El lugar de diversión y niños [Priv. Zmeya]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El lugar de diversión y niños [Priv. Zmeya]

Mensaje por Papi el Lun Mayo 22, 2017 3:14 am

Esa ocasión habia salido de la tienda de mascotas para divertirme un rato y por supuesto buscaba jugar con los niños como usualmente acostumbraba, aunque al final luego de haber escuchado entre la gente y además haber visto algunos anuncios por todo el lugar me habia parecido una grandiosa idea el ir al circo, pues habían demasiadas cosas bonitas, además de que no podía olvidarme de las muchas otras cosas que habia visto en los carteles que hacían que todo eso pareciera lo suficientemente atractivo para darle una oportunidad ese día. Por lo que ahí estaba yo, caminando con la tarea de llegar al circo, aunque al inicio habia demostrado ser un reto un tanto difícil pues a los segundos olvidaba a donde quería ir y la solución que habia encontrado era tener a mi disposición uno de los panfletos del circo agarrado a una de las pequeñas garras de mis alas para poder mirarlo cada que olvidara a donde quiera ir, que ciertamente aquel pequeño plan habia funcionado y me daba alegría el poder ir al circo sin tener tantos problemas.

Camine durante al menos unos 15 minutos, haciendo algunas pausas para recordar a donde iba al mirar el pequeño recordatorio que habia logrado conseguir y mantener en una de mis alas. Justo cuando mis patas habia tocado la primera parte del piso del circo, una sonrisa y además de una sensación burbujeante empezaron a tomar vida en mi estomago, no se como describirlo, simplemente es algo que sentí al entrar y rápidamente corrí con cierta torpeza a ver lo que ofrecía dicho lugar tan colorido y que rápidamente pudo escuchar los miles de niños que podrían haber ido a ese lugar junto a sus padre. Cada que paso que daba era ver algo llamativo y lleno de luces de colores que pedía a gritos que me acercara a ver aunque fuera un poco de lo que se mostraba, pero lo llamativo era que todo eso que podía ver apenas era el exterior y que seguramente habría muchas cosas que ver en el interior de la gran carpa de circo  que era bastante grande. Si, admito que me quede unos minutos admirando el tamaño de la misma y abriendo la boca por la sorpresa que experimentaba en ese momento.

Con cierta vacilación me acerque a la entrada donde habia una persona vendiendo los boletos de entrada, ciertamente me sentía nerviosa porque solo habia salido de la tienda para jugar con los niños ya que nunca esperaba ir a un lugar de ese tipo y sus nervios del cómo podría entrar a ver todo dentro de aquella carpa gigante le daba algo de nervios. Lleve una de mis alas a uno de los bolsillos de mi short con la pequeña esperanza de tener algo de dinero, aunque debida su situación lo veía un tanto complicado pues muy pocas veces habia tenido algo como eso en sus manos y dudaba tener en ese momento por lo que antes de revisar a detalle, simplemente se hizo la idea de que seguramente no podría entrar en esa ocasión. Y sí, bastante cierto que no tenía nada de dinero en esa ocasión por lo que se acercó a alguno de los árboles más cercanos a observar lo desde lejos lo que sucedía cercano al circo, no me sentía decepcionada pues era algo obvio aun cuando fuera muy infantil, conocía mis limitaciones y esa era una de ellas.

Ya tenía en mente que por aquella ocasión debía de quedarme ahí observando como muchos entraban a la gran carpa, por lo que habia tomado la decisión de ver un poco más y luego regresaría a algún parque a jugar con los niños pues estaba claro que como muchos lugares se necesitaba dinero y era algo que no tenía, incluso me puse firme y con una sonrisa dije -Papi entrara a ese lugar algún día- en voz baja y con cierta esperanza de que el ver todo lo que sucedía en ese lugar pudiera ser de las expectativas  que ya tenía y que en verdad ese lugar tuviera lo necesario para entretenerse como lo habia visto en el panfleto.

Volver arriba Ir abajo

Re: El lugar de diversión y niños [Priv. Zmeya]

Mensaje por Zmeya el Vie Jun 16, 2017 2:36 am

¿Porqué Zemya se encontraba en ése momento y en ése lugar justamente ése día? bueno, porque para Zmeya, los días, las horas y los lugares son irrelevantes. Ella viene y va a su placer, entra y sale de las instalaciones médicas como si fuése su casa o más bien como si ella no fuera un experimento biológico. Así es, Zmeya, por muy inocente y tierna que se piense que es, es un ser que fue creado con un propósito turbio.

Como sea, ahora ella se encuentra justo afuera de una enorme carpa que ha visto desde unas cuadras atrás cuando brincaba por los tejados de unas casas. Las luces y los sonidos que provenían de ahí le han llamado la atención y es por éso que sin dudarlo se ha alejado más de lo que conoce para llegar hasta el circo. Claro que ella no sabe lo que és, y tampoco es como que le importe, pero las luces son lo que la han llamado.

Cuando se acerca a la entrada, una mujer la detiene y le dice que debe entregarle su boleto o no podrá pasar, Zmeya no comprende ¿Qué es un boleto? ¿Se come? O quizás es una cosa que debe ser valioso para ella y ésa mujer la quiere. ¡Zmeya no dejará que nadie le quite sus cosas valiosas! Aunque ahora lo único valioso que trae consigo es una cuchara que ha sacado de un bote de basura, porque cuando lo vio brillaba tan bonito que simplemente se enamoró de aquel objeto.
Zmeya le gruñe a la mujer y oculta su cuchara con las manos mientras hace siseos con la lengua y se aleja de ahí. ¡Ésa mujer nunca podrá separar a la cuchara y a Zmeya, jamás!

