I Just Liked it [Priv. Toushirou]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I Just Liked it [Priv. Toushirou]

Mensaje por Nala el Vie Ene 20, 2017 8:11 pm

Ya estaba oscureciendo. El cielo era un espectáculo que no creía recordar, aunque la sensación que le daba si. Para ella simbolizaba pureza y hasta cierto punto familiaridad. Su lado más sensible le decía que en algún lugar tal vez alguien esaba contemplándolo al igual que ella, alguien que la había conocido antes de perder la memoria por completo. Era extraño pensar en esas cosas, por un lado le daban ganas de sonreír… por otro lado sentía la presión en el pecho y el nudo en la garganta. ¿Alguna vez recuperaría la memoria? No estaba segura si quería…

Se sacudió esos pensamientos de la cabeza y continuó caminando con paso ligero. Había llegado a una zona mucho más residencial. Ya no había locales pero si casas de todos los estilos posibles, unas más grandes o altas que otras. Una en especial llamó su atención. Se veía limpia… pulcra. Estaba pintada con tonalidades frías y tenía amplias ventanas. En ese momento sientió unas terribles ganas de colarse por una de ellas. Desde que había despertado en aquella jaula, así había sido. Izaya lo denominó instinto y le dijo que lo siguiera sin reservas. Así que eso era lo que estaba haciendo…

No duró ni tres segundos antes de saltar la verja con un movimiento ágil y veloz. Además de que era muy flexible y de contextura atlética, la estática que producía su cuerpo le permitía adherirse a superficies y así caminar en las mismas. Pasar a la propiedad privada no fue por lo tanto ninguna complicación.

Ya dentro comenzó a andar con paso desenvuelto como si se encontrara en un parque público. Se trataba de un jardín muy bien cuidado, habían flores de colores aunque no demasiadas, y parecía como si hubieran logrado crecer ahí por pura casualidad. No se dio prisa y más bien se distrajo con todo lo que le llamó la atención antes de alcanzar una de las ventanas más bajas.

Igual como había entrado, dio un salto, se adhirió a la pared y luego se sujeto del alfeizar. Con un impulso más quedó sentada en el mismo. Revisó el vidrio y en seguida notó que estaba abierto. No le sorprendió, pero era más que todo porque su sentido del asombro ahora era irregular y aleatorio. Había cosas totalmente normales que lograban emocionarla como a un niño, y otras que tal vez para una persona normal serían completamente alarmantes… y para ella no.

Con cuidado levantó el vidrio y dio un salto para introducirse en el hogar. En seguida sus tennis golpearon madera. Generó un sonido seco, suave aunque no discreto, igual no le prestó mucha atención. Comenzó a andar como había hecho en el jardín, observando todo lo que le llamaba la atención. Algunas cosas las sujetaba, les daba vuelta, hasta las olía o se rozaba las mejillas con ellas para sentir su textura. Luego las volvía a dejar en su lugar, aunque ligeramente desacomodadas. Entonces encontró una esfera. Mostraba algo así como un mundo, era hermosa y parecía muy pesada. La alzó también.

En seguida tuvo que ayudarse con la otra mano, era más densa de lo que parecía y también demasiado grande. Le costaba sostenerla y lo inevitable sucedió. La esfera se le resbaló de entre las dedos y cayó de forma estrepitosa y resonando en toda la casa. Entonces comenzó a rodar, creando aun más ruido. Sin pensarlo se lanzó como un gato detrás de ella…  

Volver arriba Ir abajo

Re: I Just Liked it [Priv. Toushirou]

Mensaje por Toushirou el Vie Mar 24, 2017 3:44 am

La vida cotidiana siempre nos mantienen en una rutina, quizás esa es la razón por la que los niños pequeños son siempre tan felices: nunca sabes que sucederá el día de mañana y por eso cada momento es único, realmente fabuloso y lleno de aventuras por enfrentar en todo momento. Sin embargo, las cosas cambian y eso lo había comprobado el dragón helado al crecer.

