Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Aoi Sakurai el Sáb Abr 29, 2017 12:15 am

Era tarde para un paseo en el parque, demasiado a decir verdad, al menos para lo que una colegia como lo era Aoi podría significar. El peligro estaba a la vuelta de cada esquina, cada sonido cercano a su persona significaría que algo malo podría acontecer contra su persona, pero aun así, de todas maneras, conociendo las circunstancias en las cuales estaba la fémina no pudo evitar el solicitar a aquella persona por la cual estaba esperando, una mujer que le habían comentado podía hacer cualquier trabajo que le pidieran por la paga requerida, y, sin mucha demora a sabiendas de que su hermano mayor podría estar con alguien peligroso, la menor de los Sakurai no dudo en contratar aquellos servicios como un medio de espionaje.

Muchos podrían decir que estaba loca, que era una completa psicópata ¿Y que sí lo era? Su hermano era toda la familia que tenía, y ya le habían lastimado más de una vez como para arriesgarse a que otro idiota le ilusionara para luego desecharlo como la peor basura que hubiera pisado en la calle, poco después de escupirle con repudio, eso ella no lo permitiría, y si para evitarle necesitaba gastar dinero, contratar personas, hacer el papel de investigadora privada o incluso, romperle el corazón a su hermano con tal de que comprendería que era la única quien le daría la felicidad que necesitaba, pues… ¿Qué no dicen que el fin justifica los medios? Entonces, ella haría valer aquella frase al pie de la letra.


- Está demorando –suspiro, el tic-tac de su reloj de muñeca hacía eco en el desolado parque marcando las doce de la noche en punto, su pierna derecha estaba entrecruzada sobre la izquierda poco después de haberse sentado en un banco de la plaza, cansada de haber caminado de lado a lado, a la espera de la motociclista - Tsk… espero que onii-san no se entere de que me salí –si bien había fingido tener mucho sueño, y pedido a su hermano no le molestara en toda la noche, tenía en mente que había una gran probabilidad que omitiera su pedido para llevarle una sopa, medicamentos, o incluso un vaso de leche tibia con tal de mitigar su pesar, porque Yuuki era ese tipo de persona, demasiado bondadosa para el mundo, además de sencilla de manipular, siendo que lo último, hubiera deseado solo ella lo supiera - Ahí viene… –el sonido de un motor acercándose, le hizo presuponer que su empleada momentánea había llegado, pero aun no vislumbraba a nada ni nadie, por eso, no se movió de su lugar, esperando finalmente hiciera acto de presencia.

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Celty el Sáb Mayo 06, 2017 9:25 pm

Llevaba una racha bastante mala a decir verdad. Muchos de los encargos que habían contactado conmigo me comentaban rumores y me hicieron sospechar un poco de lo que estaba ocurriendo alrededor de la ciudad. Si bien cada cual se debía buscar la vida de alguna u otra manera, pero desde luego no me gustaba lo que estaban haciendo y tomaría represalias con ello. ¿Quién dijo lo mío es tuyo y lo mío es tuyo? Por que aquella pregunta le haría que lo repitiera mil veces y luego se comiera esos papeles al paso de una trituradora por su rostro. La furia que tenía contenida no era para nada sorprendente si le decía a alguien que era lo que me estaban haciendo. Sentí como me vibró el teléfono recibiendo un nuevo mensaje de texto. Por dentro estaba sonriente ante un pensamiento que ya estaba en marcha... Vaya... Un encargo nuevo y no pone precio... Quizás le pueda sacar una buena tajada y matar dos pájaros de un tiro...
Llegué a la zona de encuentro casi 2 horas antes de la acordada, pues tenia unas dudas y aquellos pensamientos no se me quitaban de la cabeza, a parte de que no me di cuenta de que la batería de mi teléfono se había muerto. Por suerte tenía varias baterías extraíbles y algunos móviles apagados en caso de cierta emergencia y todos reconectados unos a otros en saltos de llamada, aunque siempre la cogía a la primera. La noche hizo refrescar el lugar y estar subida a un árbol no era el mejor lugar donde ocultarse, sobre todo si recorría una suave brisa sobre este. Usé un poco mis poderes para materializar una manta de camuflaje y pasar ahí mejor el calor y conservar el odio y las ganas de matar en mi interior hasta que fuera el momento....

