A new beginning - priv

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A new beginning - priv

Mensaje por Saeran el Mar Abr 04, 2017 8:08 pm

- ¿Cuánto tiempo había transcurrido desde aquel día? Aunque no quisiera realmente, mi cabeza contaba los días que pasaban frente a mi sin que pudiese detenerlos. Con él muerto mis lagunas mentales se habían desvanecido por completo, los recuerdos me habían inundado sin previo aviso; recuerdos que me parecen sueños lejanos, alucinaciones... Pesadillas ¿Realmente había sido capaz de hacer todo aquello? Hace menos de una semana había salido del hospital. Aquello había sucedido hace diez días, diez días en los cuales no había podido ver a ninguno de ellos a la cara. No había vuelto a casa, al salir del hospital había rondado por la isla sin rumbo fijo ¿Si me había transformado a mi forma animal en ese tiempo? La respuesta es no; aunque tuve pensamientos vagos en esconderme en aquella forma aunque fuera por un tiempo, no me encontraba bastante bien como para hacerlo. No paré de trasladarme de un lado a otro, aún tenia dinero de mi último encargo; por lo que un par de noches pude pasarlas en un hotel. Ya me era inevitable el recordar, todo lo que esa parte de mi ser había hecho me hacía incluso tener nauseas y hasta que me diese vueltas la cabeza. Así que ese era el secreto que Snev me había ocultado toda mi vida ¿eh? Había sido hecho con ese propósito... Asesinar y maltratar a los de mi clase. Finalmente me había expuesto a la verdad y aunque mi curiosidad había sido satisfecha, una parte de mi hubiese deseado que nada de eso ocurriese. Era extraño, aunque mi lazo obsesivo con el que me había creado se haya ido, el afectivo aún se encontraba allí; era leve en comparación del de antes, es verdad, pero no pude evitar pensar en más de una ocasión estos días en que lo extrañaría. No nos dirigimos muchas palabras ese día, tan sólo miradas; ambos nos conocíamos lo suficiente como para saber lo que el otro se encontraba pensando; sobre todo el. No pude mirarlo realmente por mucho tiempo, sólo me senté a su lado sujetando su fría mano hasta que dio su último suspiro. Ahora sabía más sobre el como siempre quise hacerlo, después de todo aquellos recuerdos que había empezado a tener también eran en parte suyos; todos sus pensamientos relacionados conmigo estaban ahora en mi cabeza.-

- Todo esto me hizo darme cuenta de que ya no quería trabajar para el mercado negro, no quería tener nada que ver en volver a hacer sufrir a otro animal. El tiempo en la isla estaba nublado, levemente fresco; eso me facilitaba usar un abrigo con capucha que llevaba puesto. Quería camuflarme lo más posible para que ellos no me encontrasen, aunque era cierto que mi cabello no era la única cosa que era ahora llamativa en mi ¿que tenía mi aspecto? Bueno, mi cabello ya había terminado de sorprenderme; las puntas rojizas en el se habían detenido finalmente en un lugar fijo. Lo que ahora llevaba y que podía llamar la atención si levantase la vista hacia alguien sería ese parche color azabache que cubría mi ojo derecho. Aquel día no sólo había perdido a la única figura paterna que había tenido, sino que había perdido por completo aquel orificio que me encontraba cubriendo. Debajo de el habían tratando mis heridas, habían quedado pequeños rastros de una quemadura de segundo grado junto a la colocación de un ojo de vidrio. Este se distinguía levemente por una pequeña diferencia de tonalidad con mi ojo real, aún así decidí cubrirmelo. Era al rededor de las siete de la tarde en ese momento, mis pasos me habían dirigido hacia uno de los parques de la isla hace varios minutos atrás. Recientemente me había cambiado de uno de los banquillos del lugar para dirigirme a unos columpios, el lugar estaba poco concurrido en esos momentos, o al menos eso me pareció a mi. Sólo pude ser testigo de un par de familias que se estaban retirando del lugar, posiblemente por miedo a que una tormenta se precipitase de repente. Eso a mi no me importó en lo absoluto, el aire fresco me agradaba y el columpiarme débilmente como nunca lo había hecho observando a los árboles agitarse, me trajo algo de calma después de todo lo ocurrido-

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Yoosung Kim el Vie Abr 07, 2017 12:39 am

Si algo caracterizaba a Yoosung en una palabra era "determinación". No se había dado por vencido cuando un globo se atoró en la rama de un árbol en el parque y pese a que ya había caído dos veces no cedió hasta conseguir atraparlo. — ¡Listo, toma pequeña! — Hablaba con una niña de no más de siete años que lloraba inconsolable por la pérdida del objeto de helio y Yoosung había estado dando de vueltas en el parque jugando con otros perros cuando la escuchó llorar.

