What's your problem, man?! [Sanae]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Hyun Ryun el Sáb Abr 29, 2017 7:15 pm

Tantas cosas en la cabeza habían ocasionado que el estado actual de Hyun se encontrara de ésa manera tan agresiva y desconfiada. De por sí que siempre era un hombre que se preocupaba de todo por la vida, cuando llegó Yona a su vida, su querida mascota-no-mascota que prefería llamarla como hermanita menor, su sentido de la protección se había incrementado hasta volverse sobreprotector, ¡y todo iba bien! Pues Yona era tan linda y noble que no se molestaba por los constantes consejos de protección que le daba el albino. Sí, todo iba bien, todo excepto porque no hacía mucho que tuvo un susto de muerte cuando secuestraron a la humana y al final tuvo que ir a encontrarla en un hospital llena de heridas y cicatrices. ¡su pequeña hermanita!

Ahora con el tema de sentirse siempre acechado por ése incidente, estaba mucho más cohibido de lo normal. Iba y venía del trabajo sin desviarse a ningún lado, evitaba las entrevistas a toda costa y si encontraba a algún paparazzi tomándole fotos terminaba persiguiéndolo, golpeándolo e interrogándolo sólo para saber si no se trataba de otro sujeto que intentara acecharlo a él o a su hermanita.

Hoy día haía salido rápido, se había disculpado incluso con Sumi por no poder salir a tomar un café pero con la situación tan tensa no se podía dar el lujo de distraerse. Así pues salió de la agencia colocándose su gabardina negra y conforme caminaba por la calle tratando de no incordiar a uno que otro transúnte se abotonó el traje. Hoy iba demasiado formal pero la sesión de fotos había requerido que se vistiera con todo y corbata, empero a él no le molestaba, prefería mil veces usar ropa de ése estilo a los pantalones de cuero y camisetas sin mangas ceñidas al cuerpo con chaqueta de piel y estoperoles. Sí, el pobre Zen sufría porque su mánager le obligaba a verse rudo para las sesiones de fotos.

Caminó un largo tramo y esperó justo en el cruce de la avenida a que el semáforo cambiara a rojo para los autos cuando algo le llamó la atención y éso fue ver a un grupo sospechoso perseguir a una mujer en un callejón. Hyun no dudó ni un momento cuando ya se encontraba a pasos apresurados adentrándose al angosto callejón. Estaba algo oscuro pese a haber buen clima.
Y entonces vio todo, observó cómo aquel grupo de cinco personas rodeaban a una mujer pelirroja. El más grande y gordo, el líder, llevaba una cadena enrollada en su diestra y cual salvaje la lanzó con fuerza para asestarle un golpe a la chica. - ¡Alto ahí, malditos! - Colérico y encarrerado se acercó a otro que tenía más cerca y lo tacleó con toda su fuerza. Podía ser un simple humano con apariencia de conejo pero Hyun tenía mucha fuerza para defenderse o defender a alguien.

- ¿¡Pero qué!? - El sujeto, un hombre rubio de complexión delgada cayó al suelo por el impacto de Hyun.
- ¡Aléjense de ella! -
- Vaya, vaya... Un caballero al rescate. - Musitó el lider relamiéndose los labios y mostrando una sonrisa socarrona. Ahora el golpe de la cadena iba directo para Hyun que sólo atinó a cubrirse el rostro formando una X con los brazos.

Volver arriba Ir abajo

Re: What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Sanae el Vie Mayo 05, 2017 7:26 am

Si había algo que conseguía que la vampira estuviera ofuscada, era la falta de sangre fresca, y no, no es que el alimento le fuera complicado de conseguir, porque la verdad, más de una persona estaba dispuesta a dejarse morder por aquella joven de rosados cabellos, sean o no personal de servicio, sin embargo, estaba más que segura que morder a gente de la mansión de sus primos no sería nada agradable para ellos, y a todo eso se sumaba el hecho de no tener clases en esos días debido a una reunión de maestros, que Sanae suponía solo se trataba de fiesta o alguna que otra nueva idea sobre como incentivar las mentes jóvenes.