Escuché unos cuantos pasos que se aproximaban a la zona del encuentro donde había acordado. Pude observarla sin ser vista. Era demasiado joven como para deambular por la ciudad a esas horas de la noche, lo que el precio deberá ser bastante elevado, pues nadie se arriesgaría como ella, a no ser que fuera una ilusa o es que quisiera esconder un cuerpo o hacer algún crimen sin que la involucren... Ideas locas se pasaron por mi cabeza y al poco tiempo vi como una persona subida en moto se acercó a la zona del encuentro, aunque se mantuvo a distancia y se bajó un hombre joven acompañante de esta con una sonrisa en sus labios que no me gustaron nada. Este se aproximó a la joven y le dijo:


Ella te hará el favor que tengas que pedirle, ya le pagas a ella y te llevará a un lugar más cálido que este. Yo había quedado aquí con mi novio y me acercó a si es que a sido una suerte que me pudiera acercar.. Toma, llévatelo, yo no lo necesito

Y tras una sonrisa mentirosa le ofreció el casco que ella portaba. Por desgracia para ella, aquella sonrisa que mantenía la motorista se convirtió en una mueca de horror y espanto al ver como descendí del árbol que me mantenía oculta y le clavaba un cuchillo de una dimensión corta con la hoja del filo de unos 15cm, como los que se suele usar en la caza de presas pequeñas o en peleas callejeras. Tras asegurarme que le había atravesado la yugular de un solo golpe y girar el cuchillo para que se le abriera por completo, los siguientes segundos pasaron lentamente, el casco cayó al suelo, el rugido de la moto queriendo acelerar e intentando girar al lado contrario para escapar y mis brazos extendiéndose hacia atrás de mi cuerpo haciendo aparecer una guadaña tremendamente larga con la hoja aun más larga y afilada que el mismo aire, donde me paré en seco en el sitio haciendo un corte hacia adelante llegando a alcanzar tan solo la rueda trasera a penas unos centímetros, pero suficiente para que este explotara y volcara con la moto haciendo tres giros de campana. Una vez neutralizada me aproximé a esta con el puño bien cerrado. Ellos habían jugado sucio conmigo y ahora lo haría yo. Tomé un "juguete" de uno de mis clientes que era un puño americano con unas pequeñas puntas de metal en los bordes con una sustancia venenosa apenas imperceptible y que se inyectaba en el cuerpo al golpear con la mano contra el cuerpo ajeno. Quise poner en practica lo aprendido de ver lo que eran capaces estos "mercenarios" y aquella mujer tan marcada y casi de 1,83m de altura no llegaba a hacerme frente, mi ira y mi furia estaba tan marcada como los agujeros que le dejé en sus costillas, parte de los cuádriceps y el cuello, dándole golpes de más. Aquel veneno comenzaba con la paralisis y después comenzaría a pudrir su organismo por dentro haciéndole vomitos, sangrado nasal, perdida de fuerza en las piernas y el habla y para rematar un ataque al corazón tras todo ese sufrimiento. Materialicé una toalla para limpiarme la sangre ajena y dejarlo todo tirado en distintos contenedores que habían por los alrededores del parque, pues al estar siempre usando guantes no dejaba ninguna huella ni marcas. Cuando volví frente a la joven comerciante alcé la mano como si estuviera saludando amablemente antes de agacharme a registrar el cadáver del joven tomando su celular y comprobando lo que me temía. Usando su propio teléfono escribí un mensaje antes de guardármelo.

Lamento todo este destrozo y alboroto. Soy Celty, la transportista que pediste. Desde hace unas semanas por no decir meses, estas personas me han causado muchos problemas. Interferían en mi trabajo diciendo a la gente que no me había visto nunca que eran yo y los que me conocían decían que eran mis aprendices y subordinados.... No sé quienes son, pero pienso averiguar quienes lo mandaron y acabaré con su banda... ah... estoy hablando demasiado... marchémonos a otro sitio fuera de la zona del crimen... Y para que lo sepas, mi moto no hace ruido, es un caballo. Espera aquí ;3
Me alejé un momento para tomar mi moto que estaba oculta entre unos arbustos y monté primero inclinando esta para que se pudiera poner ella.
Espero que no se haya traumado o la este asustando... Sería un problema si no quiere hacer contrato conmigo.... Al menos he averiguado una cosa... Y es que tengo competencia y bastante bien organizada...
Mejor usa ese casco, tiene tus huellas y te situarán en el escarnio del crimen y no quiero que esto salga de nosotras dos o acabarás como ellos...

