desconosco el tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

desconosco el tema

Mensaje por Love Amore el Vie Oct 21, 2016 7:20 am

Caminaba tranquilamente un par de cuadras en busca de la dirección de la linda chica que había conocido hace un par de días, la verdad no entendía mucho de lo sucedido, pero al parecer ella entendía ese problema social que me molestaba cuando me encontraba rodeado de personas sin importar la causa, suspire un poco más tranquilo al encontrar la calle con los números mientras tiraba mi mente por la cera en busca de información de su casa la cual no menciono que era una mansión, el nervio me consumía lentamente mientras estiraba mi mano para tocar el timbre de la puerta – debo o no debo – susurre para mi mientras pensaba que alguien me miraría y si lo tocaba y no había nadie y si se reían de mi los vigilantes, y si todo era una cruel broma planeada por un programa de televisión- Ammm – me detuve bajando mis manos y pensando con más calma, fijándome a mi alrededor.

Deslice mi mano a mi bolsillo y empecé a testear un mensaje a unos amigos en busca de consejos los cuales me recomendaron que le escribiera a la chica que conocía hace poco, lo cual realice rápidamente “Hola, soy el chico que conociste en  la heladería, este…. Estoy enfrente de la entrada de una misión a la cual corresponde la dirección que me distes… P.D: confírmame que no es una broma de un programa de televisión – apreté el botón de enviar, seguro ese mensaje no era tan raro como yo pensaba al releerlo varias veces hasta el punto de desesperarme y apretar el timbre antes de guardar mi celular en mi bolsillo y seguir pensando los sucesos de ese día que me resultaba algo confuso.

Primero fui con unos amigos a la heladería los cuales acosaban chicas como si se fueran a acabar, yo estaba escondido en mi asiento y dije algo al aire para terminar en una conversación muy ramdon y terminar el día de hoy aquí, si no había nada sospechoso, solo era una visita común  corriente.
Saque mi cuadernillo y raspe las palabras “ acosadora, violadora, vendedora de órganos, asesina serial, chula “ entre otros posibles oficios peligrosos que podía tener una persona desconocida al invitar a alguien a su casa por mera casualidad, igual las mujeres no eran mi fuerte, la verdad eran un misterio.
Gire rápidamente al escuchar un pequeño ruido no muy lejos de mí, cerré el cuadernillo y lo guarde rápidamente para buscar al que provoco al ruido con algo de interés

Spoiler:

P.D: si no te gusta dime, perdi el primer post XD y como te prometi el tema me rebente el kokoro con el cerebro vere si edito XD o algo
.

Volver arriba Ir abajo

Desconozco el tema [Priv.]

Mensaje por Mei Jinguji el Vie Dic 02, 2016 1:24 am

Conocer personas nuevas siempre me había gustado: era interesante aprender cosas sobre gente que hasta el momento jamás había visto antes, saber como reaccionaban ante determinadas situaciones, entre otras cosas. Sin embargo, aún con todo lo dicho recién, he de admitir me resulta difícil encontrar a personas que de verdad me interesen lo suficiente como para no ignorarlos a los siguientes dos minutos de que entablaron una conversación conmigo; quizás fue por eso que el caso de la paletería me resultó completamente encantador. Hace unos días, estaba filmando en uno de los estudios centrales el final de una película que saldrá a cartelera el próximo año, el punto es: la luz de los reflectores, el constante movimiento y hablar sin descanso por casi 5 horas acabó dejándome exhausta y con un terrible antojo de helado ¿Que si me importaba que fuera invierno? En lo más mínimo. Yo quería un helado y punto, me valía poco o nada que la temperatura fuera menor a diez grados y que todos los demás optaran por un café caliente.