Los cuidadores de la tienda le habían dado permiso de salir a jugar por su tan buena conducta, y es que teniendo a alguien tan animoso, servicial, amoroso y fiel como Yoosung, ¿Quién no le daría un pequeño premio? Jamás había intentado escapar ni oponerse, él hacía todo sin rechistar y obedecía al pie de la letra; inclusive por su misma raza animal y la ternura que desbordaba en todos lados le habían puesto un apodo: Puppysung.
Tras salir de la tienda y dar de vueltas al rededor de ésta se siguió correteando a una mariposa y fue así como dio al parque, salvó al globo y alegró a la niña y todo éso no le había oonsumido más que veinte minutos, todavía tenía mucho tiempo libre así que decidió corretear un poco más en el parque, porque era un lugar amplio, porque si se cansaba de jugar bien podría beber un poco de agua en la fuente y... Pues no encontraba otra buena razón pero algo de divertido sí que encontraría.

Divertido y animoso corrió a cuatro patas transformado en su raza de corgi. Verlo por las calles correr llamaba la atención de más de uno preguntándose si aquel adorable perrito tendría dueño y no estaría perdido; pero por desgracia el pobre corgi aún no había sido comprado, esperaba ése día le llegara muy pronto.

Cuando llegó, primero recorrió a la carrera un tramo lleno de árboles, luego rodó por una mini colina y sin poder frenarse por la inercia terminó tropezando con sus propias patas frente a la fuente y cerca de un joven muchacho, al principio se espabiló moviendo la cara pero entre tanta sacudida su cuerpecito trastabilló más y terminó hundiendo el trasero en la fuente (No era una muy alta, por eso le pasó aquello). El pobrecito salió casi como torpedo. ¡El agua estaba demasiado fría! "¡Qué frío! Pensó cuando dio el brinco y sin si quiera fijarse se sacudió salpicando todo a su paso, junto con eso a al chico que descansaba muy cerca de donde él se encontraba y que por alguna extraña razón no se había percatado de su presencia.
Para cuando el corgi se dio cuenta se sobresaltó y se acercó a él levantándose en dos patas a modo de disculpa. "Lo siento, en verdad, no me di cuenta que estabas ahí." Yoosung tenía una mala manía y ésa era la de "hablarle" a los seres de apariencia humana cuando él estaba en forma animal; era inútil que hiciera éso pues no podía transmitir lo que estaba sintiendo en ése momento, carecía de capacidad de comunicación y sólo se limitaba a sollozos y ladridos.

Tiernamente y aún muy empapado caminando a dos patas se acercó hasta al chico y posicionó sus patas delanteras en la rodilla de él.

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Saeran el Dom Abr 23, 2017 8:21 pm

- ¿Que debía de hacer? Aunque quisiese evitar a la humana y a Luciel toda mi vida... ¿Realmente podría hacerlo? Para mi estaba claro que si en verdad quería algo, terminaría por conseguirlo; pero lo cierto era que una parte de mi deseaba verlos otra vez. El haber huido la noche del día en que nos dieron el alta en el hospital fue algo que hice por puro impulso, no quería ni podía verlos a la cara, no se merecían estar más tiempo cerca de mi. No interesaban los lazos sanguíneos que podía o no tener con Luciel ¿Acaso había importado antes con los demás? Claro que no ¿porqué ahora sería diferente? A cualquier persona le parecería una completa utopía el vivir junto a una persona que le ha causado tanto daño físico como psicológico ¿verdad? También estaba la humana, no importaba cuanto demostrase estar felíz cuando la veía, sabía que se sentía incómoda ¿como no iba a estarlo? Había maltratado su frágil cuerpo sin ninguna clase de lástima, ahora aún puedo recordar cuán ansioso me encontraba por realizar aquellos cortes en ese momento. Si ella deseaba sonreír y ser feliz, que lo hiciera sólo junto a Luciel, ambos merecían serlo después de todo; no necesitaban que yo estuviese allí con ellos. Un suspiro salió de mis labios, estos los habia producido mucho últimamente ¿La calma que me había invadido instantes atrás se estaba desvaneciendo nuevamente? ¿ Esta volvería? ¿Podría sentirme en algún momento realmente en paz otra vez? Sabía que debía volver, había cosas que no fueron dichas que seguramente eran muy importantes como para dejarlas en segunda instancia... Más aún así, no sabía como hacer frente a la situación ¿Esperaba acaso que ellos lo olvidasen? Sabía que eso era imposible, nisiquiera sabría como pedirles que lo hiciesen. Genial, el nudo que tenía actualmente en mi cabeza resultaba ser peor que con el que cargué los últimos años. Este estaba molestandome y lo odiaba por eso.-

