Aun estaba perdido por no conocer bien las calles. La primera noche deambulé y cuando salió el sol a la lejanía, estaba al pie de la montaña, conociendo a una joven y encantadora florera. Esta noche, por el contrario, estuve observando quienes se acercaban a la noche y que lujurias querían disfrutar, aunque por desgracia acabó en una larga charla con un desconocido un tanto peculiar. Aquella larga charla hizo que atendiera el tiempo que había transcurrido y dejandome en pleno centro de la ciudad con los primeros rayos del sol.
Era un dia festivo,por lo que muy pocas personas madrugaban para ir a trabajar. Claro estaba que solo irían a hacer aquella labor los que no tuvieran tanto dinero como para autobastecerse en todas sus necesidades como podía ser yo mismo.
Mis pasos estaban marcando un ritmo continuo, sin acelerar pero tampoco reteniendome en ninguna parada, ni si quiera para poder comprarme una botella de agua fresca. Todo lo había gastado en la noche y sin dinero encima, poco se podía hacer. A las dos unicas personas que pedí ayuda para que me acercaran con un vehiculo, se negaron si no portaba dinero o realizaba sexo con ellos. En ambas ocasiones me negué y continué con un rostro de molestia. El aumento de la temperatura comenzaba a ser bastante insoportable. Justamente no es que tuviera un atuendo sencillo. Llevaba un abrigo de lana entero de manga larga, que me cubría hasta los nudillos y un cuello alto que cubria tanto la nuez, como la mitad de mi rostro, si extendía el doblado que portaba. Sobre este era una especie de "túnica" de manga corta hasta las rodillas, apretado con una correa de tela sobre la cintura. Aquellas prendas eran bastante anchas y al portar la cintura presionada, parecia que tuviera pecho, aunque no fuera muy voluminoso. Sobre mi rostro era sencillo. Un pequeño recojido con dos agujas y una cinta sobre la frente, donde caían un par de mechones a cada lado hasta alcanzar los hombros. Mi tez blanquecina comenzó a sudar, sintiendo como se me nublaba la vista a causa del lloriqueo constante de mi cuerpo. La pesadez era cada vez más intensa. Por las mañanas solía unicamente dormir u ocultarme y estar despierta sin ejercer ningún movimiento. Por desgracia, este no era el momento más idóneo para arrinconarme en un callejón, a la espera de que no pasara por ahí el sol.

Tomé alcanzar una amplia plaza, donde sus grandes arboles brindaban sombra a varios metros. Estar bajo la sombra fué muy revitalizador en ese instante, pero ni por asomo podia relajarme. La fuente estaba a unos 5m de distancia. Correr hacia ella para tomar agua y volver, sin saber si aquella agua era consumible o si estuviera caliente y tuviera que esperar a que saliera algo "más fresca" era una idea bastante descabellada.

Al acercarme a una gran secuoya, ahí plantada en mitad del resto, donde su inmensidad hacía un gran refugio a los animales, y sus raices daban cobijo a un gran hormiguero. Ascendí por este para alcanzar las primeras ramas gruesas capaces de soportar mi peso y helar mi alrededor. Sobre todo el interior de mi chaqueta, donde portaba algunas plaquetas de hielo liquida en caso de emergencia. También anoté una pequeña hoja dejandola en un bolsillo interno con el siguiente texto:

"Si he caido del arbol, ruego que me lleven a un lugar fresco y me suministren hielo. Me desmayé a causa del calor y no soy consciente de mis actos y no deseo que nadie sufra por mi, aunque nadie me este esperando en ningún sitio..."


Tras aquellas previsiones, solo cerré los ojos minorizando los ejercicios realizados para mantener la calma a la espera de que caiga la noche pronto.....

