La existencia de un Dios (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Sadik Adnan el Lun Abr 03, 2017 1:21 am

Me había alejado totalmente de la ciudad para adentrarme en un bosque y comprender el motivo del por que Alá me hizo pasar casi mucho tiempo en vida para poder vivir en esta isla flotante en Alemania. A pesar de que todo había ido relativamente bien, no me sentía comodo por la ausencia de gente que compartiera las mismas creencias religiosas que yo. Sentí que esto era en parte por culpa del nacionalismo alemán, el euroescepticismo y la islamofobia, agradecidamente las mezquitas que habrían resistido la prohibición todavía quedaban en cierto modo intactas. Sin embargo, aún no me sentía en casa o en lo que alguna vez fue la Mecca, que quizas con las guerras ya había sido irreparablemente reducida a escombros, quizá todos aquellos que vieron aquel desastre se deben sentido de alguna forma destrozados espiritualmente, escuché que había sucedido algo casi igual que en la Ciudad del Vaticano, donde destrozaron varias iglesias. Horrible es el pensar que gran parte de la historia religiosa de la humanidad haya sido reducida a escombros por culpa de una estúpida guerra, en la cual mi padre también perdió la vida por defender lo que creía que era justo.

Mientras tanto, yo me empecinaba en re-estudiar el Corán, escrito en árabe. Necesitaba preservar mi pasado y mis creencias religiosas, no había más companía y los animales que rodeaban en estos recónditos bosques.

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Asalah Al-Sayf el Miér Mayo 17, 2017 6:19 am

Había sido algo y difícil para ella llegar hasta ese punto... el hacer diversos tipos de tareas y que estas fueran desagradables de primer momento le hacía dudar si realmente una salida de aquel lugar valía la pena pasar por todo eso,tenía claro que de acuerdo al tiempo conseguir favores era difícil y que en este caso no era un favor como tal pero para conseguir la autorización para su exploración a la naturaleza le habia costado demasiado, casi haciéndole dudar si realmente era necesario todo eso por un simple permiso.

Todo se desvaneció al momento de ver lo hermoso que era ese lugar lleno de árboles y varias especies de plantas silvestres y que estaban en un perfecto estado, sus hermosos colores y aquellos encantos mágicos que le traian felicidad con tan solo ver dichas plantas... Seguramente eso debía a su raza que le hacía maravillarse de ver tal lugar tan bello  que ningún ser humano o alguna otra criatura habia tocado ni hecho daño alguno, mostrando un hermoso paisaje para disfrutar.

Cada paso que daba era lento y con el cual se aseguraba de observar con bastante detenimiento el más mínimo detalle de cada planta, árbol o flor que se cruzara en su vista, no importaba si los patrones de una hoja eran muy pequeños o muy grandes, ella los apreciaba por igual sin ningún tipo de razón por la cual dejar de verlas, simplemente por el hecho de ser una parte de la naturaleza, ella les daba la atención que consideraba adecuada para cada una de aquellas plantas.

Concentrada y sin notar nada más que aquellos colores diversos desde un tono verde claro, hasta el más oscuro en las plantas, así como una que otra flor de algun color llamativo o los pétalos de texturas diversas que pedían atención a gritos que solo ella parecía entender y a su vez encontrándose con algún pequeño animalillo que vivía en el bosque y que en vez de huir a algún lado, estos con curiosidad se acercaban a ella con la mayor curiosidad del mundo.

Caminaba de forma suave y que no molestara a los animales que pacíficamente se encontraban en aquel bosque, aunque no podía garantizar que los curiosos que se acercaban fueran tan silenciosos y cuidadosos de no alertar a nadie, era normal ellos siempre estaban ahí y no habia razon por la cual debieran mantenerse en alerta si muy pocos humanos o criaturas pasaban por aquel lugar.

"Hola" hablo en voz suave en cuanto una ardilla se acercó a ella por una de las ramas que estaba hasta bastante cerca de ella,le acarició suavemente la cabeza con uno de sus dedos y luego de hacer un gesto con su su mano se puso a caminar otro pocos más hasta que cerca de ahí divisó la figura de alguien que parecía ser un hombre tal vez cercano a su edad y este se encontraba haciendo algo, más no podía ver con claridad qué hacía con exactitud. Setia curiosidad, pero a su vez algo le decía que tenía que mantener la distancia al menos por un tiempo y ver si no presentaba una amenaza para ella.

