La peor rutina {Privado: Madai}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La peor rutina {Privado: Madai}

Mensaje por Yuki Izumi el Miér Ago 23, 2017 11:23 pm

Un empujón, un insulto y otro empujón.
Una patada, otro insulto y un empujón más.
Un insulto tras otro seguidos de una bofetada.
Yuki no se defendía. No importaba cuánto se metieran con él, que no reaccionaba.

¿Eres retrasada? ¡Si te dejas no es divertido!

No tiene sentido ni romperle las piernas. ¡Esta niñata no intenta huir!

Yuki parecía ajeno a su alrededor. Lo golpeaban, lo humillaban y él sólo se dejaba hacer.

Los dos chicos que se estaban metiendo con él lo tiraron al suelo después de estamparlo contra la pared. Pasaron algunos segundos hasta que el humano se levantó, lo cual los provocó para continuar ya que al fin había reaccionado, aunque se hubiese sido sólo un mínimo.

No era la primera vez que le ocurría. El recibir palizas de ese tipo era algo que se había convertido en el día a día para él desde que fue vendido como mascota a bajo precio. Al fin y al cabo, no era exótico ni muy especial. Sólo estaba allí porque sus propios padres lo consideraban basura.

Ya no quedaban muchas zonas que marcar en su piel. Con tantos golpes, había terminado con hematomas y heridas por todo su cuerpo, pero aún así no se defendía. No sabía hacerlo y no quería aprender. No le gustaba la violencia y se consideraba demasiado débil como para aprender a devolver los golpes, por lo que ésa no era una opción. Por eso se limitaba a recibirlos intentando no quejarse demasiado para no provocarlos más.

Volver arriba Ir abajo

Re: La peor rutina {Privado: Madai}

Mensaje por Madai el Jue Ago 24, 2017 12:21 am

Es aburrido, todo es aburrido, no hay libertad, apenas hay comida, su actitud ya se esta relajando, por lo tanto los problemas han bajado. Y actualmente, decidió volver a su celda, aun sin haber acabado sus 2 horas diarias, simplemente ira a dormir, o meditar, hará lo que sea, pero algo se le ocurrirá. Es escoltado por dos trabajadores del mercado negro, saben que si va uno solo, el peleara en cualquier momento, pero si van dos se negara a hacerlo. Y realmente, a no todos les gusta pelear TODOS los días con la misma persona.

Sin embargo, ocurrió algo interesante en el camino, una sonrisa se dibujo en el rostro de Madai al ver una paliza desigual. -Oigan, ¿Les apetece apostar? Yo, contra esos dos, por mi parte, solo pido que me den el tiempo que me queda hoy para estar afuera, para poder quedarme allí- Ambos lo piensan, pero... Dinero, por supuesto, principalmente dudan que Madai pueda aguantar una pelea contra dos, pero le gusta la idea de apostar entre ellos. Uno apuesta por el peli-rojo, el otro por el par, y con el dinero ya dicho, la reja es abierta. Nadie dice nada, ni los guardias ni Madai, ellos no le han dicho nada a el tampoco, así que el peli-rojo piensa seguir su ley de siempre: No usar sus habilidades si ellos no las usan.

No tarda en ponerse cerca de ellos, ambos lo estaban mirando de antes, pues la jaula no hace poco ruido. Junto a aquella pareja de abusones, los ojos de todas las mascotas de las celdas alrededor se fijan en ellos. Sin decir nada, Madai lanza el primer golpe, un derechazo directo al estomago del que esta a la derecha, se defiende con su izquierda de un ataque por su izquierda y contraataca contra ese mismo usando su derecha. Sigue peleando contra ellos, sin perder a ninguno de vista, sus ataques centrados en puntos débiles como el estomago, costillas y rostro, sumando a sus ágiles esquives logra derribar a ambos en casi un minuto. Pero el no salio del todo ileso, recibió también varios golpes en el rostro y en la espalda.

El gano, y como consecuencia el guardia que aposto por el también, el mismo, feliz por su ganancia, le dará a Madai el tiempo que pidió. -¿Puedes sentarte?- Se arrodilla para poder estar un poco mas cerca del contrario/a. -Se ve que eres resistente, no cualquiera se mantiene consciente con todos esos golpes- Esta hablando en términos ambiguos, lo ha visto en las duchas mixtas, su mirada curiosa se fijo en aquel detalle que lo diferencia de muchos otros de los demás. Así que aprender como hablarle es su primera misión.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.