[Privado] Breve descanso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] Breve descanso

Mensaje por Yuuki Sakurai el Lun Oct 17, 2016 11:18 am

El cambio de estación trajo consigo la época estival en el sector donde Yuuki vivía, mismo que en la escuela de Aoi, su hermana, se vivía entre eventos deportivos, por lo que la atención del mayor de los Sakurai se centró básicamente en ella y sus necesidades. Desde el ayudarla a entrenar hasta confeccionarle disfraces que sirvieron para denotar el espíritu de las fiestas, por lo que su tío al saber de la situación liberó a Yuuki de toda responsabilidad en el restaurante por al menos dos semanas, puesto que sabía bien que tras todo lo que Aoi realizara Yuu quedaría cansadísimo, cosa que ocurría año tras año. Tal y como se esperó, al finalizar el periodo de actividades, Yuuki quedó rendido en su hogar, había estado yendo diariamente a la escuela de su hermana, le había ayudado y en paralelo se encargó de sus propias clases, por lo que el moreno llegó a un punto en que no quiso nada más. El día viernes no fue a clases, se dio el lujo de perder aquel día en pos de su propio bienestar, así que sin siquiera dudarlo llamó por teléfono a uno de los hoteles situados en el islote vacacional de Myr y reservó una habitación, tras ello se encargó de llamar a la agencia de viajes más cercana.

Ese mismo día abandonó su residencia buscando calma y relajación, se encaminó a la agencia y desde allí solicitó el traslado, el cual se efectuó mediante un vuelo rápido, puesto que Yuuki no se sentía del todo cómodo transportándose por el otro medio posible. Llegó de noche al hotel y solo portaba una maleta mediana, la cual contenía lo necesario a utilizar desde ese viernes hasta el domingo, sabiendo perfectamente que el lunes le tocaría retornar a sus actividades diarias, como la universidad y el restaurante, mas no dejó que eso nublase su pensar y le estresara innecesariamente. El disfrutar sería su prioridad, mucho tenía ya con pensar en su hermana o en su tío, por lo que lo único que hizo fue mandarles un mensaje avisándoles y luego apagó el teléfono. Rápidamente se acercó a la recepción donde tramitó lo pertinente antes de ser conducido a la habitación que había reservado, allí se cambió de ropa y acomodó sus pertenencias, pero poco duró en su dormitorio puesto que aprovecharía esa noche en la zona recreativa que tanto habían promocionado por diferentes medios.

No demoró en bajar nuevamente a la recepción, portó un abrigo largo de color negro que cubría su atuendo semi-formal, aun estando fuera del trabajo le era imposible no lucir de esa manera y, como medida de precaución, portaría aquel abrigo ya que no estaba seguro de si se alejaría e iría a la zona invernal o tropical, por lo que simplemente vería en el transcurso de la noche. Se aproximó otra vez a la recepción para preguntar por los panoramas nocturnos y le entregaron algunos folletos e incluso cupones, todos los cupones eran los típicos para 'parejas', cenas románticas, dos por uno en en licores, descuentos en los paseos por los sectores turísticos y un sin fin de promociones a compartir. Yuuki los observó curioso, dudaba traer a Aoi otro día, a su hermana ya no le gustaba salir con él y ni que hablar del desaparecido Orión. Caminó lentamente perdido en sus cavilaciones y separó los cupones arrojándolos a un basurero metálico, observó el papel con algo de tristeza y su semblante normalmente serio cambió, mostró pena y soledad.

No demoró en reincorporarse y retomar la caminata sin percatarse mucho de su entorno, pensar en algo tan simple como una pareja o, a lo menos, un amigo o amiga le hizo sentir miserable. Suspiró hondamente y fijó su mirada al frente, hacia la entrada, dejando los folletos con los recorridos y sitios en su mano, mas luego dejó de avanzar y permaneció quieto en su sitio, viendo como los que llegaban al hotel eran grupos grandes y animados, familias y parejas, lo cual le dejaba incluso peor que tras ver los cupones. — Esto es una mala idea... — murmuró frunciendo leve el entrecejo casi esperando ver a alguien más tan solo como él, aunque de ayuda no sería.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Breve descanso

