Encadenados [Priv. Celty]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Encadenados [Priv. Celty]

Mensaje por Subaru Hayashi el Dom Abr 16, 2017 12:18 am

No lo negaría, mis amigos eran contados y por aquello mismo muchas veces fui llamado sociopata  y antisocial; tampoco iba a negar que los lugares ruidosos, donde la música apenas te deja hablar con tus acompañantes y las personas tienen que gritarse para entenderse, eran repudiados por mí al punto en que cualquiera que me conociera, juraría que ni por todo el oro de Myr pasaría una noche entera en un sitio así.... Menos mal que nadie hizo esa apuesta porque la habrían perdido.

Yo no planeaba asistir a aquella fiesta de cumpleaños, de hecho, terminé inventando todas las excusas que me llegaron a la cabeza con tal de fugarme de aquella invitación ¿Por qué condenarme a estar en un lugar que detesto? Los idiotas de mis amigos se pusieron pesados con el tema, insistiendo incansablemente y a cada oferta agregando cosas más tentadoras con tal de hacerme ceder. Lo lograron solo hasta el final, cuando prometieron sólo beberíamos un rato y luego nos marcharíamos cada uno a nuestras viviendas... las cosas no salieron como lo planeamos. El ambiente festivo era demasiado fuerte en aquel club nocturno, las personas bailando al centro de la pista mientras en derredor los demás bebían, conversaban o comían algunos aperitivos; fui varias veces reprendido por mis colegas al rechazar a algunas jóvenes que se acercaron a preguntarme si quería bailar ¡Puras idioteces! no me apetecía y punto. Quizás por ello y para contrarrestar un poco mi aburrimiento en la noche recién iniciada, me centré en hacer lo que habíamos acordado desde un principio: beber. Vodka, cerveza, vino... distintos fueron los licores que pasaron por mis labios, causando la pérdida de mi inhibición en cada trago.

¿Por qué contar todo esto?

Sencillo... el alcohol es un arma peligrosa y eso terminé de afirmarlo cuando, con la cabeza adolorida y carente de sensaciones de equilibrio, abrí los ojos para encontrarme en uno de los sofás del lugar. Miré el reloj en una pared cercana, éste marcaba las 5:00 de la madrugada. Miré alrededor y el lugar estaba considerablemente vacío a comparación de cuando había llegado. El mareo recorrió todo mi cuerpo y tuve que cerrar los ojos para ahogarlo un poco... Joder... aquello dolía. Suspiré e intenté levantarme, aunque esto sólo lo conseguí a medias. Como si despertara de un sueño, me fijé mas detalladamente en lo que me rodeaba solo para descubrir que mi ropa estaba hecha un asco con manchas de comida y bebida y que, por si aquello fuera poco, algo aprisionaba mi mano con fuerza -..¡¿Pero qué...?!- Al rededor de mi muñeca izquierda había un aro de metal: unas esposas policíacas, conocidas por su resistencia casi total a los poderes de todas las razas de Myr. Alterado observé la corta cadena que se extendía un poco (cerca de 15 cm) hacia el piso, donde se perdía el otro extremo bajo una manta debajo de la cual, sin embargo, se percibía la respiración de alguien más -Tsk.. esto no puede estarme pasando ¡MALDICIÓN!- intenté moverme de nuevo, acercando mi mano libre al bulto del piso -¡Oye tu! Despierta de una vez, carajo... - aparté la manta mirando fijamente a la persona que estaba debajo de ella -¡Despierta te digo!- insistí, necesitaba descubrir que coño había pasado luego de que me embriagué por completo.

Para quien guste responder~:
Hola, lector. Así es, este pequeño tema se centra en los acontecimientos posteriores a una noche de locura y alcohol donde mi personaje y el tuyo quedan esposados xD las esposas no pueden romperse ya que son de la fuerza policial de Myr, asi que tendremos que arreglárnoslas para encontrar al que tiene la llave.
Será un gusto rolear contigo si es que te animas a participar en una tragicomedia.
Gracias por leer!


Última edición por Subaru Hayashi el Sáb Abr 29, 2017 6:50 am, editado 1 vez


Hablo / Pienso / escribo
Tsk.. voy a romperte!!