- Fue entonces cuando algo me sacó de mis pensamientos, un cachorro había salido disparado de la fuente y había empezado a sacudirse; lo hizo a una distancia la cual logró alcanzarme- ¿Pero q...? -El acto fue tan rápido y me encontraba tan distraído que no pude evitarlo. Observé al cachorro y este me observó; en cuanto lo hizo, en un instante se había posicionado en sus patitas traseras mientras elevaba las delanteras. Una leve sonrisa se estableció en mi semblante al ver este gesto, me pareció muy divertido. Al escuchar unos pequeños  sollozos junto a un par de ladridos, pude identificar y notar que se arrepentia o lamentaba por algo. Se acercó a mi y puso sus pequeñas patitas sobre mis rodillas, debo admitir que me sorprendió este accionar; no esperaba tal cosa ese día o algún otro, a decir verdad- ¿Que sucede, chico? ¿Te perdiste? - Dije observandolo mientras mantenía una sonrisa en el rostro. Levanté la mirada para detectar un posible dueño, más nadie parecía estar buscando algo; las personas pasaban de largo como si nada, completamente absorbidas en sus propios asuntos. Volví mi visión hacia el pequeño, intrigado. Toqué su cabeza y acaricie un poco esta, fue entonces cuando volví a darme cuenta de que este estaba completamente mojado, eso y el frio que se aproximaba con el pasar de las horas no serían una buena combinación para él - Será mejor que te cubras - Tras haber dicho esto me levanté de mi sitio mientras me sacaba mi chaqueta, me le acerqué  para entonces envolverlo con esta para luego cargarlo- Dudo que a tu amo o ama le gustara encontrarte enfermo ¿verdad?

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Yoosung Kim el Sáb Abr 29, 2017 8:26 pm

— ¡Es que te mojé sin querer, fue mi culpa así que no te enojes conmigo ¿si?" — El cachorro pensaba todo aquello mientras meneaba la cola constantemente y ladeaba el rostro hacia su izquierda. El chico albino le agradaba mucho, tanto que comenzó a jadear alegre de la emoción, claro cualquier persona que le acariciáse la cabeza de ésa manera se debía ganar su infinito cariño incondicional de perro. Yoosung ladró un par de veces con tanta emoción que no se sabía si habrá visto una ardilla para perseguir o bien quería dialogar con el chico.

Ahí va. algo bueno de ser un perro -según Yoosung-, es que se puede saber con más certeza si alguien se encuentra triste, ésa capacidad empática suya se la había ganado al tratar a todas las personas del mundo como sus amigos y en éste caso, el chico que le acariciaba la cabeza no se veía muy alegere. ¡Éso no podía ser! Yoosung no quería verlo triste, debía animarlo de alguna manera y hacer que se riera para pasar un día bonito sin preocupaciones. Quizás fuése un poco idiota por pensar de ésa manera, pero en su mente no existía otra determinación de hacer feliz a las personas a toda costa.

¡Oh Dios! Ser cargado de ésa manera le derritió el corazón, su cola aún empapada se meneaba más rápido salpicando todo a su cercanía, gimió de felicidad y sin poder evitar sus acciones le lamió la cara demostrando gratitud, de nuevo volvió a ladrar. — "¡Aaaahh~, es como ser una princesa cargada por los brazos de su príncipe!" — Su mente volaba con ideas locas, no le importaba mucho imaginarse así mismo vestido como princesa; de hecho le parecía que se vería muy bien con un traje blanco largo y a él, aquel chico albino con un uniforme de príncipe negro.

No se esperó a más, quería saber qué se sentiría ser cargado de ésa manera y, aprovechando que ya estaba envuelto en la chaqueta se transformó en humano dejando una estela de humo blanco. Con lo que no contó es que el chico quizá no estuiése preparado para recibir de golpe el peso de un humano promedio. — ¡¡Waaaah!! — Pero claro que no lo tomó desprevenido. Podía ser un poco distraído y algo tonto, pero un idiota completo no era así que sin dudar en la posible caída que tendría por la sorpresa del otro se aferró en un abrazo al cuello del chico. Su sonrisa pintada de oreja a oreja y sus ojos entrecerrados eran su única y potente arma mortal para derretir cualquier corazón.