~~ Tras un largo lapsus del tiempo ~~

Los niños corrian de un lado a otro. Unos curiosos obsrevaban la poca naturaleza que podían alcanzar a ver, otros jugaban con una pelota, pero por la zona donde estaba "durmiendo" estaban jugando a un juego mucho más antiguo que cualquier otro. El escondite. Todos comenzaron a decidir quien debía esconderse y se quedó una persona contando, apoyada en el arbol. Tan solo eran 5 participando, pero era increible lo mucho que se divertían. Debían correr y tocar el arbol para "salvarse" y el ultimo sería castigado teniendo este que contar y pagar por esta vez. Despues de jugar dos rondas, uno de los jovenes comenzó a correr hacia el arbol. Otro participante gritó su nombre delatandole y dejandole "muerto", aunque este siguió corriendo con mucha más velocidad y saltó con la niña que le había mencionado. Todos a la vez gritaron haciendo una sinfonia escandalosa. La niña se enfadó mucho con su amigo, pero antes de decirle nada y de quejarse con las lagrimas en los ojos, vió un cuerpo joven desplomado donde estaba ella.

- Lo siento Clareth, si no te apartaba te ubiera caido encima...
- No pasa nada lucas..... Gracias...

Se dijeron mutuamente, donde la chica cambió su vista de enfurecida a ilusionada. ¿Se abría vuelto lucas su heroe? El niño siguió mirando mi cuerpo, pero la chica le dió un beso en la mejilla como "recompensa" ante tal valiente comportamiento.
Todos se acercaron curiosos creyendo que estaba durmiendo profundamente, pero al darme la vuelta y ponerme boca arriba, todos salieron corriendo casi al unisono. Gritaban el nombre de su familiar más cercano a su cargo, padre, madre, papa, mama, abuelito, hermana.... Todos gritaban hasta sus familiares se preocuparon, pues entre tartamudeos decían que habían matado a una persona. Todos sin entender pidieron que le llevaran, donde las 5 personas se volvió un circulo alrededor de 13 entre curiosos, adultos y jovenes.
Los niños creían que me habían matado, porque en la caída se rompieron varias plaquetas de hielo y el liquido rojizo salió de su interior. Según pasaba el tiempo, la gente hizo caso omiso, como si fuera algo "normal". La niña que fue apartada, contaba la historia con ilusión, de como su amigo la había salvado de un muerto, señalando a la dirección donde estaba ubicado mi cuerpo.

Todos decian que había muerto porque no sentian pulso, aunque en realidad estaba sudando y la presion había descendido tanto que no se podía apreciar con claridad si estaba o no aun vivo. La nota se manchó de aquel color cazmin, pero nadie la llegó a coger. ¿Que loco estaría dispuesto a tocar a un muerto? Yo creía que solo los basureros o los de la funeraria, de ahí los puntos suspensivos de mi nota. Si nadie fuera a ayudarme en ese instante, recuperaría la consciencia en el momento en que la noche tenga el punto más fresco, pero posicionandonos en lo peor, podría morir ahí mismo.

¿Ya no hay "humanidad" aun cuando todo es tan avanzado?

Off:
No hay ni palabras ni actos que puedan demostrar mi verdadero arrepentimiento a no haberle contestado con anterioridad. Estuve fuera durante mucho tiempo, diria algo así como buscando la inspiración cuando ni la veía .... Espero que le haya agradado el inicio de mi post. Lo extendí todo lo posible como "pago" a la ausencia de cerca 5 semanas completas que estuve retirado. No voy a mencionar cosas como que son "cosas de vida" pero si que espero que le agrade la respuesta, que quiera continuar y no volver a causarle tal espera. Sin más que mencionar, un saludo y gracias por la paciencia.

By Haku

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Un día libre y aburrido? Priv.