Volver arriba Ir abajo

Re: Encadenados [Priv. Celty]

Mensaje por Celty el Dom Abr 16, 2017 3:12 am

Ya había pasado un par de dias en los que vivia en aquella inmensa ciudad, sin embargo, parecia ser que las sombras del pasado, así como sus travesuras no cesaban. Mientras continuaba con mis trabajos, llegaron a mis manos una información de que me andaban buscando. No sabía bien quien, pero tenia la corazonada de que podría ser Izaya por que no le llevé a la joven que me pidió, sin embargo él tampoco hizo parte de su trabajo como vendedor de la tienda Ilegal. Así mismo tuve que estar más alerta y saber más detalladamente los tipos de personas con las que me llegaba a reunir para asegurar mi propia seguridad.

Extrañamente me llegó un mensaje al teléfono indicando una invitación de una fiesta para "gente exclusiva" sin embargo, parecía ser una equivocación y por ello en principio lo dejé de lado.
El tiempo pasaba, pero de seguido al pasar las horas, uno de los que organizaban aquella fiesta me pagó una buena cantidad de dinero por llevar a un joven a ese lugar en concreto. Parecía un trabajo sencillo a si es que no me negué.

El ambiente estaba cargado y no solo por bebida para mayores, si no, también la gran diversidad de personas que habían ahí, la fuerte música y aunque los policias se acercaron para "detener" aquella fiesta acabaron por entrar y emborracharse tambien. Quizas fueron amigos de amigos de aquellos invitados. No sabría como explicarlo bien, pero estaba bastante cansada y quizas por ser la unica mujer que no prestaba atención fue la unica "arrestada" al joven que levantaba tantas pasiones. Mi cansancio fue tal que terminé durmiendo bajo una manta y tan solo lo pude hacer cuando todos se marcharon corriendo. ¿por que corrieron? bueno... Eso ya se dirá con el tiempo...

A los primeros rayos del sol que pudieron aparecer por la ventana semi cerrada hicieron despertar al joven muchacho, el cual pegó un tiron a mi muñeca haciendo que destapara la manta oscura que portaba encima. Portaba un casco llamativo medio pintado de cazmin de los labios de algunas de la fiesta y la ropa algo rasguñada tanto por los tirones de algunos jovenes como algunas partes destrozadas por el mismo desgaste. Desvie mi mirada al muchacho devolviendole el tirón para despues sacar mi telefono y escribirle ahí mismo un pequeño mensaje.

Al fin despiertas principe durmiente.... Ayer la liaste mucho. Tienes suerte de que no te grite si no ya podrías tener un dolor de cabeza aun peor....


Fue lo primero que mencioné, ya que no me gustaba en absoluto que me trataran como un pedazo de basura ni mucho menos como algun niño estupido de la calle.


Por cierto, muchas gracias, ahora por tu culpa no podré ir a hacer más trabajo, te pienso cobrar por esto que me acabas de hacer...

Mencioné en el segundo mensaje mostrando la cadena que portaba en la muñeca. Sabía bien todo lo que sucedió, pero no tenia ni idea que podría ocurrir de ahí en adelante...

Spoiler:
Espero que no te moleste que postee y que disfrutes de mi rol. Si hay algo que quieras que cambie o borre este mensaje no dudes en decirmelo :3
no tengo problema alguno.

Volver arriba Ir abajo

Re: Encadenados [Priv. Celty]

Mensaje por Subaru Hayashi el Dom Abr 30, 2017 5:40 am

No comprendía del todo lo que sucedía, quizás porque seguía parcialmente dormido... eso y que en ese momento la resaca podría matarme. Debía dejar de beber tanto. Suspiré, intentaba mantenerme tranquilo y hablar con un tono de voz mas o menos amable, pero el plan no estaba funcionando en lo absoluto, todo porque me costó despertar a la persona bajo la manta, que resultó ser una chica con casco de motociclista -¿Eh?- me extrañó el que apenas su cuerpo estuvo erguido, ella se ocupó de escribir no se que cosa en su teléfono móvil. Mi confusión quedó parcialmente resuelta cuando ella me mostró el texto, que parecía indicarme lo que ella quería decir en el momento ¿Acaso ella era muda? Le miré arqueando una ceja y chasqueé la lengua una vez más antes de volver a tirar levemente de las esposas -Tsk... no me culpes a mi. Dormí hace apenas un rato y dudo que tu hayas estado despierta toda la noche- farfulle molesto, aguardando unos instantes para conocer que era lo que ella escribía en esta ocasión. El enfado se notaba en mis ojos conforme estos repasaban las palabras en el aparato que ella sostenía -¡¿AHHHHHH?!- ¿Pagarle? ¿por qué habría de hacerlo? no es que el dinero fuera un problema para mí, pero no tenía sentido solo regalarlo sin más -No tengo porqué pagarte nada, yo no fui el que nos encadenó y si no recuerdo mal, ¡tu misma has dicho antes que soy el "principe durmiente" que despierta recién!- con dificultad fui poniéndome de pie, aunque mi cuerpo quedó semi-inclinado ya que ella no terminaba de levantarse ¿Por qué tenía que pasarme eso justo a mi?