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Saeran el Dom Mayo 07, 2017 8:40 pm

- El cachorro continuaba produciendo aquellos sollozos como si en verdad se estuviera disculpando por algo, fue entonces cuando creí comprender la situación. Sonreí más ampliamente ante esto mientras continuaba acariciando su cabeza de forma cada vez más animada; la energía y placer que demostraba el cachorro ante este accionar mío realmente lograba de alguna manera, alegrarme. Si, aquella criatura tan inocente y enérgica era adorable; nunca antes había pensado así realmente de los perros, más bien nunca me había relacionado con uno como para llegar a hacerlo; esa clase de mascota que parecía ahora tan amigable frente a mi era de un mundo completamente diferente al mío. Yo trataba solamente con mercancía ilegal, animales exóticos y bastante peligrosos, de hecho, yo era uno de esa clase; todo lo contrario a este pequeño. Seguía sin distinguir algún posible dueño que lo estuviese buscando, esto empezaba verdaderamente a intrigarme ¿En verdad se encontraba perdido? ¿Que hacer? ¿Cómo localizar a su persona? - Oye, Puedes reconocer a tu amo ¿No es así? Iremos a buscarlo y necesitaré de tu ayuda para encontrarlo - Dije aquello como si el cachorro realmente fuese a contestarme de inmediato; bueno, lo hizo, pero en su idioma por supuesto. Es verdad que no difería ciertamente del mío, pero me encontraba en mi forma humana como para lograr entenderlo por completo. Si, podría transformarme y desvanecer esa pequeña barrera dialogal, pero eso seguramente me traería problemas estando en pleno centro de la isla y además no quería llegar a asustarlo.-

- Finalmente decidí cubrirlo con mi chaqueta, no me importaba quedar al descubierto ahora, debía ante todo resguardar al pequeño del frío y encontrar a su respectivo dueño. Cuando me le acerqué fue un alivio que no se alejara ni negara a que lo envolviese con mi prenda, ni siquiera había retrocedido; es más, me había lamido el rostro en su forma animada ya tan característica. No podía creer cuanto me había afectado aquello, incluso había soltado una pequeña risa ante tal muestra de afecto. Y es que en verdad lo era, aquel movimiento demostraba agradecimiento y cariño entre nosotros los cánidos. No me había percatado que, gracias a aquello, mis orejas provenientes de mi forma animal se habían manifestado tomando su lugar correspondiente, tantos días ocultándolas habían llegado a su fin. El pequeño se demostraba un poco inquieto en cuanto lo había cargado en mis brazos, no me importó, ya lo había relacionado como algo propio de él, me parecía divertido que se comportase así sin ninguna clase de dificultad- ¿Vamos? -dije mientras lo observaba ¿Por donde ir ahora? Empecé a caminar observando entonces a mi alrededor, esperaba tener alguna pista de alguna manera, no permitiría que el cachorro anduviera por las calles como si nada ¿Y porqué tan de repente estaba demostrando tanto interés hacia una criatura? Fue entonces cuando sucedió, el peso en mis brazos había aumentado de forma repentina ¿que era lo que estaba ocurriendo? Una leve estela de humo blanco se había levantado ante mi logrando cubrirme momentáneamente la visión. Cuando esta había empezado a desaparecer pude ir distinguiendo mejor la figura que tenía ante mi la cual había producido un pequeño grito tan sólo instantes atrás ¿una chica? No, era un joven ¿verdad? El mismo se encontraba envolviéndome el cuello con uno de sus brazos. Al ver su rostro iluminado con una gran sonrisa hizo que a mis mejillas acudiera instantáneamente un rubor sin que pudiese evitarlo, realmente no esperaba que sucediese tal cosa tan de repente. Dándome cuenta finalmente de la nueva situación que se había creado, usé el brazo con el que había alcanzado a tomarlo por la cintura y lo ayudé a posicionarse mejor, por alguna razón esta me parecía realmente pequeña como para que se tratase de la de un muchacho- Oye ¿estas bien? - Lo examiné más detenidamente, estudiándolo, contemplándolo; nunca antes había visto un chico como el que tenía frente a mi en esos momentos. La capucha de mi abrigo se había echado hacia atrás por completo durante la caída, esto hizo que pudiese ver sus orejas; estas le quedaban bien, realmente tenía el aspecto de un cachorro.- ¿Que hacías por aquí?

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Yoosung Kim el Mar Jun 06, 2017 11:04 pm

Yoosung no pudo evitar soltar una alegre y tintineante risilla al sentir cómo se liberaba de la tensión del cuerpo perruno y la facilidad con la que podía estirar piernas y manos, porque siendo sinceros, en estago corgi sus patitas le quedaban muy cortas para realizar... casi cualquier actividad. Tenía una sonrisa brillante y mostraba sus aperlados dientes hacia el chico, espera sólo por un momento que el albino no le tomara a mal su comportamiento de animal ansioso y loco cambiando formas a cada rato o haciendo locuras como la de transformarse en humano cuando éste le cargaba. -Sí, ya había tenido un problema así antes, y al parecer a la otra persona no le agradó que Yoosung fuera tan impulsivo al hacer las cosas.-