Aquel día su turno había terminado poco antes de lo normal (en realidad, ese poco antes se redefinia como dos horas y cuarenta y siete minutos) así que el joven albino podía darse el lujo de marchar a casa para relajarse luego de una pesada pero corta jornada de trabajo. Decidio tomar un taxi para llegar lo antes posible a su vivienda, no le apetecía caminar y volar tampoco era una opción al estar agotado como para hibridar. El tiempo trascurrido en el trayecto a casa pasó como un sueño para él, estaba demasiado cansado ¿Por qué los problemas eran tan grandes en una isla flotante? ¿En serio ni por encontrarse entre los últimos habitantes vivos de la tierra podían llevar la vida en paz? Parecía ser  que no: a cada día había más reportes de secuestros, personas que desaparecían como por arte de magia, asesinatos y otros crímenes grandes…. Toushiro, en ese momento, tenía sobre sus hombros el caso particular de una serie de desapariciones en una de las zonas costeras de Myr. Las pistas que la policia le entregaba eran demasiado simples y no podía teorizar adecuadamente con ellas; ese problema llevaba casi un mes en su cabeza y la tensión del asunto estaba terminando con la tranquilidad del criminólogo –Joven, llegamos… - anunció el chofer, causando en el menor un pequeño rubor por su distracción - ¡oh! Clar, gracias… aquí tiene- luego de pagar lo correspondiente, salió del vehiculo y observó su casa, cada vez más lúgubre mientras la noche caía y el cielo se volvía oscuro de a poco.

El híbrido caminó hasta el umbral y sacó las llaves de su bolsillo para posteriormente abrir la puerta y entrar; aquella noche su hermana estaría filmando en otra parte de Myr y no llegaría sino hasta la mañpana siguiente, de modo que la soledad sería su compañera toda la noche. Siendo sinceros, la ausencia de la menor le ponía triste en cierto modo, la energía que poseía Utai le alegraba cada día y el no poder viajar con ella por culpa del trabajo era suficiente para que su humor estuviera en el punto medio entre el aburrimiento, la frustración y la nostalgia. Dejó sus cosas en un sofá de la sala y subió escaleras arriba al baño de su habitación, donde se dispuso a tomar una ducha relajante. Los pensamientos seguían fluyendo al ritmo de las gotas que caían sobre su piel clara; los musculos de su espalda comenzaban a liberarse de la presión de antes y todo empezaba a ser agradable; podría quedarse ahí por buen rato, con el agua helada cayendo sobre su anatomía, pero en ese moemento un ruido pesado y seco llegó a sus oidos, seguido de lo que parecía ser el andar fuerte de algo por el suelo. Cerró las llaves de agua y se vistió con ropa de casa a toda prisa, la camiseta deportiva la acomodó a medida que salia corriendo con una toalla en los hombros -- ¿Quién está ahí?- inquirió asomando la cabeza por el pasillo, solo para toparse con la sorpresa de su viejo globo terraqueo rodando por el piso mientras una chica de cabellos rubios lo perseguía con ahínco.

-- P..pero ¿Quién eres y que haces en mi casa?- exclamó al tiempo que se lanzaba hacia ellos, más bien, hacia la esfera caída, que sujetó y levantó del suelo con entera facilidad, mirando entonces a la extraña. Estuvo por decir algo más con respecto a su encuentro sorpresivo dentro de la morada pero algo pasó. La toalla de sus hombros resbaló y le hizo tropezar al caer entre sus pies y el globo terraqueo volvio a resbalar de sus manos, rodando peligrosamente cerca de las escaleras. Aquel había sido un regalo de su abuelo, asi que Shiro no dudó ni un segundo a la hora de abalanzarse de nuevo hacia él, empujándolo en dirección ajena a los escalones sin poder evitar que su propio peso le traiciponara y acabara rodando hacia abajo por un tramo corto, hasta el descanso de medio piso. Irguió el tronco y se acarició la nuca, resistiendo las ganas de maldecir su mala suerte y mirando hacia arribva en dirección a la chica de antes. Se levantó de donde estaba y se aproximó a ella; su rostro no se mostraba molesto o temeroso, estaba serio igual que casi siempre, aunque también algo avergonzado por su reciente caída -- ¿Cómo te llamas y por donde entraste? Estoy seguro de que atranqué la puerta antes…. Dime tus intenciones o márchate, no me gustaría llamar a la policía y quiero evitarlo si es posible y si me aseguro de que no has hurtado nada…- argumentó aquello acercándose, pero manteniendo igual una distancia prudente.

off-rol:
Te pido me excuses de mi demora al responderte qwq tuve problemas con el router de mi casa y me quedé sin conexión a internet por largo tiempo, fue hasta hace poco que me vi con oportunidad de solucionar el problema y hasta hoy me hice tiempo para responderte el tema. Espero no te moleste seguir roleando conmigo… planeo no volver a tardar tanto tiempo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.