Pero, eso ahora no venía realmente al tema, lo que si importaba era que Sanae caminaba por aquella ciudad, completamente necesitada de un buen alimento que cubriera aquella necesidad tan básica en un vampiro, pero aun cuando su olfato tan desarrollado trataba de rastrear una buena presa, nada le complacía. Completamente cansada, buscaba como regresa a su hogar, ingresando a un callejón que muy posiblemente –y según su pensar – le serviría como atajo, pero aun cuando estaba tan sumida en su propia mente, no era idiota, estaba más que consiente de las presencias masculinas quienes no demoraron en rodearle.


- Les juro que en estos momentos, no tengo la menor intensión de gastar mi tiempo con personas como ustedes quienes no me llegan ni a la suela de los zapatos, creo que no llegan ni a la mugre que está bajo ellos, así que regresen por donde vinieron –pensando que con aquello entenderían la joven se viro para caminar, pero en cambio el puño elevado de aquel hombre bastante excedido de peso le hizo virarse enfadada, pensaba quebrarle aquel brazo, sin embargo, paso algo que no había esperado, un joven de blancos cabellos se había lanzado al ataque, gritando cosas bastante curiosas, o que a ella le parecieron así, considerando que la escena era por demás extraña ¿En serio un humano –o eso supuso que era, debido a su aroma – había ido a rescatarle? No sabía si reírse o sentirse alagada, pero, aun cuando al final optara por sentirse alagada, no demoro mucho en detener el puño de aquel hombre con su diestra, poco después de haberse posado delante de su rescatista - Pensé que yo era tu objetivo, no él –negó apretando el puño del varón, caminando mientras iba torciendo la mano ajena, hasta tenerlo finalmente arrodillado frente a ella, después de todo aquellos sujetos que habían buscado tenerla en su poder no eran más que humanos los cuales fácilmente derrocaría, aun con la falta de sangre en su sistema - ¿Qué pasa? ¿Duele? –sonrió de medio lado, con entera superioridad, posando su pie en la cabeza de aquel líder, bajándola hasta el suelo, sin haber soltado la mano masculina, apretando entre su índice y pulgar los eslabones de la cadena, ejerciendo cierta presión al grado de provocarle dolor, pero sin quebrarle, simplemente le estaba dando una lección de lo mal que una persona se lo podía pasar, si se metía con quien no debía - A la próxima, espero que tanto tú, como tus amigos piensen bien las cosas, molestar mujeres no está bien y menos andarlas acorralando –sus dedos soltaron la mano masculina, y su mirada se fijó en aquellos hombres, acompañantes de quien estaba besando el suelo, bajo su pie - Lárguense, ahora mismo o les tocara el mismo destino que este idiota –los miro con desprecio, para Sanae aquellos no eran más que míseras cucarachas, y en cuanto se largaron, quito el pie del sujeto suponiendo que también se largaría a correr como sus secuaces, sobre todo al verse solo. En cuanto a ella, sin dar mayor importancia a lo que pasaba a su alrededor, no demoro en virarse hacia el albino que poco antes había intentado rescatarla - No es que realmente te hubiera necesitado, porque al final lo hice todo yo sola… –desvió su mirada, cruzando sus brazos bajo el pecho, dejando a la vista un ínfimo sonrojo, evidenciando lo tsundere que podía llegar a ser - Pero… supongo que por tu esfuerzo debería agradecerte lo mínimo… así que gracias –el índice de su diestra se había puesto a jugar con uno de sus largos mechones, y a sus fosas nasales había llegado el dulce aroma del varón. Debía admitirlo, olía demasiado bien, le estaba tentando a morderle y aun con aquella actitud de chico salvaje que mostro hacia no mucho, por su fisionomía y pulcritud a la hora de vestir, no estaba para nada mal, seguramente su sangre era de buena calidad - Dime… ¿Aun quieres ayudarme? Porque si es así, déjame morderte –una sonrisa de vislumbro en su faz, sus afiliados colmillos brillaban con la escasa luz que llegaba a ellos, y sus ojos vivaces, tenían un dejo de picardía y sed, todo por el ansia de su rojizo liquido favorito.