Mensaje por Mei Jinguji el Sáb Dic 03, 2016 3:26 am

Era casi cómica la manera en que la pelinaranja intentaba evitar a cada una de las personas que se le cruzaban en el camino. La semana había sido larga, agotadora y tediosa, la joven no negaría que en épocas de tanto trabajo como aquellas desearía haberse dedicado a otra cosa, cualquiera que no involucrara estar apareciendo en cada comercial que a las empresas televisivas se les ocurría -Lo siento, ahora llevo prisa- repetía aquello a cada reportero y fotógrafo, obsequiándoles amables sonrisas sin detener en ningún momento su elegante (pero apresurado) caminar que resonaba a cada paso por las zapatillas con tacón que usaba. La joven artista suspiró de alivio cuando, minutos después por fin se encontró dentro del auto que habían designado para recogerla -Uff.... buenas tardes, Mike- saludó al chofer -Vamos a casa, por favor....- su indicación se cumplió al momento. Si bien, Mei adoraba actuar desde que tenía memoria, los descansos eran enteramente necesarios para ella. Nadie trabaja al 100% cuando está cansado y  la joven sucubo no era la excepción a esa regla: cuando estaba agotada su trabajo era tan pesado y odioso como tener que cargar a alguien en la espalda, cuesta arriba  en una montaña. El trayecto del estudio de grabación a la casa fue relativamente corto, más porque la joven estuvo durmiendo durante casi todo el camino. Necesitaba unas vacaciones, de eso no había duda; quizás descansar el fin de semana en el islote vacacional de Myr no le vendría nada mal en esos momentos.


Estaba decidida, se tomaría un tiempo libre para descansar de la luz de los reflectores aunque fuese por unos días. Con esa idea en mente, la chica ingresó a la mansión, sonriendo a cada uno de sus empleados mientras daba algunas indicaciones entre las cuales estaban, por obviedad, ayudarla a preparar un par de maletas pequeñas con las pertenencias básicas para vacacionar: 4 cambios de ropa, dos bañadores, las cosas de su aseo personal, etc. -¿Hola?- la de ojos azules llamó a su organizador de viajes -Si, necesito una habitación... no, no me importa mucho el hotel.... si, grande. Quiero que este reservada este fin de semana... si, llegare esta noche.... Gracias - colgó  con su característica expresión de tranquilidad -Todo arreglado- afirmo aquello al ama de llaves que la observaba, quien le devolvió la sonrisa en compañía de una pequeña reverencia poco antes de indicarle todo estaba preparado, tal cual ella lo había pedido. La menor agradeció y se dispuso a preparar lo último necesario para su paseo. ¿Quien lo diría? había planificado y organizado un viaje en solo un par de horas; canturreó una cancioncilla de victoria durante las siguientes horas, en que tomó una ducha para refrescarse un poco antes de marchar.


Un empleado del hotel abrió la puerta del vehículo cuando, un par de horas después, Mei llegó al hotel que le había sido reservado. Uno de clase medianamente alta, elegante y entretenido donde podría pasar con tranquilidad los siguientes tres días -Gracias- sonrió al hombre cuando bajó del auto, encaminándose directamente al recibidor con sus maletas rodando tras ella -Buenas noches.... Soy Mei Jinguji, quisiera saber cual es la habitación que me corresponde ocupar por favor- sin demora alguna, la recepcionista le tendió la llave de su suite y le indicó donde quedaba la misma, marchándose la sucubo por la dirección indicada. No tardó casi nada en desempacar y volver a bajar a la estancia del hotel: necesitaba entretenerse con algo... más bien con alguien. Al llegar le habían dado algunos panfletos con los espectáculos de esa noche, pero ninguno era lo suficientemente atractivo para ella, en especial porque estaba sola y casi todas las actividades eran cosas que podían disfrutarse mejor en compañía -rayos- sus mejillas se inflaron formando dos pequeños bultos, mismos que denotaban su frustración. Pensar que pasaría tres días relajada pero aburrida, que mal plan.... Intentando sacarse la negatividad de la cabeza, pidió a un camarero un batido de café dulce que le fue entregado algunos minutos después. La chica sorbía lento mientras permitía a sus pies guiarla aleatoriamente; quizás pudiera buscarse alguna amistad momentánea... uhmmm... quizás, el problema es que no debía llamar demasiado la atención. Una actriz de vacaciones siempre era un blanco atractivo a las revistas de chismes y a los fans acosadores; si, debía ser cuidadosa con lo que hacía.