Mensaje por Chie Nakahara el Mar Oct 17, 2017 4:20 am

Fueron unos instantes de tranquilidad que si se ponía a analizar desde ya tiempo atrás que no podía disfrutar de esos detalles, tal vez su falta de tiempo o incluso su pereza que en días la asechaba, si la pelirroja no mentiría que habia ocasiones en las que se sentía sin ganas de hacer nada y como resultado no salia de su casa ni aunque tuviera una llamada de urgencia, aun cuando le dijeran que se acabaría el mundo ella no se movería... Después de todo, en algún momento a todos le pasaba algo así.
Su tren de pensamiento se interrumpió por los rumores que comenzaron algunos transeúntes que mencionaban acerca de un cadáver en el parque, algo que llamo su atención pues aun cuando estuviera en su día libre su sentido de la responsabilidad con la ciudad era tan fuerte que se sentía con la obligación de ir a dar un vistazo y si realmente era cierto llamaría por teléfono a alguno de sus compañeros de trabajo para que se hicieran cargo de la situación, era un buen plan por lo que sin dudar ni un poco se levanto tomando su bebida con ella y caminando hasta donde estaba la supuesta persona muerta.

No tardo demasiado pues resultaba que el hecho habia sucedido al menos unos 6 metros desde el puesto en uno de los arboles mas grandes y que generaban una sombra generosa para cualquiera que pasara por el parque, no tardo demasiado en ver efectivamente el cuerpo de alguien y que por lo que podía observar en ese momento de primera observación y sin entrar en detalles podía decir que era un cadáver, habia "sangre" que salia del cuerpo empezando a hacer un pequeño charco alrededor del cuerpo, pero Chie sabia que no era sangre después de todo no podía percibir ese olor característico de la sangre y que con el calor que hacia en ese momento tendría que causar un olor mucho más fuerte del que carecía esa sustancia. Se acerco más y se agacho para tocar aquel liquido con intención de comprobar que efectivamente no se trataba de sangre, lo cual comprobó al notar que no era tan espesa como solía ser la sangre y debía de tratarse de una especie de agua con color rojo pues comenzaba a evaporarse por el mismo calor.

Los ojos azules de la pelirroja se detuvieron en la persona en el suelo, si no estaba muerte debía haberse desmallado por el golpe de calor y que analizando sus prendas estaba demasiada cubierta como para aguantar ese tipo de clima tan insoportable para la persona, por lo cual dejando su bebida que aun estaba algo fría de lado, puso una de sus manos sobre el rostro de la persona notando la temperatura muy alta lo cual provoco que soltara un par de maldiciones por lo que aquello implicaba, tenia que actuar rapido o el calor terminaría matando efectivamente a la persona.

Rayos, que gente tan ignorante... Necesito... llevarte a un lado más fresco o...— se dijo a si misma en voz baja mientras notaba como varias personas se acercaban a ver que sucedía y unos cuantos preguntaban si en efecto era una persona muerta, la pelirroja comenzó a abrir la ropa que tenia aquella persona para darle un respiro pues cuando sus manos sintieron la tela de aquellas prendas noto lo gruesas que eran y que en vez de ayudar solo estaban afectado más, en aquellos movimientos rápidos en busca de darle una ayuda para luego si fuera muy grave llevarle al hospital, vio un bolsillo donde espero encontrar una identificación o algo sobre la persona que estaba inconsciente y que solo encontró un papel mojado por el liquido rojo y casi no podía ver lo que estaba escrito en el, aquel liquido habia hecho que fuera lo que estaba escrito se perdiera. Chie pensaba que podía ser un numero al que marcar o algo que dijera sobre quien era pero sin muchas opciones la pelirroja suspiro y mirando a la gente que se habia acercado ella se levanto un momento y de su bolsillo saco su cartera donde tenia su placa, la cual mostró a los civiles.

Policía de Myr, retírense de la zona por favor— una vez que dijo eso la gente comenzó a moverse, aunque algunos rieron pensando que se trataba de una jovencita de 15, mas terminaron alejándose y con ello la chica suspiro y camino hasta donde estaba la persona, hizo algunos movimientos como si estuviera calentando y con ello se acerco para comenzar a cargar al pobre o la pobre que estaba inconsciente, al final ella no podía distinguir muy bien si se trataba de un chico o una chica pues al abrir la túnica lo hizo para permitir que el calor comenzara a dejar el cuerpo y no con otras intenciones raras, con dificultad la pelirroja decidió llevar a su hogar a aquella persona pues al no tener algún numero o dato útil para ayudarle y llevarle con alguien que le conociera tomo la decisión que pensaba más lógica.