Con esa mentalidad, salí del trabajo y caminé directo a una heladería cercana que, para mi fortuna, estaba casi vacía. Al parecer a nadie le agradaba consumir cosas heladas cuando el clima estaba frío. La poca cantidad de gente en el local fue lo que me llevó a darme cuenta de algo que, si hubiera sido de otro modo, jamás me habría interesado. Había visto a un lindo chico (porque de inmediato supe que era varón) de cabellos celestes sentado solo en una mesa -¡¡¡Kyaaaa!!!- sin pensármelo dos veces, corrí donde él y le apreté con fuerza contra mi busto, frotando mi mejilla en su cabeza -¡Eres la cosa más adorable que he visto en años!- .... ¿Que por qué cuento todo esto? fácil: habían pasado tres días desde aquel curioso encuentro y finalmente podría recibir en mi casa a Love, el chico koala de aquella heladería. Debo admitir que me sorprendió bastante que aceptara presentarse aún cuando intente manosearle un par de veces... pero no importa. Mi causa era noble; quería ayudarle a ser más abierto con sus sentimientos: lo ayudaría a convertirse en un gran maestro del ligue (con el cobro de algunas comisiones, obviamente).


Esa tarde esperaba en la sala de estar; me parecía extraño que el chico aun no llegara, habían pasado casi veinte minutos desde la hora acordada para su visita y él seguía sin aparecer. Suspiré aburrida, cruzando una pierna sobre la otra y recostándome en el sofá sopesando la posible suspensión de la clase del día. Estaba tan cómoda que pronto comencé a quedarme dormida, aunque mi letargo no duró más que unos instantes, pues el móvil que sostenía con la diestra comenzó a vibrar repentinamente, avisando con un "Bep-bep" que había recibido un mensaje de texto. Sin perder tiempo lo leí y una media sonrisa se formó en mis labios mientras me levantaba del sofá completamente animada -¡JAAAAAANEEEEEEE!- llamé con un grito cantarín al ama de llaves de la mansión -¡El señor mimable si vendrá! Por favor prepara algunos pastelillos dulces y alguna bebida caliente para acompañarlos~ ¡Gracias!- dando algunos saltos, marché a la entrada principal y abrí la puerta sin aguardar al mayordomo, quien pareció preocuparse por ello -Descuida, yo me hago cargo- afirmé sonriendo mientras seguía mi camino a la entrada, escuchando el timbre sonar cuando me encontraba a escasos metros del portón principal. Decidí no era necesario responder, después de todo sólo debía abrir y podría hablar directamente con el lindo koala -Hola, Love- le saludé mientras, al momento, le apretaba contra mi pecho de nuevo -Owwwww sigues siendo tan adorable como en la heladería, no puedo evitar querer abrazarte- admití besando su mejilla mientras una de mis manos sujetaba su diestra -Venga, entremos que hace frío- sonreí jalándolo al interior de la propiedad y cerrando el portón. El jardín era grande, así que aun había tramo para charlar antes de llegar a la puerta interior. Decidí ese era el mejor momento para hablar del asunto que me había llevado a invitarle a mi morada -Uhmmm... no te preocupes por las lecciones de ligue y coqueteo- susurré cerca de su oreja, intentando ser discreta ante cualquier sirviente que oudiera escucharnos; no quería que el se avergonzara o se sintiera incómodo -Arreglé una estancia para que podamos "estudiar"- hice comillas con mis dedos -Sin que nadie nos interrumpa- sonreí de nuevo.


No podía evitar mirarlo cada dos segundos: la curiosa proporción de su cuerpo, lo suave de su cabello y lo tersa que parecía ser su piel me hacía querer abrazarle a cada instante. Era tentador tenerlo así de cerca; además, el aura inocente que le rodeaba me obligaba a controlarme al máximo para no hacerle alguna perversión en ese mismo momento -Espero no haber resultado inconveniente al haberte invitado a venir- comenté tranquila, acomodándome la bufanda un poco mientras al fin pasábamos al interior de la mansión -Bienvenido, siéntete en tu casa por favor y no dudes en decirme cualquier cosa que necesites- le regalé otra sonrisa al tiempo que palmeaba su cabeza un par de veces -Omg... cute- murmuré en voz baja. Si... Love era un caramelo que quería probar a toda costa.


