Wine + V = Love? [Jihyun]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jumin Han el Miér Ene 18, 2017 10:31 pm

La iluminación de su bar era envidiable, no podía encontrar las palabras adecuadas para describirse en un momento mágico por la sutileza de los focos. La barra, adornada con fino mármol blanco resplandecía al igual que los cristales de las copas que guindaban gráciles en aquel mueble color chocolate. Jumin disponía de aquel aposento preparándose un Martini seco; no había planes para ésa noche, no había reuniones ni citas ni viajes de negocios… Sólo tranquilidad.

Ése momento de infinita felicidad sólo podía compartirlo con alguien, con su mejor amigo. No había visto a Jihyun casi por cinco meses y ya era hora de que la pareja se reuniera para saber que seguían vivos. — Jihyun. — Musitó su nombre cuando éste le respondió el teléfono; Jumin no saludada, siempre iba directo y nunca se despedía cuando hablaba por la línea. — ¿Por qué no vienes? Charlemos un poco. Mandaré al conductor Tae por ti.  — Y colgó.

Su sala de bar estaba en perfectas condiciones, bien se podía disponer de una bebida en la misma barra o llevarse a una sala que tenía vista al jardín, y ahí aguardó el moreno con su copa en la mano meneándola suavemente y perdiéndose en aquellas ondas que se formaban en el cristal; su mundo comenzó a divagarse cada vez más cuando se sumergió al fin profundamente en la música de fondo… Sí, aquello era hipnotizante.

Los minutos le pasaron como si hubiesen sido horas, pero era sólo su impaciencia tomando las cartas en el asunto; quería verlo. Jumin no demostraba muchas cosas (de hecho, no mostraba demasiadas emociones hacia a los demás), pero de algo que era cien por ciento seguro y que no dudaba en dejar en claro era que Jihyun era su mejor amigo y un muy preciado ser en su vida. ¿Amor? No, Jumin no sabe diferenciar entre la normalidad y la relatividad por lo que inmiscuirse ahora en el tema de los sentimientos sólo terminaría enredándolo más.

Una sirvienta tocó la puerta.
— Señor Han, el señor Kim ya está aquí. —
— Hágalo pasar. —
— Sí, señor. —

Aguardó, paciente a ver cruzar por el umbral de ésa puerta a su preciado amigo.

Música de fondo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jihyun Kim el Vie Feb 17, 2017 2:55 am

Las horas en soledad suelen ser tortuosas para la mayoría de las personas empero no para Jihyun, no es que adorara especialmente estar solo sin embargo le agradaba mucho más que estar rodeado de seres quienes fingen ser otros para encajar,  sus amargas experiencias de la juventud habían sido suficientes como para desear volver a pasar por ellas en un futuro cercano o lejano.

Un suspiro largo salió de sus labios al momento en que el híbrido se dejaba caer en el sofá de su sala, en completo silencio y sin más luz que la artificial de los faroles exteriores que se colaban por los pliegues de las cortinas previamente cerradas, sí, de verdad apreciaba mucho su privacidad y tranquilidad, no dejaría que nada le arruinase su noche. Lentamente el muchacho se fue recostando en el sillón, cerrando los ojos al momento en que una ingrávida sonrisa se pintaba en sus labios, un centenar de preciosos recuerdos de su niñez cruzaban por su mente, todos y cada uno de ellos incluían a su mejor amigo. -- Jumin… -- Un susurro que le dejó un dulce sabor en la boca además de una presión en el pecho.

Jumin, el nombre del moreno que tenía su corazón desde ya hace muchos años y precisamente era el nombre que se reflejaba en la pantalla de su móvil que vibraba en la mesita frente al sofá. -- ¿Jumin? -- La extrañeza y felicidad invadieron su cuerpo para que tomase el aparato y contestara aproximándolo a su oreja. Conocía muy bien al demonio como para decir una sola palabra, simplemente se centró en captar el mensaje antes de colgar. La paz pronto cubrió al medio elfo, extrañaba al de cabellos azabaches, eso no era sorpresa, y el que lo invitase a pasar algo de tiempo junto a él eliminaba cualquier malestar o molestia de sus hombros, con esas sencillas palabras ya se sentía renovado.

Con rapidez se cambió de ropa y calzado para sentirse fresco, no es como si hubiese ejecutado alguna actividad física sin embargo no gustaba de salir con los ropajes que utilizaba en su casa, manías de artistas. Tomó su teléfono y llaves antes de salir de su morada para subirse al automóvil que lo transportaría hacia la mansión de su amigo.

-- Gracias. -- Era obvio que le agradecería a todo el personal de la casa ajena, ya era una costumbre, iniciando por el conductor y luego a las sirvientas que el empresario tenía a su disposición. -- Gracias. -- Insistió para cruzar el umbral de la puerta con calma, vislumbrando al ser infernal. -- Jumin. -- Lo nombró acercándose a él con lentitud mientras sus comisuras se elevaban con sutileza. -- Llevábamos tiempo sin vernos. -- A veces era necesario exponer lo obvio, mucho más cuando se tenía una relación de amistad de tantos años y cuando lo único que podía sentir era una alegría descomunal.

Las estrellas no brillaban tanto como se esperaba aquella noche, el firmamento era cubierto por opacas nubes que neutralizaban el ambiente, impidiendo del mismo modo la brisa nocturna, ¿sería una de esas noches cálidas? Al de cabellos cyan no le importaba nada ya, habiendo olvidado sus gafas en su casa, podía contemplar la figura masculina frente a él a voluntad y por sobre todo, podría compartir al menos un buen par de horas charlando un poco, poniéndose al día. -- ¿Comenzaste a beber antes de que llegara? --

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jumin Han el Miér Mar 08, 2017 12:30 am

El traslado del conductor Tae a casa de Jihyun y de vuelta le consumiría aproximadamente unos treinta o cuarenta minutos de su tiempo, mismo que aprovechó para beberse otras dos copas rebosantes de su mejor Merlot. disfrutpo de su efímero momento de soledad hasta que la sirvienta dejó pasar a su amigo.

Lo miró de pies a cabeza e instintivamente soltó el cuello de cristal sobre la mesa, depositándolo suavemente; raúdo se puso de pie y avanzó hasta la cercanía del peliazul para estrecharlo en un cálidos y emotivo abrazo a su manera. — Jihyun. — Repitió su nombre y lo soltó invitándolo a acercarse a la barra donde había estado anteriormente. — ¿Qué te sirvo? ¿Vino, ginebra, vodka? Pide lo que quieras. — Prontamente se acercó a su bar para revisar que la cava estuviése llena y basta para elegir lo que el elfo quisiera.