El camino hasta el hogar de la chica habia sido un tanto largo, pues muchos hombres que la veía cargando el cuerpo ofrecían ayudar pues decían que una niña no debía de cargar tanto peso o le haría daño a futuro, cosa que la chica molesta les ignoraba y otros solo interrumpían su camino, además de que no tenia tiempo que perder si a quien estaba llevando estaba afectada por el calor y sabia que el tiempo era algo primordial para ese caso. Para cuando llego a su puerta soltó un pequeño suspiro de alivio y de alguna manera se las arreglo para abrir la puerta de su casa y rápidamente le acomodo en improvisado y muy fresco futon, no pensó en la cama porque pensaba que seria demasiado caliente y parecía que el cuerpo de aquella persona se habia calentado demasiado y necesitaba refrescarlo lo antes posible por lo cual sin darle directamente pero aun con la intención de que le llegara aire fresco encendió un ventilador que tenia para los días calurosos como ese, además de que busco las prendas grandes que tenia en su ropero para poder cambiarle en ropas más frescas que las que portaba.

Espero que con esto te sea de gran ayuda—hablo la pelirroja con aquella persona como si pudiera escucharla y como ultimo paso le coloco un trapo húmedo en la frente, además de que debatía si debía de sacar aquella compresa que tenia en el congelador cuando ella se torcía el tobillo o se le hinchaba alguna parte del cuerpo, y ponerla en la cabeza de la persona... después de todo le parecía algo arriesgado y aun cuando sabia primeros auxilios habia algo que le hacia pensar que  lo mejor seria eso por muy extraño que fuera por lo que decidió tomar el riesgo y fue a sacar aquella compresa con forma de conejo del congelador, por lo que remplazo el trapo por la compresa con forma tan curiosa en la cabeza de la persona.

Ea todo lo que estaba en sus manos por lo cual la chica se retiro a la cocina donde pensó en distraerse y preparar algún alimento en caso de que se despertara su invitado, además de que ya se acercaba su hora de la comida y su estomago no estaba cooperando demasiado y la pelirroja no quería salir a comer algo por si llegaba a despertar y notara que estaba en un lugar ajeno.... Después de todo ella se pondría frenética si despertara en un lugar extraño y sin saber como llego a tal lugar, por lo que busco algo simple que tuviera en su cocina para facilitar un poco las cosas.

OFF:
No te preocupes, entiendo que hay situaciones por las cuales uno no puede estar tan atento como quisiera al rol por o cual es completamente comprensible para mi que te encontraras temporalmente ausente. Y por tu post no te preocupes, estuvo más que perfecto para mi ya que he tenido algunas ideas para dar una respuesta que espero que sea equivalente a lo que me has dado para poder responder y en caso de que algo no este entendible o no te agrede de igual forma puedas decirme para corregir

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Un día libre y aburrido? Priv.

Mensaje por Haku el Sáb Oct 28, 2017 5:51 pm

Mi cuerpo se sentía pesado. Tal así era que en mi subconsciente sentía que me habían atado a varias piedras de hormigón y a un lecho del río me conduciría a mi fin. Era algo irónico el sentir que moriría ahogado, cuando en realidad era el frío paño de la compresa que se calentaba a la diferencia de temperatura que obtuvo junto a mi cuerpo. Finas gotas descendían sobre mi rostro, recorriendo al ojo y desde el lagrimal al final de la pequeña cueva que formaba mi oído. Mi leve respiración apenas perceptible comenzó a ser un poco más profunda, inflando los pulmones con mayor capacidad de oxígeno y tras un largo suspiro, mis párpados empapados se aquella humedad se alzaron revisando todo su alrededor.
Se trataba de un cuarto algo pequeño. Estaba solo con mi primer atuendo retirado. Parecía que algún desconocido me acogió en su pequeña casa por algún extraño motivo.