Atuendo

Volver arriba Ir abajo

Re: desconosco el tema

Mensaje por Love Amore el Vie Dic 16, 2016 5:43 am

Guarde mi cuadernillo con una ligera sonrisa en mi rostro, creo que solo estaba en la boca del lobo cuando tiro de mi introduciéndome en su pecho sin dejarme pensar mucho en lo sucedido, la verdad ese tipo de saludos eran innecesarios y no creo que escuchara ninguna de mis quejas por eso solo asentí cuando dijo que era mejor entrar a su mansión; - no te preocupes sobre eso -  respondí sobre el tema de las clases o el ser interrumpido, ya que estaba lo bastante apenado con solo caminar en la entrada de su enorme mansión, los nervios recorrían mi cuerpo hasta el punto de provocar que mi mano temblara un poco el cual disimulaba con un pequeño tick donde tocaba mis dedos contra el pulgar muy rápidamente con cada paso.

Me limitaba a responder las cosas asintiendo con la cabeza hasta llegar a la entrada principal para relamer mis labios y humedecerlos un poco antes de hablar – no… te reocupes, te…te..tenía el día libre – baje la cabeza un poco sin percatarme que ella poso su mano sobre mí para palmearme un poco, se sentía agradable su manos suaves sobre mi cabello, no pude evitar esa pequeña sonrisa que se me escapo cuando levante la mirada para verla a ella sonreír – tienes una manitos muy suaves – dije de forma chistosa mirando a mi izquierda donde había un jarrón  con unas caléndulas- lindas flores, se parecen a ti – dije sin pensarlo mucho, solo vi el color que brillaba con el sol que se reflejaba en la ventana y dije lo primero que pensé, posiblemente se me había contagiado la estupidez de mis amigos pero la chica que me invito a su casa era linda y no había forma de ocultarlo aparte que me interrogarían después en clases.

Quise mantener la compostura y camine hasta llegar al cuarto de estudio mientras  mantenía una conversación muy cambiante sobre frutas y eucalipto o quien sabe que, solo me senté en una silla y mire fijamente a la chica cuando cerró la puerta – me dirás como se te ocurrió darme estas clases o por que me darías unas clases con un nombre tan raro– me la pasaba de distraído pero era hora de demostrar que no era una perita en dulce, aun que mis nervios casi me traicionaran al intentar enfrentarme a la linda chica anaranjada, aposte a mi buena fe en aceptar su invitación sino solo debería buscar un rehén con la daga en mi tobillo .

Volver arriba Ir abajo

Re: desconosco el tema

Mensaje por Mei Jinguji el Mar Ene 31, 2017 7:12 pm

-Owwww ¿En serio lo crees?- mi sonrisa se había ensanchado y un ligero sonrojo cubría mis mejillas ante el comentario de mi parecido con las flores; no por vergüenza, sino por alegría -Love, si ese tipo de frases fueran suficientes para ligar...- mientras hablaba seguía tomándole de la mano y ya había entrado a la habitación preparada en el ala este del primer piso -Si así fuera, no necesitarías de mi fabulosa ayuda para conseguir pareja- admití aquello soltándole a la vez que saltaba a un sofá de aquel lugar y estirándome en el, cruzando las piernas una sobre otra y mirándole con cierta picardía, aunque nada grave. ya me había prometido a mi misma no violarle en el inicio del primer encuentro. Nop, podía ser un poco más paciente que eso. Además, no sería muy elegante de mi parte hacerlo y quizás acabaría etiquetada como las personas pertenecientes a mi raza: Individuos de vida alegre que cambiaban de pareja sexual como si de ropa diaria se tratara. Y evidentemente yo no era eso, lo único que sentía era interés por la lindura de Love, algo que me hacía querer estar cerca suyo, pero nada más.