A diferencia de su trato con la mayoría de las personas que trataban con el demonio, Jihyun era el único que recibía sus cálidas sonrisas, su mirada inocente y su servicial expresión. Jumin nunca hacía nada por los demás -como servirle la copa a alguien, abrirle la puerta a otro hombre, etc-, excepto por quien tenía su infinita amistad.
Sacó un vaso tipo Old-Fashioned y una copa para vino tinto como la suya, en caso de que pidiera vino. — Sólo dos copas llevo, no es demasiado para alguien de mi condición. — Y, por vez primera en el día soltó una sonrisa ladina y su tono de voz se volvió acusadora, formas que sólo demostraba con él. — ¿Temes que me embriague antes que tú? —

Jumin tomó su copa y le dio un largo sorbo, al final se relamió los labios sin borrar aquella sonrisa. — ¿Cuánto tiempo teníamos sin vernos? ¿Cuatro meses, cinco? —

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jihyun Kim el Mar Mar 14, 2017 9:00 pm

Si aquella noche se desatara una tormenta, sin lugar a dudas, para Jihyun sería una velada espectacular, porque aun cuando sus ojos estuvieran al descubierto no se sentía apenado en absoluto, el nivel de confianza depositado en el moreno era algo que ningún otro ser viviente podría superar. V era un artista y como todo artista se maravillaba con las cosas más insólitas de la vida, un simple abrazo de su mejor amigo de la infancia había sido suficiente para acelerarle el ritmo cardiaco y erizarle los vellos de la nuca, con disimulo sus delicadas manos se apoyaron en la espalda ajena por breves segundos en un ilusorio acto en el que sus sentimientos eran transmitidos.

Los segundos eran cálidos y el perfume contrario se logró impregnar en la holgada ropa del elfo. Sus pasos eran calmos, disfrutando cada instante en aquella habitación, se acercó a la barra para tomar asiento en uno de los bancos, entregándole una ingrávida sonrisa. -- Una poco de vodka está bien para mí. -- Algo lo suficientemente fuerte como para alejar cualquier pensamiento innecesario a lo largo de la jornada. El alcohol no era su fuerte, debía admitirlo, solía no abusar de él y no ingerir más de un par copas de cualquier brebaje, no obstante, si en esa situación ameritaba aumentar el cupo, él lo haría.

El codo zurdo del de cabellos cyan se apoyó en el mesón para terminar por apoyar su mejilla en la palma de su mano, siguiendo con la mirada la figura masculina. -- Creo que aquello sería un poco difícil. -- Claro, no es como si él mismo acostumbrase a terminar ebrio cual adolescente, empero sabía que podría marearse mucho antes de que Jumin siquiera llegara a imaginar caer en ese estado.

Volviendo a una postura más relajada aceptó el vaso, dando un sorbo el que bajó la cantidad del líquido a un tercio, estaba bastante más delicioso de lo que lo recordaba, seguramente tenía que ver con la compañía. -- Pues… -- El fotógrafo sabía a la perfección la respuesta a eso. -- Casi los cinco meses, creo. -- La cantidad de semanas, los días exactos, él estaba en conocimiento de ello, porque, aunque jamás lo pronunciaría en voz alta; el extrañar al demonio aumentaba la agonía de su alma haciendo de cada fecha en el calendario un martirio que sólo podía apaciguar con extensas jornadas laborales. Una pasión por otra, se estaba convirtiendo en un trabajólico enamorado.

Jihyun denotaba las muecas de su amigo, esas que sólo iban dirigidas hacia su persona y no podía evitar imitar, sus comisuras ascendieron con sutileza sosteniendo la mirada en los orbes oscuros. -- Era necesario que nos viéramos. -- Por supuesto que sí. -- Aunque también lo entiendo, tu compañía está siendo cada vez mejor evaluada, es obvio que no tienes mucho tiempo. -- Lo sabía. Dándose una pausa, agitó el vaso un par de veces para que el licor se removiera, concentrándose en eso como si fuera lo más interesante del universo. Un nuevo y corto sorbo lo hizo suspirar para que volviese al dueño de casa. -- Aunque no estoy seguro de que quieras hablarme de negocios, mucho menos del rumor de prensa de hace un par de meses, ¿no? -- Una pequeña punzada cruzó su pecho a pesar de que mantenía un rostro impasible. “Jumin Han se está viendo con la heredera de los dueños de una pequeña compañía y hasta se habla de matrimonio.” Recordaba haberlo leído de paso en uno de los periódicos y aunque lo había obviado, no quitaba que no le hubiese incomodado enormemente. Eran amigos de infancia, sólo eso, un doloroso estigma que lo obligaba a sonreír con tristeza disfrazada con un dejo de diversión.

-- Jumin… -- Pronunció con sumo cariño, para acabarse por completo lo que le fue servido. -- Recuerda que siempre confiaré en ti. -- Sin importar lo que comunicaran los medios, él sería leal a sus emociones.



Última edición por Jihyun Kim el Jue Mar 30, 2017 4:18 am, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jumin Han el Jue Mar 30, 2017 12:45 am

Nunca lo admitiría, ni si quiera a su mejor amigo pero podía tener la confidencialidad de su mente donde podía decir cualquier cosa y admitir todo... Sí, amaba ésos ojos azules. Detestaba cuando Jihyun se colocaba las gafas y ocultaba ésas ventanas del alma; no sabía expresar aquel sentimiento, pero si pudiése ser posesivo y demostrar ésa obsesividad que destaca en los demonios podría decir que quisiera apoderarse de ésos ojos.

Mejor guardar la calma, pues por un momento aquel impulso intentó salir de su encierro.

Desvió la mirada, apartando sus ojos de aquellos que le excitaban en sobremanera y sirvió el vaso de vodka de su amigo. Suerte que éste le siguió el juego con las palabras y Jumin acabo por sonreír divertido. — Tienes razón, hace falta tres botellas de vino para embriagarme... Pero ya llevo uno y medio y apenas me siento un poco ligero. — Lo admitía, además de ser un amante de la bebida también solía ser muy rápido bebiendo. — Demasiado tiempo... — Se dijo en un susurro antes de acabarse el líquido rojizo de su copa.

Hablar de la compañía era ya un tema común para el demonio. Vivía por y para ella, era lo que había trabajado a lo largo de unos cuantos años para lograr su imperio y mantenerse estable... apenas persceptible se encogió de hombros mientras rebuscaba una cajetilla de cigarros marca TREASURER. —Así es, Jumin no fumaba cualquier cosa, sólo la marca más cara del mundo— Encendió uno de éstos y mientras sacaba un cenicero comenzó a hablar despreocupadamente sobre los avances de su compañía, su amada C&R. — Es normal, recientemente hemos abierto un departamento que desarrolla videojuegos... No creí que ésa industria fuera tan demandante, es lo que ultimamente me consume más tiempo. Estábamos bien con las exportaciones pero el cambio ha sido bastante interesante. — Una calada y el dulce sabor a nicotina resbaló por su garganta, luego de éso al exhalar sintió como si una carga pesada se esfumara como lo hizo el humo. — Me conoces tan bien. — Mencionó el moeron trans sonreírle y fijar sus ojos en pel, definitivamente sno quería hablar de negocios ni conferencias de prensa ni nada que tuviése que ver con el ámbito laboral de ambos, suficiente tenía con escucharlo en boca de todos como para escucharlo en el pelicyan, quería simplemente compañía, hablar de sus más profundos pensmaientos y relajarse con una copa de vino. Y cualquiera preguntaría ¿Porqué no lo haces fuera? La pregunta era simple: Nadie era Jihyun para disfrutar de éste preciado momento.