Pensaba todo aquello cuando notó un pequeño impacto en sus piernas: una niña de aproximadamente 7 años le miraba desde abajo, curiosa  por el impacto -Oh, lo siento nena- la joven le sonrió mientras le daba algunas caricias en el cabello celeste -No me fijaba por donde iba- se excusó de aquella manera y siguió su camino, no pudiendo evitar volverse para ver como la menor se reunía con otro niño, que cargaba un conejo entre sus manos. -Owwwww.... que lindos- murmuró observando la escena. El animalito disfrutaba las caricias de ambos infantes y parecía ..... así es, parecía. De un momento a otro, el roedor había saltado de las manos del niño y corría escaleras arriba, ocultándose entre unas macetas cercanas a un balcón. Tanto el pequeño como la niña corrieron tras él, poniendo nervioso al conejo que sólo se escondió más entre la hierba interior -¡Venga, no huyas conejito! no queremos hacerte daño- se oía a la menor llamar a la mascota, gateando entre las macetas para atraparle.... y entonces sucedió. Se apoyó demasiado en una que terminó pasando entre los barrotes, precipitándose al primer piso, justo a la cabeza de un joven de gabardina que al parecer no se había percatado de nada -¡¡Cuidado!!- sin perder tiempo, la chica sujetó por el abrigo al muchacho, jalándolo hacia ella en el momento justo en que la maceta acababa de estrellarse contra el suelo. En el proceso, su bebida acabó vertiéndose sobre su ropa y la del extraño, pero ¿Que importaba? -Por Hades.... estuvo cerca... ¿Te encuentras bien?-

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Breve descanso

Mensaje por Yuuki Sakurai el Jue Jul 13, 2017 10:25 am

Yuuki no podía dejar de pensar en que el haber ido allí era una pésima idea, al menos una para sí, puesto que el resto que iba y venía parecía estar viviendo una gran experiencia. Consideró que se debía a la compañía, lo cual le tornó un poco más cabizbajo de lo que antes se vio, pero pese a esa dolencia no se iría, no tras haber viajado tanto para llegar allí. Intentaría, al menos, divertirse en solitario aunque eso no sonase precisamente alentador. Como ya iba siéndole costumbre quedó metido en sus pensamientos, tanto que no se percató del alboroto a su alrededor, todo era ajeno a él hasta el momento justo donde se vio casi encima de una mujer que le atrajo sorpresivamente, seguido de un fuerte sonido proveniente justo del lado opuesto a donde la mujer se encontraba. Había sido un sonido seco, de cerámica rota, todo debido al fuerte impacto del macetero contra el suelo. Yuuki se asustó, pero no por ese macetero, sino por la acción que la mujer tuvo para con él. Era raro verle fuera de su usual aspecto serio, pero ante esa situación, le fue difícil contener su asombro, junto con cierto nerviosismo por tener a una joven como ella así de cerca. Lo siguiente que notó es la humedad en su chaqueta y parte de camisa, mas antes de siquiera tocarse o de enunciar algo al respecto, la chica le abordó con una interrogante que parecía ser realmente importante.

—… S-si — Yuuki se había apoyado sin fijarse en ella debido al jalón anterior, sin soltarse volteó un poco el rostro para poder mirar que era lo que había sucedido, fijándose en los trozos de cerámica, de tierra, de planta y algunas piedrecillas de adorno. A su alrededor varios se acercaron, todos curiosos, propios de los grupos que solo miran pero no actúan, mas uno que otro se aproximó por una razón diferente, una que involucraba directamente a la bella joven de la cual Yuu seguía agarrado.  — ¿Cómo es que… no, por qué? — frunció el entrecejo y luego elevó la mirada hacia el origen del suceso, allí arriba estaban los niños y el conejo, mas Yuuki no sabía que el conejo ‘tenía la culpa’ de todo aquello —No me di cuenta de nada… — susurró y se enderezó dejando la mirada fija en la fémina —Gracias… uhm, gracias por eso — dijo bajo, sintiéndose apenado y agradecido al mismo tiempo. Bajó la mirada tras unos momentos y notó que él la sostenía, apartó ambas manos con lentitud pese a que le urgía el no tocarla para así no dar cabida a malas interpretaciones — Lo siento— y es entonces donde nota el líquido vertido en la ropa ajena y en la propia, fijándose posteriormente que se trataba de café, uno que probablemente la chica habría estado portando. El frío del líquido fue lo que le mantuvo en segundo plano —Ensució su ropa — el Sakurai se vio preocupado y buscó entre su ropa algo con lo cual poder arreglar, en parte, el problema del cual se sentía responsable.