— Sí, sí estoy bien. — Dijo aún sonriendole vivazmente y sujetandose mejor con el otro brazo a su cuello; su cola y orejas no habían desaparecido, -en la mayoría de los casos, nunca la ocultaba- y por ende meneaba su regordeta cola por la emoción. — Sólo salí a dar un paseo. ¿Puedo hacerte una pregunta? — empero no pasaron ni cinco segundos cuando cuestionó al chico antes de recibir su aprobación para hacerlo. — ¿Porqué estás tan triste? —

Yoosung no se soltó ni por un segundo, se sentía bastante cómodo en sus brazos ¡Cómo si éstos hubieran sido creados para cargarlo! Sí, era un pensamiento cursi y algo tonto, pero no podía evitarlo porque Yoosung vivía soñando con encontrar a su persona ideal. Todavía y algo invasivo del espacio personal del otro se acercó a su rostro y apegó la mejilla del albino con la suya y frotó como si éste ritual sirviera para calmar a una persona triste.
— Nosotros los perros somos empáticos, y se nota que estás bastante triste. No lo estés, ¡yo te haré feliz! —
No pudo evitarlo, las palabras habían salido de su boca con tanta facilidad que en verdad se empeñaría en hacerlo sonreír y que ésa sensación de pesadez se esfuara. — Por cierto, ¿cómo te llamas? yo soy Yoosung, ¡mucho gusto, prince-sama! — Y al decir la ultima palabra refiriéndose al príncipe que lo sostenía en brazos no pudo evitar sonrojarse y cubrirse los labios con una mano.

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Saeran el Sáb Jun 10, 2017 7:41 pm

- ¿Qué acababa de ocurrir? Por alguna razón me había interesado en ayudar a un cachorro ¿Porqué? no estaba muy seguro... Quizá se debía al hecho de que este era bastante pequeño y yo sabía acerca de los peligros que abundaban por ahí para una criatura de ese tipo. Los animales salvajes sabían camuflarse muy bien entre la multitud -claramente mejor que yo- y eran expertos en el arte del escape; además se encontraban allí entre las sombras, expectantes por alguien a quien pudiesen sacarle provecho para sus asuntos cualesquiera fueran estos. Había escuchado de muchos que simplemente lastiman a esos seres ¿más débiles? por tener una ''vida más sencilla'' que ellos; pero los animales humanizados no eran los únicos peligrosos: Demonios, hechiceros, incluso los seres humanos solían tratar mal a los animales. Pero ese cachorro que cargué en mis brazos terminó por no tratarse solamente de un cachorro común y corriente, también tenía forma humana como yo. El que se haya transformado tan de repente me haba tomado desprevenido pero por suerte había alcanzado a reaccionar para sostenerlo, este se mostraba completamente alegre, incluso había reído un poco para demostrar este punto ¿Se estaba divirtiendo ante la situación? curiosa criatura. Normalmente alguien no haría tal cosa, no sin posicionarse mejor para caer de la manera menos arriesgada posible; él simplemente se había dejado caer como si esperase que lo sostuviese al final. Afirmaba estar bien ¿realmente lo estaba? dejé escapar un suspiro de alivio ante ello- Debes tener más cuidado ¿si? No todas las personas a quienes se lo hagas van a llegar a sostenerte...

