Pequeño patrullaje en la ciudad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pequeño patrullaje en la ciudad

Mensaje por Chie Nakahara el Mar Abr 11, 2017 3:30 am

Parecía un día común y corriente, la ciudad funcionaba con relativa tranquilidad y esa vez que su tarea era estar vigilando que nada, ni nadie causará algún tipo de lío. Tenía el propósito de que la calma de la ciudad, al menos esa parte de la ciudad permanecía a como dé lugar, aunque particularmente aquella tarde parecía bastante pacífica y es como si no le necesitaran en lo más mínimo en aquel lugar.
Tal vez fuera un tanto monótono para la pelirroja el seguir esa rutina que hasta ese punto era cíclica, pero que no iba a protestar por ello pues si era sincera consigo misma, le gustaba su trabajo.

Sus pasos, así como su mente que se encontraba concentrada en su trabajo, le terminaron llevando a un punto medio en la ciudad,  se encontraba cercana al centro y de ese lugar podía ir a cualquier otro, pero optó por seguir su guardia en aquel lugar que de no ser por los peatones de la zona podría decir que estaba completamente ; pero era muy improbable que esa parte en particular se vieran solitaria y mas por la  que era, por mucho que estuvieran cercanos al atardecer todavía se notaba mucha gente transitar aquellos lados.

Parece que hoy terminará siendo un día tranquilo — hablo en voz baja y sonriendo ligeramente por la calma que podía apreciar en ese momento en aquella parte.

La mujer llevo una de sus manos a sus hombros, pues ya hacía algo de tiempo que le dolían y si debía decirlo ya estaba un poco cansada por lo que había realizado durante el día; pero no se quejaría pues estaba a poco de terminar su turno y podría regresar a casa para un merecido descanso. Rápidamente volvió a concentrarse pues aún cuando el final de turno estaba cerca no iba a flaquear por esa simple escusa, al contrario siguió recorriendo el pequeño perímetro que se le había asignado para esa tarde.
Parecía muy bello para ser verdad que meses día fuera tan pacífico y le era un tanto sospechoso que en verdad existese demasiada paz, sabia que Myr no era tan conflictiva pero esto era demasiado en su opinión y siguiendo aquel instinto de que no podía ser tan perfecto.

Luego de haberse trasladado por la zona pudo ver que no sucedía nada, pero aún tenía esa sensación de que algo estaba por pasar, odia sentir eso porque si ella regresaba a casa, no sería capaz de descansar adecuadamente y si llegaba a saber de que algo pasó cuando está se había ido se sentiría culpable, aún si eso estaba fuera de sus manos no se sentiría bien ya que estaba acostumbrada a que las cosas salieran bien y por lo tanto sus reportes estuvieran en orden. Odia dejar las cosas a medias y siempre buscaba completar sus obligaciones al cien.
Resignada dió un vistazo rápido al reloj que tenía en su muñeca en ese momento, soltó un suspiro de frustración que había acumulado en esos 15 minutos, se percató que en tan solo 20 minutos terminaría su guardia y podría llamar el día finalizado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño patrullaje en la ciudad

Mensaje por Jamal el Jue Abr 20, 2017 1:17 am

Y ahí estaba él, portando como vestimenta unos pantalones negros y una simple camisa blanca con botones al frente, había peinado sus cabellos había atrás y el flequillo de manera rebelde se había acomodado al frente, se tomó su tiempo saliendo de sus habitaciones nada más el sol comenzó a esconderse y el cielo cambio de aquel azul cobalto por un negro profundo, las calles comenzaron a iluminarse y la vida nocturna, así como los seres de la noche salían de sus estancias para invadir las calles de Myr. No había un cambio radical como tal por que aun de noche la gente que invadía las calles eran de todas las clases sociales y de todas las razas habidas, había de todo en este mundo.

Jamal era un demonio con naturaleza atrevida, pocas veces se le encontró llevando una vida normal como cualquiera, adoraba la pintura y el dibujo y de eso vivía sin contar claro lo que hacía como perversiones, pues siempre se encontraba en un bar en compañía o alimentándose de cualquier incauto, siempre vivía al límite y sin sentido, en general toda su vida carecía de ello, no podían culparlo no tenía a quien aferrarse ni mucho menos una razón para ser "normal" nunca había tenido quien le enseñara que era correcto o que era lo que se debía hacer, nadie quiere relacionarse con los demonios después de todo, claro que ahora era una mascota, su amo era un ser igual de retorcido que el pero no estaba seguro que el deseara enseñarle el camino de una persona e integrarlo al mundo de la sociedad poco conflictiva, Jamal estaba seguro que era todo lo contrario, siempre viviendo al límite, siempre saciando los deseos viviendo claro de sus instintos y nada más.

