Three words || Priv.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Three words || Priv.

Mensaje por Kaidou Ren el Jue Jul 27, 2017 8:39 pm



Three words

Con Toshiro en el Parque a las 6 p.m.
Soundtrack

Llevaba un año exacto, trescientos sesenta y cinco días, tal vez alguna mas buscando a su querido hermano mayor Toshiro. Donde estaría? Como podía tardar tanto en encontrarle? Estaba claro que eran ratones, pero no era como si su hermano estuviera todo el día convertido en aquel pequeño animal, o tal vez si? Si ese era el caso no terminaría ni en toda su vida de buscar a su hermano, no es como si Myr fuera pequeña.

Sacó su mapa de la mochila — Bien Tanuki… — murmuró por lo bajo agachándose con el perro para que el también pudiera ver el mapa — ¿Donde crees que estará Toshi? — preguntó algo triste a pesar de que su rostro era totalmente inexpresivo, pero el perro pudo sentir esa tristeza del pequeño Ren lamiendo su mejilla repetidos veces — Ey...Tanuki...para… — se quejó a pesar de que eso le alegró haciendo que solo sonriera a aquel pequeño animalito acariciando su cabeza con cuidado — No podemos rendirnos, hemos llegado muy lejos, seguro que Toshi nos esta esperando… — murmuró por lo bajo a la vez que volvía a revisar el plano.
Bien… — siguió hablando por lo bajo para si mismo — Hemos ido aquí...aquí….y aquí… — murmuró por lo bajo sin dejar de revisar con su dedo los lugares en los que ya habían estado — Y aquí...y aquí también… — dijo tachando los lugares que ya habían revisado también en ese día. Solo de ver casi todo el mapa tachado de rojo hacia que se deprimiera — Bueno entonces iremos al mercado ilegal, aunque de un poco de miedo, y después iremos al legal — murmuró por lo bajo viendo como el perro ladraba — Esta bien Tanuki, yo te protegeré — murmuró por lo bajo calmado como siempre guardando el mapa en la mochila dispuesto a emprender el camino.
Tenía algo de miedo no lo negaría pues esa parte de la ciudad a la que se dirigían era bastante sombría y más para un “niño” como él.

Tras caminar durante un buen rato llegaron a la zona marginal de la isla, donde el perro, quien olió el peligro igual que él, saltó a sus brazos y Ren lo recogió mostrándose fuerte a pesar de que temblaba un poco igual que su peludo compañero.
Armándose de valor se paseó por las decrepitas calles llegando en cuestión de minutos a las instalaciones del mercado ilegal.
Todo en aquel lugar era sospechoso y hacia que se le pusiera la piel de gallina, a pesar de ser bien recibido en la tienda.  Por lo que sin perder tiempo preguntó por Toshiro Kaidou, pero allí no había nadie con ese nombre, ni de mascota, ni de trabajador. Ren se quedó algo aliviado, pues tampoco le hubiera gustado encontrarse en aquel lugar a su hermano, todo eso no le daba buena espina y como para no dársela pues nada más salir del establecimiento un tipo, avisado por alguien de dentro fue aviso para apresar a Ren allí dentro, por suerte el pequeño tuvo buenos reflejos dándole un pisotón y mordiéndose su mano con fuerza igual que un feroz lobo saliendo corriendo de allí sin mirar atrás teniendo que convertirse en ratón pasandole su mochila a Tanuki para que la cargara mientras llegaban otra vez a la parte “buena” de la ciudad, siendo en ese momento cuando dejaron de perseguirlos.

Se metió en un callejón con su perro y allí recuperó su forma humana volviendo a tomar la mochila algo agitado mirando hacia atrás asomándose un poco desde el callejón — Los...los despistamos… — murmuró por lo bajo aun jadeando y agachándose para mimar al asustado cachorro — Tranquilo Tanuki, todo esta bien ahora, pero debemos encontrar a Toshi… — siguió acariciándole con cuidado — Ey vamos, si te portas bien te comprare un dulce — murmuró sabiendo que el perro se alegraría con eso y olvidaría todo ese mal episodio, además le había ayudado con la mochila así que se lo merecía.