Señalé con la mirada a las dos molestas personas de antes. Sabía que tendría que darle algunas respuestas, pero de mientras, tal y como iba sería mejor alejarla de aquel lugar para que no le "salpicara" nada de ahí, aunque de segura algo de sangre del cuello de la apuñalada anterior se ha manchado, aunque tampoco me fijé demasiado a decir verdad. Escuché rumores de una fiesta en la playa a grandes dimensiones, lo que podríamos refugiarnos por ahí en algún parque cercano y después ya veríamos que hacemos más tarde, como debatir las condiciones o el limite de dinero del cual puedo disponer para terminar el trabajo.


OFF:
quizás me extendí más de lo que debía pero quería hacer una entrada inolvidable xD y espero que lo hayas disfrutado (?) y puedo mostrar emoticonos porque lo que menciono es siempre desde el móvil (por si no lo sabes)

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Aoi Sakurai el Jue Mayo 18, 2017 12:13 am

A diferencia de lo que inicialmente la chica creyó, quien llego en la moto no era una, sino dos personas, cosa que de por si le estaba haciendo dudar de la credibilidad de semejantes individuos, y no por su anatomía física –aunque no negaba que eso le daba más puntos en contra que a favor –porque, según tenía conocimiento, la persona que debía contratar era solo una, y para colmo mujer, no dos, ni tres, ni más, mucho menos una supuesta pareja.


- Son algo diferentes a lo que pensé –Aoi no era idiota, si aquellos eran impostores lo más probable es que acabarían por matarla de intentar desenmascararles, o quizás hasta le secuestrarían para pedir rescate a su familia, quien en este caso sería su hermano mayor de quien no dudaba, robaría un banco con tal de traerla de vuelta a su lado. El casco le fue entregado, las palabras de aquella musculosa mujer dichas con una tonalidad tan manipuladora que le daba asco ¿A que estaban jugando ese par? Si se trataban de expertos en el arte del engaño, deberían volver a cursar “Hacer que tu victima confié en ti 101”, porque toda su aura gritaba Peligro, y quienes, como ella misma, sabían cómo timar a la gente, detectaban aquellas oscuras intenciones a la legua de distancia, sin embargo, y como ya se planteó antes, sería complicado escaparse sin repercusiones, especialmente al tratarse de una simple humana como lo era ella, debiendo enfrentarse con un par de… ¿Quién sabría que eran esos dos? Bien podrían ser humanos también, o algo más terrorífico, pero, sus instintos no eran tan buenos como para detectarles - Entonces… solo debería irme con él ¿Cierto? –buscaba alargar la charla, tratando de encontrar un hueco en su accionar del cual basarse para escapar, o mínimo, que alguien más pasara por aquel lugar distrayéndoles, dándole chance de emprender la huida, pero si bien, en su pequeña mente estaban pasando cientos de situaciones que le podrían llegar a ayudar, o empeorar, nunca creyó que una… ¿Mujer gato? O lo que fuera aquella chica de traje negro y orejas, cayera desde el árbol para matar al motociclista, salpicando la clara faz de la menor en el proceso, continuando con aquella especie de micro matanza.


Puede que Aoi no fuera una cobarde, de por si más de una vez se había arriesgado más de la cuenta llegando a rozar lo temerario, pero, no negaría que la impresión y escalofrió que recorrió su espalda, solo indicaban una cosa. Esa chica, era de temer, pero no por ello se movió, tampoco se iria, necesitaba algo de esa mujer y por mas qué su corazón estuviera latiendo a mil por hora ante la visión de las muertes contrarias, se mantuvo firme hasta el final. Cuando todo se concretó, y los cuerpos yacían cerca de sus pies, rápidamente pensó que decir, sopeso algo entendible, pero, lo único que atino a hacer fue tomar su celular, viendo el mensaje que le explicaba la situación, asintiendo a su pedido, porque las palabras sobraban y era hora de marcharse antes de ser inculpada por un crimen que no cometió. Lentamente un pañuelo limpio su manchada mejilla, regresando a su escondite situado en el bolsillo de su saco, al llegar a casa quemaría ambas prendas, seguidamente se colocó el casco impidiendo que alguien le reconociera gracias al cristal opaco del mismo, y de un pequeño brinco ya estaba en el vehículo, sosteniéndose de la cintura de la fémina que representaba más riesgo y adrenalina que los dos cadáveres dejados en el parque.


