No game No life || Pv Ema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No game No life || Pv Ema

Mensaje por Kenma el Mar Jul 18, 2017 7:14 pm



No game No life

Con Ema en el Área Virtual a las 12 a.m.
Soundtrack

Había estado esperando aquel momento durante casi tres meses y ahora por fin llegaba, el torneo mundial de videojuegos. Estaba demasiado emocionado a pesar de que su rostros como de costumbre fuera igual de inexpresivo que el resto de los días a pesar de que sus ojos tuvieran un brillo diferente, de ilusión, de felicidad. Pero no solo era por eso, si no porque competiría junto con su gemela. Hacia tiempo que no estaban juntos y la verdad la extrañaba para ser sinceros, pero como siempre Kenma solo permanecía en silencio, alejado de todos y de todo, solo esperando.

El rubio tomó el bus para llegar hasta el aeropuerto y una vez allí bajó hablando por el móvil con su hermano quedando de reunirse en el avión donde iban muchos mas jugadores como ellos, pero estaba seguro que ninguno tan bueno como ellos dos cuando trabajaban juntos.
De golpe la vio ya sentada en su sitio y sin decir mucho mas que un pequeño “hola” se sentó a su lado poniéndose los cascos y volviendo a practicar sus juegos todo el camino hasta que llegaron al islote y se acomodaron en el hotel-Ema…-murmuró por lo bajo aun mirando la pantalla pues no dejaba de contestar los miles de mensajes que le mandaba Hinata. Hacia poco que nos habíamos visto pero aun así el entusiasmado corbato no dejaba de acosarme con miles de estúpidos y graciosos gifs o con cualquier otra historia divertida. Así mismo también preguntaba cuando sería su próxima quedada a lo que Kenma simplemente decidía no responder realmente avergonzado.
Pero en esos momentos era tiempo de pasarlo con su hermana por lo que guardó el móvil por primera vez en el viaje-quieres ir a ver las instalaciones? Podemos probar los juegos antes del torneo de mañana, un uno contra uno?-preguntó entusiasmado a pesar de que su rostro era igual de inexpresivo que el de su hermana-o bien podemos quedarnos aquí practicando-murmuró por lo bajo agachando la cabeza volviendo al móvil para contestar a todas aquellas tonterías con las que le había bombardeado Hinata en aquel minuto que no había atendido al móvil. Tal vez hubiera sido buena idea hablar con su hermana por este medio, hablar tanto y tan seguido agotaba a Kenma que por lo general siempre solía estar callado con la mirada vista en alguna tecnología.

Se sentó en la cama con cuidado volviendo a mirar a su móvil mientras se ponía a jugar un juego esperando a su hermana mandandole toda la conversación por teléfono móvil por si así le era más sencillo. A veces no sabía porque se molestaba en hablar.
Realmente ellos solo hablaban cuando jugaban al voleibol, era cuando mas hablaban entre ellos y hacia ya muchos años de eso, por lo que ahora debía de conformarse con hacerlo vía móvil, además para el era mejor, ya había dicho demasiado por todo el día con aquellas frases dedicadas a su hermana.
Suspiró con fuerza y se hizo una pequeña bola en la cama aun con su mirada fija en el móvil-Ema, ya te decidiste?-de nuevo volvió a hablar de manera algo pesada pues también, aunque no se atrevía a decir nada quería saber de su hermana, de todo lo que había pasado en ese tiempo que no se veían, pero Kenma jamás se atrevería a preguntar y dudaba que su hermana por su propio pie sacara el tema, aunque quien sabía. Los milagros existían y que se hubiera encontrado con Hinata en el centro comercial era la prueba viviente de ello, o al menos así lo creía el gato.

Miró a su hermana atento igual que un felino acechando a su presa-Ema?-preguntó suavemente pues en verdad si era por su hermana, Hinata o alguien importante para él no dudaría en hablar aunque fuera toda la tarde a pesar de detestarlo. Incluso llegó a maullar para atraer su atención acomodándose en la cama llegando a sacar sus rasgos felinos indicando que ya se había hecho “dueño” de la cama frotándose levemente contra esta haciéndose un hueco intentando encontrar la mejor posición para esperar.