Volver arriba Ir abajo

Re: What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Hyun Ryun el Miér Jun 07, 2017 11:36 pm

El albino tendría suerte si aquella pandilla sólo tuviera integrantes humanos, empero saberlo sólo por la apariencia no le ayudaba nada y tampoco podía distinguilos por su aroma o alguna esencia que desprendieran otros seres. Así es, ser un humano en un mundo donde los seres de los cuentos y leyendas son reales no es nada sobresaliente. En ése momento sintió que su vida pendía de un hilo pues no se había puesto a pensar que quizá el sujeto de la cadena podría ser mucho más fuerte que él.

Pero abrió los ojos y más fue su sorpresa al observar cómo aquella mujer de cabello escarlata lo dominaba con un simple movimiento de mano y un apretón en su muñeca. Era fuerte. Vaciló un momento, quedándose pasmado ante lo que sus ojos presenciaban pero sin temer en realidad de estar de frente con una mujer tan fuerte como ella.
Cuando los sujetos decidieron emprender la huída, Hyun soltó un largo suspiro mirando a la chica y sonriendo mientras hacía una negación con su diestra. - Ah, no debes agradecer... Como has dicho, tú te encargaste de todo, yo sólo fui un simple espectador. - Se encogió de hombros, la verdad es que ahora mismo estaba sintiendo mucha vergüenza consigo mismo, no por el hecho de ser salvado por una mujer, ¡Ni que fuera misógino! Simplemente que su ego había sido herido por el simple hecho de ser un humano, empero no demostró aquello, en vez de éso la felicitó. - Estoy impresionado por la forma en que dominate la situación. -

Al parecer no quedaba nada más por hacer ahí, pensó en darse la vuelta y salir del callejón hasta que la voz de la fémina le hizo prestar atención... ¿Había escuchado bien? - ¿Eh? - Claramente a sus oídos había llegado la palabra "morder"; éso significaba que se trataba de una vampiresa -en el mejor de los casos-, o de una caníbal muy educada. Hyun sintió un frío recorrerle la espalda, no estaba en su naturaleza ser descortés así que antes de tomar una decisión inquirió. - ¿Eres un vampiro?, perdón ¿vampiresa? - Instintivamente su diestra se posó sobre su garganta y tocó delicadamente su yúgula con la punta de sus dedos; hasta éso la idea no le resultaba muy mala si se trataba de la primera suposición. - Pensé que los vampiros no podían salir a la luz del día. -

Aquello último fue más como un pensamiento que dijo en voz alta. La verdad, parte de sí se sentía intrigado por conocer a un vampiro, la otra parte se mantenía calmo porque a pesar de todo no sentía miedo por ella; si quisiéra hacerle daño ya habría aprovechado la oportunidad contra un débil humano, ¿no es así? - ¿Me dolerá? Me refiero... A cuando me muerdas. - ¡era una pregunta idiota! Pero no había podido evitar hacerla, tenía tanto en mente.

Volver arriba Ir abajo

Re: What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Sanae el Lun Jun 19, 2017 10:57 pm

Las palabras del albino le resultaban bastante curiosidad, intrigantes incluso, llegando a conseguir que la risa de Sanae se escuchara de manera un tanto melodiosa, y es que ¿Cómo resistirse si aquel humano no podía dejar su curiosidad de lado? Bien podía afirmar que notaba cierto dejo de deseo por probar sus colmillos ¿Y cómo culparle? Algo como ser la comida de un vampiro, en especie de su estirpe, era un premio para muchas personas sobre todo en la actualidad cuando era de saber público que muy pocos de su especie te drenarían hasta dejarte muerto, inclusive se había develado el secreto de que no toda mordida te convierte en un vampiro, así como que no toda especie puede ser convertida. Bastante favorable desde muchos ángulos si se lo preguntaban a Sanae.