No estaban muy lejos del lugar, por lo que el pequeño ratón se encaminó sin mucha prisa y con pocas esperanzas hasta allí viendo un parque justo a unos metros del mercado legal, en enorme y grandioso edificio. Se quedó sorprendido al verlo y eso que fue desde lejos — Bueno vamos allá Tanuki — volvió a hablar con el pequeño perro el cual rápidamente salió corriendo hacia el parque llamado por la naturaleza — ¡Ey! ¡Tanuki! — gritó con fuerza saliendo corriendo tras el pequeño animal el cual perseguía una ardilla. Definitivamente, aunque no le gustara debía de ponerle una correa al can, la ciudad era mucho mas peligrosa para un perro que la playa donde estaban antes.
¡Tanuki! — no dejó de llamarle corriendo tras el acabando por perderle en cierto momento, aunque por suerte gracias a su olfato más desarrollado pudo guiarse encontrándolo bajo un árbol mirando hacia arriba y ladrando — Tanuki… — murmuró sin dejar de correr acabando por atraparle — Tanuki eso no se hace es peligroso — se quejó enfadado con el perro para el final solo suspiró al ver sus ojitos — Debes tener cuidado esto no es como la casa de los abuelos… — suspiró con fuerza cuando de golpe, aun con Tanuki en sus brazos le vió — Toshi… — murmuró casi sin poder creerlo y olvidándose por completo del can salió corriendo hacia su hermano — ¡Toshi! — gritó con fuerza al ver como el otro aun no le veía, saliendo de manera distraída del mercado legal — ¡Toshi! — gritó con fuerza de nuevo y cuando estuvo lo suficientemente cerca de él dio una buena pisada impulsándose para tirarse sobre él abordandole de aquella manera demasiado efusiva — ¡Toshi! — casi sentía que lloraba de la felicidad acurrucándose en el cuello de su hermano sin querer soltarle bajo ningún concepto aspirando con fuerza su olor que le llenaba por completo.

Dios. Cuanto tiempo había pasado? Casi no le había reconocido, pero sin duda seguía siendo Toshi, su Toshi, su amado hermano y por mucho que cambiara incluso aunque cambiara por completo su aspecto, se tiñera el pelo y se pusiera lentillas de contacto, le reconocería en cualquier lugar. No podía escapar de él e incluso se lo hizo saber mordiéndole en el cuello igual que hacía de pequeño jugando a la vez que sus ojos se llenaban de lagrimas que resbalaban por su rostro sin poder evitarlo — Toshi… — gimoteó una vez más sin poder evitarlo escuchando como Tanuki les había seguido observándoles atentamente.

Three words can't fix this anymore.



Última edición por Kaidou Ren el Jue Nov 02, 2017 8:05 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Three words || Priv.

Mensaje por Toshiro el Jue Oct 26, 2017 7:44 am

Había tenido un día difícil, estaba agotado había tenido que cambiar a todas las mascotas y seleccionar a aquellas que no eran agresivas, claro que no había alguna que lo fuera del todo, pero había que tomar precauciones ya que había unas que eran más delicadas que otras, tuvo que hacer una inspección para revisar que estuvieran en óptimas condiciones y que los cuidados fueran realmente los necesarios para ellos, eso sin contar el pequeño percance que tuvo con ese cocinero, aunque claro jamás se quejaría de tener un trabajo lo suficientemente provechoso y eso era porque siempre había trabajo, era eficiente o al menos así se sentía, había pasado más de una tarde robando galletas a ese gato flojo y eso le daba lo suficiente de rebeldía que su vida necesitaba, aunque claro, tener a sus hermanos consigo hubiera sido mucho mejor, pues los extrañaba, añoraba a sus hermanos pues eran lo único bueno y puro que tenía en su vida, con ellos se sentía tremendamente feliz.

Claro que mientras pensaba esto la imagen de ese albino venía a su mente y le hacía colorear sus mejillas nuevamente, por lo que nada más salir sacudió su cabeza y paso sus manos por los negros cabellos como si haciendo esto lograra de alguna forma apartarlo de su mente.