Aquella noche como de esas raras que aparecían como un sueño apacible, donde tenía deseos de solo ser alguien normal, salió de sus habitaciones con un bloc de dibujo bajo el brazo, lápices de diferentes graduaciones y un borrador, llevaba todo bajo el brazo mientras comenzó a deambular por las calles, observando a todo aquel que se cruzara con el demonio, algunos le regresaban la mirada otros no se detenían siquiera para verlo, deseaba encontrar algo que plasmar ahí, algo que le recordara el por qué era bueno ese lugar, el por qué después de todo ser demonio no era tan malo sin tener que hacer perversiones.

Justo en una esquina donde había un grupo de chicos de apariencia hosca, le cerraron el paso al demonio, por la agresividad con que lo acorralaron posiblemente deseaban robarle, el moreno ladeo el rostro como si no entendiera por completo nada de lo que le decían, le parecía risible que intentaran robarle a alguien como él, mucho más nunca pensó encontrarse con tales modos en Myr, siempre viviendo al borde de todo y justo cuando no estaba en busca de pelea o algo más aparecían criaturas llenas de algo para variar, estos sin duda estaban llenos de codicia, lastima, su pecado favorito era la gula.

-Dame todo lo que tengas de valor
- Uno de ellos se había colocado frente a él amenazando a Jamal con una daga de bolsillo mismas que doblas para guardarlas, el moreno solo entre cerro la mirada y al levantar los hombros resignado entrego el blog de dibujo y los lápices, aquel chico observo todo enfurecido y termino por arrojar todo a un costado de la calle. "lo que faltaba, toparme con pequeños seres con aires de grandeza " tras olisquear el aire un poco mientras se acercaban para revisarlo lo noto, aquel dulce y suculento aroma a maldad, era justo el tipo de alma que le gustaba y solía devorar, por lo que aprovecho cuando otro de ellos se acercó para pasar sus manos por su cintura, revisado a la perfección que no portara nada de valor Jamal tomo sus manos y lo sostuvo así - Vamos si me vas a tocar tócame bien. - El chico se asustó por el modo en que lo dijo y termino por jalonearse para alejarse, habían perdido la compostura por lo que un tercero saco un arma de fuego para amenazar al moreno.

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño patrullaje en la ciudad

Mensaje por Chie Nakahara el Dom Abr 23, 2017 3:57 am

Justo cuando la pelirroja creía que ese día terminaría siendo pacífico, al caminar unas unos cuantos pasos por aquel lugar noto la escena frente a sus ojos era demasiado rara y rápidamente sus sospechas se confirmaron al ver como uno de los sujetos amenazaba a otro con un arma, por lo cual con pasos lo más silenciosos posibles se acercó hasta ellos con la mayor velocidad posible que sus cortas piernas le permitían. Cuando estaba donde aquel grupo de hombres amenazaban a otro con el arma, hizo notar su presencia al hablar y mostrar brevemente aquella insignia que demostraba su título —¡Alto! Baja el arma y no tendre que usar fuerza innecesaria — declaro con una voz firme y segura, pero al notar que esto no le hicieron caso porque era como un chiste que alguien de ese tamaño fuera policía y sobre todo el que estaba armado con la pistola le ignoro, pero en un movimiento rapido y preciso, por supuesto cuidado de que el individuo evitará disparar su arma le retiró la misma y ya que lo tenía agarrado del brazo le tiró al suelo sin soltar su agarre. De esta forma llevando su brazo detrás de su espalda en una posición incómoda y le esposo con aquella herramienta que siempre traía consigo.

Rápidamente volvió su atención a los otros tipos que se habían quedado paralizado unos minutos antes de ir a atacar y que solo hacían todo eso más complicado de lo que tenía planeado por lo cual esquivo con bastante velocidad al tipo con la navaja debido a su tamaño, en esos momentos Chie se sentía bastante afortunada por ser bajita y tenerla fácil en cuanto a esos aspectos, además de que usaba sus manos cubiertas por sus guantes como un apoyo extra para desviar sus intentos por darle con la navaja y el puño que amenazaba con golperarle al no tener nada ocupando dicha mano. El otro individuo que parecía no tener armas de momento tambien se habia lanzado a atacar, por lo que al verle acercarse hasta donde estaban, ella apartó al otro de una patada directo a su estómago y de esta forma darle algo de tiempo para concentrarse en el otro que le lanzaba golpes un tanto inseguros como si le causara nervios el tener que golpear una mujer.