Lo único que pudo encontrar fue un pañuelo de tonalidad gris, Yuuki lo tomó y trató de limpiar la zona donde el café había manchado, sin tener miramientos en la zona concreta donde el líquido había salpicado, su fin era sencillo y honesto, quería poder ayudar como retribución a la acción valiente que la joven había tenido para con él —Por mi culpa está así, permítame ayudar… — se inclinó un poco hacia ella, ignorando que estaba demasiado cerca, tanto como al inicio de la interacción, solo que para esos momentos su misión le hizo ignorar la situación en la que se estaba involucrando. No muy lejos de ellos y de los curiosos, oculto tras un pilar, hubo una mujer de mirada atenta y postura erguida, aquella fémina había notado algo que Yuuki no, la mujer que le había salvado no era cualquier persona. Ante eso y dada la vista que ambos estaban dando, la sospechosa mujer sonrió y no demoró en fotografiar aquella escena, la cual sin lugar a dudas sacaría de contexto para poder tener algo de dinero extra. Claro, no se iría solo con una foto tomada desde esa distancia, avanzaría hasta obtener la primicia con la cual toda persona del mundo del espectáculo deseaba.

Uno de los niños se mostró distraído, el otro se preocupó por la escena, mas al ver como el conejo seguía causando alboroto dejaron que su atención viajara, mas eso no detuvo a uno de los encargados de la zona a la hora de regañarles y con justa razón, había sido peligroso el corretear a un pequeño e inquieto conejo. Eso para Yuuki era algo ajeno, no se había fijado de nada, solo del accidente y de que su salvadora se había ensuciado su linda ropa, mas a medida que limpiaba fue pausando sus acciones al notar que no estaba bien tomarse esa libertad con una extraña, menos con una mujer, muchísimo menos con quien le había ayudado. Quedó inmóvil tras algunos momentos donde pensó el como disculparse nuevamente, no había hecho nada con una segunda intención, pero debido a la época en la que vivía dudaba fuesen a creerle, menos aparentando no ser tan inocente debido a como lucía, siendo alguien en efecto, inocente e ingenuo bordeando lo extremo.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Breve descanso

Mensaje por Mei Jinguji el Sáb Ago 12, 2017 8:19 pm

Su respiración se había acelerado ante el temor de ver a alguien herirse tan solo a un par de metros de ella. Si bien, la situación ya había pasado, su pulso se mantenía irregular: Mei sostenía con firmeza el cuello de la gabardina ajena, apegando al extraño contra su pecho al tiempo que él se aferraba también al de ella; tardó un par de segundos en volver por completo a la realidad y apartarse de acuerdo al chico lo permitió -Ya veo.. bueno- le sonrió, intentando recuperar la tranquilidad previa -Me alegra que no te haya sucedido nada, aunque creo que deberías estar más al pendiente de lo que ocurre a tu alrededor- en ese momento, a la fémina no le importaba su ropa manchada, el envase de su bebida en el suelo o las personas que se amotinaban a su alrededor para observar los restos de la maceta y la escena que compartían los dos jóvenes. Pensar que una persona había estado cerca de salir gravemente herida cerca suyo era suficiente para que pasara por alto el resto de los acontecimientos que los rodeaban a ambos. Seguía observando al chico con fijeza, intentando reconocer en su semblante alguna emoción que le diera la pista de si realmente estaba bien o habría sufrido algún ataque de nerviosismo por el breve accidente; él lucía demasiado serio y contrariado ¿Quizás de molestaba seguir estando tan cerca de ella? Hizo el intento por apartarse un poco más sin brusquedad, no quería que pareciera que intentaba solo dejarlo y esa no era su intención, menos aún cuando el joven se aproximó de nuevo argumentando que por su culpa el café había terminado por derramarse la mayor parte sobre ella -En serio, no te preocupes, no es nada grave ¿si? traje muchos cambios y no demorare en ponerme otra cosa y...- dejó de hablar, interrumpiéndose a sí misma.