- Me agrada como piensas... en lugar de salir corriendo te desperté la curiosidad -negó divertida, caminando hacia el muchacho, rodeándolo como si fuera su presa, sonriendo con aquellos filosos colmillos completamente a la vista, evidencia de que tarde o temprano le incaria el diente sin importarle nada más, o eso daría a pensar, porque ante todo, Sanae era una dama, y una que no montaría un espectáculo al hacer que su presa comenzara a gritar pidiendo auxilio - Por ello, te responderé a tus interrogantes... en primera sí, soy una vampiresa, en segunda parece que alguien vio muchas películas de terror, porque no es como si el sol nos calcinara a la primera, aunque no negare que depende mucho de la resistencia de cada quien, en cuanto a mí el sol me debilita y mucho tiempo expuesta si puede ser muy perjudicial pero tal como ahora, encontrarme en un callejón oscuro no me produce nada -prefirió omitir el hecho de que actualmente se vendían un sin fin de tipos de bloqueador solar para vampiros, lo necesario para que pudieran estar a la luz del día - Respecto a tu tercera pregunta, no puedo respondértela con precisión y eso es porque nadie me ha mordido hasta la fecha... sin embargo muchos a quienes mordí desean que continúe clavando mis colmillos en ello, incluso lo ruegan de un modo tal que es repugnante -cerrando los ojos y torciendo sus labios en una mueca bastante curiosa, dejo entrever el asco que producían aquellos recuerdos, en los que entendió el hecho de que muchos humanos experimentaban real deseo sexual cuando un vampiro les mordía - Créeme, espero que no seas de esos últimos porque aunque me ruegues e implores, no te morderé las veces que tú quieras, siempre serán cuando yo lo pida -suspiro con fuerza, prácticamente ya había marcado a aquel hombre como un nuevo juguete de su colección llamada "Los sobres de jugo andantes de Sanae" - Entonces ¿Me entregaras tu cuerpo y sangre a mí, señor...? -su entrecejo se frunció, la diestra se posó bajo su mentón intentando recordar el nombre ajeno, mismo que no podía recordar si le fue dicho, es más, ni ella misma creía haberse presentado adecuadamente - No me se tu nombre... supongo que aún no nos presentamos pero lo más correcto es que el hombre se presente ante una dama ¿No te parece? Entonces dime ¿Cómo te llamas nuevo juguete? -espero una respuesta ante todo lo que había exclamado, incluso estaba mentalmente preparada para que el chico terminara por correr y alejarse ante el temor de ser agredido por los colmillos femeninos, porque, después de todo, en aquel mundo donde vivía desde lo más ínfimo hasta lo insospechable, podía volverse una realidad.

Volver arriba Ir abajo

Re: What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Hyun Ryun el Mar Jul 18, 2017 7:28 pm

La situación había cambiado drásticamente; ahora no se trataba de un "te salvé" sino de un claro "salvaste al cazador, pequeño borreguito". claramente el borreguto resultó ser el pobre Hyun que ahora se sentía más esquivo en sostenerle la mirada. Sí, se sentía estar en problemas con sólo fijarse en el ambiente, su piel se heló de la sorpresa pues no esperaba que unas simples palabras de la mujer lo petrificaran de ésa manera; y, pese a todo se sentía con la curiosidad de saber qué podría pasar.

Bueno, no era masoquista ¡Ni un poco! pero prefería ser mil veces él el nuevo conejillo de indias a que la vampiresa atacara a otros... Quizá si lo hubiera hecho con los pandilleros no habría tenido problema pero ¿quién sabe? Quizás ella iba por otras presas, jóvenes apuestos y elegantes como él que inocentemente recorren las calles de Myr. Tragó saliva y un frío le estremeció desde la punta de la cabeza hasta los pies con cada movimiento que la mujer daba al rodearle, casi acechante. - E,es más que nada curiosidad. - Inquirió logrando dar un paso hacia atrás conforme la mujer se acercaba a éste y le respondía cada una de sus preguntas antes mencionadas.

Es curioso lo que uno piensa cuando está al borde de la muerte, ¿no es así? Claro, para ése momento Hyun creía que éste sería su último momento de vida antes de morir drenado por la mujer, y junto con su pensamiento de inminente muerte recordó que hoy no pudo decirle a Kasumi -la chica que le gusta-, que quería desayunar con ella mañana, ni de decirle a su hermana adoptiva Yona que el desayuno había sido fantástico. Qué pena, ante todo le hubiése gustado disfrutar muchos más años como modelo pues su más grande ambición había sido la de ser el modelo más reconocido por su belleza en toda Myr. Tragó saliva, no se percató de en qué momento sus pies reaccionaban alertas a retroceder, de no ser por chocar la espalda con la pared se dio cuenta de que ya no había salida.