*¡Qué tierno! Si en verdad no le gusta herir a una mujer... ¿Por qué hace esto?*Pensó por un momento antes de solo darle un golpe directo en la mejilla y luego alejarle de un ligero empujón para volver a esquivar los movimientos desesperados de su compañero con la navaja, así que cansada de él le tomó con fuerza por las muñecas de este con fuerza cuando ya habia alejado la navaja con una de sus pequeñas manos y que por la velocidad no habia notado cómo es que este le habia alcanzado a cortar, de igual forma sus ropas estaban un tanto rotas por la misma razón pero por la adrenalina y el hecho de que debía moverse rapido ignoraba totalmente. Era muy claro cómo el individuo era más fuerte que ella, por lo que logró poner la espalda de la pelirroja contra una de las paredes tratando de apuñalarle con la navaja, pero ella no se dejaria tan facil habia tenido un entrenamiento para ello y no se dejaría perder contra alguien tan bajo como él.

Ríndete ahora y los cargos por tus actos no serán tan graves—Le menciono seria y tratando de razonar con él, de manera en que se acabara dicha insistencia por atacarle y también podía notar el temor en sus ojos que no quería terminar en ese lugar donde todos los tipos que como el decidían romper las reglas terminaban; pero en esos momentos sólo estaba empeorando las cosas para él por lo que soltó un pequeño suspiro de la frustración y de un rapido movimiento intercambiaron lugares, al aplicar cierta presión con sus manos en las muñecas de este y luego de unos minutos soltó la navaja causando que un sonido metálico se escuchara en esa calle al momento en que terminara el objeto en el piso. Pero claramente los otros ya habian recuperdao el aliento y que eran más que ella, una desventaja bastante notoria pero no era su momento de quejarse debia de actuar y evitar que las cosas se salieran de control en ese momento.

Una vez que estaba al medio mirando y pensando sus siguientes movimientos al ver a todos los otros sujetos que parecían aún con ganas de luchar contra ella porque solo era una oficial y que si se ponen atentos podrían ganarle, pero Chie era muy obstinada y claramente no se dejaría tan fácil, aun si eso tenía como significado el terminar completamente lastimada o pero, al final habia perdido ese miedo de la consecuencias que le podrían suceder a su cuerpo, pues en ese momento estaba más preocupada porque el azabache no sufriera daño pues tenia que cumplir su deber, por muy complicado que fuera en ese momento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño patrullaje en la ciudad

Mensaje por Jamal el Jue Jul 20, 2017 12:47 am

El moreno era sostenido por un par del grupo uno de cada lado y cada uno sosteniendo su brazo, como si fuera eso necesario, por no decir deficiente pero prefirió seguir jugando con ellos màs que nada, porque después, cuando la mujer hizo su aparición tanto los tipos del grupo como èl mismo demonio se quedaron intrigados por la forma de pelear de la femenina, Jamal no pudo evitar sonreír ante el dilema, incluso bromeo con sus captores mientras notaba como uno tras otro era vencido a pesar de ser màs grandes y por ende màs fuertes que ella.

-Hey, es increíble que esa pequeña – Hizo hincapié en la palabra pequeña para que esta resonara de forma odiosa en sus oídos – Pueda con todos ustedes, mira nada màs lo chiquita que es, ¿van a dejar que la reputación de su banda, grupo o lo que sea quede en el estiércol por esa minúscula mujer? – el líder bufo y dio un respingo antes de escupir a un lado, al acomodarse la chaqueta se dejó ver el metal que tenía en su mano, un par màs flanqueo al líder del pequeño grupo mientras que los dos que sujetaban a Jamal parecían estar cada vez más desesperados, ¿La razón? El demonio no dejaba de sonreír y eso comenzaba a crisparle los nervios.

- ¿Sabes? Si yo fuera tú, le echaría montón, ¿sabes? Su estilo de pelea le hace más fuerte cuando pelea uno a uno -susurro el demonio antes de que el líder y su sequito se alejaran, el líder sonrió o eso parecía, pero en realidad estaba por gruñir, Jamal era jodidamente molesto y lo peor, no había tenido nada de valor encima, ahora se lo estaban jugando solo por su reputación, una cosa era caer bajo la policía y otra muy diferente era caer bajo le represaría de una mujer y una increíblemente pequeña.