- El chico continuaba sonriendo ampliamente, eso empezaba a agradarme, la verdad era que tenía una hermosa sonrisa. Estaba animado, se le notaba en el tono de su voz ¿A que se debía tanta felicidad? Al parecer sólo estaba por aquí dando un paseo ¿De dónde era este cachorro? ¿Dónde estaba su dueño? Mis ojos estudiaban el rostro del muchacho, algo estaba inquietándome y en esos momentos no podía pensar realmente en que como para poder dejar esa angustia y/o problema de lado. Fue entonces cuando el cachorro capturó aún más mi atención cuestionándome si podía hacerme una pregunta, arquee una ceja ante esto y mis labios se despegaron para responderle, pero este había procedido a hacer su pregunta. Mis ojos se abrieron asombrados ante tal cuestión ¿Qué había sido eso? ¿Porqué estaba preguntando aquello? Aún me continuaba sosteniéndolo sin saber exactamente que decir al respecto ¿porqué me encontraba triste? Ni yo mismo lograba entender la dimensión que tenía tal asunto; si, me encontraba angustiado... Con miedo, estaba perdido sin estar seguro de que quería o siquiera debía hacer con respecto a lo sucedido a lo largo de estas semanas. Era verdad que los últimos años había adoptado un carácter inexpresivo en casi todos los aspectos, al menos muchos me lo habían recalcado en este tiempo, pero aún así allí tenía frente a mi a alguien que había notado mi aflicción e incluso se enconaba preguntando respecto a ella ¿Cómo era eso posible? El cachorro se apegó aún más sujetándose con su brazo y empezando a frotar su mejilla con la mía mientras hablaba ¿qué estaba diciendo? ¿empatía? ¿hacerme feliz? aquel contacto se sintió extraño, no estaba acostumbrado a recibir tal muestra de afecto tan de repente; una presión en mi pecho apareció súbitamente y el color en mis mejillas aumentó causando a la vez un leve ardor en ellas. El contacto había acabado y el chico se había presentado; por alguna razón, a pesar de lo nublado del día el rubio emanaba un brillo increíble, nunca antes había viso brillo semejante en una persona y el que se haya ruborizado aumentó aquel brillo aún más. Me había llamado príncipe ¡Dios! ¿De dónde había salido esta persona?- Mi nombre es Saeran - Dije finalmente dedicándole una sonrisa, no pude evitarlo, su alegría de cachorro prácticamente infantil era sumamente contagiosa. Acto seguido hice que cuidadosamente se posicionara mejor en el suelo, aún así sostuve una de sus manos la cual despegando de mi hombro llevé a la mejilla que anteriormente se había encontrado frotando anteriormente- El gusto es mío, Yoosung - Tenía un bonito nombre, me gustaba como sonaba; sus manos eran cálidas, estas me confortaban de alguna manera- Me gustan tus manos- bajé esta mientras entrelazaba nuestros dedos- Se sienten bien - Me puse a un lado suyo, no había olvidado su pregunta, pero esta se me encontraba algo difícil de responder; después de todo ¿Cómo explicárselo si acababa de conocerlo? no sabía como reaccionaría, ni siquiera sabía por donde comenzar o siquiera que era lo que realmente me carcomía la conciencia y hacía sentir mal ¿Era Snev? ¿Krov? ¿Luciel? ¿La humana? O quizá ¿incluso todas aquellas personas quienes siquiera sabía el nombre? No, no estaba realmente seguro de querer exponer a alguien como él, alguien tan brillante e infantil a un pasado tan oscuro como lo era el mío. No podía ni quería hacerme responsable de atormentar a alguien que se había acercado tan inocente y animadamente hacia mi; así que aunque sea por el momento sería mejor dejarlo pasar. Este pensar fue lo que me hizo posicionarme en la actitud por la cual lo había recogido en un principio, encontrar a su amo. No había apartado mi mirada de él en todo ese tiempo, entonces se lo pregunté- ¿Perdiste a tu amo? ¿Dónde lo hiciste?

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Yoosung Kim el Mar Jul 18, 2017 5:17 pm

El pequeño Yoosung se sintió morir de vergüenza en ésos momentos cuando sus tontos impulsos le hacían decir las cosas sin pensar antes, como ése "prince-sama" que había soltado no hace mucho. intentó disimular -cosa que resultó nula para él- y no tardó en sonrojarse hasta las orejas, por suerte el chico albino que lo sostenía en brazos parecía no afectarse con sus palabras. Así que "Saeran". — ¡Es un hermoso nombre! Yo una vez conocía a alguien que se llamaba Saaran... ¡Pero Saeran suena mucho mejor! —

¿Y en qué momento fue que su cuerpo ya estaba en el suelo de nuevo? Bueno, sólo los pies, tocaba al fin el suelo y notaba que Saeran le llevaba upor casi una cabeza de altura, ¡No cabía duda, Saeran era como un príncipe! — ¿Eeehh? Pero si son unas manos pequeñas. — Dijo soltando una risotada menor pues por lo general las personas solían hacerle burlas por su cuerpecito tan escuálido y sus manitas y piecitos de damicela porque eran pequeños, pero ahora Saeran le decía que le gustaban sus manos. — Las personas suelen decirme que tengo manos de princesa, ¿no es gracioso? Pero lo dicen porque soy un poco delicado... ¡Sólo un poco!, bueno... me refiero a que mi piel es delicada y se marca con rapidez, mira te mostraré. — Y ahi estaba perdiendo la noción de lo que había estado interesado en un principio por el momento para mostrarle cómo al hacerse un apretón en la muñeca con su contraria, su piel comenzaría a enrojecerse súbitamente y a quedarse en ésa tonalidad por un gran rato. — ¿Lo ves? —