Suspiré tranquila y le miré fijo un par de segundos mas, dedicándole una sonrisa para evitar se sintiera nervioso -No estés tenso, no pasará nada que tu no quieras que pase- dije segura de mi mientras me levantaba y caminaba en derredor suyo, dando unas pequeñas vueltas -Uhmm... tu apariencia no es mala, pero igual creo que podría estar mejor...- le sonreí -Primero responderé las preguntas que me has hecho. La primera... esta fantástica idea se me ocurrió al ver que estabas en una heladería con otros chicos en lugar de con una dulce señorita. ¡vaya! yo que creía que a tu edad los chicos debían andar buscando los inicios del romance- negué con la cabeza divertida -No me lo tomes a mal, no es mi intensión ser ofensiva, sólo quiero ayudar. Bueno... dadas esas circunstancias y como notó tu actitud introvertida hacia las féminas pensé "Excelente, le ayudaré a conseguir novia" y dado que necesitas saber de principios básicos de coqueteó pues- le tendí la mano esperando estrechar la suya -Me presentaré de nuevo para hacerlo formal: Un gusto, mi nombre es Mei Jinguji y seré tu maestra en el curso de Ligue y coqueteo... asesora de clases prácticas también si me lo permites- reí ante mi propia broma y le observe divertida -No tienes que ser tan serio. ¡Comencemos la clase!- iba a sentarme en el sofá de nuevo cuando recordé algo. Volví sobre mis pasos y de nuevo me encontré frente al peliazul -necesito hacer un examen de ubicación, algo así como una prueba para saber que tan avanzado estás en el tema- le dije mientras me apartaba y colocaba las manos en mis caderas, ladeando las mismas hacia un costado -Uhmm... haremos esto. Finge que soy una chica que encontraste en... ehh... ¡Un parque! Los datos: parezco ser de tu edad y me encuentras con un libro en la mano. ¿Que harás para llamar la atención, iniciar una charla conmigo e invitarme a salir?-


Había planteado la situación, restaba evaluar las acciones del koala para ver que necesitaba, que le sobraba y que debíamos modificar. ¡Aquello sería muy divertido!

Volver arriba Ir abajo

Re: desconosco el tema

Mensaje por Love Amore el Miér Abr 05, 2017 8:58 pm

Tome su mano soltando todo el aire que me quedaba en forma de resignación, no debía alarmarme de aquella chica   – soy Love amore, pero me dicen Stitch – dije más animado  para soltar su manos a los pocos segundos mientras procesaba todo lo que decía, que mujer para hablar mucho, como le iría en un interrogatorio, seguro no muy bien – mmm – me pensé esas palabras, “ligue, coqueteo y practica “si es que se lo permitía, espera un segundo…. Algo no cuadraba mucho pero igual saque mi cuaderno y las apunte rápidamente, antes de notar que otra ves estaba enfrente mío posando sus manos en su cadera diciendo que tendría un examen de algo que no tenía ni idea.


Mire orta ves chicas, me recordó a los exámenes de kokoro de dividir fuerzas y eliminarlas, asi que si ella tenía un libro debía sacar más información, separarla a un lugar más apartado del parque como el lago y cortar su carótida sin que nadie se diera cuenta para tirarla al lago con algunas rocas de ante mano, pero como esto no era una clase de asesinato debía medir mis palabras con sutileza y separar la situaciones que no debía ir en esta situación; la otra opción es que fuera una misión de protección, al ser visto me vería comprometido pero podría llevarla con migo pero tome una decisión.

Le entregue uno de mis cuadernos a mei – estoy listo – rerese unos pasos atrás y me volví a acercar a ella – hola, disculpa que pregunte pero me podrías decir cómo se llama ese libro – la mira fijamente como si todas mis esperanzas dependieran de saber cómo se llamaba ese libro – o preferirías ir a caminar un rato, pasar por algo de tomar y contarme acerca de ese libro – si después de eso debía asesinarla o esperar que alguien nos siguiera, creo que sería la idea correcta dejarlo a medias ya que desconocía la situación, –  ee..e.este – sentí como si alguien más me observara, había llegado alguien al cual no sentí la presencia, se suponía que estábamos solos y la sed de sangre de esa criatura era enorme por eso sin pensarlo desenfunde mi daga que llevaba escondido, colocándome delante de mei cortando una mosca que pasaba por el aire – que, una mosca – había sido descubierto todo por una mosca malvada que no le aria daño a nadie - eso es por seguridad, la mosca era malvada, lo juro - mire una ves a mei, algo aterrado y nervioso mientras  guardaba la daga en mi manga como si no hubiera nada