Aunque su vida en ese lugar comenzaba a tener sentido algo le faltaba, posiblemente por eso se ofreció a ser dueño de ese felino !! y un felino¡¡ que escándalo, salió del lugar con eso en mente, la verdad era que no podía creer lo que había hecho mucho menos dicho, tuvo que tomarse un breve tiempo fuera de la tienda para poder ordenar sus ideas y hacer un pequeño itinerario, después de salir necesitaba ir por víveres, tal vez un libro nuevo, mandar una carta a sus hermanos y ver si podía hacer una llamada ¿que dieran ellos si les contara que tenía una relación cercana con un gato loco ?

Justo cuando su mente fraguaba dejarlo sordo con las miles de quejas que recibiría al respecto, y que su mente ya imaginaba muy bien, Toshiro levanto la vista, le había parecido escuchar una voz particularmente conocida gritando su nombre en específico,  fijo su vista y lo hizo, sintió nervio de que su mente le estuviera jugando una broma y tuvo que tallarse los ojos, pero lo noto, aquella ilusión corriendo en su dirección con aquella mata de pelo negro azabache y ondeante libre al viento, iba a su encuentro por lo que hizo lo mismo como un acto reflejo de un amor incondicional, que le hizo soltar los brazos y por instinto extenderlos para recibirlo, AH, se sentía tan real, que se había vuelto loco de felicidad al estrecharlo y levantarlo en brazos, amoldo sus manos para poder sujetar a su pequeño y querido hermano al cargarlo, estaba tan grande ya que sonrió de manera cálida, con cariño uno que tal vez ninguno en ese lugar había visto, al ser el tan serio con todos.

-Eres tú Ren - Se sintió preocupado al voltear en las diferentes direcciones de la calle eh incluso busco por donde su hermano había venido corriendo para ver, si había alguien con él, si alguien había dirigido el camino del pequeño roedor, pero, nada. Trato de alejarlo un poco para verlo a los ojos y al notar que lo soltaba se acuclillo para dejarlo en el suelo y hacerse escuchar, al dejarlo de pie le tomo de los hombros y lo inspecciono con cuidado, su mirada era penetrante y estaba muy serio nada que ver con la pequeña sonrisa cariñosa de momentos antes - ¿Quién viene contigo? ¿Papá? - negó, su padre nunca se rebajaría a ir a verlo, odiaba el rumbo que había tomado su vida, pero asevero - ¿Mamá? ¿quién te acompaño hasta acá?

Observo al pequeño perro que se acercaba a su hermano, el moreno frunció el ceño molesto - ¿Que está ocurriendo aquí? Volvió a estudiarlo como si se tratara de una mascota de la tienda a la que tenía que inspeccionar para asegurarse que no estaba dañada, que estaba todo en su sitio y que estaba saludable, lo sacudió un poco y uso un poco de fuerza para que notara que hablaba en serio, estaba preocupado que el menor de sus hermanos estuviera ahí, que, estuviera solo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three words || Priv.

Mensaje por Kaidou Ren el Jue Nov 02, 2017 8:04 pm



Three words

Con Toshiro en el Parque a las 6 p.m.
Soundtrack

No quiso soltar a su hermano, solo quería abrazarle mas fuerte, no quería separarse de él acabando por llorar inevitablemente aun llamándole suavemente sin querer escuchar lo que decía, solo deseando estar a su lado, nada más.
Desde aquella distancia podía olerle, volver a llenarse de su olor, de su suave tacto, incluso su sabor si se lo proponía, estaba tan cerca de él que podía hasta besar sus labios como cuando era pequeño. Pero su hermano no lo quiso así acabando por bajarle al suelo antes de que pudiera hacer si quiera nada. A que venia preguntar por sus padres cuando el estaba allí con él después de tanto tiempo? Después de haber estado separado de él por tanto tiempo?