¡Cierto! Tenía que hacerlo feliz, por poco y se le olvidaba, justo iba a preguntarle si le interesaría ir y jugar un rato en los juegos para nillos donde habían toboganes y columpios para hacerle pasar un rato más amenos cuando fue interrumpido por aquella pregunta. Yoosung se quedó en silencio más no dejó de sonreír hacia al chico a quien se mantuvo firme de tomarle de la mano, hizo un pequeño apretón entre sus dedos y dio un largo suspiro. — Yo no tengo amo. — No iba a negar que el no tener a un amo a quien proteger lo ponía triste más esperaba que ése día llegara y que su futuro amo fuera alguien a quien darle todo su amor y fidelidad.
— La verdad es que aun vivo en la pet shop, ¡Ah, pero no me escapé! Los cuidadores de vez en cuando me dejan salir a jugar porque soy un poco hiperactivo y me aburro si estoy encerrado. — de nueva cuenta soltó una risita. — Oh... —

Ahí estaban las consecuencias de su hiperactividad, porque ahora caía en cuenta de que quizás Saeran sólo quería un tiempo de paz a solas y él había molestado sin preguntar. — Perdón, creo que te he molestado, ¿no es así? — Prontamente sus orejas puntiagudas se bajaron en ánimos depresivos y su cola dejó de menearse animosa. — No era mi intención, sólo quería ayudarte porque te vi muy triste. —

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Saeran el Mar Ago 29, 2017 5:25 pm

- La energía positiva del cachorro era demasiado llamativa, la misma comenzaba a contagiarme, era algo inevitable. Sus expresiones infantiles me parecían demasiado adorables, era increíble que existiese una criatura tan pura en un mundo tan siniestro y perverso como lo era este. Si no fuera porque me encontraba palpándolo con mis propias manos al sostenerlo por su cintura, creería que se trataba de una simple ilusión u holograma. Una acción amable junto a unas palabras amigables, inocentes y sinceras palabras; ambas cosas se encontraban combinadas y brotando de una sola persona sin motivo aparente. Lo que presenciaba en ese momento era algo inexplicable para mí, aunque en las últimas semanas sí que había sido testigo de demasiados sucesos incomprensibles familiares. Todos esos incidentes giraban alrededor de dos personas, Luciel y la humana. Desde que había ido ese día a conocer al pelirrojo siento que algo dentro de mí había dado un giro de ciento ochenta grados, literalmente. Este ''cambio'' no sólo se debía al hecho que me había relacionado voluntariamente con alguien más que no fuese Snev, lo cual ya era mucho, sino que esa relación había desatado demasiadas cosas en mi vida en tan pocos días. Lazos que se habían roto y nuevos que empezaban a tomar su lugar, tanto sanguíneos como sentimentales; lo segundo aportado por la humana, aún recordaba cómo había salido con el albino de la habitación del hospital diciendo que nos volveríamos a ver. Fui un cobarde por haberme escabullido esa misma noche, necesitaba tiempo para pensar y me encontraba haciendo... Más o menos. Volver a ver a alguien sonreía naturalmente hizo que mi pecho se oprimiese inminentemente, su halago tan repentino me había hecho sonreír- Gracias- Fue cuando cuidadosamente había empezado a colocarlo en el suelo, no debía de lastimarse.- También me agrada el tuyo, debo decirte que te queda muy bien- ¿Palabras dichas por simple cortesía? Podrían parecerlo, pero no era así. Lo cierto era que me agradaba su nombre, al contrario de él, nunca había escuchado un nombre similar y era una de las razones por las cuales me atraían esa combinación de letras. Nuevo nombre, nueva persona ¿Era esta otra relación como las anteriores que se me estaba presentado?

- Cuando me di cuenta ya me encontraba tomando su mano, el contacto con las manos era algo que acostumbraba hacer, la mayoría de las veces de forma inconsciente. El que el rubio no la apartase me alivió, incluso había cuestionado adulo hacia estas. Era cierto, estas eran pequeñas, me daban la misma sensación de fragilidad como cuando había rodeado su cintura, esta también era bastante pequeña. Sus palabras me hacían mantener una sonrisa leve en mi semblante, curiosa criatura, me parecía demasiado divertida. Ahora me encontraba completamente interesado mientras lo observaba, mis cejas se habían levantado ante la impresión de haber visto aquella marca rojiza en su muñeca- Vaya- Mi mano contraria había ido hacia aquel leve rastro que él mismo se había dejado, esta se encontraba algo cálida a comparación del resto de su piel cercana.- El sol debe traerte varios problemas ¿no es así?- Dije mientras aún observaba y tocaba su muñeca por un instante más, luego mi mirada fue dirigida hacia la de él nuevamente- Por suerte hoy no se encuentra en sus mejores días- El sol se había escondido tras varias nubes de distintas tonalidades grisáceas, de hecho fue uno de los motivos que me había permitido estar fuera por tantas horas; después de todo, era alguien propenso a los golpes de calor. Los ambientes fríos siempre me agradarían más, estos me parecían en cierta forma mas calmados y agradables.-