¿Será que me desmaye? Esta persona no debería ser tan confiada con personas extrañas.....

Mis pensamientos eran a veces innecesarios, pero en otras circunstancias me ayudaban para tener que evitar pensar en la nada y quedarme cual estatua en un rincón. Sobre mi atuendo portaba los cascabeles que me delatarian mi presencia, pero no los hice sonar. Tomé del interior de estos las pequeñas placas que debían estar congeladas y comprobé que me faltaba una. Estaba rota de un lateral y ello explicaba la extraña mancha que tenía sobre el pecho y el costado.
Tomé el resto, rompiendolos desde el interior hacia afuera al usar mi poder y hacer que se quebraran y el plástico saliera en mil pedazos entre mis manos. No tenía las energías recuperadas, pero al estar condensada en un espacio tan pequeño y solo entre mis manos, no era necesario realizar mucha energía. Las otras 5 placas se juntaron sobre mi cuerpo, proporcionándole frescor a su alrededor, mientras iba en busca del baño, dejando detrás de mi un rastro azul oscuro, como si fuera un puro monstruo. Sentí que el fuerte sonido que se generaba en la cocina harían de mis pasos imperceptibles. Al entrar al baño, me desnude dejando sobre el suelo mis atuendos y nada más abrir el paso del agua, ese agua caliente almacenada en las tuberías fue como una apuñalada en mi brazo, donde dirigí el primer chorro de agua. Claro estaba que desde el inicio lo posicione hacia el frío, pero parecía ser que a nadie Le gustaba el agua fría, o al menos al finalizar un baño. Sin lugar a dudas no iba a ponerme a chillar, pues me sentía que pasaría algo así. Estuve como unos 2 minutos debajo de esta agua tan fría. No era un elemental del agua, pero el que estuviera fría ayudaba a mi cuerpo a que se regulará de forma natural. Las finas gotas que la gente se escurrida para secarse, yo las enfríaba con la misma aura. Tome una toalla grande y me envolvi alrededor del torso y la cintura. Mi largo pelo estaba también suelto, aprovechando de esta manera la gran cantidad de agua malgastada por mi insensatez.

~~~~

No tarde más que tres pasos largos, arrastrando conmigo los pequeños charcos de agua creados en el suelo, dejando huellas a mi paso para adentrarme a la puerta de la cocina. Toqué fuerte el marcó de la misma con intención de llamar la atención y a su vez, de dar acto de presencia.

Mi nombre es Haku, Haku Yuuki. Un gusto el que me reciba en su casa, pero a pesar de ello he de pedirle disculpas. A falta de mi energía derrame un poco de fluidos por su apartamento.

Aquellas palabras las comencé a decir, direccionandome a la nevera. Abrí ambas puertas, abriendo la toalla para que me diera el poco frío que estas condenaba en su interior. Ya le había inundado el piso, ahora con aquel gesto parecía que quisiera romperle el estrodomestico al sobrecalentar el motor del mismo. Era un cúmulo de desastres que quizás no daban buena visión por mi parte. Se dice que está mal que te tomen del brazo cuando ofreces la mano. ¿Eso estaba realizando yo? ¿O no era supervivencia? De igual modo, cerré una de las puertas, y antes de cerrar la siguiente que era la del congelador, agarre una buena cantidad de hielo del interior, comenzando a restregarlo por encima del pecho, la cintura y los brazos. Mi tez fina y blanca parecían a las de una antigua geisha, pero ni yo sabía que era aquello.

Dígame señorita, ¿puedo ofrecerle algo como ayuda u agradecimiento ante sus atenciones médicas?

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Un día libre y aburrido? Priv.

Mensaje por Chie Nakahara el Dom Nov 12, 2017 3:35 am