Ahora ¿qué hacer? En verdad que le llama la atención ése lugar y quiere saber porqué razón los niños entran y ella no. ¿Podría a caso meterse sin que se den cuenta? Bueno, lo haría sin dudar pero ahora se ha percatado de una pluma caer de un árbol y no ha sentido otra necesidad que la de acercarse hasta ahí, sujetar la pluma con sus dedos y observarlo... Es azul, demasiado azul, tanto que el amor por su cuchara es nímio a comparación por lo que siente en ése momento por ésa pluma de ave. Está emocionada y quiere conservarla para toda su vida.

De pronto algo capta su atención y es la voz de una chica que está justo arriba de ella, sobre una rama de arbol ¡Y repleta de ésas plumas azules que tanto ama! No lo duda, y con sólo impulsarse con las patas traseras da un brinco que la eleva hasta aquella rama. En un principio sólo quiere quedarse con las plumas, Zmeya siente envidia de aquella chica por tenerlas todas para ella ¡Zmeya quiere plumas también! Así que, casi de forma acechante la rodea con la cola y vuelve a proferir sus sonidos siseantes. Su lengua alargada le roza la mejilla a la chica de azul, como si de ésa manera Zmeya pudiése transmitirle que quiere ésas plumas que tanto la tienen obsesionada.


Volver arriba Ir abajo

Re: El lugar de diversión y niños [Priv. Zmeya]

Mensaje por Papi el Vie Ago 11, 2017 11:17 pm

Tan adentrada estaba en sus pensamientos y claro sin olvidar lo despistada que puede llegar a ser, nunca noto que alguien más se acerco a ella hasta estaba rodeada por una especie de cola, por lo poco que podía ver además de que aquella sensación de escamas que hacían contacto con ella. Miro de quien se trataba y quedo algo curiosa por quien era, además de que cuando la lengua de la chica le toco por raro que fuera supo que sus plumas eran del interés y por lo visto agrado de ella.

No mentiría ella misma pues también estaba curiosa de alguien que se acercara así a ella, además de que pronto su dilema del entrar al circo empezaba a olvidarse le por este nuevo encuentro con alguien que podía ver era también como ella en el sentido de que aun cuando tuvieran apariencia humana, no eran totalmente como otras criaturas que podían verse por completo normales como humanos, que ellas conservaban algo de su raza, realmente no estaba segura y no se pondría a pensar cosas complicadas o algo malo le pasaría pues en la tienda le habia dicho que era mejor que no lo hiciera y sobretodo evitara libros o cosas complicadas, no sabia el porque con exactitud pero no les desobedecería.

-Hola, me llamo Papi, ¿Como te llamas?,  ¿Estas aquí porque también querías entrar al circo como Papi?-comenzó a hacer preguntas con bastante animo y aun cuando no se podía mover porque seguía enrollada en la cola de la chica, no se veía afectada por ello y demás rápidamente se le vino a la cabeza el tema de sus plumas pues aun no olvidaba eso, por suerte -¿Te gustan las plumas de Papi?- pregunto con curiosidad e intentando moverse un poco para encontrar una posición más cómoda en ese momento.  

Tal vez aun era muy repentino y precipitado pero en ese momento la arpía sentía como si habia encentrado a una amiga, estaba emocionada por decir lo menos pues lo que parecería extraño para otros, para ella no pues no era precisamente la mas normal y ese tipo de conceptos no los manejaba demasiado bien, por lo que a veces tenia pequeños problemas con los demás por su comportamiento raro y según de lo poco que habia escuchad de los encargados de la tienda fuera de la norma. Aunque en ese momento era lo que eso lo importaba pues, por muchos otros pets que conocía en la tienda nunca habia tenido la oportunidad de considerarles amigos como tal pues notaba que si le trataban bien y hablaban bien con ella, otros jugaban con ella pero por alguna razón no sentía ese lazo amistoso como ahora.

-¿Quieres ser la amiga de Papi?- pregunto con alegría la joven arpía quien intentaba dar saltitos en su lugar, aun cuando no podía hacerlo completamente, pero no le importaba demasiado en ese momento, de hecho no tenia muchas preocupaciones y si las tuvo en algún momento de camino al circo las habia olvidado por su poca atención a las cosas por importantes que fueran, por desgracia así funcionaba la mente de la arpía y no habia como cambiar eso en ella.

Ese día de pronto se habia convertido en algo mágico para Papi, pues de su esperado momento de jugar con los niños, termino encontrado una amiga y esperaba que conforme pasara el día ella fuera encontrando más motivos por los cuales ese podría ser un gran día, aunque sino sucedida algo más, la arpía estaría satisfecha con tan solo esta nueva amiga. Justo en ese momento se imaginaban las muchas cosas que podían hacer, tal vez no entrarían como tal al circo pero habia tanto por hacer y Papi estaba tan emocionada por lo mucho que podría hacer en ese día juntas.

Volver arriba Ir abajo

Re: El lugar de diversión y niños [Priv. Zmeya]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.