- De repente, el apretón de manos se había acentuado por tan sólo un instante ¿esto lo había causado mi pregunta? Pues así parecía. Un suspiro se había escapado de los labios del rubio, esto llamó mi atención ¿que sucedía? Entonces la había respondido... ¿Realmente no tenía amo? La intriga hacia este muchacho había aumentado, no sólo por la respuesta que había dado, sino por lo rápido que se recompuesto hablando así de una manera animada otra vez; incluso se había permitido reír, aquella risa era encantadora. Su forma de justificarse era graciosa, todas sus gestualidades lo eran, realmente era todo un cachorro- ¿Que sucede?- Esa pregunta había salido de mi tan pronto había visto la alteración en su rostro,
sus orejas de repente se habían bajado, no puedo negar que ese acto me alteró un poco en mi interior ¿molestarme? era todo lo contrario. Rápidamente me había puesto frente a él dirigiendo mi mano libre hacia una de sus mejillas acariciando levemente esta en señal de que se calmase mientras me agachaba levemente para juntar nuestras frentes, en tan pocos minutos me había acostumbrado a la expresión alegre en su rostro y no me gustaría que esta se fuese tan de repente.- Oye, calma, no tienes por qué ponerte mal- la expresión algo alarmada que tenía la sustituí por una sonrisa sincera- No me has molestado en lo absoluto- Lo había mirado fijamente a los ojos, los suyos eran grandes y de un color hermoso, había un brillo peculiar en ellos el cual creía poder observar por siempre.- De hecho has llegado en el momento más oportuno- Mi mano ascendió hasta llegar a sus cabellos los cuales acaricie como hace unos minutos lo había hecho cuando se encontraba en su forma perruna- En verdad deseaba compañía

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Yoosung Kim el Mar Dic 26, 2017 5:26 am

El cachorro sonrió avergonzado por las complicaciones del sol en su sistema, no iba a negar que en verdad los rayos ultravioleta le causaban algunos problemas como pecas por la exposición y claro, un poco de insolación si pasaba mucho tiempo bajo éstos pero también admitía que el sol era de las mejores creaciones del mundo y agradecía inmensamente a que Myr pudiera tenerlo gracias a los magos del lugar.

Su rostro consternado permaneció por unos segundos, ¡pero no era su intención ponerse triste! Tenía una misión y ésa era animar a Saeran, se lo había propuesto y debía cumplirlo a como dé lugar así que espabiló su rostro sacudiéndose un poco y mostrando aquella sonrisa que tanto parecía Saeran querer ver. — ¡N,no es nada! — Oh no, sus frentes estaban tocándose y a Yoosung por alguna razón se le comenzó a subir el tono a las mejillas, era un acto de cariño muy hermoso que jamás en su vida había sentido y que le había encantado. Lo había visto con otras personas en la calle, con amos y mascotas que demostraban su amor a diestra y siniestra y que él mismo había fantaseado con tener alguna vez. Así que así es como se sentía.
Cerró los ojos y se dejó llevar meneando hasta la cola por pura emoción imaginando que Saeran fuera su amo; pensamiento que le hizo sobresaltar el corazón, podía imaginarse claramente como su perro guardían -una fantasía que le gustaba tener, pues bien sabía que no era precisamente el perro más bravo ni tampoco de una corpulencia intimitante-, cuidándole de todo acecho y brincoteando animoso a su alrededor cada día.

Cuando la voz de Saeran le sacó de su imaginación, su rostro se coloró aún más y bajó la mirada avergonzado esperando que sus pensamientos no traspasaran la mente del albino, sería muy vergonzoso que aquello que había pensado se supiera. — ¿En serio? — Se animó a preguntar volviendo a levantar sus orejitas. — ¡Yo tengo mucho tiempo para acompañarte! Podemos hacer algo juntos... Podemos... Podemos... ¡Ya sé, podemos jugar juntos! — La idea no era mala, a Yoosung le gustaba mucho jugar a cachar la vara y Saeran podía lanzársela; con toda la emoción buscó un pedazo de rama que estuviera en el suelo del parque para poder jugar, ¡Y la suerte estaba de su lado! Pues no muy lejos de la vera de ellos se encontraba una con el tamaño adecuado, así que se alejó corriendo hacia a ésta y cogerla con ambas manos para llevársela. — ¡Toma, puedes lanzarme la vara! — La expresión en su rostro era la viva imagen de la inocencia, los ojos abiertos y brillosos y la sonrisa de oreja a oreja, en verdad estaba muy feliz.

Volver arriba Ir abajo

Re: A new beginning - priv

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.