Volver arriba Ir abajo

Re: desconosco el tema

Mensaje por Mei Jinguji el Vie Abr 14, 2017 4:03 am

Le sonreí de nuevo con amabilidad; el pequeño resultaba tan tentador, inocente y lindo que podría comerlo en ese mismo momento... aunque mis modales me lo impedían: no quería asustarlo y menos aún quedar con el típico estereotipo de que los incubos y sucubos eran entidades que solo buscaban sexo. Si bien, a mí me gustaba, no era motivo para andar cual prostituta con todo mundo. Suspiré y volví a centrarme en mi alumno momentáneo, sujetando la libreta que este me tendió y sonriendo maravillada por la actuación siguiente -Hola~- respondí a su saludo animada -¿Mi libro? vaya, es poco usual encontrar personas que aún se interesan por la literatura.. el libro se llama "La historia interminable"- agregué a todo un suave guiño del ojo, acercándome al más joven para entregarle su libreta -Debo admitir que me sorprendes... creo que mis esperanzas de ser tu profesora se reducen bastante, pareces contar con bastante confianza y galantería- afirmé aquello acariciando un poco la cabeza del chico.


Iba a agregar algo más a mis felicitaciones (quizá una pequeña petición de que se quedara como mi estudiante sólo para vencer algo más la timidez) cuando Love dio un repentino salto y se colocó frente a mí, atacando con fiereza a una mosca que volaba por la habitación. Le miré atónita ¿En que momento las ternuras moes se volvían tan agresivas? Maldije mentalmente a la influencia de la sociedad y las modas: el adorable Stich  parecía ser lo que todo mundo denominaba "Yandere" -¿En serio era malvada? a mi me da la impresión de que la pobre mosca solo venía buscando algo de comida- miré al menor arqueando una ceja y cruzándome de brazos -No sabía que en las clases de coqueteo era necesario usar armas ocultas entre las prendas...- una idea maravillosa llegó a mi mente y mis ojos brillaron ante ella al tiempo que mis mejillas se tenían de un suave rosa -Love~ ante esos comportamientos me obligas a hacer un análisis de seguridad.... solo para confirmar que no llevas más armas, algún explosivo o que me matarás en cuanto puedas- le miré fijo -Te haré un atuendo nuevo~- dije de lo más feliz, dando un pequeño saltito al pronunciarlo.


Sin perder más tiempo, caminé al otro lado de la habitación, extrayendo de ahí una libreta y un lapicero -No te preocupes, será un diseño magnífico~ un regalo de mi parte por ser esta nuestra primer sesión de clases. Además, como dije antes, así me aseguraré de que no me asesines mientras volteo hacia otro lado..- hablé, más para mi misma que para el peliazul, pero igual en voz alta para que me escuchara. Una duda surgió en mi cabeza -Dime, Love ¿Que edad tienes?... pareces estar en el instituto medio de secundaria, pero tu aroma expresa que quizás seas un poco mayor... ¿Cuantos años tienes?- repetí la pregunta, volviéndome para mirarle. En mi cuaderno ya se visualizaba un bosquejo del traje que estaba elaborando.