Aprovechando que sus pasos eran muy sigilosos y que muy pocos le podian escuchar se escondio detras de un árbol con tronco bastante grueso y que le permitiera asomarse a verle desde aquel lugar, para que de esta manera pudiera evaluar si podía acercarse o en el peor de los casos alejarse lo más pronto posible para no arriesgarse pues como primer punto, ya habia hecho demasiado saliendo de ese lugar que esperaba muy pronto dejar.

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Sadik Adnan el Vie Jun 02, 2017 11:45 pm

Leía cada palabra en el Corán, cuyo termino en árabe significaba la recitación. Yo era quizas una de las pocas personas que se lo había memorizado desde la primera página hasta la última, es decir un hafiz (que en el mismo idioma signfica "memorizador" o "guardían"). Quizás ya no quedaban muchos con la destrucción generada por la ineptitud e impetuosidad de las naciones que habían desencadenado estas guerras y que causaron el fin de este planeta como lugar para vivir y terminamos condenados a vivir en esta isla flotante. ¿Que tal si el Islam suníita los hubiera salvado a todos? Por algo a lo largo de la historia hubieron imperios que conquistaron países pequeños, para que no ocurrieran tragedias como esta! Escuchaba algunas aves graznando mientras sobrevolaban la suerte de cielo que tenían encima de este bosque, mientras algunos de estos utilizaban sus alas como si fueran a dejar que sus destinos fueran dictados por el impulso que los hacía viajar por encima de nosotros los seres que tenemos inteligencia y consciencia. Al menos ellos no necesitan creer en algo, pues no entenderían nada de lo que son las religiones y la política. Todo estaba tranquilo, nada parecía perturbarme del todo.

Hasta que sentí una presencia ajena, cerré de inmediato el Corán, lo guardé y luego saqué mi sable, antigua de propiedad de mi fallecido padre, que Alá lo tenga en su gracia. Mis sentidos despertaban y escuchaban cada decíbel de sonido emitido por cualquier ser. Miraba atentamente cada centímentro del perímetro en el que se encontraba rodeado. -¿Quién andá ahí?- pregunté con voz altiva, esperando respuesta alguna de quién fuera que estuviera presente. Me ponía en posición de batalla para saber con quién me estaba metiendo o quién iba a meterse conmigo.

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Asalah Al-Sayf el Miér Jun 21, 2017 5:00 am

El lugar de su escondite no era de los mejores ahora que tenía la oportunidad de pensar y reflexionar sobre ello, pero aquel basto bosque no le ofrecía al menos cercana a esa zona un escondite que le pudiera auxiliar en ese preciso momento. Un pequeño escalofrió recorrió su espalda al momento de que una voz exigiera que revelara su presencia, por lo que miro brevemente sin mostrarse mucho a la persona o ser que había visto muy brevemente antes de que fuera necesario su escondite, que ahora debía dejar pues al ver el arma lo primero que paso por su mente fue el hecho de que no había manera en que ella pudiera defenderse al carecer de algún arma o algún medio para defenderse.

Soltando un suspiro la mujer de cabellos oscuros comenzó a salir de ese escondite de manera lenta y que no perturbara a ningún animal cercano, además de que esperaba no causar molestia a ese hombre que al parecer estaba a la defensiva con respecto a su presencia, por lo que no deseaba causar más desastre, aunque no podía considerarse eso tanto como un desastre. Una vez que había tomado sus precauciones se mostró ante aquel hombre y le dio un pequeño vistazo sin analizar demasiado al individuo, además de que frente a ella mostraba sus manos dando a entender que no tenía ningún arma con ella y que difícilmente intentaría algo en contra de él.

Lamento el molestarle con mi presencia” hablo de forma suave y sin moverse demasiado para no alterarle más, después de todo ella entendía el hecho de que le había perturbado de cualquier cosa que este estuviera realizando en ese momento.
Era un tanto difícil la situación en la que se había puesto, pero ciertamente era algo soportable para ella, mucho mejor de lo que sucedía dentro del mercado negro y esto era mucho más ligero si se le podía decir de esa manera, después de todo tampoco era tan agradable que alguien le amenazará con un arma, pero podía soportarlo.