La chica estaba tan concentrada en la cocina y tan sumida en pensamientos que no se percato de nueve presencia en la cocina hasta escuchar como la puerta de su nevera, por lo cual no perdió tiempo en girarse para ver de quier se trataba. nada mas y nada menos que su invitado, que se parecía ver mucho mejor que cuando le encontró en el parque esa tarde. Pasando por alto el desastre que parecía haber dejado en su camino, tomo más en cuenta el estado en el que se encontraba luego de aquel golpe de calor que podía haber sido demasiado peligroso para alguien que por lo visto no acostumbraba a vivir en climas tan calurosos, bajo el fuego de la olla en la que estaba preparando la comida para evitar algún accidente en la cocina y además de prestar la atención necesaria a Haku, como se habia presentado en ese momento a la pelirroja.

Un gusto Haku... Soy Chie Nakahara— comenzó por presentarse y observar a su invitado, notando las extrañas acciones y ademas como buscaba alguna fuente  de frió para ayudarse a regular su temperatura, aunque el método que utilizaba le parecía poco convencional y hasta cierto punto preocupante. —¿Te encuentras bien?— pregunto con bastante curiosidad al ver como pasaba el hielo por su cuerpo en busca de esa frescura que podría darle aquellas pequeñas piezas de hielo.

La pelirroja se giro apagando la estufa y olvidándose un rato de la comida, después de todo en ese momento era mucho más importante su invitado que por lo poco que le habia visto el hielo era algo que le parecía ayudar bastante, pues se veía con mas vida ahora que comenzaba a enfriarse. —No es necesario nada de eso, no podía dejar que alguien se quedara así en la calle, si no te hubiera encontrado quien sabe que te hubiese pasado— declaro al par que se acercaba a tocar la frente de este para ver cuanto su temperatura habia bajado desde que le habia encontrado, se dio cuenta que no era demasiado pero ya no estaba casi hirviendo.

Deberías tener cuidado si no estas tan familiarizado con las temperaturas muy altas como estas, quien sabe que te podría pasar, después de todo no muchos son tan amables como para ayudar— la pelirroja comenzó a darle una lectura por su descuido y camino en busca de sus herramientas de limpieza para así secar el pequeño camino de charcos que habia dejado Haku, no estaba molesta por algo como eso, al final su piso no era de madera que de ser así estaba segura que ya hubiera sacado al joven de su pequeño departamento de una patada hace como 3 minutos atrás al ver todo el desastre, agradecía por las lecciones de paciencia que le habia dado aquella persona, en general le agradecía por todo lo que le habia enseñado hasta ese momento.

A poco de terminar de limpiar, levanto su vista para ver a Haku, tenia curiosidad por saber como se sentía, después de todo sus acciones le recordaban a ella misma cuando tomaba la decisión de beber y terminaba en sus peores momentos, tal la causa no era la misma pero las acciones eran tan parecidas que a misma chica se sentía experta en situaciones así de extrañas o fuera de lo común. —¿Tienes hambre?, si necesitas algo puedes pedirlo con confianza después de todo casi te daña demasiado el golpe de calor— hablo bastante amable y mostrando su hospitalidad a Haku.

Seguramente alguien más en su situación hubiera reaccionando de forma mas violenta o menos amable como ella, después de todo cuando en la vida ayudas a un desconocido, si solo Chie era capaz de algo como eso por su buen sentido de la justicia y de las cosas que tenían que ser hechas por el bien de otros, además de que si no le hubiera ayudado en ese instante hubiera estado con un sentimiento de culpabilidad al pensar lo que le hubiera pasado a Haku si no le hubiera ayudado, por lo que así tenia la consciencia mas tranquila.

Si lo deseas tengo botellas de agua fría en la puerta de nevera, tal vez sean útiles— dijo para caminar hacia su habitación y buscaba alguna prenda de ropa que pudiera prestarle y que claramente no le causara algún tipo de inconformidad por lo caliente que pudieran estar o algo por el estilo.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Un día libre y aburrido? Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.