Todo lo que creía no es mas que una fantasía,
que se repite como en un espejo

Volver arriba Ir abajo

Re: No game No life || Pv Ema

Mensaje por Ema el Miér Ago 23, 2017 12:51 am



Si le preguntaban cómo es que había terminado en aquel avión, y luego en ese hotel, Ema diría que no estaba del todo segura, señalaría a su hermano para que supieran que había sido el responsable de su cambio en la habitual rutina de la fémina, porque tarde se enteró que las partidas que desarrollaba con Kenma habían sido eliminatorias para un torneo donde ahora parecía estaba participando, mismas que según la gata sabia, simplemente se trataban de competiciones amistosas donde podría ganar oro para equipar mejor a su personaje, además de una que otra sorpresa reservada especialmente para los mejores jugadores, sin embargo, solo había creído que era eso, nada más, ni nada menos, ningún tipo de desafío que le obligaría a competir contra mas jugadores en uno de los Islotes anexos de Myr, mucho menos en el área virtual, e incluso esperaba que no fuese a ser televisado, suficiente tenía con que sus compañeros le hubieran estado alabando y pidiendo que enviara saludos en caso de que efectivamente se trasmitiera por algún medio, así como tampoco le agrado la mirada de preocupación de Hinata escondida en su sonrisa cuando le anuncio que haría ese pequeño viaje, al cual no le podría acompañar por tener clases -Ella había conseguido un permiso especial para faltar en lo que durara el evento -, hasta juraría que Tetsuro había hecho exactamente el mismo rostro tras enterarse del suceso, y ahora, en su cama del hotel, miraba su teléfono, sopesando si era adecuado o no, abrir la ventana de mensajes donde se encontraban los de aquellos dos hombres, simplemente porque sería un suplicio el responderles ya suponiendo que solo se trataría de preguntas sobre si había llegado bien, que más le valía comer adecuadamente, y un sin número de palabras de ánimos, así como también mas indicaciones de cómo no morir sin ellos cerca.


-¿Eh? -sus ojos perezosos repararon en la anatomía masculina, posada en la cama a su lado, los rasgos felinos de Kenma estaban a la vista, aquellos colores tan similares a los suyos que no había visto en un buen tiempo de manera física, porque no estaba contando los mensajes, fotos y chats en Skype -que más bien eran ellos mirándose mientras se escribían o jugaban alguna partida -, pero, independientemente de eso, trato de hacer memoria respecto a lo que Kenma le había estado diciendo, solo podía recordar algo de ir a ver las instalaciones donde se supone jugarían al día siguiente. Realmente si por ella fuera, no saldría del cuarto, pero si su hermano quería dar un recorrido de reconocimiento, no se lo negaría, no luego de tanto tiempo sin darle ni siquiera un dulce -Vamos... podemos mirar -balbuceo, tomando una mochila donde ya tenía preparados cargadores, consolas portátiles y baterías de repuesto por si acaso llegaba a necesitarlas, para después caminar a la puerta de entrada, esperando a su hermano antes de tan siquiera salir de la habitación. No sabía bien que decirle, para ella, ambos podían comunicarse sin necesidad de palabras, pero, sentía que era mejor preguntarle cómo estaba el clima o si aún le gustaban determinados dulces, pero poco antes de atreverse a decir algo, el sonido de su celular le espanto, sacando sin querer sus rasgos felinos, bajando las orejas con su pelaje tan encrespado como el de su cola, que no dejaba de moverse como si fuese una serpiente, extrayendo del bolsillo delantero de su chaqueta el teléfono, donde el nombre "Gatete Supremo" relucía, nick que le había puesto a Kuro, tras una curiosa charla que ahora no rememoraría. Al poco de que llegara miro a su hermano, pensando si el comprendería a ese hombre y el porque parecía estar tan interesado en saber si estaba comiendo adecuadamente, o si nadie le había secuestrado, además de aclararle que si había burdeles no fuese a ellos, cosa que le extraño, él trabajaba en uno ¿Verdad? Entonces ¿Que tenia de malo visitarles? -Kenma... ¿Tú crees que... puedo estar en un otome? -fue directa con su interrogante tan carente de sentido, como solo ella lo era, es decir, si lo analizaba, la vez pasada en la casa de Hinata el tema de los besos salió a relucir con fuerza, en el caso de Kuro, el chico estaba tanto en su morada -al igual que el corvato pese a no haberse encontrado ni una vez - que ya casi parecían compañeros de piso, eso sin mencionar lo agradable que le parecía estar con ellos, al grado de sentir la necesidad de buscar su calor corporal, aunque fuese para que acariciaran su cabeza, como todo buen gato doméstico haría, y ahora, cuando se alejaba de ellos para pasar el tiempo con su hermano, recordó que con él solían compartir cama de vez en cuando, igualmente eran muy apegados y se preocupaban en extremo el uno del otro a pesar de no decirlo con palabras, pero todavía comprendiéndose de una manera inexplicable -Aunque... no sé si las rutas deban ser tomadas -y era así, porque en los otomes tras tomar una ruta, sueles tener que olvidarte del resto, entonces ¿Si se decidía a ser más cercana con uno, debería olvidarse de los demás? A su parecer eso no era bueno, ni tampoco quería hacerlo -¿Sabes... dónde estamos? -mirando a todos lados, Ema no estaba del todo segura de que sitio era al que habían llegado, porque según la fémina, tan solo habían caminado por los pasillos del hotel, mientras ella seguía con cautela al chico, pero si él la estaba siguiendo a ella, entonces oficialmente, se encontraban perdidos.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.