- ¿Mi nombre? - Todo era tan confuso y encandilante al mismo tiempo. Bien se sabe que los vampiros poseen ésa fuerza para "enamorar" a los mortales y confundirlos para que pierdan noción de la realidad; Hyun dudaba de estar encandilado o no, lo único que podía pensar en ése momento era "¿Realmente ésos colmillos provocan placer?". - Hyun... - Respondió en automático sin poder despegar la mirada de sus carnosos labios y aquellos colmillos que resplandecían cada que ella sonreía.

Ser llamado juguete fue algo que pasó por alto, su concentración total estaba en aquella boca hambrienta que parecía acercarse cada vez más y en sentir las pulsaciones de las venas en su yúgula, Hyun no sabía si aquella dama ya había cruzado su espacio personal o si seguía a dos metros de distancia suya, sólo sabía que no podría correr ni escapar... Ni negarse.

Off♥:
Lamento mi súper demora D: mi trabajo se puso bien pesado y perdí la lap <|3 Espero no te molestes.

Volver arriba Ir abajo

Re: What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Sanae el Lun Jul 24, 2017 8:28 am

Hyun... así que el nombre de su nueva víctima era aquel, uno que se le hacía ligeramente conocido, pero la chica vampiro prefirió omitir comentarios al respecto, o tan siquiera pensar de donde podría haberle conocido, porque, estaba la posibilidad de solo haberse topado en alguna fiesta a las que tan acostumbrada estaba la fémina, y por eso, carece de real sentido el ponerse a darle más vueltas al asunto, cuando el núcleo de la cuestión era totalmente diferente.

Lentamente los colmillos de la vampiresa, afilados, blancos, brillantes y en una notable punta, llegaban a relucir con mayor intensidad que antes, deseaba su sangre, estaba ansiándola, pero, en cuanto sus labios tocaron una deleitable vena en su cuello, se percató de algo. Su pulso


- Vaya... parece que el corazón está por salírsete -rio con suavidad, separándose lo suficiente para que el rojo de su mirada se centrara en la del varón, sonriendo de medio lado, con notable burla. No era la primera vez que sentía aquella intensidad en el pulso de un hombre o mujer a quien estaba a punto de morder, y en los primerizos que desconocían todo respecto a los vampiros, había un punto en común que les producía tanto temor... ese era la muerte - ¿Acaso crees que morirás si bebo de ti Hyun? -su mejilla se recargo en el hombro del varón, esperando una buena respuesta ante su hipótesis, de la cual ella estaba segura no habían peros ¿Porque si no, el chico estaría tan tenso? - Te lo diré hasta el cansancio, no creas lo que los libros dicen sobre nosotros... solo bebería una porción de sangre que recuperaras al poco tiempo, no te drenare hasta que quedes como una pasa -se encogió de hombros, bien sabía que el chico viviría lo suficiente para tener hijos, y una buena vida completamente normal, si tan solo bebía de su sangre, cualquier otro elemento que llevara a una muerte prematura no estaría directamente relacionado con sus adorables colmillos de vampira - Entonces pequeño conejo albino ¿Tienes alguna otra duda respecto a nosotros, o simplemente me dejaras beber de ti? -no espero una real respuesta del chico, de un momento a otro sus dientes se encajaron en la piel que unía el hombro y cuello del varón, tan rápido y sin preguntar como solían hacer las enfermeras al ponerle una inyección a un niño, tomándole tan de sorpresa que el dolor no surgía sino hasta mucho después de haber acabado. El cuerpo de Sanae se había apegado aún más al del albino, la gente que pasara seguramente los tomarían como una pareja demasiado cariñosa, su garganta empezaba a nutrirse del sabor de la sangre masculina, era de primera calidad de eso no había dudas y el saber que su mordida era la primera que el albino sentía en toda la vida, era algo que le enorgullecía, por ello continuo sorbiendo lento, muy lento, alargando el momento, intentando que al joven no le doliera, sino todo lo contrario, que lo disfrutara para que en otra ocasión, pudiera volver a entregarse a ella, incluso que le rogara, porque la menor no era cualquier persona, claro que no, ella era Sanae Hyakuya, la única y original.

