¿Que esperas cuando lo inesperado es más interesante? -priv-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Que esperas cuando lo inesperado es más interesante? -priv-

Mensaje por Haku el Vie Ago 04, 2017 1:39 pm

Tras realizar una breve visita a mis padres, me volví a mi hogar. Una fría cueva en los pies de la montaña, donde la humedad de esta era capaz de repeler el intenso calor que sacudía de día. Estuve durmiendo todo aquel tiempo, pues aquel calor me debilitaba y aun habían partes de aquella ciudad que deseaba conocer y sobre todo interactuar aunque fuera a una larga distancia. Si no observaba con detenimiento analizando donde debía circular, era posible que me encontrara con algún problema posteriormente.... Cuando la noche comenzaba a refrescar el tiempo y las nubes de color anaranjado mostraban respeto ante la oscuridad inmensa que prosperaría posteriormente, me sacudí los atuendos que portaba antes de encaminarme una vez más a la ciudad. En esta ocasión, me dispuse a seguir a unos jóvenes algo alocados, que presumían de que algunos beberían más y que otros llegarían a tumbar al "campeón de los tanques", quizás refiriéndose así a las bebidas alcohólicas.

Mis atuendos eran algo atrevidos y bastante llamativos ante algunas miradas lascivas. Portaba un hermoso kimono de color rosa palo, con leves encajes de flores. Los cabellos sueltos, dejando mi pelo caer hasta la media espalda, mientras que a los laterales del rostro habían dos largos mechones que caían hasta los hombros. Mi tez blanquecina y sin marcas podía aparentar tener una edad mucho más inferior a la que portaba, o que quizás no tenía del todo mi cuerpo bien desarrollado. Intenté apartarme del bullicio de las personas, quedándome en un banco algo alejado. Observaba como la multitud entraba y salía de los locales, algunos expulsados por los mismos empleados o dueños amenazándoles con llamar a la policía. A penas había salido la luna a curiosear al igual que yo, y un pequeño grupo de seis personas eran echadas por escandalo en el interior de aquel local. Aquel lugar comenzaba a aburrirme, lo que tapé un bostezo con mi manga ocultando la mano al igual, aunque pareció ser que aquel acto fue del todo opuesto a lo que aquellos hombres habían pensado, pues uno de estos comenzó a gritar a mi dirección.

- EH NIÑATA,¿QUE TE HACE TANTA GRACIA?

En cuando gritó hacia mi, desvié la mirada curioso a quien se estaba refiriendo.

-NO TE HAGAS LA TONTA, TE LO DIGO A TI!

Me auto señalé a la vez que abrí un poco los ojos y parpadee con cierta rapidez intentando despertarme de mi leve sueño.

Disculpa señor, pero no me estaba riendo, tan solo estaba bostezando...
-OH! ¿CON QUE TE ABURRES DE VER ESTE CUERPAZO?
>Entonces Charlie, ¿por que no le das un poco de acción a la joven? De seguro no podrá dormirse tan rápido

Los otros cuatro comenzaron a reírse a carcajadas haciendo un leve semicírculo a mi alrededor. Me alcé posicionándome en mi lugar, observando con el rabillo del ojo a aquellos hombres.

-Tranquila mujer, si tan solo queremos pasar un buen rato y de seguro que tu también lo quieres, si no ¿por que una belleza como tu estarías aquí tan solita?
< Tranquila nena, solo cierra los ojos y abre esa boquita....

A pesar de los comentarios tan obscenos que me decían, nadie de los que estaban alrededor parecía estar prestando atención a lo que estaban a punto de hacerme. Nadie se disponía a ayudarme y mucho menos querían interferir. ¿Acaso había entrado en un lugar peligroso? Solo sonreí mientras que escuchaba unas cremalleras bajarse de sus pantalones.

>Vaya vaya... la nena parece que esta noche se va a divertir entonces... ¿Por que no hacerlo ya y dejamos tanta cháchara?