Volver arriba Ir abajo

Re: desconosco el tema

Mensaje por Love Amore el Mar Abr 18, 2017 8:42 pm

Asegure el cuchillo, suspirando de manera pesada, mei debía estar aterrorizada, y yo descubierto de manera innecesaria – lo siento, no era mi intención, de verdad lo siento – la mire a los ojos  juntando mis manos suplicando que las cosas no fueran a peor – es que sentí sed de sangre… y …y reaccione, no me gusta lastimar – estaba mirando al suelo agarrando mi brazo, que temblaba un poco, casi podía imaginar las palabras “lárgate de aquí”  saliendo de su boca, pero me equivoque como siempre – normalmente no las llevo a clase – susurre en un tono bajo como si me estuvieran reprendiendo, por haber venido armado, pero la verdad es que no sabía que podría pasarme dentro de una mansión desconocida - entiendo, las sacare – mei se movía por la habitación hablando de elaborarme un traje mientras se movía por la habitación, mientras yo aprovechaba para despojarme de todas mis armas para poder pasar su revisión, “ solté agujas de mi cabello, el cuchillo en mi manga derecha y el mini taser que guardaba en el bolsillo de mi camisa junto a una pistola desarmada en 2 piezas echas de una aleación especial para pasar por detectores de metales con un cartucho de una munición especial , echa de la misma aleación del arma entre otro grupos de armas desmontadas y de fácil ensamblaje  “ si creo que eso era todo – tengo 17 – la mire unos segundos de lo mas normal recordando dos armas mas que se escondían entre mi ropa que consistían en un escudo de plata con las puntas afiladas que tenía colgando en el interior de mi camisa como un collar  y un condón que estaba en mi billetera, según era una protección especial para el acto sexual pero para mis fines servía  mas en casos de emergencia dado que este dispositivo servía para  llenarlo de agua si alguna vez no tuviera como recolectar agua  y con ese dispositivo podría trasportar fácilmente 1 o 2 litros de agua sin cantimplora; sin mas los tire con el resto de armas al recordar esa información.

Me gire unos segundos observando a mei – sucede algo señorita, ya me separe de todas mis armas – señalando la pila de estas en busca de volver a ganar su confianza y evitar hacer alguna tontería – de verdad lo siento si te incomode – me meneaba de un lado al otro agachando mi cabeza pidiendo su perdón una ves mas

Volver arriba Ir abajo

Re: desconosco el tema

Mensaje por Mei Jinguji el Mar Jun 13, 2017 5:04 pm

Mi mente estaba activa, la emoción me hacía ponerme cada vez más ansiosa y eso se denotaba en la velocidad con la que mis manos seguían dibujando en la libreta el atuendo prometido al pequeño adorable que me acompañaba. ¡Seguro Love se vería tan lindo! Dejándome llevar por un rato más (e intentando hacer la vista gorda ante el pequeño montón de armas que no tenia idea de para qué querría llevar encima un crío), terminé mi boceto y me dispuso a sacar algo de tela de un armario cercano; no por nada aquel era mi sala de relajación y mi estudio; estaba cortando los trozos de tela cuando mi previa pregunta fue contestada -Araaaaaaaa~- lo miré divertida, acercándome a él con una cinta para medir -Entonces eres solo dos años menor que yo~ no cuenta demasiado si intento darte algo de cariño, ¿Verdad?- entrecerré la mirada con cierta coquetería, comenzando a reír después -Descuida, es solo una broma- me acomodé un poco el cabello al tiempo que extendía la cinta  un poco -¿Puedes extender los brazos por favor?- aguardé lo pertinente y le tomé las medidas de hombros, también torso y ademas cintura y cadera -Espero no te molestes conmigo pero es que...- debía pensarlo mejor antes de continuar, pero no es como si solo pudiera callarme algo que me generaba tanta admiración, en el sentido en el que aquello era algo sorpresivo y a la vez sumamente tierno -Bueno, es que tienes el dorso y cintura que toda linda chica quisiera tener- finalmente la frase quedó completa. Love era pequeño y esbelto, eso en realidad le daba una apariencia delicada y además me tentaba a divertirme un poco, quizás para aliviar la tensión y distraerme del ligero susto de antes (no lo negaría, en serio me sorprendió el instinto asesino mostrado por el menor).