¿Los tres hombres se acercaron para colocarse frente a la chica mientras los otros tres màs adoloridos trataban de recuperar fuerzas dos de ellos se levantaron, pero uno, el más lastimado seguía quedándose en el suelo, así que cuando la rodearon por completo Jamal estallo en una carcajada estridente y divertida - ¿Vamos, vamos, me dirás que le golpearas con todo? Esto están emocionante

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño patrullaje en la ciudad

Mensaje por Chie Nakahara el Mar Ago 22, 2017 2:16 am

Hasta cierto punto la mujer pelirroja comenzaba a perder la paciencia al ver que todos esos criminales seguían levantándose y aun cuando no se sentía tan cansada, no estaba segura si su enojo se mantendría al minimo... ¿Acaso no podían quedarse en el piso y esperar a que todo siguiera como debía ser?, tampoco le interesaba mucho si el orgullo de la mayoría de ese grupo estaba bajo amenaza por su culpa después de todo ella solo estaba para cumplir su trabajo y si tenia que tirar un par de dientes en el proceso lo haría por muy sádico o agresivo que fuera, era su trabajo después de todo por lo que si se resistían a cumplir con la ley, además de que le hacían frente no le quedaba mas opción.

Se quedo en silencio y preparándose al ver que le habían rodeado para intentar detenerle, le daba un poco de gracia pues eso decía lo desesperados que estaban por detenerla y estos pensaban que ella seria tan tonta como para no darse cuenta de las intenciones que tenían, Chie sabia que debía esperar a que dieran el primer golpe pues de acuerdo a ello podría reaccionar de forma adecuada y que usaría a su ventaja su tamaño contra el de ellos, era evidente que su tamaño le daba un poco más de velocidad contra ellos que eran más altos, grades  y un poco más lentos que ella.

Acabemos esto, ¿les parece?, ya llevamos demasiado en esto y comienzan a fastidiarme— declaro como si fuera lo más normal del mundo para ella verse en ese tipo de situaciones, tampoco quería sonar tan presumida como seguramente sonó pero suponía que era inevitable si ella estaba bastante confiada de sus habilidades de pelea por sus años de entrenamiento y por lo que apreciaba de esos tipos no eran tan expertos en pelea, si sus habilidades de las calles eran notables pero sus movimientos decían que por algo se aprovechaban de los ciudadanos que no podían hacerles frente, lo cual le molestaba un poco a la pelirroja de pensarlo y sus ganas de enseñarles una lección eran ya bastantes.

Sabia que sus palabras les provocaría más y eso también era útil pues estarían tan cegados por el enojo que no pensarían bien sus acciones antes de cometer algún error, aunque también sabia que se trataba de un arma de dos filos pues después de todo alguien como ella con un temperamento tan voluble sabia que las cosas podrían salir mal pero esperaba que el viento soplara a su favor en ese momento, además de que por lo visto aquel civil que estaba ayudando también les habia dicho algo a los problemáticos hombres para que se notaran algo más molestos. Cuando finalmente se lanzaron a ella, por muy cómico que fuera en esos momentos la chica se agacho logrando que al menos dos de los hombres chocaran entre si y aprovechando estar en ese posición estiro uno de sus pies moviendo lo de manera que golpeara las piernas de ellos para así tirarlos, sin mucho que pensar se volvió a poner de pie y se preparo para el siguiente ataque de aquellos hombres.

Rápidamente ajusto sus guantes, pues ya estaba más que claro que tendría que golpear a esos hombres para detenerlos, lo que no sabia era si se rendirían o literalmente tendría que obligarlos a hacerlo, incluso pensaba si debía dejarlos inconscientes para poder proceder con el arresto y tampoco ayudaba el hecho de que su compañero no estaba por ningún lado por lo que seguro debía de encargarse sola de estos molestos, necios y desesperados hombres. Como la vez anterior se lanzaron en grupo para atacarla por lo que sabia que su estrategia de antes no volvería a funcionar por lo que espero a que lanzaran sus golpes y esquivo algunos para tomar a uno de los tipos del brazo para luego usarlo como escudo cuando los otros volvieron a lanzar sus golpes que fueron amortiguados por el pobre sujeto, luego lo lanzo contra sus camaradas para crear algo de distancia y darle tiempo de analizar su próximo movimiento para detenerlos definitivamente.

Si tienen aun algo de dignidad, les sugiero que se rindan ya o me asegurare de terminar con lo poco que les queda— hablo en voz firme y mirándoles con bastante irritación pues ya estaba a poco de perder la poca paciencia que le quedaba, además de que quería evitar terminar golpeándoles demás si seguían insistiendo en pelear con ella.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.