Solo dos de ellos se bajaron la cremallera con malas intenciones, otros dos se iban a abalanzar sobre mi para dejarme indefenso, mientras que los otros dos estaban dispuestos a quitarme las prendas que portaba. ¿Cómo sabía todo aquello? Por que esos tipos eran despreciables y muy simples. Sus actos le delataban. Los primeros se estaban acercando, los otros tenían leves tics en las manos y los últimos, como mencioné anteriormente, ya estaban tomando su propio cuerpo.

Sonreí de medio lado, tomando mi cabello y recogiéndolo en una pequeña cola de caballo para que no llegara a molestarme. Una vez terminado los preparativos, realicé un pequeño salto hacia atrás saltando sobre el banco que tenía, lanzando unos cuantos senbon a los que iban a empezar a violarme.

¿QUE COÑO HAS HECHO? - preguntó ambos aterrorizados al sentir que no podían mover la mano del lugar donde estaba-
Guárdate eso, esta noche no es necesario hacer tanto escandalo. Os pido amablemente que os marchéis...

- El resto tomó sus armas ocultas, siendo unas pequeñas cuchillas, un machete y una fina daga.
Tranquila preciosa, primero te ataremos y te haremos lo que más sabemos... luego ya te llenaremos de nuestros dulces líquidos cálidos...


Aunque sus palabras no fueron para nada agradecidas, parecía ser que no me quedaba otra opción. Salté hacia adelante pisando la cara de uno de los que tenían la mano ya herida, sacando dos dagas de hielo, creadas desde la nada. El tener las manos ocultas bajo las mantas del kimono me ayudaron a disimular, pues el primero que se lanzó contra mi, cayó de un solo golpe. Fue un golpe directo en el cuello, dejándole sin respiración y antes de que pudiera moverse, le inmovilicé tocándole uno de los nervios fundamentales, estando este en el cuello, entre la vertebra numero dos y tres, donde al romperse creaba una tetra parálisis. Luego se lanzaron dos al mismo tiempo, los cuales acabaron con una daga clavada en el costado. Aunque podría haberle sacado sangre, no quería hacerles daño, por lo que aquella daga lo que hizo realmente fue simular que se la había clavado, dejando que el frio entrara en su interior y menguar la presión arterial creándole un pequeño cansancio hipotérmico. Ya artos, los últimos tres fueron cada uno en una dirección. No estaba cansada, pero cuando comenzaba una pelea, no me gustaba que huyeran de mi y mucho menos me menospreciaran, a lo que, uno de estos, le lancé otros senbon, impactándole en el cuerpo dejándole caer en el suelo, cayendo escaleras abajo. Por suerte no había nadie, por desgracia, se habría fracturado alguna que otra costilla... El segundo que intentó huir no pudo alcanzar muy lejos, y le asistí un golpe con una catana por la espalda, dejando que el filo si llegara a rasgar la espalda de este.

No vuelva a menospreciar a una joven y menos intenten violarla...

Como aquel que deja la guinda del pastel para el final, el que comenzó todo aquello corría como si le persiguiera un demonio. No tardé mucho en localizarle. Estaba algo ebrio. Comencé a andar hacia él, creando una inmensa cortina de humo de niebla en todo el lugar. Tan solo tenía tres zonas donde escapar y una de estas estaba yo. Corriendo sin visión, se estampó contra la pared.

-DEJAME DEMONIO! YO SOLO QUERÍA PASARMELO BIEN!
En tal caso haberte quedado en casa jugando a las cartas....
-LO HARÉ, PERO DEJAME... LLEVATE A LOS OTROS, NO A MI! FUERON ELLOS LOS QUE ME TENTARON!!...
Ellos te tentaron, pero tu accediste a realizar aquellos actos...
-N-NO!!!


Entre la misma niebla no se pudo apreciar lo que había sucedido, pero cuando esta se disipó, estaba frente a un cuerpo algo amorotonado y tiritando de frio. Cayó al suelo debilitado por lo que le había causado. Giré leve el rostro y casi de inmediato se vio como estiré el brazo hacia una dirección. Mi rostro estaba oculta con una mascara blanca con marcas rojas y negras.

