Fraud || Priv

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fraud || Priv

Mensaje por Lelouch Lamperouge el Dom Abr 23, 2017 11:26 pm


Fraud
You are not him



Todo estaba volviendo demasiado extraño en mi vida. En ocasiones ya no sabía si estaba despierto o era un sueño, menos después de lo que había sucedido con Izaya, aun conservaba los vendajes en sus manos de días atrás, pero curiosamente estaban totalmente limpios y las heridas no dolían. Porque? Porque cuando había despertado al día siguiente ya no quedaban rastros de aquellas marcas, entonces de que servía llevar aquellos vendajes, de nada, lo único que hacían era servirme de referencia, para no volverme loco y engañar a mi cerebro para creer que allí continuaba una herida. Era imposible lo que había pasado.

Continué caminando por la ciudad viendo los diferentes escaparate de las tiendas. Debía comprarle un regalo a Nunnally y disculparme también por mi comportamiento del otro día. Las cosas se me acumulaban y no era buena señal. Que estaba pasando? Lo de mi hermana había sido solo una tontería, una locura, había perdido el norte por unos momentos, pero, la sangre negra? La recuperación instantánea? Acaso tendría algo que ver aquello con los experimentos de hacia tantos años?
Suspiré con fuerza y revolví suavemente mi cabello dejándola allí tapando parcialmente mi rostro dándome un aire pensativo. Cada vez que pensaba en eso se me ponía la piel de gallina. Como podía ser posible que aquello transcendiera? Era muy pequeño cuando había ocurrido aquello, pero jamás había logrado descubrir que era aquel liquido que me metían día tras día y aunque hubiera peguntado seguramente no me habrían dicho nada por lo que era bastante estúpido preguntarse a esas alturas lo que era. Tal vez un análisis de sangre sería suficiente para corroborar que era lo que me pasara, aunque por otro lado, también al descubrir el resultado podrían llamar a la policía y encerrarme entre otras cosas, pues quien sabía lo que se ocultaba en aquella sangre negra tan inusual? Además también descubrirían su verdadera identidad. No. Era un riesgo que no podía correr. Entonces que me quedaba? Esperar que todo aquello acabara por extenderse y despertar en mi cuerpo?
Podía notarlo, podía notar como aquello, fuera lo que fuera, crecía cada día mas dentro de mi, sentía como se adueñaba de todo mi cuerpo igual que un virus, pero de manera casi imperceptible, sin síntomas, sin signos, nada. Y así era muy difícil saber algo, incluso aunque lo buscara en algún libro nada aparecería, estaba seguro y tampoco tenía un contacto fiable que fuera medico para examinarle.

Fue en ese momento, en el que tan enfrascado estaba con mis pensamientos sin ver por donde iba, que choqué contra alguien-lo siento…-murmuré de forma educada levantando mi rostro lentamente para ver aquel rostro inmaculado enmarcado por un pelo negro como el carbón y unos ojos rojos como la sangre-Izaya…-murmuré sin poder evitar pensar en otra persona a pesar de que por un segundo mis sentidos me dijeron lo contrario. Sería por el olor? No era el mismo que el de él, pero como podía estar tan seguro? Solo era un humano.
-Que...que narices haces aquí?-dijo algo tenso y es que con aquel híbrido perdía por completo el norte-ya te dije que me dejaras en paz, no? Tu también querías que desapareciera después del otro día, así que ahora quitate de mi camino-dije a la vez que le empujaba algo molesto.
Que se creía? Apareciendo de ese modo después de lo que había pasado la otra noche y lo que había dicho? Era idiota? Bueno eso seguro que si, no hacía falta preguntarlo, pero se podía saber que le pasaba? Era ridícula su actitud y no estaba dispuesto a rebajarme de esa manera, a pesar de todo, a pesar de que ya no pudiera soportar aquellos asquerosos sentimientos que habían empezado a moverse por él y solo por él.

Todo era tan ridículo que quería echar a reír. Como era posible que pudiera gustarme una persona como él? Aquel niño sin encanto que me había apuñalado nada más conocernos, aquel tipo tan extravagante que se había vuelto mi único amigo, y que ahora era mi amante. Como habíamos llegado a eso? No. Él ya no era solo eso, era algo más que no me atrevía a decir y que jamás diría.
Rápidamente me volteé respirando hondo para tomarle de la muñeca mirándole fijamente para que no escapara-que quieres Izaya?-repetí arrepintiéndome al segundo de haber hecho eso, pero la verdad era que no podía ignorarle.

Había sido maldecido por aquellos ojos rojos,
igual que una manzana envenenada.


By sidhe For Source Code



~Gracias Izaya...bastardo~

¡WARNING!:

At first


Si, aquí si Izaya ¬¬ (?)


Hace falta que diga algo mas?... gracias Izaya...

Regalos:
















Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.