Pero la sonrisa como el humo se esfumó trnasformándose en una mueca de desagrado. — Ésa estúpida rueda de prensa. — Al final se aventuró a llenar su copa y sentarse a la vera de Hiyun. — Es una mujer que quiere que nos volvamos socios, como hemos estado tratando los acuerdos de nuestra asociación nos hemos visto en contadas ocasiones, pero ya sabes, los rumores corren como el viento y piensan que será la futura señora Han. — Estúpida broma, debía suavizar aquello. — Pero no hay nada más que un compañerismo profesional y laboral. Así que lo que diga la prensa es mentira, yo tengo la última palabra para tus oídos si éso te preocupaba. — Ni disimulado, tomó la mano del pelicyan y la apretó por un efímero momento para tranquilizarlo, sabía que su amigo se preocupaba por él y no quería que se sintiera mal por los rumores sobre su persona; él estaba bien.

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jihyun Kim el Jue Mar 30, 2017 4:24 am

No, no es como si a V le interesaran los avances económicos en Myr o algo así, simplemente le atraía Jumin. Saber cada parte de su amigo de infancia y los temas que trataran acerca de éste era el número uno en la lista de cosas que deseaba conocer, es por ello que jamás quitó su mirar de la figura contraria, manteniendo una concentración absoluta en cada palabra que se escuchaba desde los labios ajenos, cada mísero detalle era grabado en la mente del pelicyan como archivos clasificados de máxima importancia. Sus falanges acariciaban el vaso con delicadeza de manera inconsciente, cada segundo que pasaba se sentía más dichoso, y aunque el aroma del tabaco pronto se mezclaría con el perfume de ambos no podía pedir nada más. Dando un nuevo y delicado trago, se acabó el licor por completo para que una ingrávida sonrisa se dibujase en sus labios. -- Esa es una excelente noticia. -- Porque si al pelinegro le iba bien, era suficiente para él. -- Hemos estado juntos desde hace años, no debería ser extraño. -- No lo era, al menos para Jihyun, quien era capaz de leer casi perfectamente al demonio, los minúsculos cambios en su entonación, los gestos, el más mínimo cambio en su expresión, todo, podía ver a través de todo ello. Ventaja de ser amigo de la infancia, suponía.

Ah, ahí estaban sus sentimientos otra vez. Sólo la sonrisa ajena era capaz de acelerarle el pulso, hacer que todo el mundo comenzara a moverse. ¿Se le estaba subiendo el alcohol a la cabeza? Quizás un poco. Sus ojos se cerraron e imitó la mueca, moviendo la copa vacía, no, no es que demandara un segundo vaso, simplemente necesitaba hacer algo para no abstraerse de más en lo que su corazón gritara.

¿El fotógrafo era una especie de masoquista? No estaba seguro, y es que siendo él quién había mencionado lo de los rumores, realmente temía por la respuesta. Su estómago parecía haberse encogido y sus rodillas temblaron con disimulo total, ya había logrado dominar el apeno de su amor no correspondido. Se trataba de su mejor amigo, estaba allí para apoyarlo, siempre.

Sus azulinos orbes se fijaron en las gemas contrarias, por fin, examinando su alma y el descontento con el que hablaba. Alivio. Tranquilidad. Su cuerpo parecía haber encontrado la calma, por lo que pudo volver a apoyar su mejilla en su zurda en una postura relajada para contemplar a Han. -- Claro que me tranquiliza. -- No había discusiones en ello. -- Sé que cuando algo así de importante ocurra, me lo dirás antes de que llegase a salir en los medios. -- Tenía plena fe en eso, sus emociones no eran ilusorias, su relación se basaba en la confianza ciega que poseía; si Jumin decía algo o no lo hacía era porque de eso se trataba, no importaba lo que dijese el resto del mundo.

Oh, no. Su corazón se detuvo, sus labios se separaron con levedad y su mente quedó en blanco por cuestión de segundos, como adoraba el efímero contacto físico que podía compartir con el amor de su vida gracias a situaciones como esas. Ocultar y aparentar el cambio de ritmo de su pecho no era algo nuevo para el elfo, sino todo lo contrario, no tardó en sonreírle dulcemente, poniendo su mano contraria sobre la del moreno, acariciándole el dorso con su pulgar. Dulce toque que no hacía más que cambiar el ritmo de su pecho y acrecentar la agonía de su amor. -- Gracias, Jumin. --

Lo que fácil llega, fácil se va. No podía permanecer en aquel tacto por mucho, por lo que no tardó en apartarse, sin cambiar la expresión cariñosa de su rostro, al menos eso sí podía transparentarlo, lo quería, pero no tenía que dejar en evidencia a qué magnitud.

Su rostro se ladeó un poco, un delicado sonido lo distrajo aun cuando la música de ambiente los continuara envolviendo. Gotas chocando ligeramente contra las ventanas de la mansión, una llovizna nocturna que no tardó en inundar el lugar, provocando la ascensión de comisuras del híbrido. -- La lluvia se adelantó. -- Comentó volviendo al dueño de casa. -- Es un alivio el que nos hayamos quedamos en tu casa. -- Claro, porque encontrarse con la humedad del ambiente en el exterior no hubiese sido muy grato. -- Siempre eres muy oportuno con tus planes… aun cuando nos los planees. -- La diversión ingenua era más que notable en su rostro, pues sabía que en el fondo sus palabras eran verídicas, no recordaba alguna oportunidad en que no le saliesen bien las cosas al pelinegro, lo hubiese querido o no; la suerte parecía estar a su favor.

Una risilla delicada, suave como las gotas cayendo sobre el césped, así era Jihyun quien por costumbre se encogía de hombros al momento en que sus mejillas se ruborizaban. Todo mejoraba. -- Y… -- Trató de obviar su risa volviendo a la conversación, sin quitarle la mirada. -- … no has tenido más problemas que ese, ¿verdad? --

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jumin Han el Miér Abr 26, 2017 11:59 pm

Tantos años de amistad, prácticamente se habían críado en la misma cuna, ido a la misma guardería y compartir almuerzos en la misma primaria. Ahora, sólo por los caminos laborales que habían elegido ser tan distintos es que se habían distanciado. Jumin no había podido decidir mucho al respecto; si bien era un apreciador del arte en todas sus expresiones, su "nana" le había llenado la cabeza de asuntos de negocios, cosas que sonaban a veces demasiado fictícias y que de alguna manera siempre terminaba creyéndoselas. Jaehee era muy manipuladora y había sido para Jumino una madre que lo crío y lo hizo postrarse glorioso en su compañía. Ahora que tenía tiempo para pensar en su propia vida se llegó a preguntar ¿Dónde estaría ella? Un día sin más, su nana se había esfumado y Jumin ya tenía suficiente fama y trabajo como para preocuparse por éso; simplemente contrató a una nueva asistente y continuó con su vida.