- ¿A dónde se supone que iremos? –pregunto un tanto alto, para ser oída por la contraria aun cuando el ruido de los vehículos a su alrededor, y el aire mismo chocando contra ella, sumado a lo acolchado del casco, creaban una barrera anti sonora que intentaba quebrantar - ¿No estarás intentando secuestrarme verdad? –medio bromeo con aquello último, enmudeciendo conforme el aroma del agua salada, y la estridente música empezaban a invadir sus sentidos, apreciando la playa hacerse cada vez más y más cercana, descendiendo de la motocicleta en cuanto se lo indicaron, para luego tomar la diestra de la motociclista y llevársela a un sitio más silente, un lugar donde pudieran conversar a gusto, siendo el mismo la caseta del guardavidas, que en esos momentos estaba totalmente vacía, pero con la puerta abierta, por más curioso que aquello fuera, aunque, si lo pensaba mejor, había una gran probabilidad de que el guardavidas estuviera metido en la fiesta que se desarrollaba cerca de ellas  y terminase por robar temporalmente, equipamiento de salvamento, para su diversión y la de sus amigos nocturnos - Creo que aquí no nos molestaran –suspirando con fuerza, y tras asegurarse que la puerta no sería fácilmente abierta, se sentó en un salvavidas mirando a la asesina del casco, entrecerrando su mirar, intentando analizarle lo más precisamente posible, casi como si la escaneara, pero sin realmente conseguir una información más haya que sus medidas físicas - Escucha… –sus codos se posaron en sus propias rodillas, utilizando sus manos que en esos momentos formaban una L cada una, como soporte para su mentón - No me importa lo que acabo de ver en ese parque, tampoco me interesa si debes matar a más gente para conseguir mi encargo, pero, quiero un trabajo eficiente es por ello que te busque a ti –cerro un instante sus ojos, pensando como plantearía aquello - Tengo un hermano mayor, se llama Yuuki, y actualmente tengo entendido que está metido con un hombre que es… ¿Cómo decirlo…? Oh, sí, un asqueroso bicho rastrero que debería morirse aplastado bajo la suela de algún zapato, para que luego su cuerpo fuera profanado por una manada de coyotes salvajes y al final ser devorado por algún oso, para convertirse en el desperdicio que realmente es –su inocente sonrisa de aquellos momentos, tan feliz y cálida como el mismo sol de la tarde, no compaginaba para nada con sus palabras, pero al imaginar aquello no podía ser más feliz - Pero antes, necesito información de él para exponerlo y hundirlo frente a mi hermano mayor… sin embargo, últimamente se está siendo complicado espiarle, por ello necesito otra persona que haga ese trabajo por mi… entonces –levantándose de su lugar, se acercó lo más que podía a la motorista, esperando formar un trato antes de continuar con la noche - ¿Aceptarías, ser mis ojos por un tiempo?


Las palabras sobraban en aquellos instantes, la realidad posiblemente superaría la ficción como siempre sucedía, pero, Aoi solo tenía en mente un objetivo, librar a su hermano de aquellas pestes que intentaran dañarle y si con eso pactaba con el diablo… que así fuere.