Off <3:
No te preocupes, son cosas que a veces pasan, sin problema <3 y lamento si mi post esta algo corto, no quiero imponerme demasiado xp me dices cualquier cosita

Volver arriba Ir abajo

Re: What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Hyun Ryun el Mar Ago 22, 2017 8:29 pm

Una vez más sentía la piel helársele hasta el tuétano pero, por alguna extraña y misteriosa razón, no era el suficiente terror al parecer como para intentar luchar por su vida/integridad/salvación, o lo que fuése. Continuaba petrificado, de éso estaba seguro porque por más que intentara dar un paso, sus pierna no reaccionaban del todo. Tragó saliva, logrando que su prominencia laríngea (manzana/nuez de Adán) se notara visiblemente al hacerlo.

- L,lo siento, es que nunca me había encontrado con un vampiro. - Un humano las vive difícil, porque siguen creyendo que son los únicos que pisan éste pedazo de tierra. - Es que tenía muchas dudas y... - Una vez más, la cercanía de la mujer lo ponía un poco nervioso, ya no sabía si era por el hecho de querer ser mordido, o por sentirse acechado o bien, porque sentía que de una forma directamente indirecta le estaba coqueteando aunque sólo fuése por su sangre.

Dudó por un momento, más no le dio tiempo para darle una respuesta a la enigmática mujer pues en cuanto se dio cuenta de lo que ocurría, ya tenía las fáuses de ésta atravesándole la piel. - ¡Ngh! - Dolió, no iba a negarlo, pero al mismo tiempo sintió un estremecimiento recorrerle desde la nuca hasta la espalda baja. La tenía encima suyo, demasiado pegada como para que el hombre no sintiera un poco de pena -porque sí, Hyun era por sobre todo un caballero-, pero no pudo hacer otra cosa que colocar las manos sobre su cintura que, por las sensaciones que comenzaba a sentir, bajaron lentamente como una sutil caricia hasta su cadera y de donde no saldría de su ensimisamiento.

Calor, dolor, placer, cansancio y luego adrenalina. Podía sentir todo éso y más y estaba seguro de que había pasado una eternidad de ésa manera, más no habían transcurrido ni si quiera dos minutos. Al ser arrebatado de su preciado elixir carmesí para vivir, debería sentirse mareado, inclusive debería estar pálido, pero o bien Hyun tenía demasiado vigor o su euforia le juagaba ésta mala pasada pues su rostro en vez de perder color se arrebolaba hasta las mejillas y orejas y continuaba entre un vaivén de placeres y sensaciones jamás sentidas.
cuando acabó, Hyun continuaba sumergido con los ojos cerrados, ¡era como si hubiése recibido su primer beso! Comparados con su primer mordida, la verdad era muy parecido: Es diferente, al principio no te gusta, pero descubres que te causa un placer agradable y que siempre vas a querer repetirlo o hacerlo más veces de ahora en adelante.

Off:
Sdfcewd xD Si te impones no me opongo -coff-sumiso-coff- (?) Ok ya, juro que ahora sí iré más al ritmo que ya me he comprado una tableta para poder responder desde casa D:

Volver arriba Ir abajo

Re: What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Sanae el Lun Ago 28, 2017 8:25 am

La sangre continuaba mojando su seca garganta, nutriéndole al completo de aquel líquido que tanto necesitaba para su alimentación y claro está, no morirse de hambre, sin embargo, el pequeño quejido salido de los labios masculinos le había tentado, quería empezar a reírse del pobre humano que segundos antes temblaba como un pequeño ratón asustado del gato, quien solo quería jugar con su presa, sin terminar de apagar su existencia. Sanae lo sabía, lo podía percibir a la perfección mediante su mano posada en el pecho del modelo, meramente como punto de apoyo debido a la diferencia de alturas, aquellas palpitaciones tan aceleradas, el tibio aliento que chocaba de manera errática contra su oído, y la velocidad en que la sangre continuaba ingresando a su cuerpo, Hyun lo estaba disfrutando, aún más de lo que seguramente fuese a admitir, pero a pesar de lo hilarante que era el haberle descubierto, no se podía reír, al menos no hasta quedar totalmente saciada, o de lo contraria corría el riesgo de que alguna gota escapara. Quizás por esa necesidad de alimentarse era que aún no lo empujaba o se separaba del varón, tras sentir como las amplias manos contrarias habían acariciado su cintura, y posteriormente, sus caderas.