¿Quién es la persona que se esconde? ¿Acaso has venido a buscar lo mismo que estos que osaron perturbar mi paz?

Pregunté molesto. Que una mujer te diera una paliza era del todo molesto. Sabía que había impactado aquel senbon contra un ser vivo, pues este era especial. Tenia unos pequeños cascabeles colgando y los escuché dos veces, la primera cuando impactó y la segunda cuando se lo quiso quitar o se movió el ser que se ocultaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Que esperas cuando lo inesperado es más interesante? -priv-

Mensaje por Dominik K. el Lun Ago 07, 2017 4:04 am

Dominik no era el tipo de persona que preferia quedarse "en casa" durante el largo periodo de la noche. Dada a sus circunstancias no tenia posibilidad de salir muy
a menudo a menos de que se tratase unica y exclusivamente por trabajo. Para ser alguien con naturaleza rebelde no soportaba la idea de mantenerse encerrado toda la noche
¿y quedarse con la curiosidad de ver que es lo que ocurre en la ciudad cuando la luna hace su aparicion?.
El joven habia vivido gran parte de su vida afuera, y haciendo referencia afuera, lejos de lo que es la isla myr. En el "desierto" o en la zona infectada como decian.
Por lo que era algo nuevo para el observar con detalle a los demas seres humanos. Y lo que le atraía bastante, eran las peleas, tanto callejeras como tambien las que se
armaban producto al alcohol.  O alguno que otro problema. Siempre había algo que observar entre las sombras.
Pero el dilema ahora, era poder salir del mercado negro. No era tan simple. Aun que en varias ocasiones, como otras mascotas del mercado negro, solo podian salir para trabajar. Aun que no confiaban en Dominik. Pues... Antes de cualquier cosa, siempre terminaba por escapar antes de cualquier cosa. Aun que despues de todo lo tenian vigilado. Las cosas eran tomadas con calma mientras el dragon no causara problemas.

Mientras tanto. El pelinegro se encontraba lejos del mercado, desplazándose por los lugares donde dominaba la sombra. Los callejones eran sus principales rutas ¿hacia donde? hacia donde sus instintos lo llevasen sin importar con que tipo de personas podría toparse.
La noche tambien era para aquellos pandilleros, los bebedores, ladrones y busca pleitos. Observar como actuan y como se destruyen entre si, era un show que Dominik gustaba de ver. Algunos eran demasiado estupidos, otros, no tanto. Y aquellos que lograban observar al muchacho curioso, no alcanzaban siquiera a gritar por un segundo.
El chico era igual a un viejo antepasado que no soportaba las amenazas de un simple y debil ser humano, no importaba si era un niño o un adulto, hombre o mujer, criminal o inocente. Nada mas asesinaba por diversión, otros pensaban que era por deporte, al tratarse de una criatura vil y violenta. No dejaba que sus "presas" se fueran a casa con una advertencia, este solo terminaba con la miserable vida que tenían.
Dejaba la escena del crimen, en cuanto escuchaba que la policía se acercaba, y si ellos venían a donde se encontraba un montón de cadaveres, también venían con ellos, los cazadores. Aun que el rastreo de la criatura era dificil, ya que siempre estaba en movimiento.