Sus lagrimas no cesaron, pero esta vez no eran de alegría, si no de tristeza que se solapaba con el primer sentimiento. Porque era tan cruel su hermano? Porque le decía esas cosas? — Yo... — gimoteó por lo bajo — Yo he venido solo… he venido aquí por ti… — murmuró notando como le temblaba el labio por todo aquel nerviosismo acumulado en su interior, sumado al rechazo que provocar en su hermano en esos momentos — Porque? — preguntó sin poder evitarlo — Porque me preguntas eso? — gimoteó notando como se le quebraba la voz — Porque no solo te alegras que este aquí contigo? — continuó hablando por lo bajo intentando aguantar las pocas fuerzas que le quedaban acabando por empujarle cuando le sacudió — Idiota! — le gritó sin poder evitarlo y sin poder dejar de llorar mirándole con odio — Vine a verte a ti y me preguntas por ellos!? — gritó con fuerza montando un escándalo en medio de la calle — Vine solo! Vine con Tanuki! — exclamó señalando al perro quien se asustó un poco por ver de ese modo a su amo intentando calmarse acabando por agachar la cabeza con sus puños apretados — No entiendes nada Toshi... — gimoteó realmente dolido — Yo...yo hace mucho que no vivo con papa y mama…yo...ya sabes que me mandaron a vivir con los abuelos cuando te fuiste de casa! — se lo echó en cara sin poder evitarlo acabando por gimotear sin poder evitarlo acabando por quedarse callado tapándose el rostro con sus manos — Porque no me abrazas y ya? — gimoteó sin poder seguir con todo aquello sin querer desvelar toda la verdad que se encontraba detrás de todos esos años en los que habían estado separados.

Con cuidado se agachó en el suelo — Tanuki... — le llamó por lo bajo esperando que el perro se acercara a él y poder tomarlo entre sus brazos — Nos vamos... — murmuró por lo bajo siendo tajante en su decisión. Si su hermano se comportaba de aquella manera se iría, no volvería a verle, se buscaría la vida como pudiera, en verdad estaba destrozado con las palabras de su hermano, pero aun así, continuaría adelante, a pesar de que ahora todos sus esquemas se hubiesen roto.
Sabía que su hermano no le estaba echando, no le había dicho eso, pero la forma en que le había tratado, en vez de recibirle con los brazos abiertos y amarle como debería haber hecho después de tantos años separados, había hecho que se le partiera el corazón.

Adiós Toshiro… — gimoteó refiriendose a su hermano por su nombre de una forma que nunca antes había hecho. Pero antes de irse con el perro en sus brazos se alzó de puntillas y beso sus labios sin dejar de llorar suavemente sin poder evitarlo acabando por salir corriendo sin mirar si venían coches o no haciendo que uno frenara por no pillarle pitándole con fuerza, pero Ren no paró a mirar o pedir disculpas, solo siguió corriendo sin mirar atrás perdiéndose en el parque con su perro a quien terminó por soltar de sus brazos sin importarle nada en ese momento a pesar de que el cachorro no dejaba de seguirle preocupado por él mientras que Ren no dejaba de correr sin ver por donde iba llegando a tropezar con una piedra en su carrera que le hizo salir disparado por encima de una pequeña valla acabando de cabeza en el gran lago.

Al principio el menor no se dio cuenta de la gravedad del asunto hasta que de golpe se dió cuenta de que estaba en el agua haciendo que empezara a patalear y bracear sin conseguir nada en claro al no saber como nadar o flotar — A-ayuda! — gritó con fuerza intentando mantenerse a floto — Ayuda! — dijo sin dejar de gritar totalmente asustado aun afectado por lo que había pasado con su hermano — Ayuda! — gimoteó totalmente desesperado intentando agarrarse a algo al menos para aguantar hasta que alguien le ayudara. Sus lagrimas no dejaba de salir gritando pidiendo ayuda — Tanuki! — gimoteó queriendo que el pequeño perro le ayudara — Tanu… — no terminó su nombre sintiendo como el agua se colaba en su boca haciendo que empezara a toser con fuerza pataleando aun más y braceando a pesar de que notaba como empezaba hundirse sin poder hacer nada — Tanuki... — gimoteó a duras penas totalmente desesperado sin poder dejar de llorar sintiendo como sus lagrimas se mezclaban con el agua del lago a la vez que se hundía poco a poco sin poder quitarse a su hermano de la cabeza pese a todo. Al menos su último pensamiento sería él…

Poco a poco me hundo mas en este mar de dolor,
es una molestia abrir los ojos.
Si no consigo detenerme,
me pregunto si alguien podrá encontrarme...

Volver arriba Ir abajo

Re: Three words || Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.