No te quitaré mucho tiempo, lo prometo [Priv. Katya]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No te quitaré mucho tiempo, lo prometo [Priv. Katya]

Mensaje por Yumiko Tatsuhisa el Sáb Dic 17, 2016 12:34 am

Si bien, se había desvelado haciendo los deberes escolares, ese no fue pretexto alguno para no despertarse cargada de energía (quizás algo fuera de lo normal), tomar su bicicleta y salir tarareando con rumbo al parque. Le emocionaba muchísimo la competencia de juegos al aire libre que se realizaría como festejo por la remodelación del lugar, además de la colecta de dinero para las organizaciones altruistas de Berlín, tales como asilos de ancianos, el mercado de mascotas, orfanatos y demás. Si, la bondad y solidaridad se sentían en el aire siempre que llegaba la época navideña y esta no era la excepción.  La cabellera roja ondeaba alborotada mientras la chica pedaleaba alegremente esperando no tardar mucho en llegar a su destino; logró ver las carpas y banderitas a lo lejos y no dudó en acelerar aun más su velocidad, atar la bicicleta a un árbol y caminar por el sendero  gustosa hasta el área verde en la que se llevaría a cabo el evento; correr, saltar, pescar manzanas con la boca: sería como un mini-festival.

Una enorme desilusión llenó sus ojos cuando se acercó lo suficiente para comprobar que, debido a la temprana hora, recién estaban levantando las estructuras, acomodando los puestos y organizando el lugar para los juegos. Yumiko se sentó bajo un árbol abatida, quizás no debió haberse levantado tan temprano después de todo. El desvelo de la noche anterior se fue haciendo presente y a la pelirroja comenzaron a pesarle cada vez más los párpados, no tardando en quedarse dormida. No fue consciente del tiempo que transcurrió estando ella en ese estado pero, al despertar, se sintió aliviada en ver el festival ya armado y gente comenzando a llegar para disfrutarlo tanto como ella.

Yumiko exploró los puestos y atracciones, buscando con la mirada cualquier cosa que fuera lo suficientemente buena para entretenerla y hacerla reír: ella quería divertirse, eso era todo. Lo primero que hizo una vez terminada su vuelta de reconocimiento, fue participar en el concurso de pesca, intentando atrapar pececitos de colores con una red y ponerlos en una bolsa plática. No quedó satisfecha ganando el 4to lugar, pero decidió dejarlo así momentáneamente; "Tostada" y "Gomita" fueron los nombres que escogió para sus dos nuevas mascotas, a las que les tomó un afecto inmediato, definitivamente iba a cuidar bien de ellos dos. Un segundo recorrido por los puestos  le indicó que otros juegos de ese estilo le serían mucho más entretenidos como descanso luego de los juegos más grandes, realizados a un costado, que eran por lo que ella había asistido en primer lugar.

Se acercó a una chica repartía folletos y le pidió uno, sonriéndole a ella después de recibirlo: habría una competencia de comida, un torneo de juegos en parejas, una carrera de obstáculos y también un juego de "búsqueda del tesoro". La ojiazul se emocionó ante la idea de participar en todas esas actividades y decidió que la primera a la que se inscribiría iba a ser la de la competición en parejas; se dirigió a la parte del parque en la que se llevaría a cabo ese evento, creyendo que las parejas se sortearía ahí mismo... pero se equivocó. Una amarga sensación subió por su estómago cuando se dio cuenta de que debía llevar a su propia pareja al concurso. Bien! ya has llegado hasta aquí, así que no es momento de retirarse cual cobarde se animó a sí misma mientras regresaba a los puestos en busca de cualquier persona que pudiera ser su compañera. Se sorprendió a sí misma evaluando las capacidades físicas de los extraños para determinar quién sería mejor en su equipo, por lo que fue acercándose a las personas que le dieron mejor impresión. - ¡¡Buenos días!!- les saludaba animada para luego señalar el área verde -Necesito de otra persona para competir en los juegos de  por allá, ¿Quisieras ser mi pareja?- Un aire de tristeza la recorrió cuando fue rechazada en al menos 6 ocasiones.