Sin mucho que hacer, lo mejor que se le había ocurrido en ese momento era presentarse con la esperanza de apaciguar la situación, después de todo parecía lo más razonable de momento “Me llamo Asalah Al-Sayf, un gusto… hablo suavemente y haciendo una pausa en espera de que él se presentara o sino le bastaba con que le diera un nombre falso, pero siempre y cuando ella pudiera dirigirse a él de alguna manera.

Con aquello dicho, espero paciente y una vez más dirigió su mirada a aquel hombre para observarle ya con más detalle por lo que se dio cuenta que era más baja a este por algunos metros, pocos si se daba cuenta, tenía una vestimenta bastante diferente a ella y que le daba cierta curiosidad pues de todos los que había visto en su pequeño viaje, así como se había dado cuenta que ni en el mercado negro había personas que usaran la misma o vestimentas que se le parecieran por lo que estaba curiosa por decir lo menos acerca de ello.

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Sadik Adnan el Vie Jun 30, 2017 8:30 pm

Esperaba atentamente a quién podría presentarse como una potencial amenaza tanto a mi integridad física como a mi paz interior en la que yo buscaba inmersionarme en aquél libro sagrado que había conservado incluso antes de mi llegada a Myr. Las yemas del dedo ya estaban preparados para sacar el sable, ùnico recuerdo que tengo mi fallecido padre. Después de mi orden, que de a poco se veía cumplida, se trataba de una chica con un cuerpo íncreiblemente fornido, además gozaba de una exquisita belleza, una larga cabellera negra. No podía negar que su apariencia era un bálsamo para mis ojos, percibí de inmediato que se trataba de una elfa. No podía negar que las elfas hembras eran preciosas. Por otro lado, podía defenderse al juzgar por lo bien hecho que tenía su cuerpo.

Sin embargo, lo que más me llamaba la atención, era que la chica tenía un nombre arabico, Asalah Al-Saif. Asalah en árabe significaba "nobilidad de descendencia" o "pureza". Eso podría hacerle honor a su belleza. Al-Saif significaba "de la espada". Quizás podria ser una guerrera, igual que yo. Tras contemplar en detalle lo deliciosa y la disposición amable que tenía, mis labios hablaron. -Molestia? Por el contrario, señorita, su presencia no me molesta para nada en lo absoluto.- dije mientras cerraba el Corán con la mano. -Hermoso nombre árabe que ústed tiene, señorita Al-Saif. Permítame presentarme, me llamo Sadik Adnan, súcubo de raíces turcas. Aprovecho de preguntarle de paso, ùsted tiene descendencia árabe, persa, egipicia? Además que la trae por aquí?- Aprovechaba de preguntarle mientras seguía mirándola en detalle.

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Asalah Al-Sayf el Miér Jul 26, 2017 12:29 am

Aquel encuentro parecía curioso pues una vez que ya sabía la identidad de aquel hombre, se habia dado cuenta que sus orígenes eran similares y que le parecía bastante extraño que casualmente se encontraran en una situación como esa a mitad de un bosque, los motivos del porqué estaban ahí podrían ser parecidos o no, eso realmente era algo que ella no sabía pero algo le decía que aquello no era una coincidencia o algo por el estilo, tenía el conocimiento de que aquello había sucedido por algún motivo  pero aun no estaba segura de que seria eso.

"Vaya coincidencia el encontrarnos en un lugar así, sobre mi descendencia se podría decir que lo más acertado sería persa.." respondió suavemente y tomando una postura más relajada al notar que los dos se consideraban al menos de trato cordial, lo cual significaba que ninguno iba a dañar al otro, además de que la elfa noto que él tenía un especie de libro en sus manos pero no comento demasiado sobre ello. Por un momento dudó el responder pero algo le decía que no tenía porqué desconfiar demasiado de aquel individuo y por ello añadió "A decir verdad... he venido a observar un poco el bosque, extrañaba poder tener este tipo de contacto con la naturaleza"

Su vista pasó por los árboles cercanos ya que podía ver que algunos animales estaban por ahí rondando, además de que en ciertas partes habia algunas flores que del tiempo que llevaba en la ciudad nunca les habia visto y que hacía que aquel viaje valiera la pena por las muchas cosas que estaba descubriendo en un lugar que por lo visto muy pocos exploraban en la actualidad y que aquello le brindaba un sentido de libertad por muy breve que fuera, eso le traía un poco de ese sentir que habia perdido muchos años atras.