Quedaba ya sólo un cuarto de licor en su segunda botella; el morocho siempre cumplía sus palabras al decir que hacía falta más de tres a cuatro botellas de vino para embriagarlo. De alguna manera también el recordar éso le hizo perderse en sus pensamientos, recordando cuántas veces algunas mujeres interesadas en él querían embriagarlo para sacarle información o bien para chantajearlo después, por desgracia ellas siempre terminaban ebrias mucho antes de que el morocho si quiera sintiera maero. Un suspiro, su diestra se posó en su cabeza y acarició sus propios cabellos obsidianos; ése era el primer síntoma de que empezaba a subírsele el alcohol. Si bien, Jumin era totalmente pulcro con su apariencia física, jamás se le vería desaliñado ni si quiera cuando intentara hacerlo y una característica particular de su persona era lo muy bien y perfectamente peinado que siempre estaba; ahora al pasar la mano por su cabeza se habían elevado algunos mechones sobre su frente.

Jihyun retiró su mano y el de cabellos azabache sintió una pequeña punzada, ése lado suyo posesivo se había molestado por la forma en que el pelicyan se había apartado, más las voces aquellas que le rondaban en la cabeza se durmieron cuando Jumin bebió lo que quedaba de la segunda botella de vino. Beban y guarden silencio. No quiero saber qué están pensando ahora —Pensó. — Es raro que llueva en ésta época del año. — Concordó con su amigo mientras éste se ponía de pie aún sosteniendo la copa de vino en su diestra y se acercó hasta el gran ventanal para admirar la vista y el propio sonido de la lluvia.

Su rostro, igual de sereno que siempre se ladeó un poco para mirar mejor a su amigo y pronto una sonrisa amable se posó en sus labios, el comentario le había hecho gracia, la suficiente como para que se escuchara el pequeño sonido gutural de una risa. — A veces, simplemente las cosas salen como espero. — Gran mentira Sus planes siempre salían a la perfección por manipular a los demás para lograr sus cometidos. Gran ventaja de tener el poder de los pecados a su placer y herencia de su nana, le enseñó bien.

Jugó con el líquido de su copa, movía el cristal para hacer danzar el vino, su mano libre se había ocultado en la bolsa lateral de su pantalón sastre. — ... — El silencio lo invadió y cuando Jumin acallaba sus pensamientos era porque había algo mal; de igual manera no podría ocultárselo a su confidente, su mejor amigo, su posesión personal... Las voces volvían a sonar. — Hace un mes tuve un intento de asesinato. — Así como vino la primicia, la estadía se aclaró por la luz de un relámpago que iluminó por unos efímeros segundos, luego de éso el sonido estrepitoso del mismo hizo retumbar los cristales.

Se giró sobre su eje y avanzó a pasos mesurosos hacia el pelicyan, sabía que pronto estaría por explotar, demostrar lo mucho que estaba preocupado por aquella noticia y tenía que hacer algo al respecto o al menos tratar, pues aunque le dijera que todo estaba bien, no se calmaría. — El hombre murió a manos de una espadachín, ahora se ha convertido en mi guardaespaldas personal. — Tres tragos se escucharon desde su garganta, se había bebido toda la copa como si fuése agua. — Estoy bien. — Ésta vez la sala no se iluminó pero hubo otro estruendo, la lluvia parecía arreciar con fuerza sin intenciones de querer parar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jihyun Kim el Dom Abr 30, 2017 12:22 am

La tenue luz de la habitación en que se encontraban hacía que el rubor de sus mejillas no fuese tan evidente, Jihyun se veía calmado y sobre todo feliz, como cualquiera lo estaría junto a su mejor amigo de toda la vida. Esconder el ritmo acelerado de su corazón y contener esas enormes ganas de gritar sus sentimientos eran tareas que podrían destrozar a más de alguno, pero no a él, no, el amor del peliceleste era completamente entregado y desinteresado, mientras pudiese compartir una sencilla copa de licor no pediría nada más, hacía años que había alejado cualquier pensamiento negativo; no estaba en condiciones de celar ni exigir nada, iba a entregar su apoyo, tan sólo eso.

Brillo. Un relámpago los cubría y con ello daba el pie al inicio de lo que suponía una turbia tormenta, ¿no era demasiado extraño? Un poco, pero de seguro así el agua podría arrastrar todo lo que sentía, llevarse aquellas hermosas pero dolorosas emociones, ah, definitivamente tampoco quería eso.

Al igual que Jumin, el híbrido se puso de pie para rodear el mesón en busca de la botella de la cual le había servido momentos atrás, rellenando su vaso, no debía pedir permiso. Sus delgados labios se encontraron con el cristal para que la fuerte bebida se deslizara por su garganta en un largo trago con el que no tuvo más opción que servirse por una tercera vez, no era una competencia, por supuesto que no, sin embargo, al ver al demonio tan entusiasmado con la bebida no podía quedarse atrás. -- ¿Mh? -- Los azulinos orbes del elfo se fijaron en la figura masculina para que retornase hacia su banco, mas sin intenciones de sentarse. Algo no andaba bien. El silencio siempre era peligroso. -- ¿Jumin? --

No. Si no conociese perfectamente al empresario hubiese jurado que se trataba de una broma de muy mal gusto, sin embargo, todo indicaba que era verdad. Sus piernas temblaban, sus labios se separaban y el de cabellos cyan se apresuró a dejar la copa sobre el bar antes de que diese contra el suelo. Todo le daba vueltas, y no precisamente por el alcohol en su torrente sanguíneo, lejos de ser la humedad del ambiente o el aroma a tabaco, su preocupación y desesperación se aglomeraban en su garganta casi cortándole la respiración. “Jumin…tratando de ser… ¿asesinado?” No era extraño considerando su posición en Myr, no obstante, eso no mejoraba la noticia. -- Ju…-- Sus luceros se humedecían con ingravidez sin que se atreviese a parpadear, Kim tenía miedo, había gatillado ese terror, ¿qué pasaría si cerraba los ojos y él desaparecía? Su alma no podría soportarlo.

Tenía que controlarse, pero no podía hacerlo.

Ya había tiempo de buscar un culpable, tal vez el alcohol, tal vez las gotas chocando violentamente con los ventanales o simplemente el tiempo que había pasado, uno de esos sería el chivo expiatorio. Las piernas del artista dieron un par de pasos quedando próximo a su amigo, sus comisuras se elevaron en una dulce sonrisa mientras cerraba sus ojos para que las lágrimas resbalaran por sus mejillas. -- … -- Sus labios se habían separado, pero no pudo decir nada, hilar la más minúscula frase se había vuelto una tarea titánica, ¿no estaba comportándose como un niño? Sus extremidades prontamente se extendieron hacia el mayor en un cálido abrazo que reflejaba a la perfección el alivio que lo envolvía.