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Celty el Jue Mayo 18, 2017 1:32 am

Emprendí la marcha con Zen y la joven comerciante alejándonos todo lo posible de aquella zona y justo a tiempo, pues a los pocos segundos nos cruzamos con una patrulla que se dirigía a nuestra localización de antes. La suerte que teníamos era de que la moto no emitía ningún sonido excepto el de algún rebuznar de caballo, pues la apariencia de vehículo tan solo era eso, una apariencia.
Intenté pensar en mis actos y buscar alguna lógica a lo sucedido, el porqué de las cosas, sin embargo, cuando me quise dar cuenta estábamos cerca de la playa. Quizás Zen entendió que era el mejor lugar para acobijarnos por el escandaloso ruido que provenía de aquel lugar y efectivamente así podía aparentar.
Esperé a que ella bajara primero y después lo hice yo, ayudándola un poco al tumbar la moto a un costado y dejándola aparcada. Aunque me dijo algunas palabras por el camino, no llegué a escucharla, pues mi mente estaba en otro sitio y tampoco estaba prestando atención hasta que me tomó de la mano y me arrastró hasta un pequeño cuarto. Ingresé en este y vi como atrancó concienzudamente la puerta para que su acceso fuera dificultoso. Se me hizo un tanto extraño en principio, pero permanecí de brazos cruzados frente a ella. Detrás mía estaba una de las pocas ventanas del lugar, donde su luz hacía resaltar mi figura y un poco que mantuviera el casco a pesar de estar en un lugar acobijado. Asentí en el momento en que me mencionó que escuchara y mantuve la compostura defensiva.

¿Yuuki? Me suena ese nombre... ¿Dónde lo habré escuchado antes?....
Rápidamente al escuchar mencionar ese nombre comencé a buscar entre mis contactos y los archivos de mi agenda de documentos, así mismo también atendía a lo que mencionaba la joven presente, a pesar de que seguía con el teléfono. Tras encontrar lo que estaba buscando, descendí un poco el móvil llegando a bloquearlo y quitarle la iluminación. Aunque sus intenciones parecían nobles había algo en ella que me daba una pequeña mala espina. Desbloquee el teléfono antes de proseguir con aquello mostrándole un mensaje nuevo.
Lo lamento jovencita pero con el señor Yuuki ya tengo un trabajo. Parece ser que no eres la única preocupada en él y para ser su hermana menor y desear espiar a ese hombre o bicho como tu dices, parece que lo que quieres es apartarle de todos para quedártelo para ti sola. Dime una cosa...¿Estas enamorada de él?... Y antes de responderme tengo algo que decirte que es de vital importancia....

Me coloqué bajo la luz que entraba por la ventana desprendiéndome del casco dejando al descubierto mi ser. Descendí un poco la cremallera de mi mono mostrando que tenia cuerpo y podía moverlo, aunque no portaba cabeza y en su lugar salía una pequeña humareda oscura como si fuera una chimenea.
No puedo ser tus ojos, no sé quien y donde esta mi cabeza...Tampoco puedo darte información de aquella otra persona que me pidió que protegiera a Yuuki si es esta persona -le muestro una foto del hermano a lo lejos- pero si te puedo decir que me ha pedido que si contactaba contigo que no aceptara el trato, sin embargo, el dinero es el dinero a si es que te haré el favor de ayudarte con dos condiciones, la primera es que me digas todo lo que sepas al respecto de todo y la segunda es que me respondas a la pregunta anterior y si no hay ningún inconveniente en que me aproxime a tu hermano coqueteándole para estar más cerca de aquel que deseas acabar....

Aunque ya me habían advertido de que era una niña un tanto psicópata, a la cual no le gustaba que nadie estuviera cerca de su hermano, yo la tenté a ver como llegaba a reaccionar. A fin de cuentas, se suponía que era para el bien común, terminar mi trabajo y que ella viera como ese asqueroso estafador se alejaba de su hermano, aunque a un precio que quizás ni ella llegaría a haber deseado pagar. Todo dependía de ella, pero quien sabía si tenia algo guardado entre sus bolsillos o intentaría sobornarme de alguna otra manera como confesando los crímenes anteriores. Me alejé de esta, tomando el asiento que anteriormente estaba posada Aoi, dejando mis piernas algo estiradas y mostrando un ultimo mensaje antes de escuchar su respuesta.

Que conste que no me apetece escuchar mentiras y yo cuando acepto un caso quiero saber todo antes de comenzar algo, pues si intentas engañarme será lo peor tanto para ti como para tu querido Yuuki....