-Las juegos físicos en pareja comenzarán en 10 minutos: competidores, por favor preséntense en el área establecida- La voz de una mujer a través de un megáfono le indicó a Yumiko que debía apurarse en encontrar a alguien. Hizo un par de intentos más que, de igual forma que los anteriores, resultaron fallidos. ¿Es que acaso no había nadie que quisiera jugar? La voz del megáfono indicando que faltaban 5 minutos hizo que la pelirroja tomara decisiones desesperadas, analizando el rededor en busca de algún compañero para ella: su mira de iluminó al ver a una chica sentada en una banca con una mirada reflexiva sobre sabría quien qué cosa. Se acercó corriendo a ella y la tomó de la mano, esperando no molestarla -¡¡Tú!! ¡ayúdame ahora en la competencia! Sólo será un pequeño momento- le dijo mientras comenzaba a correr con alegría rumbo al campo de juegos. Si bien, no era correcto molestar a cualquier persona que se topara, tampoco debía ser muy malo "tomarla prestada" por solo unos minutos: ella de verdad quería apoyar a la caridad y, si de paso podía divertirse, definitivamente lo haría.

Volver arriba Ir abajo

Re: No te quitaré mucho tiempo, lo prometo [Priv. Katya]

Mensaje por Katya el Sáb Dic 17, 2016 9:07 pm

El día de Katya no es que estuviera siendo el mejor, pero tampoco el peor, porque al menos, de todo el tiempo que llevaba en la calle, recorriéndola a paso calmo, nadie le había molestado o confundido con alguna persona que exudara por sus poros Peligro inminente, como normalmente ocurría con la fémina, pero claro está que, tras cada nuevo segundo que pasaba, por cada hora que se sumaba a su día, las cosas cambiarían, siempre lo hacían, era algo a lo que si bien no le enorgullecía, ya estaba acostumbrada.

Cuando sus ventas, o mejor dicho entregas, del día habían terminado, Katya opto por tomar un buen y merecido descanso en el parque más cercano, sin sospechar que ese lugar estaba siendo locación para unos juegos que parecían atraer a más de una persona, porque de lo contrario se hubiera alejado, ya que, estar en medio de tantas gentes no solía conllevar nada provechoso. La fresca brisa del parque, el sonido de algunas risas a lo lejos y el cielo, mismo que contemplaba tras haberse sentado en una banca cercana, eran un soplo de tranquilidad para la joven, pero, en un momento dado, una mano tomo la propia, haciéndole fruncir el ceño con notable enfado ¿Quién diablos era esa? Y si quería pelea, había mejores formas que solo jalonearan a quien sabe dónde.


-¿Se puede saber quién diablos eres tú? -su timbre vocal jamás seria amigable, mucho menos sereno, pero así era ella, y cosas anatómicas no las cambiaria -Tsk... tomar a la gente de esa manera cuando está descansando no es algo muy sensato niña -se soltó sin mucho problema de agarre ajeno, llevando ambas manos a los bolsillos de sus pantalones desgastados por las llamas que tanto influían en su vida, intentando pensar el motivo de que esa niña, porque si, Katya la consideraba una niña, estuviera molestándole -Solo llegaste gritando que te ayudara en una competencia y luego me jalaste, así que dilo -el tronco de la albina se había encorvado ligeramente hacia delante, todo con tal de mirar mejor a la pelirroja, conforme sus cejas aun unidas volvían mas afilados sus ojos que no dejaban de analizarle. No es que la rusa pensara darle una golpiza, tampoco buscaba hacerle llorar con los reclamos, solo necesitaba una buena explicación sobre todo aquello, una que aún no llegaba a sus pequeños oídos -Entonces niña ¿Responderás o no? Porque te informo que cualquier persona con los mínimos modales debería primero presentarse, luego explicar su punto y al final intentar arrastrar con ella a los demás -empezaba a cansarse y su pie golpeando suavemente el suelo no daba buenas señales para su cambiante ánimo, pero, antes de que tan siquiera pudiera seguir con la interrogación, el megáfono anuncio que los competidores deberían dirigirse a la zona oeste de parque donde los juegos se desarrollarían, ante lo cual, la fémina solo soltó el aire de sus pulmones y empezó a caminar, girándose hacia la esponjada joven, tras haber dado al menos cinco pasos -¿Piensas venir? Creía que íbamos a jugar a no sé qué cosa -nuevamente continuo su camino, encogiéndose de hombros para restarle importancia al asunto, porque si bien no le agradaba que le hubieran llevado por la fuerza, en esos momentos, no tenía nada mejor que hacer y esa joven, en verdad parecía necesitarle.