Y asi su curiosidad por ver mas. Lo llevo a una situación en donde una persona que a primera vista se veía en peligro de unos hombres bajo los efectos del alcohol.
Aun que creía que vería una escena de sumo desagrado ¿"Desagrado"?. Las cosas tomaron un gran giro para aquellos hombres, Dominik podía percibir el miedo de algunos y la ira de otros durante la pelea que se llevo a cabo. Intesante.
Algo que con anterioridad no observó. Ya tenia pensado que muchas de las personas que acorralaban se daba por vencido, o por vencida, dejando que hicieran lo que desearan con tal de que permaneciera con vida aun cuando hiciesen lo peor.
El espectáculo era intrigante ¿Que mas podía hacer?. El pelinegro no vio con anterioridad a una persona que se enfrentara a varias personas a la vez sobretodo en la oscuridad, por si  mismo. Siempre era lo mismo, o una pareja joven, o solo una persona salia corriendo, o gritaba por ayuda o tal vez hacia lo que le pedian para que perdonasen su vida. Algo aburrido. Normalmente Dominik se sentaba o se quedaba quieto observando, y se movía hasta que la situación se volviese peor. Aun que en este caso, tardo en pensar "¿a quien debía matar?". Cuando ya no había nada que hacer. Bueno, no tenia que volver a ensuciarse las manos.

Para su sorpresa uno de los senbon se dirigía a el.  Aun que su sonido sea muy leve, pudo percibirlo. Aun que se encuentre en las sombras la otra persona fue capaz de detectarlo. Aun que este por reflejo movio la cabeza a un lado dejando que la aguja se clavara en la muralla que tenia de tras. Volteando y tomando el objeto con los cascabeles. Saliendo de las sombras, jugando con el artefacto entre sus dedos. Aun que no tenia mucho que decir. Solo observo. Al... ser con la mascara.
- Paseaba por aquí, y decidí quedarme a ver el espectáculo que estabas dando, no todas las noches se ve algo como eso Aun que no es agradable que te disparen una de estas cosas  sin razon... -

Caminó de forma lenta, sonriendo solo un poco - O tus intensiones era realmente atacarme con una de estas... "cositas" - Sonaba como si tratase de burlarse, aun que sabia claramente con que tipo de armas se tratase, con algo como eso pudo saber o suponer unas cuantas cosas - ¿O es asi como te presentas ante la gente? disparando hacia el ojo una aguja senbon, cuanta educación -

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Que esperas cuando lo inesperado es más interesante? -priv-

Mensaje por Haku el Mar Ago 15, 2017 9:51 am

La situación de la noche no daba respiro a un ser que tan sólo quería transitar la acompañada de la mano de la muerte. Por desgracia, la muerte la protegía como si fuera su propia hija hasta que le tuviera que arrebatar la misma vida que le habían entregado, o así mismo pensaba en un principio. En el momento en que lancé el senbon, sabía donde estaba exactamente la figura. Era alto, un chico de pelo alborotado y unos ojos extraños. La puntería era perfecta, pero si hubiera sido uno de esos tipos, de seguro saldría corriendo o hubiera intentado atacarme, cosa que de seguro fallara en su intento.

No es mi problema si se esconde cual rata para ver como dos gatos se pelean.
Mencione de primeras algo molesto aproximandome al contrario.
Y he de decirte que a pesar de que te apartaste no era necesario, no iba dirigido a tu rostro. Si hubiera querido te hubiera echo mucho daño, pero tan solo era una advertencia.
Expliqué con antelación, arrebatandole mi senbon. Deshice el recogido del cabello y me desprendi de la máscara dejándola colgando de un lateral de mis atuendos.

Si quisiera que me presentará será porque tiene interés en conocerme, y de ser así no se tomaría tanta libertad para ocultarse, ¿o acaso es un pervertido que esperaba ver mi cuerpo desnudo?
Le devolví aquella broma en forma de pregunta con doble sentido. Reí algo disimulado negando con la diestra.
No importa señor, a fin y al cabo tampoco llegará a ninguna parte y sobre todo con eso puesto. De seguro que deseará desaparecer del mapa y que no le estén reteniendo sus "artes" que con tanto empeño ha estado practicando...
Me referí con "eso" a el collar que le neutralizaba por completo el uso de sus habilidades. Quizás sus conocimientos hicieran saber que clase de lucha empleaba o que manera de atacar tenía, pero yo era una caja de sorpresas, lo que no esperaba bajar la guardia tan rápido como otros hubieran echo. Seguía sin saber quién era y mucho más importante, ¿era alguien que debía aniquilar o alguien que tenía que tener cuidado?