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Aoi Sakurai el Dom Mayo 28, 2017 3:35 am

Puede que las cosas no estuvieran saliendo como ella deseara, pero tampoco es que todo el asunto quedara sepultado bajo escombros, sin que nadie lograra sobrevivir, por el contrario, las palabras de aquella peculiar motorista no hacían más que despertar su curiosidad, a la vez que darle una creciente molestia, todo porque no solo, la persona a la cual estaba dispuesta a pagarle, ya había sido contratada por otra persona, sino que también le estaba proponiendo el hecho de coquetearle a su hermano, solo para poder resolver el caso, es decir, lo manipularía como un juguete, para poder recibir una paga.

Inevitablemente, una risa trémula, suave y notablemente asqueada se dejó escuchar. Aquella mujer, sentada frente a si, con ese aire de prepotencia, mientras portaba su teléfono celular le había colmado la paciencia, gente como ella a su parecer no le servía, había cambiado todo lo que dijo a mera conveniencia, simplemente necesitaba fotos, evidencia de que aquel insecto no era quien pretendía ser, o, por el contrario, que demostrara que ella estaba equivocada, porque de ser alguien digno de su hermano, no se volvería a interponer en el medio.


- No gracias –negó cruzando sus brazos bajo el pecho, suspirando antes de continuar, mirándola con toda la furia que podía albergar en su pequeño cuerpo - No me sirve gente como tú, alguien que solo busque manipular nuevamente a mi hermano, para recibir una paga es tan basura como ese hombre y créeme, si te atreves a tocarlo, seas lo que seas cosa sin cabeza –completo sin importarle realmente que se enfadara, después de todo le revelo que no tenía cabeza y si bien en Myr existía todo tipo de criaturas aquello era bastante peculiar, pero no por ello le temería - Juro que te matare –amenazo sin el menor escrúpulo, sus palabras dictaban la realidad al completo y aun cuando fuera solo una humana no le temblaría el pulso para matarla, y su mente era lo suficientemente sagaz como para investigar formas efectivas de acabar con un ser como aquel - Ahora que todo esto quedo en claro, me iré, y tú puedes también marcharte por donde viniste –suspiro llevando las manos a sus bolsillos, caminando hacia la fémina, porque ahí estaba la salida, pero no le miro, realmente quería empezar a desentenderse al completo de ella - Y no diré nada de a quienes mataste, tampoco te diré que renuncies a tu otro encargo, mujer de dos caras –lo había dicho, referente a que tenía un trabajo referente a su hermano por parte de ese hombre, y también por su lado, era casi como tratar con un doble espía donde no sabías si te traicionaría a ti, al otro, o quizás, a ambos - Pero ahora, muévete, necesito irme y, por si eso no quedo en claro, ya no deseo tus servicios ni tampoco te diré nada de lo que quieres saber –finalmente le miro, aguardando se moviera para darle oportunidad de irse por la puerta, o quizás, la situación terminaría volviéndose en algo mucho peor e intenso, pero, estaba tan ofuscada que no tenía mente para otra cosa, que no fuera irse de regreso a su morada, junto a su hermano a quien podría consentir como merecía.

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Celty el Mar Jun 06, 2017 2:35 am

¿Cuánto de retorcido podía llegar a ser una persona por el "amor"? La verdad de poco me importaba saberlo, cuando podía tener perfectamente a una psicópata delante mía que con una sonrisa derretiría hasta el corazón mas helado mientras te llegaba a clavar un cuchillo tan afilado que te atravesaría hasta el alma. La joven comenzó a decir cosas algo feas cuando se refirió hacia mi, pero no dije nada y tampoco hice nada cuando se aproximó para intentar marcharse, pues el lugar era algo estrecho y casi yo sola ya acaparaba todo el espacio. Tomé mi dedo corazón con el pulgar y posicionándolo sobre su frente con un gesto rápido lo catapulté como si estuviera golpeando a una mosca molesta para escribir rápidamente un mensaje corto para que me atendiera.
Te estas confundiendo, yo no quiero nada de Yuuki, si no, del que me contrató, que me acercaría a él para proteger a Yuuki de la arpía que quiere apoderarse de este y así el trato que tienes conmigo sería mayormente recompensado...
Le coloqué la mano sobre el pecho empujándola suave haciéndola a un lado para sentarme en una roca, dejándole todo el camino libre de la salida, pero le hice un gesto de que se sentara a mi lado mientras que extendía la mano mostrándole.
Por favor, ven y ten paciencia, no te haré más daño del que tus palabras me han echo sentir.