Volver arriba Ir abajo

Re: No te quitaré mucho tiempo, lo prometo [Priv. Katya]

Mensaje por Yumiko Tatsuhisa el Vie Feb 03, 2017 12:25 am

La joven híbrida soltó casi al momento la mano que sostenía, observando a la albina que tenía enfrente mientras pestañeaba curiosa y sorprendida por su brusca reacción -Jo, mira que te levantaste con el pie izquierdo esta mañana- se cruzó de brazos por unos segundos y sonrió -La respuesta es obvia, soy tu pareja para los juegos de equipo- había tomado a broma su pregunta y estaba por presentarse como se debía cuando la otra joven siguió hablando, notablemente enfadada. La pelirroja no le dio mucha importancia, de hecho, toda su atención estaba centrada en el reloj  que había cerca de ahí, junto a una fuente; el segundero se movía con velocidad definiendo, a su vez, el avance de la manecilla de los minutos. El tiempo corría. Si la chica que tenía enfrente no aceptaba ser su compañera tendría que quedarse  sin participar en ese evento; iba a argumentar aquello cuando la contraria la llamo "niña" -¿Ara? ¿Acaso me hablas a mi?- colocó las manos en su cintura y la miró con una media sonrisa -Déjame decirte que pareces tener mi edad y que eres más bajita que yo- al mencionar ello se inclinó un poco para dar énfasis -Lo más correcto sería que yo te llamara niña a ti, con ese cuerpecito tan pequeño y esos lazos que traes- alegó aquello, esperando que la chica no tomara a mal sus bromas, solo que le causaba gracia esa manera de referirse a ella.


Yumiko no tenía intención alguna de discutir, por el contrario, había esperado en un principio que ser partícipe del evento le ayudara a hacerse de algunas amistades, no tenía sentido pelear por algo tan insignificante como el mal humor de su compañera semi-secuestrada -Bueno, no es que haya llegado gritando precisamente, solo te elegí a ti porque parecía no estabas ocupada con nada más y...- se interrumpió a si misma por la postura que había adquirido la albina, de verdad que era curiosa su forma de comportarse. Sonrió animada y  realizó una corta reverencia a manera de disculpas -Bien bien, ya voy. vaya que tienes un carácter peculiar: deberías ser menos gruñona o no conservarás a tus amigos- rió corto y luego se irguió -Esto.. en el orden en que lo dijiste: Me llamo Yumiko, quiero participar en los juegos pero deben ser por parejas y me rechazó medio parque así que tu eras mi ultima opción antes de que inicien las competencias y... ehh...- se quedó pensativa un poco, la tercera parte era "arrastrar a los demás" ¿Ahora si ya podía llevársela con ella? ¿Y podría solo jalarla como antes o debía tomarse literal el "arrastrar" para que la mas pequeña de altura no se enfadara de nuevo? Empezó a jugar con uno de los mechones de su cabello, debatiéndose mentalmente sobre qué hacer a continuación cuando escuchó la pregunta de la otra, iluminándose su mirar al momento -¡¡¡Waaaa!!! ¡fantástico!- le regaló a la joven una nueva y más amplia sonrisa antes de acortar la poca distancia que había entre ellas, sujetando por segunda ocasión la mano contraria y comenzando a correr de nuevo hacia la dirección indicada antes por los megáfonos.