Mi nombre es Haku. Yuuki Haku.¿ Y el suyo señor misterioso?
Opté por posicionar me frente a él, de una manera interesada, con los brazos ocultos al entrecerrarlos mutuamente en un cruce como si creará una barrera entre el y yo. La única persona que había conocido por el momento fue una hermosa y amigable elfa que me ayudó en mis cuidados del jardín, pero ese ser parecia desear y ansiar la muerte a cada paso que daba. Las calles comenzaron a silenciarse y ser una canción fantástica para mi, a pesar de que dudaba que aquello permaneciera mucho más tiempo... Pronto volvería la uz del sol... Al menos después de cerca de 3 o 5horas más adelante y debía buscar refugio para evitar el cansancio de todo el calor que pudiera afectarme.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Que esperas cuando lo inesperado es más interesante? -priv-

Mensaje por Dominik K. el Mar Ago 22, 2017 6:25 am

Por un rato permaneció en silencio observando con cuidado y con cierto grado de curiosidad a la otra persona. ¿Para que guardar tanto misterio con una mascara?. Preferia guardar sus preguntas. Dominik no era exactamente el tipo  de persona que, por cada cosa que cruce en su cabeza abriría la boca. A menos que se tratase de algunos comentarios. - ¿Una advertencia?, ya veo... creí que solo era una forma de llamar mi atención cosa que lograste... Hacer - Arqueo lentamente una de sus cejas por el aspecto de la otra persona cuando esta, se  desprendió de su mascara, dejando ver lo que había de bajo de esta. Sin duda fue cuando Dominik comenzó a tener una gran duda del sexo de la otra persona, aun que ya era un tema bastante complicado del cual hablar. Dado a que el dragón no solía meterse mucho en ello. - Ya veo que hasta los de "cara angelical son de tener cuidado" - En muchas de las ocasiones no sabia que es lo que decía, por lo que sus comentarios podrían ser, dependiendo de como lo puede tomar la otra persona, ofensivos, o hasta pueden ser un cumplido, aun que no sea siempre su intensión.

Suspiro levemente por los comentarios de la otra persona, sin duda alguna estaba haciéndole una broma, aun que como de costumbre no era de mostrar muchos... Gestos. Sobretodo con los que se vería mas amigable. - Tal vez, aun que supongo que no habría mucho que ver  - Susurra volteando la cabeza -  Bromeo, no es como si disfrutara de ver ese tipo de cosas, tal vez hubiese dejado que te atraparan e inmovilizaran para hacer algo al respecto, luego dejarte el resto... Pero por lo visto, no tuve que socorrerte, tal parece, eres un hueso duro de roer  -

Comento mientras daba unos pasos, se podría pensar que se estaba acercando aun mas a la otra persona, pero en realidad paso cerca de este por uno de sus lados, con las manos en los bolsillos, para agacharse un poco y observar al humano derribado por... ¿El chico o chica?. Tocó a esa persona con el pie. Haciendo un pequeño sonido con sus labios, un silbido que no duro mucho. Tal vez asombrado por el "trabajo" del otro. Se enderezo, volteo la cabeza y observó. Reconociendo que llevaba un collar que... Adormecía ciertas habilidades, y no solo eso, también otros pequeños objetos con los que podrían rastrearle desde cualquier lugar. Algo incomodo, y también molesto. Aun que preferiblemente trataba de ignorarlo por completo. No tuvo un comentario por el cual responder, solo alzo un hombro cerrando los ojos. ¿Tal vez tratando de evitar aquel tema?. Después de todo, que ser como el, le gustaría que lo  reconocieran como una "mascota".