Aunque podía decirse que estaba siendo buena con ella, las peleas y discusiones no llegaban a ningún sitio. Siendo sincera, prefería escuchar las cosas con calma que las amenazas que me había echado. Sin embargo, quería ver que era lo que hacía, pues si realmente estaba enojada y no quería verme se marcharía y la dejaría ir sin perseguirla ni molestarla, pero si se quedaba le hubiera enseñado un mensaje un tanto más largo, pero todo dependía de lo que ella hubiera hecho.

En caso de quedarse continua así:
Querida, como te he dicho antes te estabas confundiendo o quizás no me entendiste bien. Yo no toco la "mercancía" o el "paquete" o como quieras denominarlo para que suene mejor. Si hago eso es por que el cliente me lo pide, sin embargo tu quieres que ese quien me contrató se aleje de él y se lleve a la estúpida de su hija para así que no se sienta tan destrozado al descubrir que solo iba a por el dinero. Yo cuando la vi sé como eran esas personas, por sus palabras, por sus vestimentas, bueno, que se ven desde lejos que son unos gordos pero sus bolsillos siempre están vacíos por si les piden. Yo no te puedo decir que esto te saldrá gratis, pero si te puedo ayudar y asegurar de que ellos me pidieron información, la que puede estar "accidentalmente" manipulada para que al final tu hermano se aleje de ella y así que desaparezcan de tu vida y seáis felices los dos juntos.... ¿Me expliqué mejor? ....
La verdad ya hasta dudaba de que era lo mejor hacer en esos casos. Se suponía que suelo tener un contrato de fidelidad y discreción con mis clientes, pero parecía que aquello era una batalla campal y solo ganaría quien quedara en pie. Preferiría que no me involucraran en esos problemas familiares, si se le pueden llamar así, pero aquella joven se había enfadado tanto y sus ojos demostraban tal determinación, que quizás porque haga una excepción no pasaría nada...
Alcé la vista, o al menos se pudo ver como gesticulaba con el casco observando la luna en un pequeño orificio en lo lejano del cielo, pues para ser una cueva, había una pequeña parte que cualquier cotilla podría estar escuchando, pero dudaba mucho que alguien lo hiciera y más teniendo la fiesta apenas a unos cuantos metros. Lo que no dudaba era de que algún borracho se acercaría a echar la orina por el exceso de sobrecarga que tenían sus riñones tan atrofiados.

Bueno...¿hay algo más que me quieras decir antes de que me vuelvas a llamar cosa sin cabeza?¿o acaso crees que los demás no tenemos sentimientos?

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Aoi Sakurai el Lun Jun 26, 2017 4:43 am

Decir que estaba cabreada era poco, quería matar a esa motociclista pero igualmente le daba curiosidad y risa lo que quería expresarle, por ello se quedó un momento más, mirando el teléfono en todo momento, ella no era tonta, la motorista claramente le pidió permiso para acercarse a su hermano, y la seguidilla de palabras que continuaron solo le hicieron suspirar con fuerza, mostrando una mueca que expresaba cierta incredulidad, a la vez que enfado, terminando por acomodar su espalda en la puerta de salida antes de hablar.


- Si no se trata de mi hermano, me interesa un bledo las emociones de los demás, sobre todo si me están mintiendo -sus claros ojos se cerraron segundos, antes de abrirse nuevamente y mirarle con detenimiento - Después de todo, claramente dijiste que me pedias permiso para coquetear con Yuuki, también mencionas una chica ¿Quién hablo de una mujer? -sus palabras siseaban con ira, ladeando su mirar, poco antes de acercarse al casco de la motorista, con un aire de burla bastante notable - Te lo dije cuando nuestra charla inicio, mi hermano está saliendo con un hombre, no con su hija, Yuuki no es muy afín a salir con el sexo femenino además, créeme que aunque intentaras coquetearle no es el tipo de hombre que cae fácilmente en esos juegos... y eso, sumado al hecho que realmente no me estas escuchando o que tus datos no son tan fiables como lo pensé me lleva a nuevamente no desear contratarte... por ello, no te lo agradezco y no fue un placer el conocerte, espero que tu contrato con ese bicho fracase y lo hará, porque te anticipo que -corto sus palabras, antes de abrir la puerta de salida, mirándole de soslayo - No dejare que me quiten a mi hermano, no gente como ellos que no le merecen... -suspiro para luego salir, cerrando con fuerza la puerta mientras cambiaba en medio del gentío de aquella fiesta, todo porque debía de regresar con su hermano rápidamente, porque tarde o temprano el chico la buscaría en su habitación para ver si su salud estaba mejorando o no, igual que, a su mente llegaba lo que sucedió hacia poco, en especial el hecho de que la afirmación de entregar a su hermano a quien se lo mereciera era aún más firme, porque ella lo amaba, pero no del modo que esa mujer sin cabeza creía, era algo más profundo que nadie jamás, llegaría a comprender.