-¿Te digo algo?- inquirió animada sin disminuir su ritmo, consiguiendo de esa manera llegar en poco tiempo al lugar donde a las personas ya se les estaban entregando pequeñas etiquetas con números -Ya decía yo que no podías ser tan mala como para no querer competir un rato en un evento como este  ¿Querías actuar como chica ruda no? Jo! te descubrí- volvió a reír antes sus propias palabras por unos segundos y luego se centró en su compañera -Bien bien, no te molestaré más. Pero oye, al menos dime como te llamas. Me has reñido por no haberme presentado primero y tu sigues sin hacerlo aunque ya sabes mi nombre- sonrió amistosa, acercándose a la mesa de los organizadores y escribiendo su nombre sobre la hoja correspondiente poco antes de tomar su etiqueta, con el numero 404 y pagar lo correspondiente por su equipo -venga, es tu turno- animó a la chica mientras le tendía el bolígrafo para que se registrara también y, por su parte, le colocaba la etiqueta con el numero igual al propio -Supongo que a partir de este momento somos compañeras de forma legal, así que al menos intenta divertirte; prometo no jalarte sin presentarme otra vez- afirmo aquello asintiendo un par de veces como si diera veracidad a sus palabras, centrándose su mirada en un joven de cabellos oscuros y ojos verdes que se aproximó a ellas sólo segundos después -Pasen a aquel lado, por favor, la primer actividad está por comenzar- les sonrió y se fue a indicarle a otra pareja lo mismo. La híbrida sonrió, podía sentir un hormigueo recorrerla desde las piernas hasta las manos, aquello sería genial; caminó al lugar indicado y observó lo que les rodeaba intentando descifrar que clase de competencia sería la primera en la que participarían.


-Dios.... esto es lo mejor que podía pasarme el día de hoy- la expresión de felicidad que había en su rostro al recibir traje protector y un arma de bolas de pintura era sublime; no podía contener dentro de sí la emoción que tenía o acabaría explotando -¡¡¡Ahhh!!! esto me va de maravillas- adoraba las cosas que tenían que ver con tiro al blanco -¡vamos! Hagamos nuestro mejor intento por ganar, ¿De acuerdo?- le sonrió a su compañera una vez más, ya con el equipo colocado para marcharse a la mesa de inscripciones, llevándose con ella la bolsa de sus peces para preguntar si podían cuidarlos ahí mientras ella competía, dándole la mujer una seña afirmativa. Yumiko se encaminó a donde todos los grupos se encontraban, las indicaciones les serían dadas: Los organizadores del evento habían dispuesto una bandera pequeña en algún lugar de la zona de juego. Le darían a los jugadores sesenta segundos para dispersarse y luego comenzaría la competencia. Tenían que buscar la bandera y volver con ella al punto de inicio. ganaba el primer equipo que lo consiguiera -Cuento contigo, niña- hizo burla de la palabra que antes habían usado en ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: No te quitaré mucho tiempo, lo prometo [Priv. Katya]

Mensaje por Katya el Jue Abr 13, 2017 6:57 am

No es que la joven albina no tuviera cierto sentimiento de felicidad al hacer actividades grupales, tampoco es como si odiara el estar con más personas, pero, había algo en aquella competencia que empezaba a molestarle más y más con cada segundo que pasaba.