Inhalando con profundidad y disimulo, se inundó del perfume ajeno, grabando esa sensación en su memoria, disfrutando del toque y de la fisonomía contraria. Suaves caricias, casi imperceptibles, sus pulgares se movían en la espalda del morocho buscando reconfortarse a sí mismo, era un egoísta después de todo. -- Jumin… -- Pronunció apartándose unos segundos después, mirando directamente hacia aquellos ojos tan oscuros como la noche. Tranquilidad, sus mejillas contenían los vestigios de las lágrimas mas una expresión parsimoniosa era lo que dibujaba su rostro. -- Debes presentarnos. -- Dijo por fin para voltear y caminar en dirección a su asiento una vez más. -- Me gustaría darle las gracias personalmente. -- Por supuesto, era quién lo había salvado, merecía su eterna gratitud. -- ¿Cómo se llama? -- Su diestra se extendió a tomar su vaso y luego dar un par de sorbos cortos aliviando aquel nudo en su garganta, sintiendo como el calor comenzaba a subírsele a la cabeza, definitivamente seguir ingiriendo no era una buena idea. No es como si quisiese ir a buscarla e invitarle un trago, tan sólo curioseaba para saber qué tan formal era su trabajo. Un poco de seguridad extra, si seguía así, era probable que Han necesitara un par de guardaespaldas que se sumasen a la legión. -- ¿Está al interior de la mansión? --

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jumin Han el Mar Jun 06, 2017 11:54 pm

Ah, ahí estaba ésa expresión de terror apoderándose de la faz de su amigo. Lo odiaba y deseaba al mismo tiempo, como quien hace una mueca al probar un cigarrillo por primera vez; la primer calada te deja un mal sabor pero por alguna extraña razón quieres seguir probándolo. Lo mismo pasaba con Jumin cuando veía el rostro conmosionado de Jihyun; no sólo era un gusto personal, uno muy retorcido si acaso, pero era más bien como un placer el ver una expresión que no le mostraría a nadie más y a lavez le molestaba ser él la razón por las que se presentaban ésas características en su rostro: Los labios contrídos, lo ojos acuosos, las manos temblorosas y la mirada perdida en la nada...

Las voces de sus demonios internos empezaban a hablar.

Quiso acercarse y tocar el rostro ajeno, sólo para comprobar que seguía ahí presente con el morocho pero no se atrevió a hacerlo, tan sólo depositó la copa en la mesita de centro de su sala de estar al lado del bar, la que daba enfrente hacia el gran ventanal; soltó un largo suspiro y volvió a revolverse los cabellos del flequillo, ahora ya más relajado aprovechó para quitarse el saco, recogerse las mangas de su camisa, aflojar el nudo de la corbata y desabotonar el primer botón del cuello, todo mientras dejaba que Jihyun procesara su estrujamiento y terminara por abrazarlo. Ésto lo tomó por sorpresa, pero no dudó en estrecharlo contra su cuerpo y acariciarle la espalda.

— ¿Cómo dices? — Éso sí le sacó de sus cavales, ¿porqué razón debía de presentarle? No es que no quisiera hacerlo pero lo veía como una pérdida de tiempo; si a duras penas lograba recordar un tercio de los nombres de las personas que trabajaban para él, ¿porqué darle tanta importancia a una guardaespaldas? sin embargo, no quiso romperle la ilusión, así que se acercó hacia la vera del contrario, ésta vez cogiendo el vaso del pelicyan y dar un largo trago; en efecto, el alcohol ya empezaba a mover la baraja y jugar sus cartas, ésas donde Jumin empezaba a hacer, tomar y decir lo que le pareciera a placer; claro que sobrio también lo hacía pero ahora lo hacía de forma descarada. — Su nombre es Nanase... Hikari, es una mujer gato, espadachín y con una fuerte convicción de la justicia. — Hizo una pausa, regresándole su vaso a Jihyun y alejarse hacia el otro lado de la barra para tomar otra botella de vino y seguido buscar un descorchador. — Por lo general no sé en dónde está. Cuando estoy dentro de la mansión anda libre, pero cuando salimos permanece siempre visible y cerca, es toda una profesional. —

El morocho quitó el corcho de la que sería la tercera botella, sus movimientos seguían siendo las de una persona firme y segura de lo que hacía, pero su rostro comenzaba a colorarse y su temperatura a elevarse, así pronto aparecieron unas gotas de sudor que resbalaron desde su mentón, por la yúgula y se deslizaron hacia su pecho; ése era el segundo síntoma de su ya notoria embriaguez, faltaba ver si Jihyun lograría ver su tercera fase, donde lo posesivo se le afloraba por cada poro.

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jihyun Kim el Miér Jun 14, 2017 6:11 am

La tormenta continuaba sacudiendo el exterior, y el sonido de las gotas chocando contra los ventanales se asemejaba a las pulsaciones del pelicyan; rápidas, disparejas, dolorosas, preciosas. Una marejada de sentimientos lo envolvían en aquella noche que suponía una simple reunión con su mejor amigo, tal vez beber no había sido la mejor decisión de esa noche. Qué va. Tomar un par de tragos no dañaba a nadie, ¿no? El alcohol no era el fuerte de Jihyun, él lo sabía, sin embargo, tenía en claro que sin importar lo ebrio que pudiese llegar a estar su amor no quedaría al descubierto, jamás podría declararse, por muy mareado que estuviese las palabras no se atreverían a salir de su garganta, era imposible. Su egoísmo sería superior no importaba qué, era incapaz de separarse de Jumin, deseaba quedarse a su lado por lo que perdurase su vida, y sabía que la única forma de hacerlo era como su amigo de la infancia, no iba a arruinarlo.

Un abrazo, un simple abrazo y su cuerpo vibraba, una de las ventajas de su puesto. Inhalando con profundidad, cerró sus ojos para rememorar la calidez y el aroma del cuerpo ajeno, sin embargo, se vio en la obligación de volver la mirada al moreno en cuanto le quitó el vaso. Sus hombros se encogieron para que reprimiera una suave risilla, adoraba cuando él se comportaba de esa forma, completamente confianzudo, sin titubeos. -- Ya veo. -- Pronunció con tranquilidad antes de beber lo que quedaba en su copa, un ingrávido rubor pintó sus mejillas, la mera ilusión de compartir un beso, aunque indirecto, le llenaba el vientre de mariposas, ¿no estaba siendo demasiado infantil? -- Me alegra que sea una profesional. -- Sus palabras no tenían dobles intenciones aun cuando pudiese no sonar de esa manera, sabía que nadie en ese lugar intentaría enredarse románticamente con Han, tan sólo se contentaba de que la protección de la felina sería certera, estaba dejando su vida en las manos de ella después de todo.

El suelo comenzaba a moverse, no, simplemente el alcohol se le subía con lentitud a la cabeza. Inhalando con profundidad se acomodó en el banco para sólo extender su brazo, tomando la botella de vodka que había sacado anteriormente rellenando su vaso una última vez, conocía su límite, no iba a tentar a la suerte. Apartando la botella dio un corto sorbo al licor para contemplar la figura masculina frente a él. -- Sabes, Jumin… -- Sus azulinos orbes se fijaron en los oscuros, como siendo consumidos por los mismo. -- Siempre admiré tu gran capacidad para beber. -- Pues estaba claro que eso no estaba hecho para el elfo, las fiestas en las que se había envuelto en su niñez y juventud le habían dejado recuerdos tan amargos que el sabor del licor sólo los hacía volver a la vida, no, no lo necesitaba.