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Celty el Vie Jun 30, 2017 11:18 pm

Quizás todo fuera un gran malentendido o podría ser que tanto la información como lo que me habían entregado era todo totalmente falso. Era cierto de que ella era la hermana embriagada del amor hacia su hermano y que podría llegar a ser una persona muy enfermiza a la vez que peligrosa si la hacia enojar. Eso era lo único cierto de todo lo que me habían contado los que vinieron hacia mi a pedir un trabajo. Un trabajo del cual todavía no había cobrado, a pesar de que lo hacía anticipado.
Me quedé callada, pues yo misma le había pedido un tiempo y ella me lo había concedido aunque en lugar de solucionar, empeoré las cosas por creer al lobo con piel de cordero. En el instante en que pegó el portazo me quedé mirando aquello un rato con un dolor en el estomago. ¿Era la culpa de no creerla o quizás rabia contenida? Un coctail molokof de ambas cosas que deseaban salir, pero eso de poco importaba. Con cierta rapidez salí en su búsqueda para disculparme. El tacto de la arena entrando en mi calzado era bastante molesto, como si fueran papeles de lija molestando hasta querer hacerte sangrar sin parar. Era algo bastante molesto por no decir incomodo. Tras unos pocos segundos entre el gentío la ví algo lejos, de espaldas hacia mi, y próxima a ella una pelea de dos hombres. No le iba a dar apenas importancia e ir hacia la chica sin que me viera, pero el brillo deslumbrante de la luna sobre la hoja de un afilado cuchillo hizo que me alterara llegando a correr a por la joven y tirarla al suelo. En ese momento en que la lancé, el hombre del cuchillo falló el golpe, pues el otro le hizo una zancadilla llegando a desviar aquel golpe inoportuno del cual terminó por dejarme la punta clavada en el brazo. Gritaría molesta de aquel dolor punzante. Una sangre negra comenzaba a correr por mi traje cayendo las gotas sobre la arena. Con dificultad me arrodillé echándome hacia atrás mientras me retiraba aquel cuchillo y se lo devolvía a su propietario lanzándolo con la zurda, el cual se le quedó clavado en la garganta. Me limpié la sangre de la mano con mi mismo traje y le escribí como pude en el teléfono a la joven.


Espera, ya te acerco a casa.... Y lamento toda la confusión, como dije antes, me han estado haciendo muchos problemas y lo que menos quiero es que seas una de las que tampoco me crean cuando intento decir la verdad que me han dicho a mi..... Lo siento....

Tras mostrarle aquello, algunos de los presentes comenzaron a llamar a emergencias y otros en cambio salían corriendo haciendo como que "no he visto nada". No quería ir al hospital, lo que le mostré otro mensaje pero solo a ella entregándole el móvil sobre su pecho.

Si quieres venir debe ser ahora. Si no quieres venir no te culpo... Haz lo que desees...

Con habilidad y aprovechando que era a oscuras, cree un casco completamente negro con cierta apariencia como el mio, así con el característico detalle de las orejas de punta de gato. Este casco lo portaba en mi espalda como indicándole que lo cogiera si lo deseaba, yo por otro lado, me hacia paso entre la multitud apartando a estos a patadas. No iba a dejar que nadie me vertiera una de esas bebidas sobre mi ni tampoco que se me infectara la herida. Debía volver pronto a mi refugio, ni a un hospital ni a ningún otro lugar. Tras dejarla tenía claro que debía curarme, pero la anteponía a ella antes que a mi propio bien estar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunión De Negocios [Priv. Celty]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.