El saberse tocada, aun de manera tan suave por un ser quien ni siquiera estaba autorizado, le molestaba a grados inhóspitos, pero la necesidad le ganaba, por ello le dejaría pasar semejante insolencia hacia su persona, solo por esta vez contendría las ganas de asesinar a su comida, buscando la paz interior tras cerrar sus parpados nuevamente, abiertos durante escasos segundos luego del ligero toque en su figura.


- Pensé que te hacías llamar a ti mismo, un caballero -su voz se dejó oír poco después de haber terminado con su comida, pasando delicadamente la lengua por la superficie donde sus colmillos se habían posado, limpiando cualquier rastro de su actuar, y dándole la bendición de una cicatrización más acelerada al varón, para luego relamerse a sí misma. Su sangre había sido tan tibia y sabrosa, como el mejor té inglés, pero no por ello renunciaría reclamarle el que le hubiese tocado sin permiso - Y si aún te crees uno, aunque sea de bajo nivel ¿Te molestaría soltarme? Porque si sigues así, no me hare responsable de tu pronto ingreso al sector de urgencias de cualquier hospital -aguardo fuese soltada, para después retroceder un paso, regresándole su espacio personal a Hyun - Entonces Hyun ¿Serás honesto conmigo, y me dirás cuanto te gusto, o buscaras mentirme diciendo que fue la peor experiencia del mundo? Porque créeme, ese gemido que se te escapo no era de dolor precisamente -burlándose como solo ella, su risa ahogada empezó a oírse, buscaba contenerse un poco, pero le fue inevitable, llegando a cubrir sus labios con la diestra en un vano intento por no ser cruel con el varón, pero ¿Cómo no hacerlo si pasaba de un temeroso animalito, a uno ansioso? - Los humanos son tan divertidos, y tu sangre me agrada de sobremanera... entonces dime ¿No te gustaría volver a sentir mis colmillos? Aunque no hoy precisamente, sino cuando lo necesite -había hecho aquella propuesta un sin número de veces, pero cada ser vivo era un mundo diferente, y aun buscaba como decírselo a Hyun - Me explicare mejo contigo -suspiro, posando el índice diestro bajo su mentón, sin perder de vista a su pequeña presa - Soy el tipo de vampiro que gusta tener su comida siempre fresca... en términos humanos seria como extraer la leche de la vaca y consumirla inmediatamente, a diferencia de otros quienes la adquieren solo luego de que el granjero la exporte a una empresa, donde la embacen, la envíen a un supermercado y este a su vez a la tienda más cercana, donde quien fuese te la llevaría a ti para que así puedas finalmente poder disfrutarla... simplemente creo que en lo que respecta a la sangre, es mejor apenas sale de la herida, por ello necesito de ciertos individuos que sean mi comida de manera frecuente -tomo aire antes de continuar con su monologo, que ella consideraba excelentemente explicado - Y eso es lo que te ofrezco, el placer de mis colmillos ocasionalmente, mientras me dejas alimentarme de tu persona -la propuesta si bien podría sonar terrible, o con intenciones ocultas, no era nada más que justamente lo que Sanae decía, un pequeño pacto donde cada quien sacaría provecho, y claro que la mas beneficiada siempre, seria ella.

Off:
Jaja no te preocupes, mientras me respondas yo feliz. Y mira tu, bien sumiso jajaja, igualmente no me pasare con Sanae, o las novias de Hyun pensaran lo que no es, como Hyun, creyendo que le coquetean

Volver arriba Ir abajo

Re: What's your problem, man?! [Sanae]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.