-¿404? ¿Acaso somos un error de internet? -chasqueo la lengua molesta, la sola idea de que se burlaban de ambas por una tontería como esa era, por demás, inquietamente posible de volverse realidad, pero aun así Katya prefirió no terminar de asimilarlo, porque de lo contrario, el hermoso evento terminaría en un mar de sangre, si tan solo un idiota abría la boca más de la cuenta -Como sea... vamos a dejar tu sushi viviente y empecemos a jugar -no dijo más, meramente se dejó llevar por aquella mujer tan llena de felicidad y alegría quien parecía no detenerse, como si fuera una niña quien había consumido demasiada azúcar en comparación con el tamaño de su cuerpo, volviendo la diabetes como una posibilidad debido a la ingesta exagerada de glucosa, pero en lugar de decir alguna palabra, solo se quedó muda, aguardando que el juego diera inicio de una buena vez, y como si de un genio de la botella se tratara, el presentado, o lo que fuera, dio las instrucciones y por fin el juego había iniciado. Al comienzo Katya solo seguía a su compañera, después de todo en parte había sido arrastrada a ese tipo de supuesta "diversión" de la cual estaba un tanto confundida, ya que, según recordaba si solía jugar con sus hermanos en equipo, pero al ser la única mujer quien debía de demostrar su fuerza, los juegos eran bastante rudos en comparación con aquel -Entonces niña ¿Tan solo tenemos que encontrar la dichosa bandera, no es así? -suspiro largamente, y señalo la copa de un árbol -Si es así, esa cosa esta ahí arriba -como si de un conjuro se tratara, prácticamente todos los participantes se dieron media vuelta, mirando en la dirección que Katya señalaba, para luego correr en estampida por la bandera, molestando a la albina debido a la estupidez que era ese tipo de competitividad exagerada, no es como si tuvieran un premio de miles de millones, meramente estaba el honor -si podía decírsele así - de ganar ese juego -Tsk... ¡Oigan, montón de basura! ¿De verdad actuaran como unos críos por ese pedazo de tela inservible, maduren un poco -a pesar de sus palabras, la bola de gente no disminuía, incluso llego a jurar que uno le había maldecido, por ello, no demoro mucho en agarrar a la muchacha que le había escogido, retrocediendo unos pasos, ubicándose lo mejor posible -Mocosa, si quieres ganar, es mejor que aprendas a volar -supuso que ella entendería, incluso había llegado a la conclusión de que la mujer estaba de acuerdo con ella, por eso no demoro demasiado antes de arrojarla, como si de una pequeña muñeca de trapo se tratare, haciendo que finalmente llegara a la bandera antes que todo mundo, a quienes no demoro en verles con superioridad, porque nadie, absolutamente NADIE, le chasqueaba la lengua o insultaba entre dientes -¿Cuál es la siguiente competencia? -pregunto intrigada, sonriendo de medio lado al hombre que dirigía el evento, conforme se cruzaba de brazos, total y completamente segura de su victoria aplastante en todo -Pienso derrotar a toda esta escoria, así que, mientras más rápido iniciemos, más rápido les pateare el trasero, así aprenderán -bufo, retornando la vista a su compañera que antes había lanzado -Mas te vale estar preparada, pienso ganar esto, a como dé lugar - su voz, su mirada, su actitud, todo en ella destilaba el fuego interno que prontamente la consumiría, tanto a ella, como a sus adversarios.

Volver arriba Ir abajo

Re: No te quitaré mucho tiempo, lo prometo [Priv. Katya]

Mensaje por Yumiko Tatsuhisa el Sáb Abr 15, 2017 3:21 am

Vaya compañera se había ido a conseguir; la dragona no podía quejarse: la chica parecía ser muy gruñona pero aún con todo participaba en aquello cuando fácilmente pudo negarse, soltarse y marcharse aparentando jamás haberse topado con la pelirroja. Suspiró sin responder a los comentarios ajenos respecto al número asignado para la competencia y el encargo de sus peces al staff del lugar; ella seguía algo distraída con el muchacho que antes les había dado instrucciones, aunque aquello era tan bien disimulado que no se notaba en lo absoluto. Se centró de nuevo en la competencia y pronto se encontró corriendo entre los árboles, buscando la dichosa bandera en toda el área -En cuanto la tengamos en nuestras manos, debemos asegurarnos de volver sin que nos la quite alguien perteneciente a otro equipo- afirmó aquello -¡Ahora basta de parloteo y demos lo mejor de nosotras para encontrar esa bandera! Si nos esmeramos quizá seamos las primeras en...- sus labios se quedaron quietos en cuanto su compañera señaló el objeto que buscaban, con la entera facilidad del mundo -¡¿P..pero que haces?! ahora todos querrán tomarla- miró hacia los lados, de diferentes direcciones se aproximaban otros competidores que habían escuchado la revelación de la albina.