V dejó su vaso en la barra, para que sus comisuras se elevaran lentamente, entregándole una tierna sonrisa al momento en que su zurda se estiraba hacia el cuello ajeno, rozando sus falanges por éste para secarle el sudor que comenzaba a notarse. -- ¿Tienes mucho calor? Puedo ir por un poco de agua o decirle a las sirvientas que te traigan un cambio de ropa. -- No es como si eso le molestara, pues, aunque el alcohol hiciera estragos en su cuerpo ayudaría al empresario hasta el final de los días para que se sintiese bien. ¡Cierto, su mano! Casi como si de una tortura se tratase, se apartó una vez más, sin cambiar aquella expresión cariñosa que sólo era dirigida hacia él, Jumin Han. Un dolor placentero, entregaría su amor desinteresado por completo, no había nada de malo en eso, ¿verdad? Sólo un secreto, su mejor amigo no podía enterarse.

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jumin Han el Miér Ago 23, 2017 12:56 am

Si podía ser ególatra por escasos momentos de su vida, podría llegar a decir que ése momento Jihyun podía estar en el mismísimo inframundo camuflajeado del Edén; porque Jumin ya había pasado su límite con el alcohol y ya se encontraba ebrio y con sus voces infernales susurrándole seductoramente al oído. Jihyun tiene envidia por tu forma de beber. Dijo una de ellas. O es más bien que te admira tanto que te ve como un Dios. Le sedujo otra voz logrando que el demonio sonriera ladino y afilara los ojos en los contrarios tratando de divisar lo azulino de éstos a través de aquellas gafas que en algún momento le había regalado... Las odiaba Porque, a pesar de todo seguían cubriéndole los ojos para que en cualquier momento Han no pudiera mirarlos y desearlos. Ésos ojos te pertenecen, lo sabes, ¿verdad? apareció otra voz, una más grave y fuerte que disipó a las otras dos a dormir en los recóndito de su psique.
Casi como un poseso, detuvo la mano que se apartaba de su cuello y la sostuvo con tal presición que parecía retenerlo a la fuerza, más no era así, no lastimaría a su preciado amigo aunque las ganas palpitaban por manifestarse. — No hace falta que venga alguien. No, más bien no quiero que nadie venga. — Porque éso significaría ensuciar ése precioso ambiente que ya había formado para tenerlo ahí.

En ése momento le soltó su agarre y automáticamente se quitó el saco, luego siguió con el chaleco sastre que traía debajo y prosiguió a quitarse la corbata de un tirón y desabotonarse los botones del cuello y el pecho dejando éste un tanto descubierto, todo enfrente del pelicyan. — Con ésto bastará para sentirme fresco. — Afirmó mientras regresaba a su sed de vino y acabarse la tercera botella de unos cuantos tragos.

¿Porqué te controlas con él? Sonó la voz en su cabeza y Jumin sólo se espabiló pensando que empezaba a alucinar por la ingesta de alcohol. De nuevo, la maldita sensación de incomodidad con aquellos lentes le fastidiaron la existencia y sin titubeos dirigió su diestra hasta su rostro donde apartóse aquellos vidrios polarizados y dejóse sobre la mesa del bar. Ah, ahí estaba su placer infinitio, aquellas puras ventanas de su alma. Quería devorarlas.
— Jihyun... — susurró y permaneció en silencio un momento, ése maldito alcohol empezaba a doblegar su mente y sus convicciones. — Siempre he envidiado que los demás miren tus ojos. — De alguna manera, saber que siempre traía ésas gafas le aliviaba la existencia y con tres botellas encima ya estaba tan ebrio como una cuba para empezar a confesar sus más oscuros y perversos secretos. ¿No le dirás acaso lo posesivo que eres? Dile que él te pertenece... Jumin, no quieres admitirlo, pero lo sabes, siempre lo has sabido.

En ése momento frunció el entrecejo pero mantuvo la mirada penetrante y fija sobre los zircones ajenos; así eran a la vista del demonio: Unas gemas de gran valor que podrían ser robadas por cualquiera pero que sólo debían pertenecerle a él. — Jihyun... Soy el único que puede mirar tus ojos. — Porque le pertenecían. — Es mi placer personal. — Porque le pertenecían. — Porque me pert... — Acalló subitamente, ¿cómo podía ser tan impío de decirlo? Casi raúdo se mantuvo esquivo y se dirigió hacia la sala en donde se desplomó mirando hacia el techo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jihyun Kim el Dom Ago 27, 2017 3:26 am

Todo tenía un fin, ¿no es así? Por mucho que le gustase la idea ilusoria de la perpetuidad, el elfo sabía perfectamente que nada era para siempre, no podía tocar a su amigo por siempre, lo más sano era disminuir el dolor acelerando lo inevitable. Sus dedos continuaban cálidos e inclusive un poco húmedos con la esencia de Jumin, procuraría conservar aquella sensación en su mente lo más que pudiese, sin embargo, debía aceptar que no esperaba que el contacto permaneciera por algo más de tiempo, mucho menos por iniciativa del demonio. Ah, ¿tendría permitido sentirse tan feliz? Su corazón pareció derretirse y sus comisuras se mantuvieron en ascenso sin intenciones de retirar su muñeca, se dejaría tocar todo lo que el contrario quisiera, después de todo él se había entregado en cuerpo y alma a la persona que amaba, aun cuando el otro no lo supiese. -- Está bien, Jumin. -- Lo había dicho, jamás existiría objeción de su parte ante las palabras ajenas.

Culpar al alcohol era lo más sano que podía hacer el pelicyan, y es que con sólo ver el accionar de su amigo parecía que el calor se apoderaba de todo su cuerpo mientras su garganta se secaba una vez más, no, no tenía permitido continuar bebiendo si quería permanecer en sus cabales. -- Como siempre, solucionas todo muy rápido. -- Volvió a halagarlo de manera inconsciente, para que llevase sus manos sobre sus muslos, acariciando éstos con disimulo, buscaría cualquier forma de distraer a su acelerado corazón de aquellos innecesarios deseos. Permanecer al lado de Han era suficiente, no tenía derecho a pedir nada más.

-- Jumin. -- De pronto, todo se esclareció, la figura masculina frente a él se hizo más nítida y por ello sus pálidas mejillas se pintaron de un rosáceo color. -- Perdona. -- Lo sabía. No había necesidad de ocultar sus gemas del pelinegro, es por ello que en cuanto sus lentes reposaron en el bar, lo primero que hizo fue dirigir sus azulinos orbes hacia los contrarios en una mueca de genuina disculpa, poder vislumbrar las expresiones de éste sin un vidrio era lejos el mejor de los privilegios. -- Jumin… -- Sus labios se entreabrieron, realmente no esperaba escuchar aquello. Como el relámpago que iluminó el exterior, su pecho se contrajo en una dulce sensación. Todo era demasiado peligroso. -- No debes preocuparte por eso. -- Indicó, manteniéndose tan calmado como siempre, entregándole su común sonrisa. -- Sabes que suelo llevar mis gafas para evitar que eso ocurra. -- Porque no le interesaba que otros vieran su alma desnuda, no, la pura idea le aterraba.