-Maldición... no puedo ver a nadie en el lugar- me quejé luego de haber inspeccionado únicamente con la mirada -Probablemente nos dejaron encerrados sin notarlo... incluso los empleados del club estaban ebrios- las teorías de por qué había terminado asi estaban formándose en mi cabeza, quizás la policía había llegado y... No, imposible. Los oficiales no hubieran dejado a dos personas ahí adentro solo por qué si. Me volví a mi compañera de prisión -Oye, tú- no sabía su nombre aún y en realidad  no me interesaba conocerlo (quería no tener que estar cerca de ella más de lo necesario, era una completa extraña después de todo) -¿Tienes alguna idea de lo que sucedió anoche? Yo solo recuerdo que bebía con unos amigos y... bueno..- mi zurda había comenzado a rascar la parte trasera de mi nuca, dando en el proceso un nuevo tirón a la cadena -Tsk... no recuerdo nada más que eso...- mis ojos se posaron sobre la zona del casco donde deberían estar los suyos -Y ahora que lo pienso, tu no estabas en nuestra reunión... o al menos no creo haberte visto cerca de nosotros ¿Por qué estoy encadenado a ti?- quizás estaba preguntando demasiado... sobrio por completo no lo habría hecho. Pero en ese instante sólo quería tres cosas.

1.- Obtener respuestas
2.- Deshacerme de la molesta cadena que me unía a la chica
3.- ¡Salir de ahí!


Me moví un poco, de manera que no forzaba mucho a mi compañera a moverse, todo con tal de poder observar un poco el resto del club.... estaba vacío en serio; algo llamó mi atención, había algunas mesas volcadas y vasos rotos en el suelo ¿Habría sucedido una pelea la noche anterior? lo dudaba, no recordaba algo así. El sonido de platos cayendo con estrépito al suelo llamó mi atención -¡Hay alguien en la cocina!- exclamé algo más tranquilo -Vamos, seguramente es el gerente del lugar y podamos salir de aquí de una vez por todas- avancé hacia el sitio de donde salía el ruido, esperando que la joven del casco me siguiera mientras asomaba la cabeza solo para toparme con algo confuso: la puerta trasera de la cocina moviéndose un poco y la habitación completamente vacía. Ahora si era seguro que algo extraño pasaba ¿O debía atribuir todo a mis sentidos algo débiles por el alcohol?


Hablo / Pienso / escribo
Tsk.. voy a romperte!!

Volver arriba Ir abajo

Re: Encadenados [Priv. Celty]

Mensaje por Celty el Sáb Mayo 06, 2017 7:00 pm

Guardé el teléfono tras mostrarle aquellos mensajes. Quizás sería algo absurdo hacer una montaña de arena de tan solo un grano. Desvié la mirada a un lateral como si no quisiera escucharle, aunque estaba claro de que estábamos hechos uno y no por voluntad propia, si no, más bien por la cadena. Ya tenia en mente de que perdería horas intentando arreglar eso y perdería dinero con este sujeto, pero si podía camelar su celebro, quizás su bolsillo soltaría algunos que otros billetes y eso si que sería bueno, al menos para mi....
Con cierta torpeza me apoyé sobre mi mano derecha alzándome, mientras que la zurda la alzaba con lentitud, pues esta era la que estaba enganchada a mi. Le dejé hablar todo lo necesario, pues no me parecía correcto gritarle a un borracho recién levantado, aunque en mi caso no podía gritar, ni si quiera llegaba a susurrar... Coloqué la diestra con el puño cerrado pero el índice y el corazón estirados, como si estuviera a punto de meditar y de inmediato le di un golpe en la cabeza. Negué con ambos dedos y de seguido le azoté otro golpe como si estuviera realmente molesta con él, aunque parecía que el sonido que se produjo en la cocina le hizo más intriga que mis acciones. Su fuerza era superior a la mía y aunque intentaba retenerle, apenas llegaba a mantenerle a raya, lo que me hizo seguir caminando hasta que al final acabamos por entrar en la cocina, pero esta estaba vacía. Hice un gesto como de alivio llevándome la mano al pecho. Me puse frente a él tocándole el pecho y saqué el teléfono para rápidamente escribir un mensaje y mostrárselo a la espera de que pudiera leerlo rápido.