Mei solía ser distante con todas las personas que no le interesaran lo suficiente para hacer lo contrario y no iba a negar que la persona que tenía delante de ella reunía las características necesarias para considerarse "digna de curiosidad". El aroma del chico había llegado hasta el interior de la pelinaranja debido a la inclinación que el mismo había realizado en el momento para colaborar con la limpieza de las vestimentas femeninas. Era un humano... Mei no conocía a demasiados humanos y por lo mismo ellos le intrigaban como entes misteriosos pero únicos también. Lo miró parpadeando un par de veces, como intentando hacer de lado el torrente de ideas que llegó a su cabeza solo para notar que la peculiar cercanía y la tarea que desempeñaba el de cabellos oscuros, estaba limpiando una zona que podría considerarse privada; no es que la sucubo pensara aquello, más bien, lo comprendía a medias  por la expresión de quienes les observaban mientras el joven le limpiaba la pechera con aquel pañuelo. no pudo evitar sonreír y tampoco su risa cantarina se hizo de esperar, mirando al chico con una expresión dulce y divertida ante la perspectiva del varón comenzando a detenerse de aquello, tal vez ya más consciente de lo que hacía -Araa... bueno, muchas gracias por tu ayuda, al menos ya no gotea tanto- le dijo sonriendo, intentando esquivar un poco la tensión que amenazaba con caer sobre ambos e ignorando los cuchicheos de los demás, junto con el enfoque de la cámara que aún no había notado -Creo que no tienes que excusarte, aunque si de verdad deseas hacerlo y quieres agradecerme también de algún modo el que te haya salvado antes, entonces podrías pasar tu estancia conmigo- entrecerró la mirada, ella lo estaba considerando una propuesta inocente ¿No había estado antes refunfuñando por la soledad aburrida de aquellos días de descanso? ¡pues ahora podría dejarla de lado! Su sonrisa se ladeó y volvió después a la apariencia dulce mientras observaba al gentío que les rodeaba como si recién en ese instante hubiera caido en cuenta de su presencia -¡Vaya! creo que algunas personas están cotilleando demasiado por aquí en asuntos ajenos, que vergüenza- divertida negó con la cabeza al notar que en más de la mitad de aquellos rostros las mejillas se tornaban rojas.


Volvió su atención al chico de antes, sonriéndole como si quisiera trasmitirle que no debía preocuparse de nada -Ven conmigo un momento- pidió, no aguardando respuesta y sujetando con su mano  derecha la ajena para comenzar a andar de nuevo en dirección a los ascensores, llevándose al chico tras ella y entrando en uno que cerró de inmediato con solo ellos dos dentro. Lo observó tranquila, ya no sonreía tanto porque no quería incomodarlo -Lamento lo presuroso de mis actos, pero me temo que estábamos comenzando a llamando demasiado la atención y no quisiera involucrarte en escándalos por mi culpa- se excusó con sinceridad y posteriormente le tendió la mano (misma que había soltado antes) para atraerlo un poco y besarle la mejilla a modo de saludo, como si recién se lo encontrara-Un gusto saludarte- dijo sin apartarse demasiado -Mi nombre es Mei Jinguji ¿Cuál es el tuyo?- volvió a tomar una distancia apropiada mientras le miraba a los ojos, aunque en ese momento se abrieron las puertas dejando ver el pasillo del piso en el que ella se alojaba -Oh vaya, llegamos- sonrió y salió de ahí, quedándose de pie a escasos pasos aguardando a que él saliera también -Espero que no te moleste que te haya traído aqui- dijo buscándose en el bolso la tarjeta electrónica que abriría la puerta de su habitación -Y por favor, no me consideres una loca enferma o similar, no planeo hacerte nada y esto no es un secuestro a menos que tu lo quieras- bromeó entrando -Solo vine a buscar una chaqueta limpia, no es muy comodo pasear por ahí con algo manchado frente a todas esas personas... aunque pensándolo bien- enrojeció un poco al notar que sus acciones no eran las ejemplares -Ah.. creo que hubiera sido mejor dejar que también tu te cambiaras, lo siento, no me lo pensé bien- suspiró.


Estaba analizándolo un poco, deseaba sacar una idea general de la personalidad del chico según las reacciones a lo que ella había hecho; necesitaba al menos hacerse un poco cercana porque tendría que aprovechar la oportunidad de encontrarse con él para hacer de su estancia en aquel lugar agradable mientras fuera posible. No quería estar sola... un Bep Bep de su móvil le indicó que había recibido un mensaje de texto y cuando ese sonido se repitió aún más veces supo que seguramente había algún asunto urgente involucrado. El abrigo de antes, aún con la mancha de café, reposaba en la silla de un escritorio conforme Mei echaba un vistazo al movil, distraída, buscando en un cajón la prenda que había ido a buscar ahí -Are... creo que al final si te metí en un ligero problema- le mostró el mensaje recibido, que era también una redirección a un sitió de internet titulado "Fotos filtradas de las vacaciones de Mei Jinguji ¿Ha encontrado una nueva presa la ladrona de corazones"  Sobraba decir que en ese momento la chica estaba molesta con notoriedad -Pff... absurdo... una ya no puede acercarse a nadie sin que salgan estas idioteces a las redes- gruñó.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Breve descanso

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.