“Placer personal.” Aquellas palabras hicieron que los vellos de su nuca se erizaran, Jihyun no podía sentirse más mareado ante la confesión del ser infernal, ¿en verdad se trataba de eso? Como la sacudida de los ventanales ante las ráfagas de la tormenta, cada una de sus células vibraba en un acalorado espasmo, de seguro los dioses lo castigarían. -- Jumin. -- Lo siguió con la mirada, ablandando su expresión para terminar por reprimir una suave risilla, encogiéndose de hombros. -- Eso ya lo sé… -- Pronunció con delicadeza, poniéndose de pie con cuidado para acercarse a éste, quedando a su lado, empero dirigiendo su mirada al rostro de éste. -- Y tu deberías tenerlo claro también. -- Tragando saliva con disimulo, respiró con profundidad, aprovechando el valor que el vodka le entregó después de aquellos vasos. -- Soy tu mejor amigo, y cada parte de mí te pertenece. -- Haciendo énfasis en la palabra clave, sonrió con tanta dulzura como su pecho se lo permitió. Sus propias palabras le quemaban, mas era necesario clarificar los hechos. -- Así que, si me dices que no me quite las gafas ante nadie que no seas tú, entonces lo haré con gusto. --
No había ni un solo rastro de mentiras o exageración en sus palabras, la sinceridad era tan pura como la expresión de su rostro.

La sangre recorría su cuerpo a nuevos ritmos, necesitaba mantenerse sereno, no tenía permitido arruinar nada a pesar de que la ebriedad estuviese a simple vista. Su diestra se elevó, dirigiéndola hacia la mejilla contraria del demonio, una caricia inocente, sus ojos se habían perdido en aquellas obscuras gemas, casi como si la misma noche lo llamara movió su pulgar en la tersa piel ajena. -- Jumin… -- Lo sabía, eso era peligroso, era su mejor amigo desde que tenía memoria. No, no se trataba de ninguna clase de poder o hechizo, tan sólo las emociones resguardadas en lo más profundo de su pecho. -- Conmigo puedes ser tan egoísta como quieras. -- Para eso estaba ahí.

La línea de lo correcto se confundía más y más conforme pasaban los segundos, V juraba que ésta se trazaba de manera más delgada con cada movimiento de su dedo, el aire se volvía más pesado y su cuerpo parecía estar envuelto en una abrasadora y viciosa sensación. Jugar con fuego lo quemaría, tarde o temprano, empero quería disfrutar de ese instante. Una excusa inocua, deseaba volver a su época de infancia, sí, estaba jugando a aquellos años, donde el tacto cándido era tan necesario como respirar. “Jumin” No había nada más en la mente del híbrido.

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jumin Han el Miér Sep 27, 2017 6:42 pm

Para el infernal hubo dos palabras que se contradecían usadas en una sola oración: “Amigo” y “pertenecer”; ah, sus demonios internos volvían a tramar un diálogo entre ellas y Jumin era el espectador principal. Sabía que así era, siempre lo había sabido pero fingía no hacerlo por claros malentendidos.

Hubo una época en la que el pelinegro pensó que su amigo de infancia había encontrado a una pareja estable, o a ojos del empresario así era, una mujer que solía buscarle en un tiempo con pretextos de lograr acuerdos… pero Jumin lo sabía, ésa mujer estaba enamorada del pelicyan y el contrario parecía tener las mismas intenciones. Quizás eran sus celos posesivos los que le habían hecho creer aquello y le cegaban ver la simple realidad, de que ésa era sólo una relación de trabajo netamente profesional. Pero a Jumin a regañadientes y resignado había aceptado entregar a su amigo para que fuese feliz. No hay que indagar mucho para saber lo aliviado que se sintió cuando el pelicyan le dijo que sólo era una compañera de trabajo y que éste no tenía intensiones románticas on nadie. – El recuerdo vino en un santiamén y así como llegó se desvaneció en cuestión de segundos tras ver ésa enigmática sonrisa.

Su recorrido del bar al sofá le ayudó a aclarar su mente, su mirada se mantuvo fija en las motas que decoraban su techo, escuchaba las apalabras ajenas taladrándole la mente una y otra vez. Si tú me dices eso, no creo que podré ser capaz de contener a mis demonios. Pensó sintiendo un golpe de adrenalina, tenía la necesidad de ser tan egoísta como había mencionado su amigo y de poseer cada parte de su ser, o al menos hacerle saber al pelicyan que no habría nadie más en ésta vida que estuvjera tan obsesionado con él

— Lo lamento, he dicho cosas muy prepotentes ésta noche — se excusó tratando de no mantener la vista fija en Jihyun; en ése momento se sentía un poco avergonzado por haber dicho tales cosas. — Tampoco he actuado de la mejor forma que se me permite… creo que he bebido suficiente alcohol. — mencionó a la par que se colocaba el dorso de la mano sobre su frente como si de ésa manera, pudiera entrar en un estado de relajación. — ¿Tu estás bien? —

Las palabras de Jumin sonaban realmente preocupadas si se le tenía suficiente atención a su labia puesto que lograba tener un ligero cambio de tono de preocupación que , únicamente le dedicaba a su mejor amigo. Quizá para muchos no lograran darse cuenta, pero Jumin tenía una serie de pasos a seguir cuando se empezaba a mostrar preocupado por el pelicyan: Principalmente aperturaba aquella inusual ceremonia preguntando el estado de su amigo, seguido de eso se sujetaba el mentón con su dedo índice y pulgar y finalizaba con una ligera incorporación hacia enfrente, mirando directamente a los ojos de su contrario. Todo esto siempre iba acompañado de una profunda seriedad casi lúgubre y palpable, pues el señor Jumin se tomaba muy en serio el estado emocional, físico y mental de Jihyun. — Lo lamento, te he hecho beber a sabiendas que tu no eres fanático del alcohol. — Se disculpó regresando a una posición más relajada recargándose en el respaldo del sofá. — Si es muy necesario, y te sientes muy mal puedo hablarle a una de las sirvientas para que nos traiga café... —

La idea no era mala y a decir verdad parte de ésa sugerencia era más como un deseo para sí mismo para poder acallar a sus voces demoniacas internas que le suplicaban tortuosamente que se apoderara de Jihyun.

Ésa otra idea tampoco le sonaba mal…

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jihyun Kim el Miér Nov 15, 2017 10:08 pm

Jihyun quería decir una enorme lista de palabras, pero definitivamente un “lo siento” no estaba dentro de ellas, es decir, no encontraba razones reales para pedir perdón por su comportamiento o por lo que pronunciase, era su corazón quien lo contralaba bajo la influencia del alcohol; tenía muy en claro que todo ello era lo que continuamente trataba de ahogar en sus más profundos deseos. El amor que sentía hacia el moreno era tan insondable que a esas alturas era casi mágico el que pudiese continuar reprimiéndolo, ah, ¿no le estaba dando demasiadas vueltas al asunto?