"Este lugar es muy pacifico, ¿no lo cree?" preguntó una vez que su mirada se detuvo otra vez en el hombre, no entendía muy bien la razón por la cual de forma tan repentina se sintiera tan cómoda con su presencia, pues por lo general ella acostumbraba a distanciarse y mantenerse lo más apartada posible, era extraño pero simplemente mantenía aquella seriedad en su expresión por muy difícil que fuera ahora para ella el detenerse a pensar un poco su situación... Aunque sus pensamientos le decia que tal vez habia esa confianza ya que tenían algo en común y que por esa simple razón ella se sintiera de esa manera como si estuviera cerca de casa cuando la posibilidad de regresar a ese lugar que ella deseaba no sería posible.

Los sonidos en aquel punto del bosque eran variados y eso era algo que le agradaba pues aun cuando el silencio entre ellos se hiciera presente aun se podían escuchar muchas cosas que solo hacían mucho más relajante para ella aquel entorno, le hacía sentirse en un segundo hogar y era como si algo le dijera que debía de estar en un lugar como ese más a menudo y entendía lo natural que era para ella estar en aquel lugar, eso venía en su sangre y era muy difícil no seguir lo que su mente le decía por lo que estar ahí era estar bajo su elemento donde lo que hiciera seria de lo más cómodo para ella. Por lo cual era inevitable el sonreír al tan sólo estar ahí, tal vez eso era algo que aquel hombre ya se habia dado cuenta pero de momento no le importaba mucho si le veía, no, ahora simplemente estaba siendo ella y era agradable para ella.

"Supongo que podríamos darnos compañía mutua ahora, claro si eso es lo que desea Sadik" dijo la mujer con una sonrisa tranquila pero aun con una mirada bastante firme y sin la intención de mostrar demasiado sus sentimientos pues hasta cierto punto sentía que ya habia demostrado demasiado de ella en ese breve lapso de tiempo, además de que en vez de que estuvieran sin hacer demasiado tal vez algo podrían hacer ahora que sabían de la presencia del otro "¿Qué le gustaría que hiciéramos?, ¿Un paseo? cualquier cosa estará bien por mi, después de todo este  lugar es de mi agrado" añadió un poco después y acercándose un poco más al contrario ya que no eran precisamente extraños ahora que se habían presentado de forma correspondiente por lo que al menos ya habia un poco más de confianza de la que en un inicio hacia falta.

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Sadik Adnan el Miér Ago 02, 2017 6:18 am

Ante la propuesta de la ajena, no pude evitar dar una sonrisa. La chica tenía un buen atractivo físico, lo de persa me parecía buena señal. Los Persas tienen un interesante trasfondo religioso, ya que antes de la invasión de los árabes musulmanes, la religión oficial en el Imperio Persa era el Zoroastrianismo. Cuando la invasión llego y destruyó lo que fue una fe de antaño, la dinastía Safavida impuso como religión oficial el Islam chíita, una rama contraria al Islam que tenían mis ancestros, el Islam suníita. La región pasaria por varios cambios conforme pasaban los siglos. A inicios del Siglo XX, existió la dinastía Qajar, posteriormente remplazada por la dinastía Pahlavi, que finalmente seria derrocada por la Revolución Islámica convocada por el Ayatollah Khomeini en 1979.

No recuerdo bien que pasó después con la República Islámica de Irán, pero ya sé que tampoco existe igual que los otros países. En fin, todos estamos aquí en esta isla flotante.