Seguí con lo mio, comenzando a marcar ciertas medidas sobre un trozo de tela color gris oscuro mientras observaba de reojo a mi pequeño caramelo... se veía tan dulce -Love, si quieres algo de comer mientras termino esto no dudes en pedirlo~ no quisiera que te aburras mientras esperas por tu lindo atuendo asi que ante cualquier antojo solo dime y llamaré a una maid- le sonreí de nuevo -Y hablando de tu atuendo... ahí en el armario tengo algo que seguramente luciría muy bien en ti- no pude reprimir una corta carcajada, es que aquello me resultaba divertido. Ojala el pequeño koala no me tomara como maníaca o algo por lo que estaba oculto en el guardarropa -Anda, abre las puertas: está colgado justo en centro de todo, así que no tendrás que revolver nada para encontrarlo- afirmé mientras elevaba un poco los trozos de tela ya cortados de un lindo abrigo y, ademas un chaleco elegante, encendiendo mi máquina de costura para comenzar a hacer la bastilla pertinente.

Lo que estaba en el guardarropa 7u7

Volver arriba Ir abajo

Re: desconosco el tema

Mensaje por Love Amore el Jue Ago 17, 2017 8:12 am

Mire a la chica antes de seguir con observar el armario para así responder sus dudas – sabe que el cariño no es malo, la verdad me gustan los abrazos – dije sonrojándome un poco y siguiendo sus órdenes, para que me tomara las medidas, solo podía que no me convirtiera en un travesti o un afeminado como siempre querían hacerlo en el colegio, fui la Julieta de la obra, la damisela en apuros y la bella durmiente, creo que no soportaría otra obra vestido de chica o mi orgullo comenzaría a presionarme hasta mi muerte – si, lo se me dicen que tengo una liguera apariencia femenina – dije algo desinteresado por qué odiaba el tema, hasta mi antiguo amo me disfrazo de mujer para cometer un atentado en medio de mi entrenamiento.

Como no odiar esas actitudes, y como no odiarme a mí por permitir que me hagan ese tipo de cosas en mí, cada ves era más común o más seguido entre más confianza tenía con las personas, hasta el punto de que tenía un baúl donde escondía ese tipo de ropa para esas ocasiones, dado que nunca sabía que podía pasar – estoy bien mirando, me distraigo con la decoración y con tu sonrisa – dije calmado mientras me quedaba sentado en el sofá escuchando el resto de sus palabras y acercarme al armario donde había un atuendo que sugirió que podía usar.

No creo que ir y tomar mis armas de regreso mientras corro como loco al ver el contenido del armario sea una locura, pero porque siempre me pasaba esto a mí, porque tenía que tener un miembro en mi entrepierna y no un par de bubbies en mis pechos, si, si hubiera nacido mujer creo que las cosas hubieran sido mejores o menos tortuosas – dime que es una broma, por favor – suplique retorciendo mis dedos por temor o fastidio, no era la primera vez que me hacían vestir como chica, pero que lo pidiera de esa forma tan formal era difícil de negar, aunque no quería debería sacrificarme o no, ya no sé qué era lo correcto, y el traje que preparo especialmente para mi era algo excesivo – sabes que soy un chico, verdad – empecé a dudar un par de segundos sobre el atuendo que me estaba creando, ya dudaba que fuera ropa masculina pero ya estaba aquí así que era mejor complacerla por esta ves – solo lo are por esta ves – dije con un tono tímido para cambiarme la ropa por el vestido que preparo de anteriormente para mí.

Una ves que tenía el traje con una falda extremadamente corta, por qué sentía que con cualquier briza se vería mi ropa interior – que tal me quedo – baje mi mirada, escondiendo un ligero tono rojizo en mis mejillas antes de sentarme con los pies abiertos en el sofá, como si fuera lo más normal, aún conservaba mi masculinidad al sentarme, o eso pensaba hasta recostarme en el brazo del sofá y hacerle una pequeña seña a la contraria para un abrazo, si algo para distraerla por unos segundos y tenerla a mi lado – por qué tenía algo así para mí – refunfuñe sin enojarme, siempre debía controlar todas esas emociones innecesarias como me enseñaron hace mucho.

Volver arriba Ir abajo

Re: desconosco el tema

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.