Sus mejillas permanecían pintadas de carmesí, mientras su piel se erizaba y un escalofrío recorría su espalda, la atención de Jumin hacia su persona no hacía más que embriagarlo con emociones. -- No debes preocuparte por ello, Jumin. -- Se apresuró a decir curvando sus labios en una cálida sonrisa, no había necesidad de que el contrario se disculpase; eran amigos de la infancia y a pesar de todo, estaba muy consciente de que ninguno de los dos estaba completamente en sí. -- Ah. -- Separó sus labios de manera automática para posteriormente asentir con suavidad. -- Descuida, sólo estoy un poco mareado. -- Aunque pudiese sonar extraño, el pelicyan no era muy bueno con las mentiras u ocultándole cosas a su amigo de la infancia, pues aun cuando no se percatase de su amor no correspondido, el otro parecía leerlo a la perfección.

Inhalando con profundidad, V buscó alejar cualquier ápice de esperanza en aquella noche, manteniendo siempre un rostro sereno y una tierna sonrisa. -- Ya deja de disculparte, Jumin. -- Insistió. -- No hay nada de malo en que compartamos unas copas, además, estamos en tu casa, no es como si algo nos fuese a ocurrir. -- Ni como si alguien los fuese a interrumpir, empero sabía que no debía agregar eso, así es que tragó saliva disimuladamente llevando consigo el amargo sabor de las palabras no pronunciadas.  -- Creo que sólo necesito un poco de aire. --

Se puso de pie con calma, quedando estático unos segundos debido a la flaqueza de sus piernas para voltear hacia Han mostrándole una mueca que lo tranquilice, sí, necesitaba algo de aire fresco, pero no se iría tan rápido. Sin prisas rodeó el sillón, volviendo hacia el enorme ventanal del lugar, respirando con profundidad antes de abrirlo. La ráfaga de viento no se hizo esperar sacudiendo las cortinas y más de algún objeto al interior de la habitación, la lluvia empapó rápidamente las telas del fotógrafo enfriándole la piel que se erizó con prontitud. -- Ah… mucho mejor. -- Se dijo a sí mismo, reprimiendo una corta risilla que fue opacada por un nuevo trueno.

Sólo un par de segundos bastaron y la temperatura de Kim bajó considerablemente. Procuró cerrar la ventana y volver a dejar el pestillo para que no se abriese de golpe, antes de voltear algo divertido, sacudiendo un poco su mojada camiseta; la cual insistía en pegarse a su abdomen. Las gotas resbalaban por sus cabellos y rostro, viajando a través de su cuello y clavícula, en una imagen que de seguro el pelinegro no recordaba hacía varios años. -- Perdón por eso. --  Se apresuró a decir, volviendo hacia el sofá para sentarse nuevamente. -- Realmente necesitaba refrescarme. --Al parecer, la gélida brisa no fue la mejor alternativa, pues con ella, ahora se sentía considerablemente más mareado, sumado a que, la humedad de su cuerpo sólo le estaba provocando ligeros temblores. Ah, ¿por qué tenía que ser así de descuidado?[/color]

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Jumin Han el Mar Ene 16, 2018 12:24 am

Pertenecer a la raza de los infernales le daba una cantidad exagerada de desventajas así como desventajas pero ahora mismo lo único que podía ver eran más cosas pro como su gran control de la temperatura sobre su cuerpo para no sentir ni un cosquilleo de la ventisca que se coló en su habitación de entretenimiento. Su mente no se ocupaba en si el aire tiraría algo como un montículo de naipes que estaba sobre la mesita de descanso o la copa vacía de la que había estado bebiendo Jumin, su mente sólo permanecía en tratar de controlar sus impulso que por alguna razón hoy estaban más latentes que otras noches; fue entonces que lo recordó, que hoy habría luna llena y sus instintos carnales estarían más despiertos que otras veces. ¡Justamente tenía que ser hoy! bueno, la culpa había sido de Jumin por no haber recordado tan importante evento natural, de haberlo hecho sólo bastaba con encerrarse en su habitación como en las veces anteriores o si la situación era muy fuerte recurría a encerrarse en el sótano.

Su nana Jaehee le había enseñado algunas prácticas rituales que ella solía hacer en ésas noches de luna llena; sin embargo, para el moreno hacer ésas cosas no eran precisamente las más pulcras y elegantes. Jaehee solía salir a cazar una presa jóven para beber su sangre y comer sus órganos, porque en ésa fase de la luna a ella le daba mucho apetito, —"No te resistas joven Asmodeus"— Usaba ése extraño nombre que supuestamente le pertenecía al moreno. —"Nosotros los demonios no podemos suprimir por mucho tiempo nuestros instintos en luna llena, no es sano que lo hagas."— Ojalá hubiera sido tan sencillo para Jumin como lo era para su nana pero sus instintos no demandaban alimento ni sadismo, sus instintos demandaban placer y hedonismo. —"Vamos, joven Asmodeus, sacia tus necesidades."—

Jumin aprendió ésa noche que era imposible resistirse cuando se tiene el plato principal frente a sus ojos.

Ahora mismo su plato principal; no, su buffet personal se encontraba frente a sus ojos en una sutil manta de piel pálida y bañada en gotas de tormenta. Ahhh, ¿cómo iba a ser capaz de contenerse?
Todo en la habitación pareció demosoronarse con el alboroto de sus pisadas empujando la mesa de centro sin importar que ésta se canteara tirando los naipes y las copas sobre la alfombra; sus manos estaban inquietas de una forma tan desesperada que sin poder detenerse buscaron con desesperación las caderas ajenas y tirar de éstas para que el cuerpo del pelicyan desfalleciera sobre la alfombra. Autocontrol, autocontrol. Claro, como si en ése momento fuera posible; la mente cuerda de Jumin tenía pequeños atisbos de luz y largos periodos de oscuridad oscilando a cada segundo.

Oscuridad, el cuerpo de su amigo reposando boca arriba, oscuridad de nuevo, las manos del empresario acariciando la piel de su amigo desde las caderas hasta la garganta y más oscuridad. Sus demonios demandaban usar sus habilidades para obligar a Jihyun a ceder aunque una parte suya sabía lo que evidentemente estaba viendo: que Jihyun no se resistiría... Se relamió los labios como un astuto cazador a punto de devorar a su presa, sus propios ojos no parecían suyos sino los de un monstruo en busca de placer; éstos se habían tornado de un ligero tono carmesí y brillaban con un acento marcado bajo la sombra que se formaba debajo de su flequillo alborotado.

Ah, quería parar, de verdad quería pero ya no había vuelta a atrás aunque pudiera.

Volver arriba Ir abajo

Re: Wine + V = Love? [Jihyun]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.