-Señorita Al-Saif, le pido que me haga compañia junto a mi. Justamente ústed me encontró a la mitad de estudiarme el Corán. Si ústed pregunta, el Corán es el libro religioso oficial del Islam, una de las religiones abrahámicas que han existido a lo largo de la historia de este ya destrozado planeta. La región de la cual ústed tiene descendencia, ahí existió una rama del Islam, que fue el chíita, establecida como religión oficial para reemplazar el Zoroastrianismo. Yo rezo el suníita, otra rama del Islam, hay varias otras ramas mas, cada una con una interpretación distinta de la religión. Después de eso, me gustaría acompañarla, tengo tiempo demás-

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Asalah Al-Sayf el Mar Ago 22, 2017 1:24 am

Notando lo tranquilo y el buen tiempo que hacia, además de que la situación entre ambos no era mala, con un pequeño movimiento de cabeza accedió a las palabras del contrario por lo cual sin más duda y teniendo más que claro que ambos sabían que no eran alguien con malas intenciones. La mujer se acerco lentamente hasta donde se encontraba él,
además de que al fin sabia que era lo que se encontraba leyendo antes de que ella llegara y si en su llegada le habia causado curiosidad saber con exactitud que era, ahora su curiosidad era bastante.

"Me parece bien, y puede llamarme por mi nombre, no me molesta" comenzó su respuesta para luego agregar con su tono tranquilo de siempre y dejando claro que no le molestaba que le llamaran por su nombre.

Ya estando a una distancia prudente pero sin invadir el espacio de Sadik, le miro con curiosidad pero a su vez con cierto conocimiento de lo que hablaba el contrario, después de todo la elfa había escuchado algo sobre el Corán gracias a su familia pero lo que llegaban a decir era muy poco y realmente ella no podía decir que sabia bastante de ello pues al final solo los más antiguos de su familia sabían de ello, desconocía si habia alguien que pudiera decirle más del tema dentro de su familia pero eso ya era imposible ahora.

"Ya veo, a ser sincera he escuchado muy poco del tema con mi familia, después de todo solo los mayores saben a fondo y hace tiempo que me separe de mi familia como para volver y preguntar más" respondió con honestidad y explicando su situación de esos momentos, después de todo por extraño que le pareciera a ella o alguien más sentía que podía confiar en él. Las razones eran desconocidas pero aun se mantenía algo alerta después de todo no podía ignorar sus instintos o atributos de su raza y familia.

"Dado que parecemos compartir hasta cierto punto raíces... ¿podría enseñarme un poco?" pregunto con una expresión bastante serena y a su vez dejando que su lado estudioso tomara el control, después de todo cuando no estaba apreciando de la naturaleza, siempre era agradable para ella tener algo que aprender por simple que fuera para ella significaba bastante.

En esos momentos la mujer comenzaba a preguntarse muchas cosas, entre las más importantes era porque solo algunos miembros de su familia y también suponía de su raza tenían conocimientos de ese tema, pero no parecían extender eso con los demás como si por alguna razón las nuevas generaciones de elfos no debían conocer de ello o si es que existía algún motivo por el cual solo limitados miembros supieran de eso. Estaba claramente confundida pero decidió no mostrar demasiado su estado en su rostro y rápidamente paso su atención en el contrario en caso de que este iniciara a explicarle o decirle sobre el Corán.

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Sadik Adnan el Sáb Sep 30, 2017 3:11 am

-Asalah, si en verdad desea aceptar el islam suníita, ústed debe entender que su vida sufrirá cambios radicales. Dado que ústed no es creyente, yo estaría obligado a tenerla como esclava. Mientras ústed sea mi esclava, ústed deberá aprender m religión, la cual tiene absolutamente prohíbida la esclavización de musulmanes. O humanidad! os hemos creado de una pareja de un hombre y una mujer, os hemos transformado en naciones y tribus, que podríamos conocernos. Entre el más honrado de vosotros en la mirada de Alá es el más justo de ústedes. Y Alá tiene el conocimiento y está bien relacionado!- proclamé mientras me levantaba alzando la voz, casi de la misma forma en la que un Imán lo haría. -Si ústed decide convivir conmigo, debe atenerse a ciertas reglas, sólo podrá salir bajo determinadas circunstancias y debe asistir a una mezquita modestamente vestida, vestirse escandalosamente es pecado. Se lo hago saber por que hay personas que no podrían vivir con mandamientos impuesto por el misericordioso de Alá y cualquier error es digno de un castigo- agregé antes de volver a sentarme como correspondía.