Te mostraré a Zen si no gritas ni tampoco montas un alboroto... Es mi corcel y quiero que lo trates bien y sé varias cosas que podría decirte, pero iremos por parte:
1º- Salgamos de aquí
2º- Tenemos que buscar o la llave que abre este candado o intentar romperla de algún modo pero yo no sé como podríamos hacer tal cosa, he oído que son indestructibles...
3º- Y lo más importante.... Me llamo Celty Sturluson, vine aquí después de que me llamaran y luego hubo  mucho alboroto y me pagaron para que me encadenara con alguien al azar y tu sin contar nada te lo colocaste diciendo "MIRENME, HE SIDO ATRAPADO POR UNA HERMOSA ZORRA" ...


Estaba un tanto molesta de recordar aquello ultimo pero estaba ya algo acostumbrada a cosas similares y lo pasé por alto. Chasquee los dedos, donde del fondo de la puerta trasera salió un frisón negro sin cabeza, donde se aproximó lentamente hasta pararse frente a mi, donde le acaricié el cello y la parte del pecho.

¿Puedes ayudarme a sacarlo de aquí?... Pesa demasiado para mi... Si pudieras alzarlo un poco te lo agradecería....

Le coloqué aquel mensaje frente a los ojos ocultándole la transformación de mi corcel en una pequeña motocicleta de alta potencia. Di un paso hacia atrás mostrando a lo que me quería referir, aunque era evidente de que estando atada no podría empujar con todas mis fuerzas, lo que alargué el brazo estirando de una de los puños para intentar sacarle del local.

¿Dónde podríamos ir?... Si nos ven con estas esposas cualquiera podría pensar que estamos perseguidos por la policía y desde luego él no parece estar en las mejores condiciones ni tampoco en el mejor estado. ¿ Por qué habré aceptado el venir aquí? Cuando pille al granuja que me pagó 100 dólares por ponerme estas "esposas de juguete" .... Ya decía yo que eran demasiado autenticas... Aunque tampoco podría haberlo imaginado, a fin de cuentas NUNCA me atrapan ... y ahora estoy atado a este... este.. ¿Quién cojones es este tipo?...

Me llevé la mano sobre la zona donde debería estar la barbilla intentando recordar, aunque no recordara que llevara documentación cuando le estuve registrando mientras estuvo borracho, quizás se le cayera al suelo o que solo saliera con los bolsillos llenos de billetes. Algo muy típico en los millonetis de aquella ciudad. Gente con pobreza y otros tan egoístas que no compartían ni un suspiro en sus mansiones. Inflé los pulmones como si fuera a soltar una bocanada de aire, aunque solo hice el gesto. Por la diferencia de altura tuve que alzar la vista al sujeto en cuestión y mostrarle lo que sería mi ultimo mensaje por el momento.

Sé que no te gustará, pero deberás seguirme el juego durante un rato, porque esto puede pintar muy mal si nos encuentra alguien de la unidad de la policía, lo que te sugiero y pido que me hagas caso ;3

Mis atuendos cambiaron a un uniforme policial, bueno, mejor dicho, materialicé la ropa sobre el uniforme enterizo negro que portaba debajo y aunque debería pasar calor, era bastante cómodo y transpirable, lo que tampoco es que me disgustara.

Podría simular que somos pareja pero me parece más divertido doblegarlo a mi voluntad...

Mi propia mente ya estaba haciendo de las suyas suponiendo cosas que seguramente no tendrían ocasión de surgir, pero todo podía pasar. Hacia unas horas estábamos todos "durmiendo", y ahora estábamos en la puerta de la entrada de aquel local. Estaba justo en mitad de una calle, rodeado de hostales de mala muerte y clubs alternativos, lo que los transeúntes estaban un poco más alejados y eso me hizo bastante alivio por un instante. Miré a Zen preguntándome si debería o no pedírselo, pero este ya se había transformado en un auto negro de dos plazas. Estiré de la mano señalando de que debíamos entrar, al menos pasaríamos desapercibido entre la multitud mientras buscábamos algunas respuestas o se nos ocurría a donde ir de mientras....


Off:
Lamento la demora, he tenido varios días complicados con trabajos de ultimo curso y mi mente andaba muy espesa para poder ponerte un buen post... Espero que mi calidad no descienda drásticamente o te sea un dolor a los ojos el leerme(?) xD

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.