En aquel momento una especie de shock invadía a Yumiko ¿En serio? tan dramática se volvería toda la historia sólo por una bandera. Negó con la cabeza y con cierto desespero se llevó la diestra al rostro, frustrada cuando la "Niña" paso de una actitud apática a una completamente competitiva y defensiva -Vamos, vamos~- intentó mostrarse amigable aún con todo, no quería aumentar la furia de su compañera que parecía ya estar lo suficientemente molesta con las otras personas, que en parte la habían insultado por su actitud previa -Hey, en serio, ya basta o esto no será divert.. ¡Wow!- no iba a negarlo estaba sorprendida de que aquella chica de apariencia tan delicada la estuviera levantando como si nada, además de que ahora alegaba debería aprender a volar. ¿La lanzaría? ¡Fantástico! La sonrisa plasmada en su rostro denotaba la emoción que sentía en el momento, misma que se incrementó en cuanto estuvo sintiendo el aire en su rostro mientras se dirigía hacia la bandera en la punta del árbol -GENIAAAAAAL- exclamó abriendo sus alas en el último momento y aleteando el tramo faltante para tomar la bandera y bajar de vuelta donde su compañera, sujetándola por los brazos para seguir volando con velocidad hacia lo que suponía la linea de meta en aquella competencia.


Una vez sus pies estuvieron en el suelo y la bandera causante de la emoción de antes fuera entregada a los organizadores del evento, a la pelirroja no le quedo más remedio que recibir una reprimenda por parte de estos últimos, terminando ruborizada de vergüenza cuando el chico de antes entre divertido y serio le explicaba que en el reglamento decía que no se podían usar los poderes relacionados a magia o transformación, solo los que incluyeran las habilidades básicas. De manera que, aún cuando la victoria había sido de su equipo por volver antes con la bandera, ambas jóvenes estaban descalificadas de esa competencia por el hecho de que la dragona hubiera hibridado -Lo siento mucho...- la Tatsuhisa se disculpó con la chica que fue su pareja en aquello -Al parecer nuestro éxito no es válido por culpa mía... quizás la emoción me hizo ignorar un poco el reglamento- se rascó la nuca con ligereza, revolviendo así su cabello más de lo que ya se encontraba. Miró dudosa a la chica, expectante de si aceptaría participar en el siguiente evento que sería una búsqueda del tesoro aún cuando ya le había hecho perder en el anterior -Prometo esta vez seguir las reglas... y tu intenta controlar tu mal genio- bromeó dándole un codazo amistoso con una sonrisa ladeada -Probablemente nos vaya mejor en el juego si no gritas a los 4 vientos las pistas que vayamos descubriendo- afirmó comenzando a caminar al siguiente punto de partida, donde les darían indicaciones iniciales -Aunque, supongo que este juego será menos competitivo, ya que todos los competidores alcanzaran un premio, solo que este variará de valor según el tiempo que demores en encontrarlo- intentó explicarse. Si un equipo llegaba primero al punto del tesoro, tomaría el premio y ganaría, el siguiente equipo encontraría una serie de tarjetas que le daría un nuevo punto de búsqueda y así sucesivamente.


Yumiko tarareó una canción mientras se inclinaba a atar adecuadamente uno de los cordones se sus zapatillas deportivas, mirando de reojo a su compañera -¿Sabes? es curioso que cuando te invité a participar a esto me hayas reprendido por no presentarme adecuadamente. Yo ya lo hice para remendar ese error y, sin embargo, aunque ya realizamos una competencia juntas tu no me has dicho cual es tu nombre- le sonrió volviéndose a poner de pie -Dime,
¿Cómo te llamas, niña?
- divertida bromeo, aún mirándola con fijeza, aún tenían quince minutos antes de que comenzara el siguiente juego.

Volver arriba Ir abajo

Re: No te quitaré mucho tiempo, lo prometo [Priv. Katya]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.