-Puede sentarse por mientras.- dije mirandola a los ojos. -Digame una cosa, antes de enseñarle lo básico, ústed sabe por lo menos la historia de lo que alguna vez fue el Imperio Persa hasta lo último, ¿antes de su desaparición absoluta como la República Islámica de Irán?- yo debía asegurarme que la chica tuviera conocimientos sobre su ascendencia, aunque fuera una elfa. De demostrar un enorme desconocimiento, también le vendrían unas clases de historia para cultivar su mente.

Volver arriba Ir abajo

Re: La existencia de un Dios (Libre)

Mensaje por Asalah Al-Sayf el Dom Oct 01, 2017 1:29 am

Claramente esa era una decisión bastante importante que debía de tomar, pero en esos momentos cualquier otro lugar era mucho mejor que el mercado ilegal y con el tiempo que llevaba ahí sus deseos de salir eran bastantes, por lo cual solo lo pensó muy poco y sabia que era algo bueno, después de todo las reglas que se le presentaran las seguiría ya que no era alguien capaz de romperlas, desde que tenia memoria le enseñaron a que toda regla tenia una razón de ser y seguirlas era adecuado para el bien propio por lo cual no se atrevería a cuestionar nada, más si eso significaba salir del mercado ilegal.

"Esta bien, considero que es algo correcto... Por las reglas no tengo ningún problema, suelo entender que tienen un motivo por el cual existen" respondió luego de un pequeño silencio en el cual se puso a pensar todo lo que seria el aceptar, que si debía ser sincera ya tenia muchas cosas a favor que en contra, además de que sentía curiosidad por saber mucho más de lo que ya sabia pues no estaba mal y que mejor que conocer mucho más de lo que ya tenia. "Puede ponerme aprueba si lo desea, después de todo supongo que debes saber si hablo en serio o no, ¿Acaso me equivoco?" declaro con una voz tranquila y claramente no tenia miedo de probar su punto después de todo ella estaba lista para cualquier cosa, así le habían enseñado a ser de niña y no temería a las pruebas o situaciones difíciles porque el superarlas hablaba de alguien de admirarse por lo cual ella daría su mejor esfuerzo.

Escucho a las palabras de Sadik y en un pequeño espacio en el suelo se sentó, a la vez que algún pequeño animalito se acercaba a ella y se ponía sobre sus piernas como si ese pequeño también deseara escuchar lo que tenia que decir el castaño, por lo cual la mujer simplemente comenzó a acariciar el pelaje del animal con suavidad y mirando con atención a Sadik que desde comenzó a hablar del Corán y de los antepasados que tenia la mujer, se encontraba interesada por lo que muy difícil seria quitarle la curiosidad de saber más y solo si tenia la oportunidad de obtener esa información podría encontrar esa calma.

"Tengo algo de conocimiento sobre ello, no me diría experta pero tampoco seré tan ignorante al tema" respondió sin apartar su vista, aunque tampoco dejaba de pasar su mano por el pelaje del animal que parecía ya estar cerrando sus ojos de lo tranquilo que era el momento y ella pensaba que seguramente cualquiera se relajaría si le empezaran a tratar con el cuidado necesario. Paso su vista brevemente por el animal logrando sacarle un sonrisa, después de todo llevaba demasiado tiempo sin tener contacto con la naturaleza desde su captura, por lo cual esos momentos eran bastante importantes para ella.

"Puede preguntarme y tratare de responder a lo que este dentro de mis conocimientos" dijo con bastante sinceridad, tal vez habia temas que estaban fuera de las lecciones que habia recibido de sus abuelos, ya que sus padres eran un poco más exigentes en ese caso pues pensaban que los conocimientos terrenales de los humanos sobre historia no eran tan necesarios para los elfos que tenían otras ideologías, pero Asalah era mas curiosa y con deseos por saber hasta la cosa más simple por muy tonto que les pareciera a sus padres o a los demás elfos.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.