No sabía la verdad, que es lo que estaba haciendo aún ahí. Podría evitar cualquier tipo de preguntas darse media vuelta y marcharse en completo silencio. Peor tal vez a lo largo de los días, desde que lo ingresaron a la ciudad, las cosas estaban siendo monótonas, por lo  que le faltaba algo mas que solo salir, caminar y observar como los demas seres se "eliminan" entre si.  
- Me conocen como Kage... Solo Kage  -
Siempre tenia en mente que la gente pensaba siempre de la misma manera, aun que no fuese asi, mentirosos, por lo que jamas se presentaba con su primer nombre, aun que tarde o temprano terminaran descubriendo que, en ello mintió, despues de todo no tenia buena fama, por lo que se vio antes de su captura y despues de esta.  


-  a veces pienso que la gente de este sitio raro, es tan masoquista... Salir de noche cuando el peligro aumenta... ¿es una clase de purga en la que todos quieren mostrar quien es el mas fuerte? -

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Que esperas cuando lo inesperado es más interesante? -priv-

Mensaje por Haku el Vie Ago 25, 2017 12:36 am

Varias de sus palabras fueron omitidas por mi cabeza mientras me aproximaba a él. Tras tomar aquel utensilio peligroso, lo coloqué sobre mi cabello recogiéndolo y con una mano, pasé las yemas de los dedos sobre mi rostro, sacudiéndome un poco, desprendiendo finas capas de cristal, siendo estas los restos de lagrimas derramadas y congeladas sobre mi cara al paso de su descenso. He ahí el porqué ocultaba mi imagen, pues lloraba tras la muerte de casi cualquier ser que fuera sacrificado a mis manos. No me agradaba la idea de la lucha, sin embargo, aquel ser me hizo volver a mi naturaleza primitiva por un instante.
También hay "demonios que gobiernan en la luz, mientras los pecadores gozan de sus sonrisas falsas" ....... ¿Acaso importa cual bella es una flor cuando la rodea un jardín de espinas y mala hierba?...

Me quedé parado, mirando como se acercaba hacia mi. Sabía que por el artefacto, poco podía llegar a hacer, pues un puñetazo ajeno no sería más doloroso que el calor desértico azotando mi cuerpo. Sus acciones fueron bastantes directas. Tan solo se aproximó al moribundo cuerpo con un tonito de silbido como si lo disfrutara, como si deseara ser él quien hiciera aquello, pero eso es lo que se me pasaba por la cabeza. No me moví del lugar, tan solo giré mi cuerpo para ver sus acciones. Cerré los ojos un poco tomando aire, respirando e inflando profundamente los pulmones para soltarlo con lentitud con los labios.  Escuché sus palabras, pues estas hicieron que alzara los ojos nuevamente para observarle a los ojos. Mi voz suave y dulce salió de la comisura de mis labios entre una suave y sutil sonrisa.

Encantado Kage... Mi nombre es Haku, Haku Yuki.
Mencioné nombrando mi nombre completo para aproximarme a él con total confianza como si le conociera de toda la vida o si supiera que era un ser insignificante en ese estado. Me coloqué a su lado para proseguir hablando.
A decir verdad, no todos salen de noche cuando el peligro aumenta. En mi caso, no puedo hacerlo en otro horario, aparte de la calma que se respira y el delicioso sonido del silencio es tan reconfortante... Todos o la gran mayoría siempre han querido estar por encima de los demás. Ya sea económicamente hablando o ver quien es aquél que tiene mayor fuerza física, donde se aprovechan de los débiles para obtener sus objetivos, como estos seres han intentado hacer conmigo. Deseaban tener sexo y una noche lujuriosa y han encontrado dolor y una fiesta de bebida rojiza, tal y como otros habrían sufrido por sus actos....

Suspiré un poco molesto al verle aun tumbado. Le tomé del brazo al chico empujándole hacia un lateral apartándolo de ahí.
Marchémonos señor Dominik... Hay mucho de lo que hablar y poder tratar... Aun no me he conocido bien la ciudad y de seguro con esa cosa no podrá ir muy lejos de la zona de la tienda ilegal, lo que espero que me guie hacia una buena y deliciosa tienda en la cual comer algo.... Tengo un hambre.... Y a ser posible me gustaría un helado....

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.